ETAPAS EN BURGOS

A partir de esta noticia aparecida en el Diario de Burgos Digital, anterior a la edición 2008 de la Vuelta a Burgos, en el foro de APM varios miembros de la Plataforma decidieron explorar y mostrar las posibilidades de Burgos en cuanto a recorridos ciclistas, en principio para la Vuelta a Burgos pero que serían también interesantes, como no, para la Vuelta a España.

Lo primero, felicitar a los organizadores que sacaron la Vuelta adelante, y no solo eso, si no que en la clásica etapa reina de las Lagunas de Neila, se utilizó una nueva vertiente recientemente asfaltada del puerto para presentar un circuito innovador que endurecía no tanto el final en alto, como sobre todo el primer paso por el puerto, aumentado así la selección anterior y la posibilidad de ver movimientos lejanos tal y como posteriormente sucedió. Todo un acierto.

Sin embargo el resto de etapas, pese a presentar algunas puertos de 3ª cerca de meta el primer día, tres etapas eran claramente para el sprint masivo y solo en Villarcayo se podía pensar en una fuga, pero nunca de primeros espadas por la falta de dureza.

Sin embargo, las carreteras de Burgos ofrecen posibilidad de hacer bonitas etapas de media montaña (como casi toda la Península), tiene un puerto duro como las Lagunas de Neila en el que además se pueden hacer muy interesantes circuitos, y quizá en un futuro sea posible el paso por un coloso que ahora presenta problemas de asfaltado como luego comentaremos.

Es por ello que se decidió diseñar varias etapas por la provincia de Burgos, usando para ello los 4 finales de etapa más clásicos de la carrera, que son Burgos, Miranda de Ebro, Aranda de Duero y las Lagunas de Neila. Además de estos finales, se decidió incluir otros perfectamente viables, en pueblos grandes como Villarcayo (final de la primera etapa de 2008) y Espinosa de los Monteros, y un final en alto en la Estación de Esquí de Lunada, ya que los tres pueden deparar bonitos finales.

Y como una imagen vale más que mil palabras, mejor ver los perfiles de las etapas diseñadas:

Primero, los 4 finales clásicos:

1.- Espinosa de los Monteros – Miranda de Ebro (San Juan del Monte)

2-espinosa-miranda

mapa-espinosa-miranda

La etapa más larga de todas, y aun así se queda en unos 180km, empieza con 80km con tres puertos  no muy duros pero que no darán respiro y abrirán las primeras hostilidades: los altos de Bocos, Ro y Peña Angulo. Los siguientes 40km llanos nos acercan a otro puerto de 2ª, el Portillo del Busto, que dará continuidad a las dificultades de la etapa. La parte final sigue siendo nerviosa pese a no tener grandes puertos, con La Ventilla (3,45km  al 4,2%) situada a escasa distancia de la meta por lo que si se quiere la victoria es el lugar ideal para atacar.

Como se ve en el gráfico, la meta puede bien situarse en la misma Miranda de Ebro, más cerca de La Ventilla, o en el repecho de San Juan del Monte, donde se disputo una pequeña cronoescalada en la edición de 2000. Por cierto, San Juan del Monte tiene bajada, por lo que es posible hacer un bonito circuito “tipo mundial”.

Perfil y plano de la subida a San Juan del Monte

Perfil y plano de la subida a San Juan del Monte. Fte: vueltaburgos.com

Como se ve, la etapa no cuenta con grandes dificultades pero esto no impide que pueda resultar muy entretenida.

2.- Belorado – Aranda de Duero

3-briviesca-aranda

mapa-aranda

Una etapa en principio propicia para un sprint, pero con un recorrido romperpiernas, con 6 pequeños puertos que darán oportunidades a los valientes que intenten la escapada, aunque la parte final llana juegue en su contra.

3.- Lerma – Lagunas de Neila

4-lerma-neila

mapa-neila

El final clásico y conocidísimo de Burgos, que se incluyó en una edición de la Vuelta a España incluso. En esta etapa la novedad no es el duro final sino el interesante recorrido anterior. Una primera parte plagada de repechos y puertos de tercera sin mucha dificultad, da paso a un circuito por las Lagunas de Neila. Se asciende en ambas ocasiones desde Quintanar de la Sierra hacia El Collado, y entonces se afrontan los primeros 2km por encima del 11% de la carretera de las Lagunas. A la altura de Rozavientos, se desciende por la carretera antigua de nuevo a Quintanar para ascender por última vez a Neila, esta vez al completo.

La clave de la etapa para ver un gran espectáculo y lejos de meta es el primer paso por Rozavientos. Se llega ya con desgaste acumulado, y sus brutales últimos 2km pueden romper la carrera a mas de 20km de meta. Como ya comentamos, esta es solo una de las posibilidades de la zona, pues gracias a las 4 variantes de este puerto se pueden hacer múltiples circuitos como habitualmente ocurre en la Vuelta a Burgos, destacando el del año pasado.

4.- Briviesca – Burgos

5-briviesca-burgos

mapa-briviesca-burgos

Burgos suele ser la última etapa de cada edición, y aunque suele incluir algún puerto de 2ª como Altotero, están lejos de meta. Es por eso que incluir un repecho en la parte final como el Alto del Castillo, en las mismas calles de Burgos, puede aportar emoción por la victoria de  etapa y quien sabe si se puede dar un vuelvo a la general. Terreno hay para intentarlo, pues la etapa cuenta con dos puertos de cierta entidad como La Mazorra y Altotero (8,2km al 5,5%), este último a menos de 50km de meta, siendo un buen lugar para tensar la carrera y buscar la sorpresa. Desde Altotero a meta, el terreno es en principio favorable pero la última parte cuenta con varios repechos antes del Alto del Castillo, situado a poco mas de un kilómetro de la meta y decidirá el ganador de la etapa. Este sería el plano de la parte final.

En segundo lugar, el resto de posibilidades:

5.- Medina de Pomar – Villarcayo

11-medina-villarcayo

mapa-villarcayo

La mejor etapa de media montaña de todas las aquí presentadas es sin duda esta, con un recorrido plagado de puertos, y además en un entorno magnifico, por la zona de las Hoces del Alto Ebro y Rudrón. La etapa cuenta ya de inicio con dificultades, como La Nevera, y continua con dos buenos puertos de 3ª que son el Portillo del Castillo (4,4km al 6,7%) y el Escalerón (3,9km al 6,4%). Tras estos primeros tres puertos, un tramo llano por las Hoces de Orbaneja del Castillo, nos adentra en Cantabría por donde la carrera transcurre durante solo 17km. Y se llega entonces al puerto clave de la etapa, La Lora, con un km. entero al 12% y rampas de hasta el 16%, punto ideal para romper la carrera. Pero ahí no se acaban las subidas, pues todavía queda afrontar el irregular Alto de la Mota (4km al 5,1%) y sin respiro, el último puerto del día, La Eme. Tras coronarlo a unos 25km de meta, se llanea durante varios kilometros antes de afrontar la bajada hasta Incinillas y llegar a Villarcayo.

6.- Medina de Pomar – Espinosa de los Monteros (E.E. de Lunada)

12-medina-espinosa-lunada

mapa-media-lunada

Otra gran etapa de media montaña con salida en Medina de Pomar (aunque podría salir de la vecina Villarcayo), que también afronta de salida La Nevera, con el Alto de Bocos y un par más de repechos en la primera mitad del recorrido. Pero lo realmente interesante viene tras bajar Peña Angulo y afrontar de forma consecutiva el Alto de Ro, el Carel, el tendido repecho de Campillo de Mena y terminando con el más duro de todos, el Cabrío. Unos 10km de falsos llanos separan su cima de la meta en Espinosa de los Monteros por lo que se deberían de suceder los ataques en este puerto.

Existe la posibilidad de cambiar el estilo de etapa, quitándole protagonismo al Cabrío, que serviría de desgaste para un final en alto, en la Estación de Esquí de Lunada, que sin ser muy dura podría sin embargo abrir algunas diferencias por el encadenado final de puertos.

Y por último, comentábamos al principio la existencia de un coloso en Burgos, más duro incluso que las Lagunas de Neila. Se trata de la subida a la antigua base militar de Picón Blanco (similar a la actual de Aitana). Sus 8,5km comienzan en Espinosa de los Monteros y tienen una media del 9,1% con puntas del 17%, un verdadero “puertaco”.

piconblancoClick para acceder a una completa descripción del puerto (altimetrias.com)

Sería sin duda y gran final en alto que despertaría mucha atención (es sabido que los organizadores de la Vuelta a Burgos han intentado realizar un final en alto en este puerto), y más interesante sería si se asfaltase su bajada hasta la cima del Portillo de la Sía, que es ahora mismo una pista de tierra  de 5km, aunque en buen estado. Si se pudiese hacer como puerto de paso, los etapas que se podrían realizar en Burgos nada tendrían que envidiar a las grandes vueltas. Veamos un ejemplo:

13-medina-lunada-por-picon

El tramo sin asfalto, de 5km, esta marcado en grís.

mapa-media-lunada-por-picon

Así quedaría la anterior etapa cambiando La Nevera por el brutal Picón Blanco. Los últimos 80km son magníficos, con Ro, Carel y Cabrío para menguar las fuerzas antes de que Picón Blanco ponga a cada cual en su sitio, y con la Estación de Esquí de Lunada para aumentar las diferencias. Una sucesión del estilo de la famosa Mortirolo – Aprica “en pequeño”.

En este enlace se pueden ver varias fotos de la subida y la bajada de Picón Blanco.

About these ads

3 comentarios en “ETAPAS EN BURGOS

  1. Me encanta la etapa de Villarcayo, la zona de los cañones del Ebro es una pequeña mina para emboscadas, lástima que no haya una localidad importante más cercana. Esta etapa saliendo de Cantabria y con el Escudo de salida haría mucho daño como colofón a un bloque de montaña cantábrico.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s