Parador de Gredos

El Parador de Gredos, inaugurado en 1928, fue el primero de la red. Se encuentra dentro del Parque Regional Sierra de Gredos. Foto de parador.es

El Parador de Gredos, inaugurado en 1928, fue el primero de la red. Se encuentra dentro del Parque Regional Sierra de Gredos. Foto de parador.es

Para esta entrada contamos con la colaboración especial del corredor profesional Noel Martín Infante, @NoelAlCubo, corredor del Supermercados Froiz y activo twittero y bloguero como podéis ver en su página web. Nos sirven sus palabras como introducción a la entrada y para que nos cuente de primera mano los encantos y posibilidades de la Sierra de Gredos:

Introducción de Noel Martín

Como seguro que sabéis soy de El Arenal, pequeño pueblecito ubicado en pleno Parque Regional de la Sierra de Gredos por su cara sur, y esta es una localidad que básicamente se caracteriza por no tener ni un metro llano, o subes o bajas, sin término medio. Yo cada vez que salgo de casa, al estar en mitad de un puerto, puedo decidir si ascender o descender… pero sabiendo que al final va a tocar siempre lo contrario, y al llegar, de postre, ¡una cuestecita en casa al estilo de La Erilla por Navalsauz!

Serranillos, El Pico, Mijares, Pedro Bernardo, Navalmoral, Peña Negra, La Centenera… cuantas veces los habré subido, especialmente este último, que es el que tiene a mi pueblo en sus kilómetros centrales. Casi todos tienen un fácil encadenamiento, y como bien os cuentan desde Plataforma Recorridos Ciclistas se pueden hacer etapas preciosas, muy rompepiernas, con subidas largas y tendidas… o que combinen ambas, buscando el desgaste previo en uno de los míticos puertos y que se puedan abrir diferencias haciendo el final en una dura cuesta como está tan de moda en la Vuelta a España actualmente. O buscar pequeños “etapones” como los de antaño, con el recuerdo de la exhibición de Hinault en Serranillos en el año 83, en los que se pudieran ver movimientos lejanos, mucha guerra y preciosos paisajes… aunque todos sabemos que el ciclismo a día de hoy está muy controlado y cada vez ocurre menos, ¡pero hay que dejar recorridos para ello para que por lo menos lo intenten los ciclistas!

Yo cada vez que salgo, aunque quiera bajar a hacer un entrenamiento llano y cómodo, acabo por lo menos con unos 1200 m ascendidos, y en salidas de apenas 100-120km, si voy buscando dureza o hacer series en algún puerto, tranquilamente puedo llegar a casa con 3000 m, así que os podéis imaginar las posibilidades de hacer etapas para todos los gustos. Sin embargo, el gran pero es el tema de la financiación, y la verdad es que es una pena que por ser una zona en la que no hay grandes industrias o empresas fuertes, ni tampoco un ayuntamiento que pueda subvencionar una salida o llegada, me temo que va a seguir siendo una de las grandes olvidadas a excepción de una etapa “de paso” hacia Ávila pasando un par de puertos antes como en los últimos años.

Sierra de Gredos es sinónimo de oxígeno y de tranquilidad. En la vertiente sur, la que está regada por el Valle del Tietar, apenas se percibe viento, la vegetación a veces llega a tapar la carretera por los dos lados, dejando tan sólo pequeños resquicios para que penetren los rayos del sol, lo que se agradece mucho en época estival. Y sería aún más bonito si no quedase el rastro de un incendio provocado en julio de 2009. Nunca se me olvidará como todo el pueblo salió a defender su tierra y que no se quemase su monte, porque aquí los bosques y los pinares se consideran como nuestra propia casa. Paraíso profanado, como escribía mi amigo Rafa Simón.

Para mi Gredos es un Paraíso para el entrenamiento, un sinfín de cuestas encadenadas una detrás de otra, o de largos puertos con largos descensos… podemos elegir, pero siempre con dureza. Es un paraje idílico sin apenas tráfico, sin mucho frío en invierno, sin mucho calor en verano, y que os recomiendo a todos que vengáis a visitar y a sentir en vuestras propias carnes, que yo estaré encantado de acompañaros y mostrároslo ;).

Noel entrenando en Peña Negra. Foto de ciclismonoel.com

Parador de Gredos

En la entrada de hoy la “excusa” de Paradores nos sirve para explorar una zona de increíbles posibilidades y que si bien ha formado parte de La Vuelta en muchas ocasiones, últimamente ha perdido protagonismo pues no se le ha sacado partido a su orografía. Se trata de la montaña de la provincia de Ávila. ¿Quién no recuerda las épicas etapas donde se exhibieron Bernard Hinault (vídeo), Laurent Jalabert (vídeo) o Frank Vandenbroucke (vídeo)? Sin embargo, en el siglo XXI estos perfiles de etapa, con puertos largos pero tendidos (Serranillos, Mijares, Navalmoral) situados lejos de la meta en la ciudad de Ávila, parece que han perdido su mordiente. Pero quizá solo necesiten una actualización para deparar grandes etapas hoy en día, utilizando puertos inéditos, cambiando la llegada a un lugar más cercano, y en general aumentando la exigencia encadenando más subidas y con rampas más duras.

Para ello viajamos hasta el Parador de Gredos, que no es un Parador cualquiera ya que se trata del primero de la red, inaugurado en 1928, construyéndose para ello un robusto edificio de piedra en el Alto del Risquillo. Por ello resulta un “campo base” ideal para explorar el Parque Regional Sierra de Gredos, con la Plataforma y el Circo de Gredos a poca distancia. También sería ideal para llevar la bici al estar completamente rodeado de puertos de montaña como veremos a continuación (y algunos puertos se han quedado fuera, pero son fantásticos para practicar cicloturismo).

Etapas propuestas

Al situarse el Parador en el Alto del Risquillo, por encima de Navarredonda de Gredos, cualquier etapa que acabe en él lo hará en repecho. En nuestras etapas hemos utilizado las tres formas de acercarse a meta que consideramos más interesantes: tras las duras rampas de Las Erillas en forma de puerto de tercera corto y tendido; directamente tras el Puerto del Pico en una escalada más larga pero igualmente suave; o tras el Alto de Barajas en un repecho de meta de muy poca entidad.

Ávila – Parador de Gredos

Perfiles de puertos:

Plano de la etapa

La primera etapa que presentamos ya marca un poco el tono de la entrada: muchos puertos, buenos enlazados, y cuanto menos llano mejor combinando subidas conocidas y utilizadas en La Vuelta con otras novedosas que las complementan a la perfección. Así la salida no podría ser más clásica con las vertientes suaves del Puerto de Navalmoral (12 km al 3,5%) y Mijares (15 km al 4,7%) siguiendo con otro puerto conocido y tendido, Pedro Bernardo (18,3 km al 4,2%).

Tras su bajada se terminan los interminables falsos llanos y las rampas de los puertos comienzan a ganar entidad, primero con el corto alto de La Parra (2,9 km al 6,1%), llegando así a un punto neurálgico y clave para todas las etapas, Arenas de San Pedro. Esta pequeña villa entre montañas posee un interesante patrimonio arquitectónico y, lo que tiene más que ver con nosotros, está rodeada de muchos puertos de montaña ofreciendo también muchas oportunidades para bonitos perfiles.

Foto de La Centenera de elgolfoCR. Click para ver más fotos.

A partir de aquí comienza un encadenado de puertos en escalera, con cortitas bajadas entre ascensiones y donde cada cima es más alta que la anterior. el lugar señalado en rojo en esta jornada es la sucesión del Alto de los Tejos (9 km al 5,9% pero con 2 km al 9% casi en la cima) y la parte final del Puerto de la Centenera (10 km al 5,8 %, con los últimos 6 km al 7,1%). Estos dos puertos son los de mayor entidad y con rampas más exigentes de la jornada y terminando a menos de 30 km del Parador.

Hasta la meta queda bajar ligeramente hasta la carretera del Puerto del Pico y coronar este histórico paso tras 5 km al 6%. Poco después se gira a la izquierda comenzando así la suave ascensión final al Parador de Gredos, la mayoría de ella un falso llano ascendente, pues el tramo más duro solo alcanza los 4,5 km al 4,8%.

Nos encontramos en definitiva con una etapa que acumula mucho desnivel a través de rampas de poca exigencia en general, pero debido a ello no presenta terreno llano que permita un fácil control de la carrera (no en vano supera los 70 km a más del 3%). Las fugas deberían ser numerosas y peligrosas, y si bien no presenta ningún puerto de primera, la sucesión de Los Tejos y La Centenera debería ser suficiente para, combinada con el desgaste, romper las hostilidades y dar la oportunidad de distanciar a los rivales.

Navalmoral de la Mata – Parador de Gredos

Perfiles de puertos:

Plano de la etapa

Esta segunda etapa parte desde Extremadura, en Navalmoral de la Mata, y es la única que incorpora tres puertos de primera categoría en el recorrido, además de forma consecutiva. Tras 70 km sencillos que nos llevan a Arenas de San Pedro a través de Candeleda, se encara el Collado de la Centenera al completo, 16 km al 5,3%. Sin apenas respiro llega un clásico, el Puerto de Serranillos. Con más de 1000 m de desnivel se trata de un puerto largo sin grandes rampas, de 22 km al 4,6%. Las rampas exigentes aparecen en los primeros 4 km al 7,8% de La Erilla. Tras este duro inicio el puerto cambia de características, alternando subidas con falsos llanos totalizando 17,6 km al 4,6%.

Bernard Hinault durante su legendario ataque en Serranillos en La Vuelta 1983. Allí también fraguó Jalabert su victoria en 1995 con una gran cabalgada.

Pero la dureza de las rampas sigue en aumento, ya que tras una corta bajada, rápidamente se llega al comienzo del corto muro de Las Erillas. Con 5,1 km al 7,2%, alcanza rampas del 18% y en su zona media tiene un kilómetro por encima incluso del 12% de media. Su cima queda a unos 12 km de la meta, y gracias a sus rampas es el lugar ideal para lanzar la ofensiva definitiva. Solo queda subir al Parador de Gredos, por la misma carretera que en la etapa anterior pero solo desde el inicio del tramo más empinado,  esos 4,5 km al 4,8%.

Talavera de la Reina – Parador de Gredos I

Perfiles de puertos:

Plano de la etapa

Esta es la primera de las dos etapas que proponemos con salida en Talavera de la Reina, y en el primer tercio de la misma se incluye el puerto más duro de la provincia de Toledo, El Piélago, donde se celebró el Campeonato de España 2008. Tras un inicio irregular, con varios descensos intercalados, la parte final cuenta con 9 km a casi el 6%, acumulando en total más de 800 m de desnivel. Después de su larga bajada se entra en la provincia de Ávila, donde se sube otro puerto largo, en este caso muy conocido, Mijares por Gavilanes y sus 22,2 km al 4,9%. A media bajada se gira, para tras un pequeño repecho afrontar la parte final del Puerto de Serranillos, desde Navarrevisca, con 6 km al 6,7%.

Ascensión a Las Erillas. Fotos de Carlos-BI.

Tras coronar Serranillos se desciende hasta San Esteban del Valle, donde se coge la carretera que por el Puerto del Sidrillo lleva al Puerto del Pico, una alternativa para llegar al Pico directamente y por carretera secundaria, evitando la nacional, aunque su perfil es muy similar, un puerto sostenido en torno al 5-6%. Se empalma con la carretera del Pico a 2 km de la cima de este, totalizando 11 km al 5,7%. Sin apenas un descenso apreciable, 10 km de falso llano llevan a los corredores hasta el inicio de Las Erillas y sus 1000 m. al 12,1%. El final ya lo hemos comentado anteriormente, corto descenso y tendida subida al Parador.

Talavera de la Reina – Parador de Gredos II

Perfiles de puertos:

Plano de la etapa

Esta segunda etapa de Talavera de la Reina es la más larga y dura de todas las propuestas, y con diferencia, ya que supera los 5000 m de desnivel, incluyendo 7 puertos puntuables y 4 repechos duros. Su perfil se divide en tres fases de diferentes características. Hasta llegar a Arenas de San Pedro se trata de un terreno con repechos, buenos para luchar por coger la escapada buena, y que se harían duros por el ritmo que ello implicaría. La segunda fase consta de tres puertos largos, de desgaste para los equipos que quisieran controlar la carrera, dando oportunidad a quien quiera escaparse del gran grupo, que menguarían el tamaño del mismo y sin duda se notarían en las piernas más adelante. Son el Collado de la Centenera (16 km al 5,3%), el Puerto de Pedro Bernardo (16 km al 4,4%) y el Puerto de Mijares (22,2 km al 4,9%).

Se desciende a continuación hacia el barrio de Morisco a través del Alto del Sotillo, y aquí comienza la fase final y decisiva de la etapa. Se caracteriza por tres puertos cortos, de segunda categoría gracias a sus exigentes rampas, y con bajadas muy cortas que rápidamente dan paso a más dificultades. El primer escollo es el Puerto de Aguilones (5 km al 7,5%) y sus rampas hormigonadas que también aparecen en la 2ª etapa subiendo a La Erilla. Le sigue el Alto de Navalacruz, que comienza siendo un falso llano para empinarse poco a poco y terminar con 3 km al 8,4%. Ya solo queda el muro de la Erilla para rematar este tridente, y terminar subiendo al Parador, aunque esta vez sus suaves rampas a muchos les parecerían una pared tras la paliza de etapa que las precede.

Béjar – Parador de Gredos

Perfiles de puertos:

Plano de la etapa

Las primeras 4 etapas presentadas se centraban en los puertos al sur y al este del Parador de Gredos, sin embargo al norte y al oeste también hay opciones interesantes gracias a la Sierra de Piedrahita, y estas son las que queremos mostrar con estos dos últimos perfiles. Esta etapa en concreto parte de Béjar con un duro inicio adentrándose en la Sierra de Gredos a través de los puertos de la Hoya, Tremedal y Umbrías. Tras llegar al Barco de Ávila la zona intermedia de la etapa es más tranquila, interrumpida eso sí por La Lastrilla (9 km al 4,6%) antes de encarar los kilómetros decisivos que comienzan en Peña Negra.

Chía se subió en 2010 al inicio de la etapa de Toledo, pero en esta propuesta sería clave. Foto Yuzuru Sanada.

Se asciende la cara blanda del puerto de Peña Negra, de 12,6 km al 4,7%, a la que sigue una larga bajada hasta Piedrahita, y tras un pequeño repecho comienza el puerto clave de la etapa, el Puerto de Chía. Comienza de forma sencilla con 5 km al 3,5% para endurecerse al final con 6,8 km al 6,2%. Tras solamente 3,7 km de bajada hasta San Martín de la Vega de Alberche se vuelve a empinar la carretera en dirección al Alto de Barajas. Este puerto comienza con unos 3 km al 6,2% para luego tener un descansillo y terminar con 1 km al 7,8%. Coronándose a escasos 8,5 km de meta, el encadenado de Chía y Barajas es perfecto para romper la carrera y buscar irse en solitario pues no hay apenas terreno posterior donde reducir la ventaja conseguida en las subidas.

Cinco kilómetros descendentes llevan la carrera a los pueblos de Barajas y Navarredonda de Gredos, en cuyas afueras y tras algún ligero repecho se encuentra la pancarta de llegada del Parador de Gredos.

Plasencia – Parador de Gredos

Perfiles de puertos:

Plano de la etapa

La última etapa propuesta vuelve a salir desde la provincia de Cáceres, en este caso de Plasencia, para darle el protagonísmo al Puerto de Peña Negra. Todavía pro Extremadura se transita por varios puertos del valle del Jerte, el primero Cabezabellosa (10,7 km al 5,1%), más tarde el Puerto de Honduras (14,1 al 5,4%) y a continuación se acaba remontando el valle por el Puerto de Tornavacas (12 km al 5,2%).  Tras esta zona dura sigue un largo tramo llano de unos 35 km hasta Piedrahita.

El bonito puerto de Peña Negra es conocido tanto por los amantes del vuelo libre como por los del ciclismo. Foto de Villa Fotoblogg.

El puerto más exigente de la etapa es Peña Negra, un puerto muy regular de 14,8 km al 5,7% donde poner un fuerte ritmo, hacer una gran selección o buscar ataques junto con aliados o compañeros de equipo, ya que quizá no sea el mejor lugar para marcharse en solitario frente a la fuerza del número. Se baja a La Herguijuela y el descenso se ve interrumpido por un repecho de 1 km para volver a bajar, esta vez hasta San Miguel de la Vega, donde se inicia el Puerto de Barajas igual que en la etapa anterior, finalizando con el repecho hasta el Parador.

Anuncios

Un comentario en “Parador de Gredos

  1. Me encanta la zona de gredos, por que mi padre es de barco de avila y vamos todos los años, es una zona de una belleza y de un valor natural grandioso, mas de una batalla en bici me he pegado en tornavacas, tremedal, la covatilla, y el pico por cara N (menos dura que la subida por mombeltrán). Yo diria a la gente que no conozca la zona que se acerquen a verla si tienen ocasion, por que merece la pena, saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s