Lagos de Covadonga 1983

Una etapa, un estreno … 30 años de los Lagos de Enol

Lejarreta en los Lagos de Covadonga en 1983. Imagen de deportesconhistoria.blogspot.com.es

La temporada de 1983 se presentaba con un claro dominador en el panorama internacional, Bernard Hinault, y con un corredor que parecía en plena madurez deportiva, Giuseppe Saronni, ganador el año anterior del mundial por delante de un joven americano, de nombre Greg y apellido Lemond, el cual había vencido también Lombardía y ya en en esa misma temporada la Milán-San Remo.

Ambos estarían en la Vuelta a España, junto a las figuras locales Marino Lejarreta, vigente ganador de la prueba, Alberto Fernández y Ángel Arroyo, que si bien había terminado 1º en 1982 fue posteriormente descalificado por dopaje (igual que Fernández, 3º en el podio), lo que dió el triunfo a Lejarreta. También había que estar atento a varios jóvenes, como el vizcaíno Julian Gorospe, que venía de ganar la Vuelta al País Vasco; Pedro Delgado, que esa misma temporada fue una de las grandes sensaciones en el Tour; y un jovencísimo corredor de 21 años que había impresionado en Niza, venciendo dos etapas, y que era señalado como un futuro Merckx o De Vlaeminck en clásicas y pruebas cortas, el “enfant terrible” del ciclismo belga, Eric Vanderaerden.

A priori el claro favorito era Hinault, quien además venía con dos grandes promesas en su equipo, Laurent Fignon y el mencionado Greg Lemond, pero que sin embargo parecía que estaba en un punto de no retorno con su otrora mentor y directo deportivo, Cyrille Guimard. ¿Afectaría esto al campeón francés?. Desde luego estaba claro que “el caimán” quería igualar el récord de la prueba, que ostentaban Deloor, Berrendero y Fuente con dos victorias cada uno, para sumar otra Vuelta a la ya lograda en 1978.

Por otro lado, la carrera presentaba un trazado bastante completo y novedoso respecto a anteriores ediciones, con un prólogo, dos cronos individuales llanas, una cronoescalada al Balneario de Panticosa y montaña variada en Pirineos, Asturias, Ávila y Madrid, siendo en algunos casos etapas muy duras debido a su longitud y desnivel acumulado. Y por encima de todo destacaba un estreno: la subida a los Lagos de Enol, los cuales la prensa ya habían bautizado como “los Lagos de Hinault”, en previsión de la tiranía del corredor francés sobre la Vuelta en general y dicha etapa en particular.

*El final era distinto, con meta en un parking al N del lago Enol en lugar del más cercano al lago Ercina*. Perfil de APM

La ronda española se iba a celebrar del 19 de Abril al 8 de Mayo, quedando marcada en el calendario la etapa de los lagos el día 2 de Mayo. En el prólogo de Almusafes se ponía líder uno de los gregarios de Hinault, Dominique Gaigne, que mantenía el liderato las primeras jornadas, de aproximación a los Pirineos.

Hinault no esperaba más y tomaba el liderato de la prueba en Castellar del N´hug (5ª) -> clasificación, en una etapa con los puertos de Formic, Olost y Berga antes de la subida final (hasta el km 11,4) y triunfo para Alberto Fernández. Parecía que el bretón tomaba el mando de la carrera, y ya todos temían que la prevista tiranía empezara incluso antes de acabar la primera semana de carrera. Sin embargo al día siguiente, en la jornada de Viella (6ª), los españoles se lanzaban al ataque y hacían perder el liderato a Hinault, pasando éste a Lejarreta, ganador de la etapa por delante de Gorospe -> clasificación. Señalar que esta jornada tuvo uno de los recorridos más duros en la historia de la Vuelta (hasta ese momento), con 235 km y los puertos de la Creueta, Cantó y la Bonaigua, este último pasándose además nevado, aunque con mucho llano entre ellos.

Lejarreta por delante de Gorospe en la llegada de la 6ª etapa. Imagen de EFE

Y peor se le iban a poner las cosas a Hinault dos días despues en la contrarreloj de Panticosa -> perfil de la subida, donde Marino daba una nueva exhibición ganando la etapa y consiguiendo más de 2 minutos de ventaja sobre “el Tejón”, que bajada hasta el 6º puesto en la general -> clasificación. Parecía que se le complicaba la carrera a Hinault, a la par que se le ponía muy de cara a Lejarreta. Sin embargo, camino Soria “el Junco de Bérriz” veía como sus principales rivales se metían en el corte bueno, cediendo 2 minutos y medio y el liderato, que iba a parar al joven Gorospe, quien su vez lo cedía por escasos segundos a Alberto Fernández al día siguiente.

Y por fin llegaba el día esperado más desde la presentación: llegaban los Lagos -> perfil y galería fotográfica, “los Lagos de Hinault”, donde la prensa barruntaba el golpe de gracia del francés, a la vez que catalogaba a la etapa como la reina de la prueba a pesar de la ausencia de dificultades antes de la subida final (más allá de dos 3ª). No obstante, era comprensible, ya que se trataba del estreno del puerto más duro jamás subido en la Vuelta, con sólo Rassos de Peguera, estrenado dos años antes, y Sierra Nevada, con mayor desnivel pero más tendido, acercándose a su dificultad.

aguilar-lagos_1983

La etapa salía de Aguilar de Campoo en lo que parecía iba a ser la guerra de la Independencia, con las tropas “Hinaultianas” intentando derrocar a las guerrillas españolas comandadas por Gorospe, Alberto Fernández y sobretodo un enrabietado Lejarreta, que sabía que siendo el más fuerte había tirado buena parte de sus opciones de victoria camino Soria y debía ahora recuperar tiempo.

86 esforzados de la ruta iban a salir de Aguilar de Campoo con una misión, superar un coloso que iba a marcar la historia de nuestro ciclismo. Durante los primeros kilómetros, un temeroso pelotón se limitaba a acumular minutos de retraso, sólamente salpicados por algún movimiento en metas volantes o sprints especiales. Querían retrasar al máximo el enfrentamiento con el nuevo coloso asturiano. Así pues, el primer acontecimiento significativo de la etapa, y que a punto estuvo de ser decisivo, se producía en el km 73, cuando el español del equipo Hueso, Carlos Machín, atacaba llevándose a rueda a Rudy Pevenage, Del Tongo. El pelotón comandado por los hombres de Hinault no se inmutaba, se había formado la escapada buena casi al primer intento. Y las diferencias no iban a tardar en abrirse …

De este modo, la ventaja pasaba de 2 minutos en el km 100 a casi 6 en el km 120 y a 8′ en la meta volante de Cangas de Onis, en el km 165. Parecía que la suerte por la etapa estaba servida, pero los dos fugados debían superar un coloso nunca visto en la Vuelta. Por detrás, el Renault había estado marcando un ritmo tranquilo, pero éste se empezaba a acelerar hasta que en la base de puerto, en el sprint especial de La Riera, la ventaja ya estaba por debajo de los de 6 minutos.

Empezaban los últimos 14 km de etapa. Los fugados se iban desinflando y a 10 km de meta Machín se marchaba sólo, descolgando a Pevenage, mientras que por detrás se producía el movimiento del día: al llegar el primer tramo duro, a 12 km de la cima, Marino atacaba a un grupo comandado siempre por Hinault que no podía seguir al de Bérriz. Primero 50 metros, despues 100, Marino volaba hacia los fugados y quien sabía si hacia el triunfo en la Vuelta. Por detrás el grupo, que había quedado muy reducido ya desde las primeras rampas, era de sólo 4 unidades: Muñoz y el líder Alberto Fernández, ambos del equipo del Zor, el sorprendente Gorospe, del Reynolds, e Hinault.

Gorospe, A.Fernández y Muñiz en la subida final. Foto de movistarteam.com

Sin embargo “el galleta”, apodo cariñoso con que se conocía Alberto Fernández, sufría y cedía a 5 km de meta. Muñoz sin embargo apoyaba a su líder, consiguiendo que Hinault y Gorospe estuvieran siempre en vista, mientras por delante Marino cazaba a Pevenage y se iba a por Machín. En los últimos km también sufría Hinault, propiciando que el líder y Muñoz contactaran de nuevo. Por delante Lejarreta seguía con un ritmo imponente y la diferencia, a la vez que crecía con sus seguidores, decrecía con Machín, que veía como tras una excepcional etapa Marino le adelantaba a poco más de 2 km para la llegada. De ahí hasta el final, Lejarreta aumentaba las diferencias hasta entrar vencedor en la ya mítica cima de los Lagos de Enol … o como despues terminarían siendo nombrados, de Covadonga.

Clasificación de la etapa:

1. Marino Lejarreta 5h45’17”
2. Bernard Hinault a 1’11”
3. Alberto Fernández a 1’15”
4. Julián Gorospe m.t.
5. Pedro Muñoz m.t.
6. Carlos Machin a 1’40”
7. Guillermo de la Peña a 2’05”
8. Giuseppe Saronni a  2’14”
9. Raimond Dietzen a 2’15”
10. Alvaro Pino a 2’18”
11. Laurent Fignon a 2’34”
12. Pedro Delgado a 2’54”

Así quedaba la general:

1. Alberto Fernández 64 h. 41min 44 seg
2. Julián Gorospe a 8″
3. Marino Lejarreta a 45″
4. Bernard Hinault a 1’52”
5. Pedro Muñoz a 4’21”
6. Hennie Kuiper a 6’42”
7. Alvaro Pino a 7’23”
8. Faustino Rupérez mt.
9. Raimond Dietzen a 7’54”
10. Laurent Fignon a 8’37”
11. Eduardo Chozas a 9’49”
12. Guillermo de la Peña a 10’51”

Se ponía complicada la carrera para Hinault, que aunque lo estaba dando todo no podía con los corredores españoles. Sin embargo, aún faltaban por suceder muchas cosas …

Justo después de la etapa de Los Lagos, en una jornada que incluía el Puerto de Pajares aunque muy lejos de la meta en León (14ª), hubo cambio de liderato, que pasaba a manos de Álvaro Pino al ser parte de una escapada que llegó con 8 minutos de ventaja sobre el pelotón, el cual a su vez se vió sorprendido por un ataque de Hinault en los últimos km, con el bretón recuperando casi 30 segundos sobre sus rivales. Al día siguiente, en una contrareloj de 22 km con salida y llegada en Valladolid, continúo la remontada del bravo corredor francés, con triunfo de etapa incluído -> clasificación, si bien el gran beneficiado fue Gorospe, que gracias a su tercer puesto en la crono se hizo con el liderato.

El joven vizcaíno era ahora la gran amenaza para Hinault, al que aventajaba en algo más de un minuto en la general … si bien éste junto con su director Guimard diseñaba la estrategia perfecta camino de Ávila (17ª): tras un fuerte ritmo en Peña Negra, Poisson y sobretodo Fignon destrozarían el pelotón en Serranillos, una subida sin mucha pendiente pero bastante larga, con más de 1000 m de desnivel, e Hinault remataría, contando con la ascensión a Navalmoral para aumentar posibles diferencias. Y así ocurrió, Hinault atacó durante la subida a Serranillos y reventó el grupo de favoritos, ganando finalmente la etapa y haciéndose con el liderato -> vídeo. Sólo Lejarreta y un Belda que iba escapado aguantaron el brutal ritmo del tejón, mientras que Gorospe se hundía completamente, perdiendo más de 20 minutos en meta y quizás sus opciones de ganar una grande para siempre.

El ataque de Hinault, con Gorospe a su rueda antes de acabar cediendo.

Clasificación de la etapa:

1. Bernard Hinault 5h57’03”
2. Marino Lejarreta m.t.
3. Vicente Belda m.t.
4. Laurent Fignon a 3’05”
5. Hennie Kuiper m.t.
6. Guy Nulens m.t
7. Alberto Fernández a 3’58”
8. Guillermo de la Peña m.t.
9. Claudio Bortolotto a 5’09”
10. Leonardo Natale m.t.

General:

1. Bernard Hinault
2. Marino Lejarreta a 1’12”
3. Alberto Fernández a 3’58”
4. Alvaro Pino a 5’09”
5. Hennie Kuiper a 10’26”
6. Eduardo Chozas a 11’15”
7. Laurent Fignon a 11’38”
8. Pedro Muñoz a 12’05”
9. Vicente Belda a 1308”
10. Faustino Rupérez a 13’36”

La exhibición de Hinault tuvo aún más mérito de lo que parece, ya que ese día empezó a notar unas molestias en la rodilla que se hicieron insufribles en la etapa siguiente, con un duro recorrido en la sierra madrileña que incluía los puertos de Navacerrada, la Morcuera N y un nuevo paso por Navacerrada antes de la meta en Destilerías Dyc. Pero Hinault pudo disimular, lo que unido al miedo de sus rivales tras lo sucedido camino de Ávila hizo que no hubiera ataques por la general, llegando un día después a Madrid muy dolorido pero con la satisfección de haber conseguido su 2º triunfo en la Vuelta a España.

Sin embargo, el esfuerzo realizado le pasó factura, no pudiendo correr el Tour y teniendo que operarse de la rodilla en el mes de agosto, abandonando el equipo Renaut a final de temporada. En cualquier caso, Hinault había dejado un recuerdo imborrable, siendo capaz de sobreponerse a sus derrotas en Pirineos y Asturias para acabar dándole la vuelta a la clasificación en la memorable jornada de Ávila, una de las etapas más míticas en la historia de la Vuelta a España.

Otro tanto los Lagos, convirtiéndose en el puerto emblema de la carrera hasta mediados de los 90, destacando, además de la gran victoria de Marino Lejarreta, los dobletes de Lucho Herrera (1987-91), Pedro Delgado (1985-92) y Laurent Jalabert (1995-96), cumpliéndose este año el trigésimo aniversario de su estreno. Lástima que desde finales de esa década la subida ha ido perdiendo gran parte de su fama, algo que analizaremos en una próxima entrada, junto con el modo en que podría volver a recuperar su aura de puerto mítico y decisivo para la carrera.

– – – – –

Anuncios

4 comentarios en “Lagos de Covadonga 1983

  1. Genial la cronica

    Nunca vi esa Vuelta en directo (tenia solo meses de vida en ese momento, jejeje) pero por lo que me dijeron mis padres, revistas historicas, internet, etc…) ha sido una de las mejores Vueltas de las historia(que tomen nota los del 2012).

    Hinault le costo ganar esta Vuelta sacrificando posteriormente el Tour. Los españoles se lo pusieron dificil. La etapa de Avila (junto al Naranco 1993) es una de las mejores etapas en la historia de la Vuelta.

    Por ultimo queria felicitaros por poner un sector de historia del ciclismo en vuestro blog (no se si lo ha escrito el forero de APM y Foro de ciclismo Filabres76, pero tiene toda la pinta).

  2. Muchas gracias Jessusr1982

    Como bien dices, la Vuelta de 1983 es considerada una de las mejores de la historia (si no la mejor). Y creemos que con toda justicia, ya que hubo varias etapas con la carrera rota desde lejos (destacando la mítica jornada de Ávila), emoción, constantes cambios de liderato, remontadas, hundimientos, etc. Y todo ello con una gran participación, lo que unido al estreno de Lagos y a ser el primer año en que la Vuelta se retransmitía en directo hizo que la repercusión mediática fuera enorme.

    Respecto al artículo en sí, efectivamente el autor principal es Filabres76, aunque en su elaboración también han colaborado otros miembros de PRC.

    Saludos.

  3. Personalmente pienso que Lagos ha sido un puerto que marcó un antes y un después en la historia de La Vuelta. Quizás por la espectacularidad de la Vuelta donde fue su estreno, o por la lucha de la propia etapa en sí, pero en los años posteriores siempre recuerdo que la etapa de Los Lagos era una de las más esperadas (aún recuerdo el ataque de Perico en el 91 por ejemplo). Desde mi punto de vista fue el puerto que comenzó a quitar los complejos a la Vuelta de que en España no había grandes puertos. Siempre he creido que es el primer Gran Puerto de La Vuelta junto a Sierra Nevada, aunque con la diferencia que éste último aún está por descubrir en su totalidad. La pena es que el mito de Los Lagos se lo han ido cargando poco a poco, en parte por la propia evolución del ciclismo hacia un mayor control y en parte por la cada vez más común costumbre de dejarlo en etapas unipuerto. Se merece mayor “descanso” entre apariciones y que cada vez que reaparezca sea en etapas donde la dureza previa provoque que se llegue a él con el castigo suficiente para que vuelva a ser un mito, como lo era hasta finales de los 90. Se trata de una subida sobreexplotada, con gran dureza y belleza, como para que cada vez que aparezca lo haga con el prestigio, la categoría y en la etapa que se merece.

    Un saludo y enhorabuena por el artículo.

  4. Muchas gracias Kiddo.

    Totalmente de acuerdo en el gran impacto que supuso el estreno de Los Lagos en 1983, convirtiéndose ya desde ese año en la subida de referencia de la Vuelta a España. Una ascensión dura y bonita, con poco que envidiar a algunos de los puertos más conocidos de Giro y Tour.

    La pena, como bien dices, es que durante los últimos años haya perdido gran parte de su fama, tanto por el diferente modo en que se corre hoy en día como por su abuso en etapas sin apenas desgaste previo (al contrario que Alpe d´Huez, por ejemplo, una subida aún más repetida pero casi siempre en etapas durísimas).

    Aprovechamos para comentar que ya está casi terminada la entrada con las propuestas de etapa para futuras llegadas en Los Lagos.

    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s