VUELTA A SUIZA (TOUR DE SUISSE) 2011

Este fin de semana, coincidiendo con las etapas finales del Critérium Dauphiné, da comienzo la 75ª edición de la Vuelta a Suiza: 9 días de carrera a lo largo del “país de los alpes”, siendo la 4ª vuelta nacional más importante del calendario, sólo por detrás de Tour de Francia, el Giro de Italia y la Vuelta a España.

La edición inaugural de la prueba se disputó en 1933, contando con 5 etapas y la victoria final del austríaco Max Bulla, y desde entonces se ha venido celebrando todos los años a excepción de 1940 y de 1943 a 1945, parones forzados a causa de la 2ª Guerra Mundial. A lo largo de su historia la carrera ha ido variando el número de etapas, con un mínimo de 3 y máximo de 11, estabilizándose en 9 etapas a partir del año 20o1.

El palmarés de la prueba, dominado por ciclistas suizos e italianos (23 y 19 victorias respectivamente), no llega a alcanzar la excelencia de Dauphiné pero aún así está repleto de grandes nombres, contando con la victoria de varios de los mejores ciclistas de la historia, como Gino Bartali (1946-47), Eddie Merckx (1974), Sean Kelly (1983-90) o Lance Armstrong (2001).

El record de triunfos en la general pertenece al italiano Pasquale Fornara, con 4 (1951-54-57-58), seguido por los suizos Hugo Koblet y Ferdinand Kübler, ambos con 3 victorias (además de 11 triunfos parciales, record en la prueba). Para los ciclistas españoles no ha sido una carrera muy propicia, con sólo José Manuel Fuentes “El Tarangu” (1973) y ya más recientemente Aitor González  (2005) pudiendo vencer en la clasificación general.

El podio de la prueba en 2010: F.Shleck (1º), L.Arsmtrong (2º) y J.Fugslang (3º). Foto © Sirotti/cyclingfans.com

Al coincidir en el calendario, la participación de la Vuelta a Suiza y Dauphiné suele estar muy relacionada, de tal modo que cuando una de las 2 pruebas reúne una gran lista de participantes la otra se resiente. Y si el año pasado la “cara” fue para Suiza, en esta edición le toca la “cruz”, con una participación de vueltómanos algo más floja que Dauphiné (al menos en cantidad) … aunque no en los relativo a sprinters y clasicómanos. En cualquier caso, la participación sigue siendo de mucho nivel.

A priori, la lucha por la general se presenta como un duelo entre el equipo Leopard-Treck, que cuenta con los hermanos Frank y Andy Schleck  (el primero de ellos ganador en 2010), Jacob Fugslang (3ª en 2010) y Fabián Cancellara (ganador en 2009), que este año no tiene un recorrido propicio para luchar por la general pero puede resultar de gran ayuda para sus compañeros, además de ser favorito en las cronos; y el equipo Radioshack, con Levy Leipheimer y Andreas Kloden, dos veteranos corredores especialistas contra el crono y que cuando están en buena forma también rinden a gran nivel en la montaña.

Otros corredores que pueden destacar en la general, o al menos en las etapas de montaña o en las cronos, son Tejay Van Garderen y Peter Velits -3º en la Vuelta 2010- (HTC-Highroad), Steven Kruijswik y Bauke Mollema (Rabobank), Ryder Hesjedal y Tom Danielson (Garmin-Cervelo), Damiano Cunego (Lampre), Danilo di Luca (Katusha), Jonathan Castroviejo (Euskaltel-Euskadi), Johann Tschopp (BMC), Gustav Larson (Saxo Bank), Mauricio Soler (Movistar), Eros Capecchi (Liquigas), etc.

La nómina de velocistas es de enorme calidad, estando presentes la mayoría de los mejores sprinters del mundo. Destacan especialmente Mark Cavendish (HTC-Highroad), Oscar Freire (Rabobank), Tom Boonen (Quick Step), André Greipel (Lotto), Thor Hushovd y Heinrich Haussler (Garmin-Cervelo), Allan Davis (Astaná) y el español Fran Ventoso (Movistar).

En cuanto a clasicómanos y corredores todoterreno, aparte de algunos ya mencionados serán de la partida la “bestia” Peter Sagan (Liquigas), Matti Breschel (Rabobank), Sylvain Chavanel (Quick Step), Alessandro Ballan y Greg Van Avermaet (BMC), Nick Nuyens (Saxo Bank), Jose Joaquin Rojas (Movistar), etc.

RECORRIDOS


La Vuelta a Suiza ha tenido históricamente recorridos muy exigentes, algo por otra parte lógico al disputarse en una país tan montañoso como Suiza. Sin embargo, lleva varios años sin una identidad muy definida, cambiando mucho el tipo de trazado de una edición a otra, aunque si ha mantenido algunas constantes, como son las cronos al principio y final de carrera (excepto en la edición de 2008) y la inclusión de grandes puertos de paso, si bien en varias ediciones muy lejos de la línea de meta o mal encadenados.

Así, se pasó del durísimo recorrido de 2007, con muchas jornada de montaña, incluyendo una espectacular etapa reina, y alrededor de 20.000 m de desnivel acumulado en toda la prueba (aunque al final fue menos, ya que se suprimió Nufenenpass en la 6ª etapa por una tormenta de granizo), a un trazado en 2008 donde había muy pocos puertos de paso duros y todo quedaba para los finales en alto, que eso si, eran muy exigentes: Flumserberg, Verbier y la impresionante cronoescalada a Klausenpass.

En 2009 un nuevo bandazo, con un extraño recorrido donde no había ni llegadas duras ni apenas grandes puertos de paso (y los que había estaban lejos de meta) pero si muchos “casi-finales en alto” … aunque sin dureza suficiente como para provocar diferencias entre los favoritos, lo que hizo que la larga contrarreloj de Berna (38,5 km) fuera demasiado decisiva en la clasificación general. Globalmente, un trazado muy flojo e indigno de esta prueba.

Después de un recorrido tan decepcionante, los organizadores se “pusieron las pilas” en 2010, con un recorrido que suponía un avance respecto al de 2009 (al menos en nuestra opinión), teniendo una magnífica etapa reina con llegada en La Punt e interesantes jornadas rompepiernas, habiendo alicientes casi todos los días y aumentando las posibilidades de ver una carrera entretenida. Pero se echaba en falta otra etapa de montaña con puertos duros cerca de meta, donde poder ver lucha cara a cara entre los favoritos. Y es que, dejando de lado la etapa reina, era un recorrido más parecido a carreras que se disputan en los primeros meses de la temporada, como Tirreno Adríatico y París Niza, basadas habitualmente en la media montaña y en los trazados “ratoneros”, que a los recorridos de Dauphiné o anteriores ediciones de la propia Vuelta a Suiza, más centrados en la alta montaña, al estilo de las Grandes Vueltas.

Lo primero que llama la atención es lo pronto que llegan las etapas de alta montaña, con las jornadas 2ª y 3ª incluyendo cada una 2 grandes puertos de paso (Nufenen + Aminona y Grimsel + Grosse Scheidegg respectivamente), y en ambos casos el último de ellos a menos de 15 km de la llegada, por lo que en buena lógica la general debería estar ya rota desde los primeros días. Pero ahí no termina la alta montaña, ya que todavía restará la incursión en Liechtenstein (6ª), con final en la dura subida a Malbun, y la etapa del día siguiente con llegada en Austria, concretamente en Serfaus tras 223 km de recorrido, aunque ésta última se podría considerar casi más de media montaña. Eso si, a pesar de la abundancia de montaña se echa de menos alguna jornada con más de 2 grandes puertos.

El tema de las cronos, en cambio, si es muy clásico respecto a ediciones anteriores, con una contrarreloj corta el primer día (repitiendo Lugano, como en 2010) y una crono de distancia media-larga en la última jornada como despedida de la prueba, en este caso de 32 km con salida y llegada en la localidad de Schaffhausen, al norte del país.

Las jornadas restantes (4ª, 5ª y 8ª) también tienen su interés, ya que aparte de dar opciones a otro tipo de corredores no son simplementes jornadas llanas sino que incluyen varias “trampas” que las hacen más imprevisibles, con posibilidades para los “aventureros” además de para los sprinters. Así, en la etapa con meta en Hutwil se hará un doble paso por un circuito final que cuenta con 2 repechos de cierta dureza, además de picar hacia arriba la propia llegada; en la jornada de Tagerschen el recorrido es bastante rompiernas; y en la penúltima etapa hay 2 pequeños puertos en los últimos 25 km.

Es complicado hacer una valoración crítica del recorrido ya que si bien etapa por etapa es muy interesante y claramente superior al de las 3 últimas ediciones (al menos en nuestra opinión), la estructura global resulta muy extraña, con las etapas de alta montaña más propicias para moverse de lejos en los primeros días, sin que haya una etapa relativamente llana hasta la 4ª jornada, y quedando para la segunda mitad de carrera el final más duro, Malbun, y la contrarreloj larga de la última jornada, aunque esto último si es una constante de la prueba. Los kilometrajes también son bastante discutibles, con etapas de montaña muy cortas (salvo la jornada de Serfaus) y utilizando los kilometrajes largos en etapas a priori más intrascendentes.

Eso hace que la carrera se presente muy atractiva … pero dependiendo mucho de la actitud de los ciclistas, ya que si no se muestran combativos en los primeros días después habrá muy pocas posibilidades para atacar desde lejos. En ese sentido, quizás hubiera sido mas “seguro” poner las etapas en las que los favoritos tienen imposible esconderse, Malbun y la crono, en la primera mitad de carrera, y dejar para la segunda mitad las etapas con grandes puertos de paso y propicias para los movimientos lejanos.

De todos modos, en caso de que haya batalla desde el inicio de la prueba hay terreno suficiente para que se vea una carrera espectacular y muy entretenida, con etapas variadas, tanto las de montaña, donde no se abusa del final en alto (pese a que los medios de comunicación están empeñados en recalcar que hay 3 llegadas en alto, solo una es “real”: Malbun), como las jornadas llanas, y pudiendo brillar corredores de características muy diferentes, siendo además un recorrido con cierto equilibrio entre rodadores y escaladores, aunque algo más favorable a estos últimos.

Por otro lado, queremos felicitar a los organizadores por la estupenda información que proporcionan a los aficionados en la página web, con perfiles de etapa bien hechos (algo que debería ser habitual en todas las carreras pero desgraciadamente no es así), mapas, rutómetros detallados, datos históricos, etc. Dejando de lado las pruebas que organiza RCS, como el Giro de Italia, Tirreno Adriático o Milán San Remo, la Vuelta a Suiza es la carrera que más cuida estos aspectos.

Sin embargo, si la presentación se lleva la de cal, la arena es para la catalogación de los puertos, con algunas subidas sin puntuar que son más duras que otras considerados de 3ª (incluso dentro de la misma etapa) o puertos de 1ª que son en realidad más exigentes que otros marcados como HC, por ejemplo Aminona vs Fluelapass. De todos modos no parece hecho con mala intención, ya que hay puertos inflados y rebajados más o menos por igual  … al contrario que en otras pruebas, donde la mayoría de ascensiones están escandalosamente infladas de categoría.

Análisis etapa por etapa


1ª ETAPA (Sábado 11 Junio):  LUGANO – LUGANO  (C.R.I.)  (7,3 km).  Rutómetro / Mapa salida y llegada / Horario salida corredores

Dificultades montañosas:

  • Via Ceresio, np (km 3,2):  411 m – 2,1 km – 6,4 %

Al igual que la edición del año pasado, la Vuelta a Suiza 2011 dará comienzo con una contrarreloj individual con salida y llegada en la ciudad de Lugano e incluyendo un pequeño puerto, Via Ceresio (2,1 km al 6,4%, con 1,3 km finales al 7,4 %), en la primera mitad de la ruta.

El recorrido es bastante complicado, ya que aparte de la ascensión y posterior descenso cuenta con varias curvas cerradas que impedirán coger un ritmo constante a los corredores. Eso sí, la corta distancia no permitirá que haya grandes diferencias. En cualquier caso, un modo muy atractivo de comenzar la carrera, en vísperas de las duras etapas de montaña de las jornadas siguientes.

La crono inicial de 2010 tenía un recorrido casi idéntico, con la única diferencia de la salida y el trazado del primer km, también en Lugano pero por calles distintas, siendo 300 más larga. La victoria fue para Fabian Cancellara, de nuevo favorito en la etapa de este año.

.

- – - – -

2ª ETAPA (Domingo 12 Junio):  AIROLO – CRANS MONTANA  (149 km).  Rutómetro / Mapa llegada

Dificultades montañosas:

  • Nufenenpass, HC (km 22):  2.478 m – 22 km – 5,9 %
  • Aminona, 1ª (km 138,2):  1.542 m – 12,1 km – 8,2 %  (*sigue subiendo ligeramente)
  • Vermala, np (Meta):  1.672 m – 3,1 km – 7 %

.

Primera etapa en línea de la carrera, con sólo 149 km de recorrido … pero incluyendo dos auténticos colosos, Nufenenpass y Aminona, antes de la subida final a Vermala, en la estación de esquí Crans Montana, que aunque no puntúa son más de 3 km al 7 % de media.

Nada más iniciarse la ruta los corredores tendrán que afrontar la subida al espectacular Nufenenpass/Passo della Novena, con unos primeros km bastante suaves e incluso de falso llano … pero con 14 km finales al 6,7 %, incluyendo un durísimo tramo central de 7 km a casi el 9% de media. Desde su estreno en 1972 este puerto se ha convertido en todo un clásico de la Vuelta a Suiza, teniendo además el honor de ser la cima más alta superada en esta carrera, con 2.478 m de altitud, por delante del Furkapass (2431 m).

Nufenenpass, el primer gran puerto de la Vuelta a Suiza 2011.

Una vez coronado hay un fuerte descenso hasta Ulrichen, donde se girará hacia la izquierda para tomar la Furkastrasse (carretera de Furka) en dirección a las localidades de Blitsch y Brig, siendo un terreno de falsos llanos (del km 17 al 53 del enlace) casi siempre favorable a los corredores … en esta etapa, ya que en la jornada siguiente se afrontará en sentido contrario.

Después de Brig hay más de 50 km llanos hasta llegar a Sierre, incluyendo un pequeño circuito alrededor de esta población, para después del segundo paso iniciar la ascensión a Aminona, la subida más dura de Crans Montana. Los primeros 7,6 km, con una pendiente muy regular en torno al 7-8 %  son compartidos con la vertiente este, pero poco despues de la localidad de Mollens se toma un desvío a la derecha para encarar un final de puerto realmente duro: 4,5 km al 9,5 %. En total, 12,1 km al 8,2 % según cifras oficiales.

La exigente subida a Aminona desde Sierre. *Según los datos del rutómetro oficial sería un poco más duro que en este perfil.

Superado el puerto, a 9,6 km de la línea de meta, se entra en una zona de falsos llanos (incluyendo un repecho de 1 km en torno al 4%) por las calles de Crans Montana -> plano de los km finales, hasta que en un giro cerrado a la derecha  de comienzo la subida a Vernala: más de 3 km al 7 % y con último tramo muy exigente, rondando el 9 % durante 1,8 km. La organización no lo ha marcado como puerto pero se podría considerar perfectamente un 3ª.

Últimos de la etapa, con la subida a Aminona desde Sierre y el duro repecho final hasta Vermala, en la parte alta de Crans Montana.

Una etapa de montaña muy interesante, con un gran puerto de salida propicio para la formación de escapadas de nivel y 25 km finales donde, a poco que corredores presentan batalla en Aminona, se podrá ver un gran espectáculo, con bonitas persecuciones en el posterior tramo de falsos llanos y una última subida perfecta para dar la puntilla. Quizás la mayor pega sea el corto kilometraje, pero siendo sólo la 2ª etapa tampoco es algo “grave”.

Será la tercera vez en los últimos 5 años en que una etapa de la Vuelta a Suiza termine en la estación de Crans Montana, si bien en las otras 2 ocasiones, 2007 y 2009, se subió por vertientes distintas, además de terminar en una cota diferente. Curiosamente, en la jornada de 2007 también estaba programado el puerto de Nufenenpass, pero una tormenta de granizo hizo que se suspendiera su paso, quedando una etapa de apenas 95 km.

Es de alabar que este año los organizadores se hayan atrevido con la subida por Aminona, ya que podían haber optado por una vertiente más sencilla, pero no deja de resultar sorprendente que lo hagan en la primera etapa en línea … sobre todo cuando cuando en otras ediciones en las que se llegaba más tarde, como 2009, eligieron opciones mucho más blandas. En cualquier caso, nos parece un acierto que hayan escogido esta vertiente. Esperemos que aún siendo una etapa tan temprana los corredores se muestren ambiciosos y no tengan miedo a atacar desde lejos.

En cuanto a opciones alternativas, las posibilidades que ofrecen las múltiples vertientes de Crans Montana y otros puertos cercanos, como Anzere y Thyon 2000 (hasta el cruce del km 8), son enormes, pero siendo la primera etapa en línea tampoco es cuestión de endurecerla más.

- – - – -

3ª ETAPA (Lunes 13 Junio):  BRIG-GILLS – GRINDELWALD  (108 km).  Rutómetro / Mapa llegada

Dificultades montañosas:

  • Furgangen, np (km 15,5):  1.190 m – 8,5 km – 4,2 %

.

Segunda etapa de alta montaña consecutiva, con un recorrido extremadamente corto (apenas 108 km) entre las localidades de Brig y Grindewald, pero que incluye Grimselpass y el espectacular Grosse Scheidegg, con la cima de este último a sólo 11 km de la línea de meta.

Ya desde el km 0 la carretera picará hacia arriba, con un tramo de falso llano antes de encarar la subida a Furgangen, una ascensión cuyos números totales no parecen gran cosa (8,5 km al 4,2 %) pero que cuenta con varios km al 7 %. Alcanzada esta localidad el terreno se vuelve a ser un falso llano ascendente durante bastantes km, hasta que el llegar a Overwald se inicia la auténtica subida a Grimselpass: descontando el llano de la cima, algo más de 11 km al 7 % de media. En las páginas de salite/climbbybike hay un perfil más detallado de esa parte final.

La ascensión a Grimselpass desde Brig, con la subida previa a Furgangen y la zona intermedia de falsos llanos.

La última vez que se subió este puerto en profesionales fue en la etapa reina de la Vuelta a Suiza 2007, aunque como final de etapa y por la vertiente contraria, bastante más dura, con triunfo para Vladimir Gusev por delante de Chris Horner y Andreas Kloden -> clasificación.

Volviendo a la etapa de este año, una vez coronado Grimsel hay un largo descenso hacia Innertkirchen, para una vez superada esta localidad y tras un corto tramo llano iniciar la subida al  puerto estrella de la jornada, el durísimo Grosse Scheidegg: 18,4 km al 7,3 % … a pesar de un descansillo intermedio, siendo uno de los puertos mas duros que se han afrontado en carrera. La ascensión se puede dividir en varias partes, con un primer tramo duro de 7 km al 8,5 % antes del llegar a la irregular zona central, con zonas casi llanas pero también un buen rampón intercalado. Al pasar por Schwarswaldalp vuelve la dureza continuada, con 5,5 km finales al 9,2 % según cifras oficiales, habiendo un km entero a más del 12 % que debería romper totalmente la carrera a poco que haya buen ritmo … de hecho, está dentro de la lista de los km más duros en competición. Aunque falte la parte inicial, aquí hay un perfil más detallado de la subida -> perfil G. Scheidegg cada 500 m.

La impresionante subida a Grosse Scheidegg. *El inicio, hasta el cruce del km 16, se hará por otra carretera.

Se coronará a 11 km de la llegada y a partir de ahí los corredores tendrán que afrontar un  vertiginoso y complicado descenso de 7 km hasta el parking de Wetterhorn, con elevada pendiente, carretera muy estrecha (poco más de 2 m) y bastantes curvas -> galería fotográfica. Una zona donde un buen bajador puede marcar diferencias y que en caso de lluvia podría resultar muy peligrosa. Después del parking continúa la bajada, ya con menor pendiente y por una carretera algo más ancha, hasta llegar a la localidad de Grindelwald, donde estará situada la línea de meta.

A pesar de la pega del corto kilometraje, no cabe duda de que esta jornada ofrece muchas atractivos, con preciosos paisajes de alta montaña y sobre todo la recuperación de un puerto tan espectacular como Grosse Scheidegg, inédito desde hace más de 10 años, y siendo ademas una de las poquísimas etapas con llegada después del descenso de un HC que habrá este año, pudiendo haber un buen espectáculo tanto en la subida como en la posterior bajada. En este sentido, chapeau a la organización de la Vuelta a Suiza.

Grindelwald ya ha sido final de etapa en otras 3 ocasiones, 1956, 1996 y 1999, las 2 últimas subiendo antes Grosse Scheidegg como este año … aunque con un recorrido previo claramente más duro, ya que en ambas etapas, en vez de Grimsel, se pasaban San Gottardo y Susten, aparte de tener un kilometraje muy superior. El resultado final: enormes diferencias en meta, con victorias para Petter Lutemberger y Gilberto Simoni respectivamente.

En cuanto a opciones alternativas, es lógico que llegando tan pronto los organizadores no hayan querido “cargar” más el recorrido, sobre todo siendo la etapa previa también de alta montaña, pero se podría haber hecho un circuito inicial en torno a Brig para que el kilometraje no fuera tan corto. Si se quisieran añadir más puertos la solución más sencilla sería incluir Furka en vez de Grimsel, para tras su bajada (hasta Wassen) afrontar el duro puerto de Susten, cuyo largo descenso dejaría a los corredores a los pies del Grosse Scheidegg.

- – - – -

4ª ETAPA (Martes 14 Junio):  GRINDELWALD – HUTWILL (198 km).  Rutómetro / Mapa llegada

Dificultades montañosas:

  • Leuenberg, 2ª (km 62,1):  938 m – 8,5 km – 4,2 %
  • Frieswil, np (km 96,4):  683 m – 4,2 km – 5 %
  • Rüppiswil -doble paso-, 3ª (km 161,8 / 186,4):  641 m – 2,6 km – 4 %
  • Gondiswil -doble paso-, np (km 168,5 / km 193,1):  680 m – 2 km – 6 %  (*sin contar el falso llano previo)

.

Después de la crono inicial y 2 jornadas de alta montaña seguidas, llega la primera etapa en línea más o menos sencillaaunque con varios pequeños puertos, los 2 últimos dentro de un circuito final de 24,6 km y al que se darán casi 2 vueltas completas. La llegada en Huttwil pica hacia arriba, con 1,3 km finales al 3 % (aproximadamente).

La parte inicial de la ruta no tiene ninguna dificultad, pero pasado el km 20 ya hay 2 buenos repechos antes del inicio del primer puerto de la jornada, Leuenberg: 8,5 km al 4,2% de media. Su irregular descenso llevará a los corredores hasta el sprint especial de Niederwangen, muy cerca de la capital del país, Berna. A partir de ahí se entra en una zona  muy “pestosa”, con 4 varios repechos bastante serios. De hecho la ascensión a Frieswil, que se corona poco antes del km 100 de la etapa, se podría considerar perfectamente en un 3ª. Después del repecho de Vorinholz, a la altura del km 113,5 de la etapa, el terreno pierde dificultad, con 40 km que si bien no son completamente llanos si benefician la labor del pelotón frente a una posible escapada.

Será pasada la localidad de Langenthal cuando, tras tomar un desvío hacia el sur,  la carretera empiece a picar hacia arriba en busca del circuito final y la cota de Ruppiswil, catalogada de 3ª aunque de un modo muy generoso, ya que no pasa de ser un repecho. Justo a continuación desde descenso de Ruppiswil está la cota de Gondiswil, con un inicio muy suave pero 1,3 km finales al 7 %, siendo más dura que la subida anterior (pese a no estar marcada como puerto). Un buen lugar para intentar sorprender al pelotón.

Después de coronar Gondiswil no hay un auténtico descenso, sino que se entra en una zona de falsos llanos que llevará a los corredores hasta la localidad de Huttwil, dónde se hará un primer paso por la línea de meta. Superada esta localidad se girará hacia el norte, para tras varios km de falso llano descendente encarar de nuevo las ascensiones a Ruppiswil, Gondiswill (esta última a sólo 7 km de meta) y el suave repecho final, perfecto para corredores de fuerza.

El circuito alrededor de Huttwil, con 2 buenos repechos y la parte final picando hacia arriba.

Una etapa a priori más tranquila que las jornadas previas pero también interesante, con un buen terreno para que se formen fugas y un circuito final que puede resultar muy entretenido si hay batalla. El resultado es bastante imprevisible, pudiendo triunfar una escapada lejana, un ataque en los últimos km o resolverse mediante un sprint del pelotón. Teniendo en cuenta que los sprinters estarán con “hambre”, después de un inicio de carrera muy poco favorable para sus características, seguramente la última opción sea la más probable, aunque habrá que ver si sus equipos son capaces de controlar la carrera.

- – - – -

5ª ETAPA (Miércoles 15 Junio):  HUTWILL – TOBEL-TÄGERSCHEN (204 km).  Rutómetro / Mapa llegada

Dificultades montañosas:

  • Rothacker, np (km 30):  535 m – 1,7 km – 5,5 %
  • Staffelegg, 3ª (km 47,5):  621 m – 2,8 km – 7,3 %  (*sin contar subida previa)
  • Monthal, np (km 64,7):  570 m – 4,9 km – 3,3 %
  • Zursiberg, 4ª (km 83,8):  483 m – 1,8 km – 6,1 %
  • Feudenberg, 4ª (km 156,6):  569 m – 7,6 km – 2 %  (hasta el primer altillo: 560 m – 4 km – 3,5 %)
  • Eschlikon, 4ª (km 177,7):  582 m – 1 km – 6 %

.

La segunda etapa más larga de la carrera, con un trazado rompepiernas entre las localidades de Hutwil y Tobel-Tagerschen que incluye 4 cotas puntuables y, al igual que en la jornada previa, un circuito final con doble paso por la línea de meta, aunque en este caso de menor dificultad.

Seguramente lo más complicado del recorrido sean los primeros 90 km, con varios repechos justo de salida a los que siguen la cota de Rothacker y el pequeño puerto de Staffeleg, la subida más dura de la etapa con casi 3 km en torno al 7%. Después del descenso los corredores tendrán que afrontar la tendida ascensión a Monthau y la cota de Zursiberg, puntuable de 4ª categoría.

Una vez superado Zursiberg la ruta se vuelve mucho más llana, con algunos repechos pero muy tendidos, hasta llegar a la localidad de Frauenfeld, punto de inicio de la penúltima cota puntuable de la jornada: Feudenberg, con 4 km iniciales al 3,5 % y una zona de falsos llanos hasta alcanzar la pancarta de puerto. Terminado el descenso se hará un primer paso por Tobel-Tägerschen, iniciándose un circuito de casi 39 km que cuenta con la subida a Eschlikon, 1 km al 6 %, como principal dificultad, aunque situada a mucha distancia de la línea de meta (26 km).

El circuito alrededor de Tobel-Tagerschen, con la cota de Eschlikon y los últimos km de falso llano.

La recta de llegada tiene tendencia ascendente, aunque tan suave que no debería afectar demasiado. Más duro es el repecho anterior. Según el rutómetro: 600 m al 4,5 %, 100 m de ligera bajada y 400 m finales al 1,5 %.

En principio, una etapa favorable para los velocistas, aunque el terreno quebrado y el largo kilometraje hace que los “aventureros” también puedan tener su oportunidad. En cuanto a los favoritos, jornada de transición en visperas de la durisima llegada a Triesenberg/Malbun.

- – - – -

6ª ETAPA (Jueves 16 Junio): TOBEL-TÄGERSCHEN – TRIESENBERG/MALBUN (LIE)  (158 km).  Rutómetro / Mapa llegada

Dificultades montañosas:

  • Ettenhausen, np (km 21):  670 m – 1,9 km – 6,4 %
  • Luzisteig, 3ª (km 135,5):  713 m – 2,4 km – 7,4 %
  • Malbun, HC (Meta):  1.600 m -12,8 km – 8,8 %

.

Después de dos etapas más o menos llanas regresa la alta montaña, con el final más duro de toda la carrera, el “muro” de Malbun, una subida dentro del Principado de Liechtenstein que cuenta con casi 13 km al 8,8 % de media … a pesar de un descansillo a 3 km de la cima que baja las cifras.

La primera mitad del recorrido tiene algunos repechos, como Ettenhausen, pero no será hasta poco después de Oberumen, localidad situado en el km 83 de la etapa, cuando comience la ascensión al primer puerto del día, Kerenzerberg:  5,9 km al 5,1 % según cifras oficiales. Terminada la bajada de este puerto vuelve la calma, con alrededor de 35 km llanos hasta llegar a Maienfeld, localidad de inicio de Luzisteig, una subida de sólo 2,4 km pero superando el 7% de media y que se coronará a 22 km de meta.

El rápido descenso de Luzisteig, durante el cual se abandona Suiza para entrar en Liechtenstein, dará paso a un corto tramo llano de 5,5 km antes de girar hacia la derecha y comenzar la subida final a Malbun: una durísima ascensión de casi 13 km al 8,8 % de media. Casi toda la subida es muy constante en torno al 9 %, a excepción de un pequeño descanso a 3-4 km de la cima (que coincide en parte con un tunel de 700 m) y el km final, por encima del 12%. Junto con Grosse Scheidegg, Malbun es el puerto más exigente de la Vuelta a Suiza 2011, formando parte de la lista de los puertos más duros que se han subido en carrera al superar los 300 de coeficiente APM. El durísimo tramo final también está dentro de los km más duros que se han afrontado en competición.

*Los primeros 2,2 km, hasta el cruce de Triesen, son por otra carretera algo más corta (1,8 km al 8,3 % aprox.)

Pese a ser una etapa corta y casi unipuerto, la dureza del final puede provocar grandes diferencias entre los favoritos a poco que el ritmo sea elevado, siendo una jornada clave en la lucha por la general de la prueba.

Malbun no es una ascensión habitual de esta carrera pero tampoco un completo desconocido, siendo el final de la 5ª etapa en la edición de 2007, con victoria para Frank Schleck, uno de los favoritos este año, por delante de Vladimir Efimkin y el español José Angel Gomez Marchante. Eso si, la subida no fue exactamente la misma que se hará en 2011, sino por una variante con el inicio más cercano a Vaduz.

Respecto a opciones alternativas, cabría la posibilidad de utilizar las diferentes variantes para los km iniciales y convertirlo en un puerto de paso (cota 900 m), pudiendo hacer un circuito con final en Vaduz o en Triesen. Pero teniendo en cuenta que este año no hay más finales en alto “puros” no es mala idea terminar arriba, como han programado los organizadores, dando mayor variedad al recorrido.

- – - – -

7ª ETAPA (Viernes 17 Junio):  VADUZ (LIE) – SERFAUS (AT) (223 km).  Rutómetro / Mapa llegada

Dificultades montañosas:

  • Avaschein, np (km 77,4):  950 m – 9,7 km – 2,7 %
  • Wiesen (incluye subida previa y el falso llano posterior), np (km 93,5):  1.421 m – 11,5 km – 4,4 %
  • Fluelapass, HC (km 125,5):  2.383 m – 12,9 km – 6,4 %  (sin contar subida previa)
  • Fisser-Höfe, 1ª (km 219,3):  1.378 m – 7,2 km – 7 %  (*sigue subiendo ligeramente)

.

La etapa más larga de la Vuelta a Suiza 2011, con 223 km de duro recorrido entre Vaduz, capital de Liechtenstein, y Serfaus, en Austria. Destacan los puertos de Fluelapass, con casi 2400 m de altitud, y Fisser-Höfe, con 3,5 km iniciales al 9% y cuya pancarta estará situada a menos de 4 km de la línea de meta, la mayoría picando hacia arriba.

Los 65 km iniciales no tienen ninguna dificultad reseñable, no siendo hasta pasada la localidad de Thusis, en Sils, cuando de comienzo la primera subida de la jornada, Avaschein, con cifras totales muy suaves (9,7 km al 2,7 %) pero incluyendo un inicio bastante duro. Después de coronar hay un corto descenso en busca de Tiefecanstel y la ascensión a Wiesen, no marcada como puerto pero que con 11,5 km al 4,4 % se podría considerar perfectamente un 3ª.

Terminada la subida a Wisesen y su corto descenso se entra en un largo falso llano ascendente en dirección a Davos, para tras pasar esta localidad girar a la derecha y afrontar la ascensión a Fluelapass, un gigante por altitud pero sin demasiada dureza en esta vertiente: 12,9 km al 6,4 %. Su catalogación como HC resulta exagerada, aunque también es cierto que si se añaden las subidas previas acumula muchísimo desgaste.

Fluelapass, sin grandes rampas pero con varios km por encima de los 2000 m.

Una vez coronado el puerto, a casi 2400 m de altitud, fuerte bajada hacia Susch, población que da paso a casi 40 km con tendencia favorable (aunque con algún repecho) hasta llegar a Martina, una pequeña localidad donde se inicia el puerto de Norbersthöhe: 5,6 km al 6,4 % según datos oficiales y desde cuya cima restarán 40 km para el final de la etapa.

Tras el suave descenso, que atraviesa varios túneles, hay alrededor de 17 km más o menos llanos hasta llegar a Ried in Oberinthal, donde tras superar un puente sobre el río Inn dará comienzo la última subida de la jornada, Fisser-Höfe, con 3,5 km iniciales al 9 % pero suavizando mucho en la segunda mitad, quedando unas cifras totales según el rutómetro de 7,2 km al 7 % … al menos hasta la pancarta del puerto, ya que la subida continúa con 700 m a casi el 4 %. Los últimos 3 km de la etapa son de falsos llanos, picando hacia arriba la propia llegada en Serfaus aunque con escasa pendiente.

La parte final de la etapa, con la subida a Fisser-Höfe y el falso llano antes de meta.

Una etapa para corredores de fondo, con bastante dureza, tanto por el kilometraje como por el desnivel acumulado (superando los 3500 m), terreno propicio para fugas y un final “casi en alto” que puede resultar muy entretenido si hay batalla desde el comienzo de la subida. Sin embargo, la gran distancia entre los puertos, que además no son rompedores (salvo el inicio de Fisser-Höfe), hace que la lucha entre los favoritos a la general quede reducida a los últimos 11 km.

Este mismo final ya se vió en la 5ª etapa en la Vuelta a Suiza 2009, con victoria al sprint de Michael Albasini en un grupo de 15 corredores. Eso si, el recorrido previo era distinto, llegando al inicio de Fisser-Höfe por el norte, atravesando Albergpass, en vez de por el sur como se hará este año.

Pese a que por su longitud resulta un buen contrapunto al resto de etapas de montaña, hay varias alternativas que harían el recorrido más selectivo. El cambio más lógico sería subir Serfaus por la vertiente directa en vez de por el rodeo de Ladis y Fisser-Höfe, quedando una ascensión más dura y constante: 6 km al 8,7 %. En el terreno previo se podría pasar Spiss (primeros 8 km, a los que habría que añadir este perfil de derecha a izquierda a partir del km 5,9) en lugar de Norbersthöhe; y llegar hasta el inicio de Fluela por Wolfgangpass (la distancia de la cima al cruce es de sólo 3 km) o, en caso de seguir subiendo por Wiesen, atajar antes por Lenzerheide. Esta última opción puede parecer excesiva, pero el aumento de dureza se compensaría en parte al reducir kilometraje.

En cualquier caso, seguiría existiendo el problema de la gran distancia entre puertos … algo que se podría solucionar con un cambio más radical: en vez de llegar a los pies de Serfaus por el sur hacerlo por el norte, lo que permitiría incluir Pillerhöhe, un auténtico “muro” cuya bajada termina a sólo 4 km del inicio de Serfaus (cualquiera de sus vertientes), formando un encadenado fantástico. Antes habría que atravesar Albergpass o endureciendo más el recorrido el espectacular Bielerhöhe.

Etapa alternativa Vaduz - Serfaus, con Bielerhohe (HC/1), Langesthei (2/3), Pillerhohe (HC/1) y Serfaus -vertiente directa- (1)

El desnivel acumulado sería parecido al de la etapa original, pero con puertos más selectivos y cercanos entre sí, dando la posibilidad de que la carrera fuera completamente rota a bastantes km de meta.

- – - – -

8ª ETAPA (Sábado 18 Junio):  TÜBACH – SCHAFFHAUSEN (167 km).  Rutómetro / Mapa llegada

Dificultades montañosas:

  • Wittenbach -doble paso-, np (km 7,2 / 47,1):  614 m – 5,4 km – 3,6 %
  • Hallauerberg, 3ª (km 145,3):  584 m – 2,4 km – 6,3 %  (*sigue subiendo ligeramente)
  • Siblingerhöhe, 4ª (km 154,2):  560 m – 3,7 km – 2,4 %

.

El penúltimo día de carrera llega una etapa de 167 km entre Tübach y Schaffhausen, dos localidades situadas al norte del país y muy cerca de la frontera con Alemania, con un recorrido en su mayor parte llano pero que cuenta con 2 cotas puntuables en la parte final, la última de ellas a sólo 13 km de la línea de meta.

En la primera parte de la ruta los corredores tendrán que hacer un circuito de 40 km en torno a Tübach, incluyendo un doble paso por la cota de Wittenbach y la propia salida. Una vez que se abandone el circuito se circulará durante bastantes km en paralelo a los lagos Bodensee y más tarde Untersee, por una zona casi totalmente llana en busca de Schaffhausen, haciendo un primer paso por esta localidad a la altura del km 124 de la etapa (aunque sin pasar por la línea de meta).

Tras superar un puente sobre el río Rhein y el posterior repecho la carrera se dirigirá hacia Hallau, población de inicio de la cota de Hallauerberg: 2,4 km al 6,3 % (hasta el primer altillo). A partir de ahi hay un pequeño tramo llano y una corta subida antes de afrontar el descenso hacia Schleitheim, localidad donde se gira hacia el sur en busca de la última cota puntuable de la jornada, Siblingerhohe. La organización lo ha marcado de 4ª, pero siendo realistas no pasa de ser un repecho y además muy tendido … de hecho es claramente más flojo que la subida a Wittenbach, que no puntúa.

Los 40 km finales de la etapa, con la cota de Hallauerberg como principal dificultad.

Una vez coronado Siblinger restarán 13 km para la llegada en Schaffhausen, con un último km complicado: curva a derechas de 90º, rotonda con cambio de sentido hacia la izquierda y recta de meta de 400 m picando hacia arriba, aunque de un modo tan suave (apenas un 1,5%) que no debería afectar demasiado.

En principio es una etapa muy favorable a los sprinters, aunque la subida a Hallauerberg puede complicar el control del pelotón y dar una pequeña opción a los “aventureros”. En cuanto a los favoritos, a priori jornada de transición en vísperas de la importante crono final, que se disputára en la misma localidad de llegada de esta etapa.

- – - – -

9ª ETAPA (Domingo 19 Junio):  SCHAFFHAUSEN – SCHAFFHAUSEN (32,1 km).  Rutómetro / Mapa salida y llegada

Dificultades montañosas:

  • Opfersthofner, np (km 22,9):  658 m – 3,7 km – 5 %

Como es tradición en los últimos años, la Vuelta a Suiza 2011 se despide con una contrarreloj individual, en este con salida y llegada en la localidad de Schaffhausen y 32 km de duro trazado, incluyendo una subida que se podría considerar perfectamente de 3ª.

Durante la primera mitad del recorrido no hay grandes dificultades pero si un terreno quebrado y con varios repechos (aunque muy tendidos), siendo favorable para los corredores potentes. Será poco antes del km 20, tras haber dejado atrás la localidad de Bibern, cuando se inicie la ascensión a Opfersthofner, una cota que pese a no estar marcada como puerto tiene cierta exigencia: 3,7 km al 5 % (según el rutómetro), con varios tramos rondando el 6-7%. En la cima, a 9,2 km de la llegada, estará colocado el 2º punto de cronometraje intermedio.

El descenso de Opfersthofner, más largo que la subida aunque irregular y con una zona llana intermedia, dejará a los corredores a menos de 4 km de la línea de meta, situada exactamente en el mismo lugar que en la jornada previa.

La segunda mitad de la contrarreloj, con la cota de Opfersthofner a 9 km de meta.

Una crono bastante dura, donde los corredores que se desenvuelven bien en esta disciplina y hayan llegado “enteros” al final de carrera pueden marcar diferencias considerables. Eso si, teniendo en cuenta la cantidad y dureza de la alta montaña quizás podría haber sido un poco más larga, en torno a 35-40 km, para equilibrar aún más el recorrido.

En los últimos años, salvo por la excepción de 2008, la Vuelta a Suiza siempre ha terminado con una C.R.I, aunque la mayoría de las veces con salida y llegada en la capital, Berna. El gran dominador de estas cronos finales es Fabian Cancellara, con 2 victorias (2007-2009) y un 2º puesto, siendo de nuevo el máximo favorito este año.

.

- – - – -

9 comentarios en “VUELTA A SUIZA (TOUR DE SUISSE) 2011

  1. Una pregunta para los responsables de esta pagina, sabeis a que se deben estos cambios casi de ultima hora que hace unipublic quitando puertos, ¿lo hacen para joder o algo?. Lo mejor para la vuelta seria que aparezca un millonario como los que compran equipos de futbol, que compre la vuelta que le guste el ciclismo y que dejen de reirse de los aficionados al ciclismo de este pais, yo a veces pienso que esto lo hacen para que la vuelta desaparezca porque si no no tiene sentido aun asi esta vuelta es mucho mejor que la del 2010 que fue tan alabada sin saber porque.

    • Hola Guille, perdón por el retraso en contestar.

      Quizás no en tanta cantidad como este año, pero los cambios en el recorrido entre lo presentado y lo que se hace finalmente son muy habituales. Es difícil saber los motivos concretos de cada caso, ya que Unipublic no acostumbra a explicarlos públicamente. De hecho, mas alla de poner los perfiles definitivos antes de que empiece la carrera, ni siquiera suelen mencionar que haya habido cambios.

      Nosotros creemos que, salvo por causas de fuerza mayor, es un error cambiar tanto los recorridos, sobre todo cuando son variaciones importantes y no simples ajustes, dando sensación de provisionalidad. Ademas en el caso de la Vuelta normalmente son a peor (con algunas excepciones).

      De todos modos, tampoco hay que olvidar que la Vuelta presenta su recorrido con mucha antelación, siendo en cierto modo lógico que al final haya cambios, ya sea por estado de las carreteras, condicionantes de las autoridades locales, etc. Otra de las grandes carreras por etapas, el Giro de Italia, suele hacer todavía mas cambios entre el recorrido anunciado y el definitivo, a pesar de que la distancia entre la presentación y la disputa de la carrera es menor.

      Sobre la comparativa con 2010, estamos completamente de acuerdo en que el recorrido de la Vuelta 2011, pese a los cambios, sigue siendo superior. Esperemos que los corredores lo aprovechen y den un bonito espectáculo.

      Un saludo.

  2. La Vuelta a Suiza de este año recupera la mejor montaña, quiza las etapas no esten colocadas de la mejor manera, pero el recorrido es bueno, comparado sobretodo con los tres ultimos años. La etapa del Grosse Scheidegg es espectacular, quiza demasiado corta, pero llevaba años queriendo ver este puertaco en carrera, porque las ediciones anteriores que se subio, me lo perdi.
    Gulle, los cambios de Unipublic se deben a muchas razones, seguridad, logistica, evitar colapsos en ciudades y otros simplemente son incomprensibles, como el de la etapa de Peña Cabarga. De aqui a Agosto aun queda tiempo y miedo tengo a que sigan haciendo mas cambios chapuceros.

  3. Hola Xiky.

    Completamente de acuerdo en que el recorrido de este año era mejor que el de las 3 ediciones anteriores, con etapas variadas y buena alta montaña. Y al final, gracias al potencial de las etapas y a la actitud de los corredores, ha sido una carrera espectacular, sin que la extraña estructura afectara negativamente.

    En cuanto a la etapa del Grosse Scheidegg, a nosotros también nos parecía muy corta pero el diseño era fantástico. Y a la hora de la verdad la etapa fue todavía mejor de lo esperado, una de las mejores del año. Ójala los organizadores se dieran cuenta de que puertos de paso duros y bien encadenados suelen dar más espectáculo que un simple final en alto. Y otro tanto los periodistas, que antes de la carrera solo hablaban de 3 finales en alto y 2 cronos, como si no existiera esta etapa (aparte de que final en alto “puro” solo habia realmente uno). Sobre el puerto en sí, que decir, impresionante.

    Respecto a los cambios en el recorrido de La Vuelta, los de la etapa de Peña Cabarga también son los que más nos molestan, aunque es posible que sean por tema de obras. Esperemos que si cambian mas cosas del recorrido no sea a peor.

    Un saludo.

    • Si no me equivoco han modificado la de El Escorial y la de Peña Cabarga. ¿Sabeis de alguna más?
      La de El escorial también empeora bastante con los cambios.

    • Gracias Eceste. Por lo que he visto, en la etapa de Manzaneda parece que suben hasta arriba. Creo recordar que antes solo llegaban hasta el comienzo de la estación, a los 1500 metros más o menos. El Coeficiente APM ahora llega hasta los 298. Menos mal, no han sido todo malas noticias.

  4. Hola Kiddo, perdón por la tardanza en contestar.

    Este año casi todas las etapas de La Vuelta han cambiado de recorrido desde la presentación. Aparte de El Escorial 8ª y Peña Cabarga 17ª, y las que ha mencionado Eceste, Ponferrada 13ª y Cabeza de Manzaneda 11ª (se subía hasta la cota máxima pero por la vertiente más blanda), ha habido cambios importantes en la etapa de Córdoba 6ª, donde se subirá a San Jerónimo por el “Alto del 14%” en vez de por la vertiente tradicional (alargando la etapa en 10 km); en la contrarreloj de Salamanca 10ª, que ha pasado de 40 a 47 km; y en la etapa de Noja 18ª, donde se al igual que en la jornada de Ponferrada se añade un rodeo final que aleja los puertos de meta, en este caso 6 km.

    Otros cambios significativos relacionados con el kilometraje: la C.R.E. inicial se reduce de 16 a 13,5 km, la etapa de Valdepeñas 5ª pasa de tener 200 km a 187 (aunque manteniendo los mismos puertos), y las etapas de Pontevedra 12ª y Haro 16ª aumentan en 7 y 8 km respectivamente.

    No todos los cambios son negativos (el aumento de la C.R.I., por ejemplo, nos parece muy positivo), pero creemos a nivel global empeoran la carrera. Aparte de que resulta excesivo hacer tantas variaciones sobre un recorrido ya presentado oficialmente.

    Un saludo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s