Clásica de San Sebastián 2011

Este sábado, día 30 de Julio, se disputa la trigésimoprimera edición de la Clásica de San Sebastián, siendo el escenario ideal para reeditar los recientes duelos del Tour de Francia, debido al perfil de la prueba, de media montaña, así como al “golpe de pedal” que mantienen gran parte de los corredores protagonistas de la ronda gala.

Este año se mantiene el recorrido que se estrenó en la pasada edición, con doble paso por los puertos de Jaizkibel y Arkale, y que tan buen resultado dio. Sin embargo, nuestra opinión se mantiene respecto al mismo: falta de desgaste previo al tramo final, poco aprovechamiento de la geografía guipuzcoana y unos kilómetros finales poco atractivos visual y técnicamente, circulando por carreteras muy anchas. De todos modos, no cabe duda de que respecto al recorrido que hubo hasta 2009 el doble paso por Jaizkibel es un gran avance, facilitando que la carrera se pueda romper desde lejos.

Recorrido:

Dificultades montañosas:

  • Zudugarai => Long: 1,6km; Desnivel: 88m; % Medio: 5,5%
  • Garate => Long: 2,9km; Desnivel: 216m; % Medio: 7,44%
  • Jaizkibel => Long: 8,2km; Desnivel: 440m; % Medio:5,37% (se pasa en dos ocasiones (kilómetros 157 y 196,2))
  • Arkale => Long: 2,7 Km; Desnivel:  ; % Medio: 6,3% (se pasa en dos ocasiones (kilómetros 178,5 y 219))

.

En cuanto a la participación, cabe reseñar que una vez más vuelve a ser de auténtico lujo. Entre los participantes encontramos a cuatro “Top Ten” de la reciente edición del Tour de Francia: Frank Schleck, Samuel Sanchez, Damiano Cunego e Ivan Basso. Además, también se dejarán ver por la carreteras guipuzconanas otros corredores que también brillaron en la Grande Boucle, como Luis León Sanchez o Philippe Gilbbert. Especialmente potente parece sobre el papel el bloque del conjunto Rabobank, que contará en sus filas con los dos últimos ganadores de la prueba, Luis León Sánchez y Carlos Barredo, así como otro gran corredor que regresa en la parte final de la temporada: Oscar Freire. Completan el cartel de la prueba ilustres tales como: Menchov, Sastre, Devolder, Chavanel, Roche, Rojas, Hesjedal, Joaquín Rodriguez o Karpets.

Haciendo hincapié en lo que respecta al recorrido de la prueba, para esta edición proponemos dos finales alternativos aprovechando los montes que rodean a Donostia.

Recorrido alternativo I:

En el primero de ellos, variamos el trazado original desde su paso por Astigarraga. En primer lugar la carrera se desvía hacia Rentería para subir Arkale y dirigirse a continuación a Irún y Hondarribia, donde comienza Jaizkibel (insistimos en que esta vertiente, con números similares a la usada en carrera, tiene la ventaja de coronar a una menor distancia da meta). A continuación se callejearía por Rentería para afrontar el corto repecho de Molinao, muy espectacular por ser de adoquinado y hormigón. En varios de los puertos propuestos existen tramos de hormigón, siempre en subida, por lo que consideramos que su inclusión es factible.

Tras este repecho, se encararía novedad más espectacular, el Monte Ulia, que se inicia justo en el alto de Miracruz por el que discurre la carrera. Se trata de apenas 2 km de subida pero con rampas considerables y una bajada técnica pero en buen estado, que devolvería a los corredores al recorrido original a menos de 3 km del final.

Recorrido alternativo II:

La segunda propuesta debería en primer lugar dar la vuelta al recorrido, pues se entraría a San Sebastian por el Oeste. En esta ocasión, los kilómetros finales comenzarían en Zumaia desde donde se recorrería la costa hasta Getaria para subir Garate. Tras coronar este puerto, bajada hacia Aizarnazabal, donde se inicia la espectacular y durísima subida a Urdaneta, con una bajada de similares características antes de llegar a Zarautz, donde se gira a la derecha camino de Orio, con el corto repecho de Zudugarai entre medias.

En Orio comienza la subida de Mendizorrotz, esta más conocida que las anteriores, pues se ha usado en algunas ediciones de la vuelta al País Vasco, aunque últimamente ha sido más utilizada la vertiente que parte de San Sebastian. Este puerto por si solo, al desembocar directamente en la ciudad, es una magnifica opción como último alto. No obstante, en esta ocasión hemos añadido una vuelta de tuerca más, al incluir el descenso por el camino de Murgil y la subida por Pillotegi, de rampas de gran entidad. Al igual que en el análisis del año pasado, volvemos a incluir un paso por el parque de atracciones del Monte Igeldo, que sabemos que es propiedad privada, pero es que la imagen que proporcionaría un descenso por las herraduras seguido por un paso por la playa de la Concha seria de tal envergadura que lo recomendamos encarecidamente.

Dos opciones, que a nuestro parecer, harían más interesantes y atractivos los kilómetros finales de esta clásica.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s