STRADE BIANCHE 2015

logo_strade bianche 2015

Este sábado 7 de marzo, en vísperas de la Paris-Niza y de la Tirreno Adriático, se disputa la 9ª edicion de la Strade Bianche Eroica Pro, carrera italiana que se celebra en la región de Toscana y cuya principal característica son los tramos de “sterrato”, pistas de tierra en buen estado que hacen de esta prueba un retorno al ciclismo más épico y tradicional, con las novedades este año de su merecido ascenso de categoría, pasando de 1.1 a 1.HC dentro del calendario europeo de la UCI, y el estreno de la carrera femenina, la “Strade Bianche Women Elite”, que se celebra el mismo día que la prueba masculina.

Los orígenes de la Strade Bianche datan de 1997, con la edición inaugural de la marcha cicloturista L´Eroica, aunque no fue hasta 2007 cuando se celebró la 1ª edición de la carrera profesional, con el nombre de “Monte Paschi Eroica” y triunfo para el ruso Alexander Kolobnev. Desde entonces ha ido ganando protagonismo rápidamente, siendo ya una de las clásicas más prestigiosas a pesar de su escasa antigüedad, aunque con múltiples cambios en el nombre: en 2010 pasó a llamarse Monte Paschi Strade Bianche, denominándose Strade Bianche a secas en 2013 y 2014, y esta temporada recuperando la palabra Eroica.

El gran dominador del palmarés es el suizo Fabian Cancellara, ganador en 2008 y 2012, además de rozar el podio en otras 2 ocasiones, destacando también el sueco Thomas Lövkvist, ganador en 2009 y 2º en 2010, y el kazajo Maxim Iglinskiy, vencedor en 2011 y 2º en 2012. También ha pisado el podio en dos ocasiones el eslovaco Peter Sagan, aunque en este caso sin victorias, acabando 2º las dos ultimas ediciones.

El año pasado el triunfo fue para el polaco Michal Kwiatkowski, que tras un gran duelo con Sagan, el cual había roto la carrera con un ataque a 21 km de meta, se impuso en solitario en la Piazza del Campo de Siena, con el eslovaco cruzando la meta a 19 segundos, mientras que el 3º fue Alejandro Valverde, a 36″, con Cunego y Kreuziguer llegando en 4º y 5º lugar respectivamente. Una edición espectacular, que fue votada por los lectores como la mejor clásica de 2014, superando a Flandes y Roubaix.

Kwiatkowski y Sagan, los grandes protagonistas en 2014. Foto de Tim de Waele / TDWSport.com

Recorridos

A nivel de recorrido, las señas de identidad de la prueba son los mencionados tramos de “sterrato”, con una distancia total que suele rondar los 50-60 km sobre esta superficie, y las pequeñas colinas de la Toscana, que jalonan toda la ruta. También cabe destacar la preciosa localidad de Siena, final de la prueba en todas sus ediciones y en torno a la cual se desarrolla la prueba. Respecto a la salida, hasta 2013 habia sido siempre la misma, Gaiole in Chianti, pero tanto el año pasado como en este edición se partirá desde la localidad de San Gimignano, al noroeste de Siena.

Donde si se han visto más cambios es en el trazado intermedio, aunque con algunos sectores, como el Monte Sante Marie, presentes en todas las ediciones. Inicialmente la prueba tenía una longitud de 180 km, más de 1/3 de ellos sobre “sterrato”, incluyendo una dura subida de tierra a 19 km de meta, Canonica a Cerreto, donde Kolobnev realizó el ataque definitivo para imponerse en la 1ª edición -> clasificación. Al año siguiente esta subida fue sustituída por 2 tramos de tierra más llevaderos, permaneciendo igual el resto del recorrido -> perfil 2008. El ataque importante también se produjo en una de las pistas de tierra, concretamente en el último tramo y a cargo de Alessandro Ballan, el cual se llevó a rueda a un fuerte Cancellara que le acabó batiendo al sprint -> clasificación / vídeo.

EN_STRADEBIANCHE

Una imagen icónica de la prueba, con la nube de polvo tras el paso de corredores y vehículos. Foto de la gazzetta.it

El mayor cambio en el recorrido llegó en 2009, cuando se adoptó el modelo para los últimos 20 km que se ha mantenido estable hasta la actualidad. La gran novedad fue el cambio de acceso a la meta, situada en la Plaza del Campo de Siena, llegando a ella a través de la Via Santa Caterina, un corto pero duro repecho final con rampas de hasta el 16%. Asimismo, se añadió un tramo de 1,1 km de “sterrato” a 12 km de meta, siendo el último por recorrer, mientras que el resto del trazado se mantuvo idéntico. Tras estas modificaciones la carrera no perdió su esencia pero si varió en parte su desarrollo, quedándose a medio camino entre la bendita locura de las piedras y el por desgracia cada vez mayor conservadurismo de las clásicas de las Árdenas.

De todos modos, como siempre la última palabra la tienen los corredores. Y si muestran una actitud valiente y ambiciosa hay terreno para que se produzca un gran espectáculo. Sólo hay que ver como en las últimas ediciones la carrera se ha vuelto a romper desde lejos, con los favoritos dando la cara a muchos km de meta y siendo una de las mejores pruebas de la temporada.

RECORRIDO STRADE BIANCHE 2015

strade bianche_planimetria 2015

El trazado de este año es idéntico al de la pasada edición, con salida desde San Gimignano y llegada en la ciudad de Siena tras un total de 200 km (sin contar el tramo neutralizado), teniendo que superar 45,4 km de “sterrato” divididos en 10 sectores, con los tramos mas largos y complicados, entre los que destaca el Monte Sante Marie, en los últimos 80 km de la prueba.

img_altimetria2015_big

Sectores de sterrato (datos de inicio y longitud del rutómetro, aunque no coinciden con los del mapa):

  • 1. San Leonardo: km 32,1 -> 2,2 km / * *
  • 2. Vidritta: km 48 -> 2,1 km / *
  • 3. Bagnaia: km 55,1 -> 5,9 km / * * * *
  • 4. Radi: km 67,3 -> 4,4 km / * * *
  • 5. Murlo: km 77,9 -> 5,5 km / *
  • 6. Lucignano d´Asso: km 120 -> 9,5 km / * * *
  • 7. Monte Sante Marie: km 146,4 -> 11,5 km / * * * * *
  • 8. Monteaperti: km 175,4 -> 0,8 km / * *
  • 9. Colle Pinzuto: km 180,7 -> 2,4 km / * * * *
  • 10. Le Tolfe: km 186,9 -> 1,1 km / * * *

Asi pues, la carrera partirá de nuevo desde la localidad de San Gimignano, pueblo amurallado de origen medieval, dirigiéndose hacia el sureste en busca de los primeros tramos de tierra, San Leonardo y Vidritta, ambos muy cortos aunque el primero de ellos con una pequeña subida, si bien no será hasta el km 55 cuando el terreno se complique de verdad con el tramo de Bagnaia, de casi 6 km y que tras una pequeña bajada incluye una subida de 3 km con rampas de hasta el 10%. Terminado su descenso, ya asfaltado, se afrontará parte del sector de Radi, que otros años era la primera zona de “sterrato” de la prueba, llegando a continuación Murlo, un tramo relativamente largo (5,5 km) pero con tendencia favorable.

Después de Murlo y el paso por la localidad de Buonconvento habrá más de 35 km sin ningún tramo de “sterrato”, aunque teniendo que superar la subida con mayor desnivel de la prueba, la cota de Montalcino, con 5 km al 6% de media. Precisamente Montalcino fue la llegada de una espectacular etapa del Giro 2010, si bien se accedía a esta localidad por una carretera distinta, incluyendo la dura subida al Poggio Civitella, con muchos km sin asfaltar y largas zonas por encima del 10% -> vídeo.

Volviendo a la Strade Bianche, superado Montalcino se encadenarán otras 3 cotas, aunque de menor longitud, antes del sector de tierra de Lucignano d´Asso, uno de los más largos, con casi 10 km, aunque con tendencia favorable, incluyendo 2 bajadas. Terminado ese tramo y ya en asfalto, la ruta se dirigirá hacia el norte en busca de Asciano, en cuyas cercanías se inicia el sector de tierra más complicado de la prueba, Monte Sante Marie, tanto por longitud, 11,5 km, como por su orografía, con subidas y bajadas cortas pero de mucha pendiente. Un buen lugar para seleccionar el grupo, que podría quedar ya muy reducido a poco que el ritmo fuera elevado o hubiera ataques importante, si bien en los 18 km posteriores, sin grandes dificultades, puede haber reagrupamientos.

La traca final comenzará a 25 km de meta, con el traicionero tramo de Monteaperti, muy corto pero con rampas de doble dígito, dando paso a los ya clásicos sectores del Colle Pinzuto, con 2,4 km de tierra y rampas de hasta el 15% en su primera parte, y Le Tolfe, de poco más de un km pero que tras una pequeña bajada incluye 400 m al 13,5%, con puntas del 18%, dos zonas donde se pueden producir ataques definitivos o reducirse mucho el grupo de favoritos. No obstante, desde el final de Le Tolfe aún restarán 12 km para la llegada, con un terreno ondulado antes de alcanzar Siena, donde los corredores tendrán que afrontar el “muro” de Vía Santa Caterina, con puntas del 16% y que termina poco antes de la “Piazza del Campo“, donde volverá a estar situada la línea de meta.

Los últimos 20 km, con dos tramos de tierra y múltiples repechos

En cuanto a la parte final, cabe señalar que el trazado de los últimos 500 m es muy técnico, con 3 curvas muy cerradas por una calle estrecha y ya dentro del casco histórico de la ciudad, teniendo además la superficie adoquinada, lo que puede hacer que la colocación sea un factor importante en caso de que la victoria se decida entre un pequeño grupo de corredores, si bien la propia dureza del repecho suele dictar sentencia.

img_arrivo2014_big

El mapa de los km finales, con la llegada en Siena

Participación

A pesar de la (casi) coincidiencia con la París-Niza, lo que ha provocado algunas bajas importantes, la participación de este año vuelve a ser magnífica, contando con varios de los mejores corredores del mundo, tanto clasicómanos como vueltómanos, y varios de ellos en un gran estado de forma. Y de nuevo con un aumento en el número de equipos, siendo de la partida 20 escuadras, 13 de ellas World Tour, para un total de 154 corredores (salvo renuncias de última hora). Entre las ausencias, destaca la del vigente ganador, Michal Kwiatkowski, y el vencedor de 2011, Philippe Gilbert.

A priori, los grandes favoritos son corredores que ya fueron protagonistas en la pasada edición: Peter Sagan (Tinkoff Saxo), 2º los dos últimos años, en 2014 sólo superado por Kwiatkowski y en 2013 controlando el grupo para favorecer la victoria de su compañero de equipo Moreno Moser; Alejandro Valverde (Movistar), podio en 2014 y que llega a esta edición en buena forma tras arrasar en Tramuntana, ser 2º en el Mirador de Colomer y acabar 3º en Omán, rozando también el “cajón” en Dubai; y Fabian Cancellara (Trek Factory), todo un especialista en la prueba, habiendo ganado en dos ocasiones, 2008 y 2012, y acabado entre los seis primeros en otras tres ediciones, buscando este año su 3ª victoria.

Intentarán ponérselo difícil Greg Van Avermaet (BMC), 5º en 2012 y otras dos veces top-10, aunque está bajo mucha presión tras haber sido llamado a declarar por la federación belga; Zdenek Stybar (Etixx Quick Step), triple campeón del mundo de ciclocross, la última vez en 2014, y esta temporada podio en la Vuelta a Murcia; Filippo Pozzato (Lampre Merida), un corredor tan brillante como irregular y que ya sabe lo que es rozar el podio en esta carrera, en la edición de 2010; Sepp Vanmarcke (Lotto NL Jumbo), al que sólo la mala suerte le privó de luchar por el triunfo en la Omloop Het Niuwsblad, si bien aquí tiene la pega de ser su debut; Damiano Cunego (Nippo Vini Fantini), 3º en 2011 y 4º en la pasada edición; Oscar Gatto (Androni Giocatolli), podio en 2012 tras acabar 7º el año anterior; Lars Boom, campeón mundial ciclocross en varias categorías, y Vincenzo Nibali, vigente ganador del Tour de Francia, aunque ambos parecen llegar algo cortos de forma (Astana).

Otros corredores importantes: Roman Kreuziguer, 5º el año pasado y 6º en 2012, y Daniele Bennati (Tinkoff Saxo); Niki Terpstra, ganador de la Roubaix y este año 2º en Het Nieuwsblad, y Rigoberto Urán, podio en los dos últimos Giros de Italia (Etixx Quick Step); Moreno Moser, vencedor en la edición de 2013, y el combativo Ryder Hesjedal, 5º en 2010 y top-ten en otras dos ocasiones (Cannondale Garmin); Simon Gerrans, vigente ganador de la Lieja, aunque aún no ha competido este año, y el prometedor Adam Yates (Orica Green Edge); Giovanni Visconti, top-ten en 2009 y 2011, y Andre Amador (Movistar); Rinaldo Nocentini, podio en 2013, y Carlos Betancur (Ag2r la Mondiale); Ian Stannard (Sky), ganador en Het Niuewsblad y 4º en Qatar; Damiano Caruso, Alessandro De Marchi, Samuel Sánchez, Daniel Oss y Peter Stetina (BMC); Giampaolo Caruso, 8º en la edición de 2013, y Angel Vicioso, 6º en 2011 (Katusha); Fabio Felline, podio en Drome y Sud Ardeche, siendo top-5 en Murcia y Laigueglia (Trek); Francesco Gavazzi, 2º en Laigueglia y Lugano, Simone Ponzi (Southeast); Sonny Colbrelli (Bardiani); Paul Martens (Lotto); Andry Grivko (Astana); Franco Pellizzotti (Androni) y Przemyslaw Niemiec (Lampre Merida).

– – – – –

En cuanto a la retransmisión televisiva, este año la carrera podrá verse en abierto en todo el país, con la emisión en directo a través de Teledeporte, que al conectar a las 13.45 h dará los últimos 70 km de carrera (si se cumple el horario intermedio), con la llegada prevista en torno a las 15.30 h. Al contrario que en otras ocasiones, no habrá repetición por la noche, aunque si al día siguiente, volviendo a emitir la carrera el domingo a las 8.00 h de la mañana.

– – – – –

Por último, señalar que además de la propia “Eroica Hispania”, que se estrena este año, en España existe una marcha y proyecto de carrera profesional de similares características, el GP Canal de Castilla, que transita por numerosos tramos sin asfalto a lo largo de un bonito trayecto que recorre esta gran obra de ingeniería española. Más información en su web oficial, donde ya está abierta la inscripción para la marcha de este año, que se celebrará el 18 de julio, asi como en las diversas entradas en las que hemos tratado este tema en el blog:

Anuncios

Un comentario en “STRADE BIANCHE 2015

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s