TIRRENO ADRIATICO 2020

Esta semana, del 7 al 14 de septiembre, coincidiendo con la disputa del Tour de Francia, se celebra la 55ª edición de la Tirreno Adriático, la 2ª prueba por etapas más importante de todas las que se celebran en el país transalpino, sólo superada por el Giro de Italia, y una de las carreras de una semana con mayor relevancia y prestigio de toda la temporada, si bien este año, debido a su coincidencia con el Tour al cambiar de fechas por la epidemia del coronavirus, la carrera pasa más desapercibida, aunque ganando una etapa y con buena participación.

La edición inaugural de la prueba tuvo lugar en el 1966, con salida en Roma y llegada en Pescara, siendo organizada por el Velo Club Forze Sportive Romane y con triunfo final para el italiano Dino Zandegù. Originalmente había sido anunciada como Tre Giorni del Sud, pero a la hora de la verdad su inicio en las orillas del Mar Tirreno, al oeste de Italia, y su final en las costas del Mar Adriático, al este del país, le dieron su nombre de Tirreno Adriático, siendo también conocida como “la carrera de los dos mares”, “la corsa dei due mari” en italiano.

Desde entonces se ha venido disputando cada año de un modo ininterrumpido, aumentando su nº etapas hasta un máximo de 8 en la década de los 90 (pasando a 5 en 1967, a 6 en 1977, a 7 en 1984, a 8 en 1990 y de nuevo a 7 desde el año 2002) y ganando prestigio, hasta situarse actualmente al mismo nivel que otras carreras de una semana mucho más veteranas, como la propia París-Niza. Asimismo, es una de las pruebas con fechas más estables del calendario, habiéndose celebrado siempre en el mes de marzo.

Ya desde sus inicios, fue considerada como la antesala de la Milán-San Remo, tanto por su recorrido, donde habitualmente han predominado los trazados rompepiernas y repechos cerca de meta, como por su cercanía a la “Classicissima”, la cual se disputa el fin de semana siguiente a la conclusión de esta carrera, haciendo que buena parte de los favoritos para San Remo utilicen la carrera como banco de pruebas. Este es uno de los motivos de que en el palmarés hay tantos clasicómanos, destacando el belga Roger de Vlaeminck, conocido como “El Gitano” y que obtuvo 6 victorias consecutivas durante la década de los 70.

No obstante, a excepción de Vlaeminck, el palmarés está dominado por los italianos, con 24 triunfos, incluídos los dobletes de Francesco Moser (1980-81, además de 4 podios), Giuseppe Saronni (1978-82 y 2 podios) y Vincenzo Nibali (2012-13). También con 2 victorias están el suizo Tony Rominger (1988-89, más 2 podios), el danés Rolf Sorensen (1987-92, siendo 3º en 1988) y el colombiano Nairo Quintana (2015-17). En cuanto a los españoles, sobresalen Oscar Freire, con victoria en 2005, ganando además 3 etapas y la regularidad, y podio en 2002-04, y Alberto Contador, vencedor en 2014 y 3º en 2013. También ganaron Herminio Díaz Zabala en 1992 y Abraham Olano en 2000, siendo acompañado en el podio por Juan Carlos Domínguez.

El año pasado, en una edición muy disputada, con grandes etapas en Fossombrone y Recanati, la victoria fue para el esloveno Primoz Roglic (Jumbo), que le dio la vuelta a la general en la crono final, desbancando al inglés Adam Yates (Mitchelton) por apenas un segundo, que había sido el líder de la prueba desde la 2ª jornada, completando el podio el danés Jakob Fuglsang (Astana), vencedor de la etapa reina pero que se vio penalizado por la CRE inicial. Destacar también a Julian Alaphilippe, ganador de 2 etapas, y Alexey Lutsenko, vencedor de etapa (pese a varias caídas) y clasificación de la montaña.

Podio de 2019: Roglic, Yates y Fuglsang. Imagen Bettini Photo, galería Cyclingnews

Recorridos

Como decíamos al inicio, históricamente han predominado los trazados rompepiernas, siendo su característica más llamativa los finales trampa”, con pequeños puertos cerca de meta o acabando directamente en un duro repecho, estilo clásica, así como los circuitos finales con varios pasos por la línea de meta, que suelen realizarse en 2-3 jornadas casi todos los años. También son habituales las etapas con largo kilometraje, incluso superando los 230 km, que sirven a los corredores para coger fondo de cara a la Milán-San Remo.

Sin embargo, desde finales de la pasada década ha cambiado el modelo, ya que si bien se han mantenido en parte los trazados “ratoneros”, con circuitos finales y llegadas en repecho, también han incluído grandes puertos, algo que en los 90 y principios del 00 no era habitual. Así pues, en 2006 y 2007 hubo finales en San Giacomo, aunque en el primer caso se suspendió por nieve. En la edición de 2009 le llegó el turno a Sasso Tetto como puerto de paso, repitiendo los 2 años siguientes, si bien en 2010 la ruta original era Forca di Presta, Frontignano y Arette, mientras que en 2012 estaban programados el duro Passo Lanciano, con meta en Chieti, y la subida a Prati di Tivo, aunque debido al hielo sólo se pudo subir este último, repitiendo ambos en 2013, ya sin suspensiones. En 2014 sí se pudo subir Lanciano, incluyéndose además Forca Capistrello y el tendido Selvarotonda, mientras que en 2015 la gran subida fue Monte Terminillo, teniendo que superarse además el Poggio San Romualdo en la etapa previa, aunque muy lejos de la meta en Castelraimondo, repitiendo Terminillo en 2017.

Respecto a las cronos, su inclusión ha ido a rachas. En la década de los 80 y principios de los 90 hubo siempre crono individual (y habitualmente 2 por edición), mientras que desde 1993 hasta 1999 sólo se disputó una CRI larga más un prólogo. Ya en el siglo XXI, casi todas las ediciones han tenido contrarreloj (faltando sólo de 2003 a 2005 y en 2010), siendo un tipo de etapa fija desde 2011 y por partida doble, con CRE inicial en torno a 20 km (aunque en 2015 no pudo disputarse por el mal estado de las carreteras por las lluvias, sustituyéndose por un prólogo) y CRI final de 10 km en San Benedetto del Tronto. Dejando de lado esta última década, la alternancia en la presencia de CRI fue clave en el tipo de corredores que ocupaban los primeros puestos: clasicómanos cuando no había crono y especialistas en esta disciplina cuando sí estaba en el recorrido.

El equilibrio se consiguió en la edición de 2009, con etapas para todo tipo de corredores, jornadas clave bien diseñadas y colocadas del mejor modo posible: doble paso y final en Montelupone (estrenado en 2008), crono individual de 30 km y gran etapa reina con meta en Camerino -> vídeo, teniendo mucho desgaste y  el mencionado Sassotetto de paso, en el lugar justo para romper, seguido de un terreno quebrado y repecho final. Y la carrera no decepcionó, con los corredores muy combativos y aprovechando el terreno para dar espectáculo, sobre todo la etapa reina. El trazado de 2010 era durísimo, con varias etapas muy largas plagadas de puertos. Pero creemos que supuso un paso atrás, al eliminar la crono y poner 3 llegadas en muros, quedando desequilibrado y sin que los escaladores necesitaran atacar de lejos, pudiendo esperar a los km finales y bonificaciones. Y así ocurrió, con llegadas bonitas pero sin lucha previa, aunque es cierto que hubo mala suerte, con la jornada reina modificada por la nieve.

En 2011 había etapas en línea muy parecidas, pero con un giro completo en el tema de las cronos, incluyendo una CRI corta la última jornada y crono por equipos como etapa inaugural. Un trazado llamativo y más equilibrado, pero algo repetitivo en la montaña, con 3 etapas duras pero en las que se echaba de menos algún gran puerto cerca de meta. El recorrido de 2012 era similar salvo por el estreno de Prati di Tivo, quedando un trazado más variado y completo, donde la única gran pega era el orden las etapas. Lamentablemente, hubo que suprimir Lanciano, haciendo que no hubiera ninguna etapa propicia para la batalla desde lejos.

La ruta de 2013 repitía varias etapas, como las cronos y los finales de Indicatore, Chieti y Prati di Tivo. Sin embargo, cambiaba el orden de éstos, mientras que la penúltima jornada era durísima. Un trazado exigente y muy variado, con opciones para atacar de lejos, como ocurrió camino de Porto Sant’Elpidio, con triunfo de Sagan y Nibali volteando la general -> clasificación / vídeo. El resto de la prueba también dio juego, siendo votada mejor prueba por etapas de 2013, por delante incluso del Tour de Francia. El recorrido de 2014 tenía características similares, tanto en el orden como en tipo de rutas, destacando la etapa reina de Guardiagrele, con Lanciano a 30 km de meta y que fue espectacular, con exhibición de Contador, que ya había ganado el día previo en Selvarotonda. En el lado negativo, la eliminación de lo que más juego había dado en 2013: la etapa de los muros de paso, haciendo en su lugar una jornada llana.

Para 2015 se anunció un trazado en la misma línea, si bien a la hora de la verdad se sustituyo la CRE inicial por una CRI de 5 km, debido a los daños por un temporal, y se modificó la 1ª jornada de montaña, eliminando San Vicino, que iba a ser el gran puerto de paso de ese año, sin ninguna explicación, lo que hizo que todo quedara para el Terminillo, con triunfo de Quintana bajo la nieve. La edición de 2016 estuvo muy condicionada por la suspensión de la etapa reina, con final en el propio San Vicino, en previsión de una nevada … que no se produjo, y con los organizadores negando alternativas. Una chapuza agravada por ser la única etapa de montaña, lo que hizo que el triunfo final se decidiera por la CRE y las bonificaciones, imponiéndose Van Avermaet.

– – – – –

Recorrido Tirreno Adriático 2020

Junto a la nuevas fechas, celebrándose 6 meses más tarde de lo habitual, las mayores novedades del recorrido de este año son la supresión de la CRE inicial, un clásico de la última década pero que condicionaba mucho la prueba a favor de los equipos más fuertes, siendo en esta edición sustituída por una etapa llana; y el aumento en el nº de etapas, pasando a tener 8 jornadas en lugar de las 7 habituales. Señalar que el trazado original sí tenía esas 7 etapas, pero tras el cambio al mes de septiembre los organizadores añadieron una jornada, Terni-Cascia; modificaron varias, ya fuera cambiando el final (Follonica-Saturnia, con meta inicial en Sacrofano) o el inicio (Norcia-Sassotetto, con salida original desde Terni), e intercambiaron el orden de las etaoas de Loreto y Senigallia, manteniendo eso sí el inicio de la prueba en Lido di Camaiore y el cierre en San Benedetto  de Tronto, con la clásica CRI final de 10 km.

De este modo, la prueba se inicia con la mencionada etapa de Lido di Camaiore, muy corta y con varios bucles en torno a la localidad, siendo un día para sprinters, con los últimos 55 km llanos. Otro tanto la jornada siguiente, si bien rondando los 200 km, con meta en Follonica tras un circuito final de 22 km. En la 3ª jornada cambia el terreno, con un perfil muy quebrado en el que destaca el doble ascenso al muro de Poggio Murello (rampas de hasta el 21%), el último a 9 km de la meta en Saturnia, con repecho final incluído. En la 4ª etapa continúa la media montaña, aunque ya con puertos de mayor entidad, con un buen 1ª como Forca Di Gualdo, con 10 km al 7,7% de media, a 50 km de la llegada en Cascia, teniendo que superar también el Refugio Perugia y la subida a Ospedaletto, con 4,5 km finales al 7,6%, antes de la bajada a meta, en una jornada que puede dar mucho juego si hay batalla.

No obstante, habrá que ver la actitud de los favoritos, ya que al día siguiente les espera la etapa reina, con 200 km y final en Sassotetto tras un recorrido muy quebrado, aunque oficialmente solo marcan 2 puertos antes de la subida final, que cuenta con 11 km al 7,5%, aunque irregulares, con tramos duros y descansillos. La 6ª jornada es a priori más tranquila, con una 1ª mitad ondulada antes de alcanzar Senigallia, junto al mar, donde se darán 5 vueltas a un circuito llano de 16 km. En la etapa siguiente vuelven los “muros”, con una ruta que en su 2ª mitad consta de 3 vueltas y media a un circuito en Loreto, con 3 cotas por bucle, la última como meta con un km al 8,5%, en un día para los “ardeneros” y especialistas en llegadas en repecho. Y como cierre de la prueba, la crono final en San Benedetto, con 10 km totalmente llanos y muy rectilíneos, favoreciendo a los rodadores más potentes.

Etapas


1ª ETAPA (Lunes 7 Septiembre):  LIDO DI CAMAIORE – LIDO DI CAMAIORE  (133 km).  Rutómetro / Salidallegada / Últimos km

.

– – – – – –

2ª ETAPA (Martes 8 Septiembre):  CAMAIOREFOLLONICA  (201 km).  Rutómetro / Salidallegada / Últimos km

.

– – – – – –

3ª ETAPA (Miércoles 9 Septiembre):  FOLLONICA – SATURNIA  (217 km).  Rutómetro / Salidallegada / Últimos km

.

– – – – – –

4ª ETAPA (Jueves 10 Septiembre):  TERNI – CASCIA  (194 km).  Rutómetro / Salidallegada / Últimos km

.

.

Perfil desde Forca di Gualdo al Refugio Perugia

– – – – – –

5ª ETAPA (Viernes 11 Septiembre):  NORCIA – SARNANO / SASSOTETTO  (202 km).  Rutómetro / Salidallegada / Últimos km

.

Perfil de San Ginesio

.

.

.

– – – – – –

6ª ETAPA (Sábado 12 Septiembre):  CASTELFIDARDO – SENIGALLIA  (171 km).  Rutómetro / Salidallegada / Últimos km

.

– – – – – –

7ª ETAPA (Domingo 13 Septiembre):  PIEVE TORINA – LORETO  (181 km).  Rutómetro / Salidallegada / Últimos km

.

– – – – – –

8ª ETAPA (Lunes 14 Septiembre): SAN BENEDETTO DEL TRONTO – SAN BENEDETTO DEL TRONTO  (CRI) (10 km).  Rutómetro / Salidallegada / Últimos km

.

– – – – – –

Participación

Si otros años la rival de la Tirreno-Adriático para atraer a las grandes figuras era la París-Niza, en esta ocasión su “enemigo” es aún mas poderoso, coincidiendo nada menos que con el Tour de Francia, ya en su 2ª semana de disputa. Y pese a ello, la carrera de los dos mares aguanta bien el tirón con una participación de calidad, tanto de vueltómanos, incluyendo corredores consagrados y jóvenes promesas, varios de ellos con el Giro en su punto de mira; como de clasicómanos y velocistas, con una gran nómina de sprinters para  as llegadas masivas. En total, serán de la partida 25 equipos, los 19 World Tour y 6 Continentales Profesionales, completando un pelotón de 175 corredores

Aunque la carrera se presenta muy abierta, el equipo a batir es Astana, con Jakob Fuglsang, el más fuerte la última edición y reciente ganador de Lombardía; Alexander Vlasov, una de las revelaciones del año, ganando en Mont Ventoux y Giro de Emilia; y Alex Aranburu, 2º en Trittico Lombardo y top-7 San Remo y Piemonte. Ojo también a Geraint Thomas, Eddie Dumbar, Chris Froome y Tao Hart (Ineos); Vincenzo Nibali (Trek Segafredo), doble ganador de la prueba; Rafal Majka y Patrick Konrad (Bora); Simon Yates y Jack Haig (Mitchelton); Wilco Kelderman y el joven Sam Oomen (Sunweb); Michael Woods y Tanel Kangert (EF); Rui Costa (UAE); Mathieu Van Der Poel (Alpecin); Dylan Teuns (Bahrain); Fausto Masnada (Deceuninck); Giovanni Visconti (Vini Zabu); Louis Meintjes (NTT) y Mathias Frank (Ag2r).

Sobre los velocistas, cabe destacar a Pascal Ackerman (Bora), ya con 4 victorias este año; Fernando Gaviria y Juan Molano (UAE); Michael Matthews y Alberto Dainese (Sunweb); Phil Bauhaus e Ivan Cortina (Bahrain); Davide Ballerini (Deceuninck); Tim Merlier (Alpecin); Davide Cimolai y Rick Zabel (Israel); Mike Teunisen (Jumbo); Magnus Cort (EF); y Carlos Babero (NTT).

– – – – –

En cuanto a la retransmisión televisiva, carrera se podrá ver en directo en España a través de Eurosport Player, conectando a las 13.20 h y con la llegada de las etapas prevista en torno a las 16.00 h, según el horario intermedio -> enlaces en steephill.tv.

– – – – –

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .