TOUR DE FRANCIA 2020 – Recorrido

CabeceraTour

Las demás entradas sobre el Tour de Francia 2020:

  • Historia (orígenes, evolución de la prueba, ciclistas destacados, puertos míticos, recorridos, últimas ediciones).

– – – – –

Como decíamos en la entrada previa, este año se disputa la edición nº 107 de la prueba, con salida desde Niza el 29 de agosto y final en los Campos Elíseos de París el 20 de septiembre, en un año marcado por la pandemia del coronavirus, que ha provocado tanto el cambio de fechas, casi 2 meses más tarde de lo habitual, como la toma de medidas especiales por parte de la organización, entre ellas la polémica decisión de expulsar al equipo que tenga 2 o más positivos en una semana, sean o no ciclistas.

A nivel de recorrido, la prueba constará de 21 etapas, con dos días de descanso intercalados, pudiendo dividirse en 6 jornada llanas (aunque en realidad son menos, con varias quebradas); 9 de media montaña, casi la mitad de ellas con final en alto; 5 de alta montaña, 2 con llegada en HC y 3 tras el descenso de un puerto; y solo una contrarreloj, en la 20ª jornada y que termina en una subida dura. En total, 3.474 km a recorrer, sin contar las neutralizaciones.

Mapa en PDF / Video presentación de la ruta

Un trazado atípico, con la montaña muy repartida a lo largo de toda la prueba, habiendo una 1ª semana mas dura de lo habitual, con grandes puertos ya desde el 2º día en torno a Niza, e incluyendo muy pocas jornadas realmente llanas durante la carrera, abundando la media montaña, algo que no obstante ya ocurría en la pasada edición. De hecho, hay al menos una jornada (si no varias) en cada una de las cordilleras francesas, si bien el mayor protagonismo recae en los Alpes, que se visitan tanto al inicio como en la última semana de carrera.

Sin embargo, al repartir tanto la montaña no hay una verdadera etapa reina, echándose también en falta jornadas de gran fondo, con todas las etapas de alta montaña por debajo de 180 km. Sobre las contrarrelojes, se bate un récord negativo. Y es que al haber sola una CRI y ninguna CRE, es el Tour con menos crono desde que se hacen este tipo de etapas (1934), con apenas 36 km y además de recorrido mixto. En ese sentido, está muy desequilibrado en favor de los escaladores, lo que además puede provocar mayor conservadurismo.

Listado de etapas Tour de Francia 2020

Por otro lado, junto a las habituales bonificaciones en meta, de 10, 6 y 4 segundos respectivamente para los 3 primeros de cada etapa, se repetirá la medida del año pasado: bonificaciones en varios puertos de paso, con 8, 5 y 2 segundos para los corredores que pasen en los 3 primeros puestos por Quatre Chemins (2ª etapa), La Lusette (6ª), Peyresourde (8ª), Marie Blanque (9ª), Suc au May (12ª), Col de Neronne (13ª), Saint-Nizier (18ª) y Glières (18ª). Esperemos que esta medida, que en realidad no es tan novedosa, ya que las bonificaciones en los puertos eran un clásico hace varias décadas, favorezca una mayor combatividad, aunque en 2019 no tuvo especial impacto.

PRIMERA SEMANA

De este modo, la “grand depart” de la prueba será en Niza por 2ª vez en su historia, tras la edición de 1981, contando en esta ocasión con 2 etapas en torno a la localidad mediterránea: una 1ª jornada de 156 km, con varios bucles en los que destaca el enlazado de Rimiez, con 6 km al 5%, y Aspremont, añadiéndose la suave cota de Levens en la última vuelta, a 38 km de meta; y una 2ª etapa de 186 km que ya incluye 2 colosos alpinos: La Colmiane (Saint Martin) y el Col de Turini, con 15 km al 7,4%, si bien muy lejos de meta, con un largo descenso y haciendo en la parte final otros 2 bucles alrededor de Niza, el 1º con el Col de Eze completo y el 2º hasta el cruce de Quatre Chemins, coronándose a 9 km de la llegada en el “Paseo de los Ingleses”, final clásico de la París-Niza, aunque este año se suprimió la etapa por el coronavirus. Respecto a Turini, señalar que no se incluía en el Tour desde la edición de 1973, al día siguiente de la mítica jornada de Les Orres, también muy lejos de meta, ganando López Carril en Niza. No obstante, hace solo año y medio fue final de etapa en la París-Niza 2019, con doblete colombiano: etapa para Daniel F. Mártinez y liderato para Egan Bernal.

En la 3ª jornada se abandona Niza, con casi 200 km de perfil quebrado, al menos en sus 2/3 iniciales, en busca de la ciudad de Sisteron, destacando la subida inicial “en escalera” hasta el Col de Valferriere, incluyendo PilonFaye, y a mitad e la ruta el Col des Leques, con 7 km al 5,4%, si bien tras este puerto el recorrido suaviza mucho, con los últimos 75 km básicamente llanos (salvo por la cota de Orme), lo que estando en la 1ª semana hace que sea un día para los velocistas. En la 4ª etapa será el turno para el primer final en alto de esta edición, con 160 km entre Sisteron y la estación de esquí de Orcieres Merlette, teniendo que superar previamente 4 subidas puntuables, la más dura Col du Festre, con un tramo de 4 km al 6,5%. Respecto al ascenso final (sin el llano), está marcado de 1ª aunque es más bien un 2ª duro, con 10 km al 6,2% por buena carretera, destacando un tramo de 5,5 km a más del 7%, si bien es difícil que haya diferencias entre los favoritos. No obstante, se trata de un lugar mítico por la exhibición de Luis Ocaña en el Tour de 1971, cuando atacó al inicio de etapa y arrasó a sus rivales, incluído Merckx, aunque unos días más tarde se produjo su desgraciada caída en el Col de Mente.

La etapa siguiente es a priori más sencilla, con 183 km entre Gap y la localidad de Privas, ya en Ardeche, teniendo un perfil favorable durante gran parte de la ruta, si bien incluyendo varias cotas en los últimos 80 km, puntuando Serre Colon y St. Vicent de Barrés, aunque son muy tendidas, en un día para que los sprinters impongan su ley. En la 6ª jornada regresa la montaña … al menos en la parte final, ya que los primeros 140 km son llanos. Pero ya en los últimos 50 km, tras el aperitivo de la cota de Cap de Coste, se afronta el gran encadenado de Mourezes, con 6 km al 5%; el inédito Col de la Lusette (desde km 12) -> fotos, con un tramo de 5 km al 9,6% y carretera que agarra, y Mont Aigoual (últimos 8 km), ya mucho más tendido, con 8 km al 4% de media. Un final de etapa a priori muy interesante, con el estreno de La Lusette, el puerto de paso más duro del Macizo Central, y un enlazado que si se cuenta como uno solo supera los 300 de coeficiente APM, si bien para hacer daño hay que moverse desde lejos, sin esperar al tramo del Mont Aigoual, donde es más fácil seguir rueda.

La 7ª jornada, con 170 km entre Millau y Lavaur, tiene un recorrido mixto, con ruta quebrada los primeros 120 km, incluyendo cotas de salida, puntuando Luzencon, y a mitad de la ruta Peyronnenc, con 14,5 km al 4%, para tras su descenso, con varios repechos, alcanzar la llanura de Castres, donde el terreno se vuelve llano … pero con la amenaza del viento, por lo que los favoritos no pueden despistarse, siendo en cualquier caso un día para los velocistas. El fin de semana turno para los Pirineos, con una 1ª etapa de 140 km entre Cazères sur Garonne y Loudenvielle, incluyendo tres buenos puertos: el Col de Menté, con 9 km finales al 8% (sin contar bajada) y un descenso tristemente famoso por la caída de Ocaña en 1971, cuando era líder destacado; Port de Balés, irregular pero con tramos muy duros, destacando los 10,5 km finales, a casi el 8% de media a pesar de los descansillos, y bajada complicada en su primer tramo; y Col de Peyresourde (desde km 4), sin grandes rampas pero constante al 7-8%. Una vez coronado restarán 11,5 km, la mayoría bajada por buena carretera, pero con repecho a un km de la meta en Loudenvielle. Un buen encadenado final, aunque se echa en falta más desgaste previo, algo que si tenía la etapa de 2007, con casi 200 km y más puertos -> clasificación / vídeo, viéndose un gran duelo entre Contador y Rasmussen en el Peyresourde, aunque triunfó la escapada.

Como cierre de la 1ª semana, una etapa de 153 km entre la ciudad de Pau y Laruns, en los Pirineos Atlánticos, afrontando a mitad del recorrido el inedito Col de la Hourcere (Issarbe), marcado de 1ª pero siendo más bien un HC, con 12 km al 8,5% de media, formando además un espectacular enlazado con Pierre S.Martin, aunque en este caso solo se subirá hasta el Col de Soudet (últimos 4 km). Después de coronar Soudet, turno para una fuerte bajada en busca de Arette, con un largo tramo llano (salvo por un repecho) antes del Col de Ichère, con 4,2 km al 7% de media, y el puerto clave de la jornada: Col Marie Blanque -> otro perfil, un clásico del Tour que tiene 4 km finales al 11,5%, sin rampas extremas pero muy machacón, siendo el coco de la Quebrantahuesos. La cima está a 18 km de Laruns, 11 de irregular descenso y los últimos 7 llanos, pudiendo verse bonitas persecuciones entre los grupos. Una jornada novedosa, tanto por el estreno de Issarbe como por situar Marie Blanque tan cerca de meta. No obstante, Laruns sí ha sido llegada recientemente: en 2018, aunque yendo por el lado contrario, con Aubisque por Soulor como último puerto, ganando Roglic tras atacar en el descenso -> clasificación / vídeo.

En cuanto a posibles alternativas, la mayor pega de la ruta elegida la poca continuidad entre los puertos, sobre todo por el tramo llano entre Soudet e Ichère, que se podría solucionar bajando el primero por la vertiente noreste, aunque es cierto que sería descenso muy complicado, por carretera estrecha. Otra opción, manteniendo la bajada original hasta Arette, sería incluir el Col de Lie antes de Ichère. Por otro lado, estrenado Hourcere / Issarbe (se incluyó en 1995, pero en sentido contrario), ójala en próximos años tanto este puerto como los situados más al oeste, en el País Vasco francés, se aprovechen mejor, habiendo múltiples opciones: meta en la E.E. de Arette tras Issarbe, con un gran enlazado final; llegada en St. Jean Pied de Port tras bajar Burdinkurutzeta; final en la Pierre St. Martin o acabar en Isaba tras Larrau, encajando bien en la Vuelta, etc …

SEGUNDA SEMANA

Después de la jornada de descanso y un largo traslado hasta el departamente de Charente Maritime, la prueba se reanuda con una etapa muy llana entre Castillo de Oléron, en la isla de Oléron, y Saint Martin de Ré, en isla de Ré, circulando junto a la costa durante gran parte de la ruta, con largos puentes para pasar de Oléron a la Francia continental y de esta a la isla de Ré. En ese sentido, ojo al viento, pudiendo verse abanicos a poco que haya ganas de marcha. La etapa 11ª también es llana, rondando de nuevo los 170 km, pero dirigiéndose hacia el interior, acabando en la ciudad de Poitiers tras una larga recta de km y medio, en un día para los sprinters. Y deberían aprovecharlo, ya que la hornada siguiente regresa la media montaña con la etapa más larga de esta edición: casi 220 km entre Chauvigny y Sarran, en el departamento de Correze, con un perfil sin grandes puertos pero muy rompepiernas, destacando ya en los últimos 45 km las cotas de Croix du Pey, con 5 km al 6%, y Suc au May, que tiene 2,5 km iniciales al 10%, coronándose a 26 km de Sarran. Desde ahí a meta hay varios repechos, incluído un final que pica hacia arriba, con último km al 3%, siendo una jornada para clasicómanos.

A priori, la 13ª etapa es una de las más exigentes de esta edición, con 192 km entre Châtel Guyon y el Puy Mary, con un recorrido de sube y baja constante en el Macizo Central que incluye 7 subidas puntuables: en los primeros 90 km tendrán que superar el Col de Ceissat, que comparte su inicio con el mítico Puy de Dôme, incluído por última vez en 1988; Col de Guery, con 2 km finales al 7,5%; y La Stèle, con los primeros 4 km al 7%, dando paso a un largo terreno favorable en busca del sprint intermedio de Lanobre. Ya en los últimos 75 km sera el turno de las cotas de L’Estiade / Trizac, con inicio exigente aunque luego suaviza, y Salers, con 3,5 km al 7%, antes del encadenado final, formado por Col de Neronne, con casi 4 km al 9%, y tras zona de falsos llanos Pas de Peyrol (desde cruce km 11,3), también conocido como Puy Mary, teniendo por esta vertiente 5,5 km al 8% de media, destacando los 2 km finales al 12,5%. Este muro unido al desgaste previo, en una jornada que acumula 4400 m de desnivel, puede hacer mucho daño a los que lleguen justos de fuerzas. En el lado negativo, la propia dureza de la subida final podría perjudicar ataques lejanos, con los favoritos reservándose para el Puy Mary.

La etapa siguiente también es de media montaña, con 194 km entre Clermont Ferrand y la ciudad de Lyon, cuya metrópolis supera el millón de habitantes. Aunque muy lejos de meta, el gran puerto del día es el Col du Bèal, con más de 1000 m desnivel, si bien oficialmente solo han marcado los 10 km finales, al 5,6%, dando paso a un largo descenso hasta Montbrison interrumpido por varias cotas, la más dura Correau, con 4 km a casi el 6%. Tras una zona llana, el recorrido vuelve a picar hacia arriba con el Col de Brosses, largo aunque muy suave, no puntuando para la montaña. Su tendido descenso llevará a los corredores hasta las cercanías de Lyon, donde en la travesía urbana habrá 2 pequeñas cotas: la Duchère y la Croix Rousse -> perfil 13 km finales, sin especial dureza pero que le darán picante a los últimos km, siendo un buen día para los clasicómanos. Esta misma etapa se anunció para el Critérium Dauphiné, siendo una de las suprimidas cuando se cambió la fecha y se redujo su duración por la pandemia, aunque la tuvimos en cuenta para realizar el Dauphiné Galaico, proponiendo finales equivalentes en Ourense y O Barco.

En vísperas de la última jornada de descanso, etapa de montaña en el Jura, con 175 km entre Lyon y el Col du Grand Colombier. El recorrido se puede dividir en dos partes: casi 100 km llanos, con el sprint de Le Bouchage como punto más reseñable; y los últimos 75 km, donde los corredores tendrán que superar 3 puertos duros en torno a la misma zona, aunque sin llegar a cruzarse. El primero de ellos, la Selle de Fromentel, se corresponde con Grand Colombier por su vertiente SO, con un 4,5 km finales al 12% hasta cota 1175 m, estando en la lista km más duros (casi 16%), sólo que en vez de continuar la subida se gira hacia Lochieu y el Col de la Biche (desde km 9), con últimos 6 km a más del 9%, formando un gran encadenado con Fromentel. Y ojo al duro repecho tras coronar Biche, con mayor altitud, dando paso a peligroso descenso por carretera estrecha y mucha pendiente. Sin embargo, tras el final de la bajada hay 15 km llanos, afrontando la subida final a Grand Colombier por Culoz -> perfil oficial, que alterna tramos exigentes y descansillos. En total, 17,5 km al 7,2% de media, lo que unido a los puertos previos puede provocar una escabechina si hay ritmo. No obstante, el diseño elegido es muy discutible, con un llano antes de la subida final que se podría haber evitado con otra combinación de vertientes.

Grand Colombier 2020 (Tour de l’Ain) -> clasificación / vídeo

TERCERA SEMANA

Tras el día de descanso, la prueba continúa con una etapa de media montaña entre La Tour du Pin y Villard de Lans, atravesando el macizo de La Chartreuse y el de Vercors con 5 subidas puntuables. Destacan Col de Porte, con 900 m de desnivel y un descenso vertiginoso; la Côte de Revel, con 6 km al 8% antes del falso llano de la cima; y el ascenso a Saint Nizier du Moucherotte (desde km 13), con oficialmente 11 km al 6,5%, aunque la subida comienza antes, rondando los 1000 m de desnivel. Después de coronar restarán 20 km, favorables hasta Villard de Lans pero con los km finales de subida, acabando en la estación de La Côte 2000, con los últimos 2 km al 6,5%. Una jornada interesante, con posibles sorpresas por el día de descanso, aunque muy condicionada por la etapa siguiente, con el final más duro de la carrera. Sobre los antecedentes, Villard de Lans fue un clásico a finales de los 80, con 3 cronoescaladas y 2 en etapas en línea, ganando Perico en 2 ocasiones, si bien desde entonces solo ha sido meta en 2004. No obstante, hay una llegada más reciente: la etapa de Dauphiné 2015 -> vídeo, que además terminó en la misma subida de este Tour, siendo una jornada espectacular, con triunfo de Rui Costa y liderato para Nibali.

Aunque tiene sólo 2 puertos, la jornada 17ª, con 170 km entre Grenoble y Méribel / Col de la Loze, es a priori una de las más decisivas de la prueba. Y es que tras una 1ª mitad de básicamente llana, con la única dificultad orográfica de la cota previa a Allevard les Bains, los corredores tendrán que afrontar 2 colosos: el Col de la Madeleine por Montgellafrey-> perfil oficial (falta el inicio), una vertiente inédita en el Tour y aún más dura que la clásica, teniendo 19 km al 8% de media; y tras su largo descenso, con 25 km y casi 1600 m de desnivel, y un tramo llano, con paso por la localidad de Moutiers, el temido Col de La Loze -> perfil completo / gráfico oficial, con pendientes del 6-8% durante gran parte del ascenso pero que en la parte final, bien asfaltada (2019) como se ve en este vídeo, se disparan, con 5 km finales al 10% donde se sube a base de rampones, con puntas del >20% que se alternan con zonas más suaves, coronando a 2300 m. En total, 22,5 km al 7,6% de media, con un coeficiente APM que ronda los 420 puntos, siendo la 2ª subida francesa mejor colocada en la lista de puertos más duros en carrera. Señalar que si bien es un puerto inédito en la prueba, ya se vio en Tour de l’Avenir 2019, en una etapa de solo 23 km al partir de Brides les Bains.

No obstante, creemos que es un error terminar en la cima, ya que con un final tan duro la batalla entre los favoritos puede quedar reducida a los últimos 5 km, mientras que como puerto de paso (la otra vertiente pasa por Courchevel: perfiles y mapa -> fotos bajada) habría roto la carrera desde lejos, con los favoritos teniendo que dar la cara a muchos km de meta. Por ejemplo, se podría haber terminado en el propio Méribel tras un bucle -> propuesta de etapa reina. O en Moutiers tras la vertiente blanda de Montagny, existiendo en ambos casos la opción de añadir el Glandon antes de la Madeleine, un encadenado de lujo. O con algo menos de dureza, Grand Cucheron.

En la 18ª etapa continúa la montaña, en este caso con un enlazado de puertos sin final en alto, acabando en La Roche Sur Foron tras 175 km y más de 4000 m de desnivel. El único tramo llano (aunque picando ligeramente) son los primeros 25 km, ya que tras Bourg Saint Maurice comienza la fiesta con el Cormet de Roselend, con casi 19 km al 6%; la cota de la Route des Villes; el Col des Saisies, todo un clásico del Tour, siendo un buen 1ª con 15 km al 6-7%, aunque extrañamente lo han marcado de 2ª categoría; y Col des Aravis, con 7 km finales a casi el 7% de media. Tras el descenso de este último, turno para el puerto más rompedor de la jornada: el Col des Glières, que tiene 6 km al 11% de media antes de la meseta de la cima, con 2 km de tierra, el último al 5%. Alcanzada la cota más alta, a 30 km de meta, fuerte bajada, con repecho traicionero incluído, en busca del Col des Fleuries, con 5,5 km al 4-5%, aunque no puntúa, teniendo pendientes similares, aunque más largo, en su descenso a La Roche sur Foron, terminando con 500 m de subida. En resumen, la etapa con mejor diseño de este Tour, con buen desgaste, continuidad en los puertos y encadenado final de puerto duro + blando, favoreciendo la batalla desde lejos.

Superado el tríptico, etapa de 167 km entre Bourg en Bresse y Champagnole, cerca de la frontera suiza, teniendo un perfil muy quebrado, con sólo una cota puntuable pero múltiples repechos y vías secundarias en los últimos 90 km. Una jornada muy abierta, con opciones tanto para los velocistas como para la escapada, mientras que los favoritos a la general buscarán guardar fuerzas. Y es que al día siguiente llega la único crono de toda la prueba, con 36 km entre Lure y la Planche des Belles Filles, en Los Vosgos, un final clásico en los últimos años aunque en etapas en línea. Los primeros 14 km, hasta el punto de cronometraje de Le Raddon, son planos y con largas rectas (salvo el inicio en Lure). Sin embargo ahí cambia el terreno con el Col de la Chevestraye, que si bien es muy tendido, más un falso llano que auténtico puerto, supondrá un buen desgaste para los corredores, seguido por un corto pero revirado descenso en busca de Plancher les Mines, localidad de inicio del ascenso a La Planche des Belles Filles -> perfil por tramos (meta cota 1040 m). Una subida exigente, con varios km al 10-11% y rampón final al 20%, si bien dos descansillos bajan la media, para un total de 6 km al 8,5%, pudiendo resultar un muro terrible para quienes no hayan sabido regular en el tramo previo, siendo una CRI para corredores completos.

Es la 5ª vez que La Planche des Belles Filles acoje una llegada del Tour, si bien las anteriores fueron etapas en línea, estrenándose en 2012 -> clasificación / vídeo, con victoria de Froome. Volvió en 2014 -> clasificación / vídeo, en una jornada a la postre decisiva, con triunfo y liderato para Nibali, teniendo que retirarse Contador por una fuerte caída; 2017 -> clasificación / vídeo, imponiéndose un gran Aru; y 2019 -> clasificación / vídeo, con triunfo de Teuns y un km más de subida, sobre tierra y con un final terrible que no se hará esta vez, acabando en la meta previa. De todos modos, aún siendo llamativa, con una sola crono no tiene sentido una subida como ésta, siendo más lógico una CRI llana o como mucho quebrada, rondando los 50 km para equilibrar la prueba. Después de la crono, largo traslado hasta París para la clásica etapa con múltiples pasos por el circuito de los Campos Elíseos -> perfil, con salida desde Mantes la Jolie y un total de 122 km, con 8 vueltas y medio al circuito. Una jornada muy favorable para los sprinters, ganando Ewan en 2019 -> clasificación / vídeo, teniendo que remontarse a 2005 para ver triunfar un ataque (Vinokourov), y que servirá de homenaje para todos los ciclistas que hayan logrado completar la carrera.

En definitiva, un recorrido exigente, sobre todo por el gran nº de etapas de montaña, tanto de media como de alta, aunque con mayoría de las primeras, y distribuidas a lo largo de toda la prueba, habiendo muy pocas etapas realmente llanas. Y estas últimas, excepto la jornada final de París, tampoco permiten a priori mucha relajación, con la amenaza del viento. Sin embargo, la escasez de crono, con una única etapa de este tipo y que además de no ser llana no llega hasta el penúltimo día, hace que globalmente sea un Tour muy desequilibrado, algo ya habitual los últimos años pero que no deja de resultar injusto, además de una traición a la historia de la prueba, donde había que ser un corredor completo, brillando en todos los terrenos o arrasar en alguno, para optar a la victoria.

Sobre el diseño concreto de las etapas, en el lado positivo está el estreno de varios puertos muy interesantes, así como algunos buenos encadenados y el hecho de que no se abusa del final en alto (aunque el de la contrarreloj sobra, pudiendo también haberse eliminado alguno de las etapas en línea), ganando protagonismo los puertos de paso. La parte negativa es que al haber tantas etapas de montaña se ha repartido mucho su dureza, no habiendo una auténtica jornada reina ni etapas de gran fondo, con solamente una jornada pasando de los 200 km, una cifra muy escasa para todo un Tour.

De todos modos, como siempre la última palabra será de los corredores. Y aunque el recorrido global esté desequilibrado, terreno hay para ver un gran espectáculo si se muestran combativos desde el inicio, sin esperar a la última semana. Por otro lado, esperemos que haya suerte y funcionen las medidas que se han tomado para evitar la expansión del coronavirus, sin que ningún equipo tenga que ser expulsado de la carrera.

– – – – –

2 comentarios en “TOUR DE FRANCIA 2020 – Recorrido

  1. Aunque muchos de los diseños de las etapas son interesantes y pueden dar espectáculo, la cronoescalada final marca mucho la carrera. Parece que la organización quisiera darle el protagonismo a la Planche, supongo que habrán pagado bien.

    • Gracias por el comentario, Zinesport

      Muy de acuerdo en que hay etapas con diseños interesante, pudiendo dar juego, pero con la cronoescalada marcando demasiado la carrera. Siendo la única crono del recorrido, lo lógico es que hubiera sido llana y más larga, para equilibrar la prueba. Y en cualquier caso, mucho mejor si estuviera situada antes, no en la última semana, para que los que corredores no pudieran especular.

      PD: muy buenos artículos en tu web ;)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .