CRITERIUM DEL DAUPHINE 2010

El domingo 6 de Junio, una semana después de haber finalizado el Giro de Italia y con el Tour de Francia ya en la mente de muchos corredores y aficionados, comienza la 62ª edición del Critérium du Dauphiné (hasta el año pasado: “Critérium du Dauphiné Liberé”). La prueba se disputa en la región histórica del Delfinado (Dauphiné), situada en plenos alpes franceses y que se corresponde en parte con los actuales departamentos de Isère, la Drôme y Hautes-Alpes. Dejando de lado las “Tres Grandes”, Giro-Tour-Vuelta, es una de las carreras por etapas más importante del calendario (junto con París-Niza y Vuelta a Suiza) y probablemente la más exigente a nivel de recorrido, debido a la inclusión todos los años de duras etapas de montaña  y una larga crono individual.

En esta edición la mayor novedad es el cambio de organizadores: hasta 2009  el periódico Le Dauphiné Liberé pero a partir de este año la empresa ASO (Amaury Sports Organization), que de este modo ya tiene el monopolio de grandes carreras ciclistas en Francia al organizar también el Tour, la París-Niza y  la  París-Roubaix (aparte de otras pruebas dentro y fuera del ciclismo, como el famoso rally Dakar). Este cambio de propietarios ha afectado al tradicional nombre de la prueba, perdiendo la palabra “Liberé” y quedándose como “Critérium du Dauphiné”.

La primera edición de la carrera data de 1947 y desde entonces ha ido acumulando prestigio … y un palmarés espectacular, en el que figuran varios de los mejores corredores de la historia, incluyendo a todos los vencedores de 5 o más Tours: Jacques Anquetil, Eddie Merckx, Bernard Hinault, Miguel Indurain y Lance Armstrong. Es precisamente uno de ellos, Bernard Hinault, el  que tiene el record de victorias de la prueba  junto con Nello Lauredi, Charly Mottet y el español Luis Ocaña, con 3 triunfos en la general. Un detalle curioso es la ausencia de victorias de corredores italianos, pero es relativamente lógico teniendo en cuenta que durante muchos años ha coincidido con la disputa del Giro de Italia (aunque no desde el año 2002)

Sin embargo, pese a mantener intacto su prestigio y tener casi siempre una gran participación, en los últimos años la Dauphiné está siendo “fagocitada” por el Tour de Francia, tanto a nivel mediático como sobre todo en la mentalidad de los corredores, quedando como una prueba más de rodaje y acumular kms de cara al Tour (con excepciones). Una pena, porque por historia y recorridos esta carrera merecería ser un objetivo en sí mismo … aunque también es cierto que es  difícil rendir al máximo y repetir después en la Grande Boucle. Y es que por mucho que la Dauphiné sea conocida como “la antesala del Tour” los resultados no son en absoluto extrapolables, no siendo raros los casos de gran rendimiento en esta carrera y posterior hundimiento en el Tour, o al revés. De hecho en los últimos 25 años sólo 2 corredores de la calidad de Miguel Indurain y Lance Armstrong consiguieron hacer doblete  (en 1995 y  en 2002-2003 respectivamente).

Por diversos motivos, como la dureza del pasado Giro de Italia, sanciones o preferir la Vuelta a Suiza, la partipación de este año es más floja de lo habitual pero aún así estarán presentes 2 de los mejores “vueltómanos”: Alberto Contador (Astaná) y Denis Menchov (Rabobank), aunque habrá que ver si con intenciones de implicarse en la lucha por la general. Otros corredores muy destacables: Samuel Sanchez (Euskaltel), Christopher Horner y Janez Brajkovic (Radio Shack), Rein Taaramae (Cofidis),  David Millar (Garmin), Christophe Le Mevel (F.D. Jeux), J. Van den Broeck (Lotto), y en general todo el bloque del Caisse d´Epargne, con Rubén Plaza, Mauricio Soler y J.Jose Cobo a la cabeza. El mayor ausente será Alejandro Valverde, también corredor de Caisse y que no podrá defender su victoria en los 2 últimos años al haber sido sancionado hasta enero de 2012.

Centrándonos en el tema de los recorridos y como comentábamos al principio, la principal característica de la Dauphiné es su apuesta por la alta montaña, con etapas que rivalizan en exigencia (o incluso a veces superan) a las de las Grandes Vueltas … y en mayor cantidad teniendo en cuenta la duración de la carrera. Lo mejor es que esas etapas de montaña no son simples “refritos”, sino que mantienen un buen balance entre puertos míticos y otros menos conocidos pero de gran dureza, aparte de aprovechar zonas habitualmente olvidadas por el Tour de Francia, como las cercanías de Grenoble.

Los organizadores tampoco tienen ningún complejo en incluir casi todos los años una larga crono individual, normalmente en torno a los 40 km, a la que se sumaría el habitual prólogo. Esto provoca una carrera muy dura pero equilibrada entre croners y escaladores, dando oportunidades a corredores de características muy diferentes.

La mayor pega suele estar en la distribución de las etapas montañosas, “apelotonadas” en la 2ª mitad del recorrido y con un orden que en ocasiones no beneficia el máximo aprovechamiento por parte de los corredores. Quizás sería mejor que las repartieran un poco más o incluso renunciar a una de ellas. Sobre todo a partir de 2008, la Dauphiné peca de “potencia sin control” en lo relativo a la alta montaña.

El recorrido del año pasado mantenía esas constantes, con una larga C.R.I. y 4 etapas finales de montaña (todas ellas con 1 o más puertos de categoría especial /1ª duros), siendo la jornada reina muy exigente al incluir Galibier + Croix de Fer + S.F.Longchamp (3/4 de la Madeleine). Sin embargo, aunque comparado con otras carreras era un recorrido espectacular, resultaba un pelín decepcionante teniendo en cuentas las posibilidades, ya que en casi todas las etapas había mejores opciones. Además una de ellas, Briancon, quedaba “encajonada” entre el final en alto más duro y la etapa reina (también con final en alto), haciendo que tuviera muchas papeletas para ser desaprovechada. En cualquier caso, un recorrido de notable.

RECORRIDO CRITERIUM DAUPHINE 2010

El recorrido de este año es bastante similar al de 2009 (en cuanto a su estructura, no los puertos utilizados), con prólogo inicial, 2 etapas para sprint o escapadas “consentidas” y a partir de ahí la gran traca: C.R.I larga (incluso más de lo habitual, 49 km), llegada en alto, final en bajada después de HC de paso, etapa reina con final en alto, y jornada final para ataques a la desesperada (aunque en este caso de media montaña “pura”).

Seguramente sea una casualidad, ya que pese al cambio de organizadores los responsables de los recorridos siguen siendo los mismos, pero resulta curioso que primer año de ASO … y en la etapa reina se estrena Alpe´d Huez en la Dauphiné, el final en alto más representativo del Tour de Francia. Eso sí, se mantiene la cuota de puertos  novedosos en el ciclismo profesional, ya que el primer final en alto, Risoul, es una ascensión inédita (aunque se rumorea como llegada del Tour  2011), y otro de los grandes colosos, Chamrousse, no se subía desde el Tour 2001 (en cronoescalada)

Precisamente el orden de las etapas de las etapas de Alpe d´Huez y Chamrousse (final en Grenoble) es quizás el mayor fallo del recorrido, ya que no sería nada raro que los favoritos se reservaran para el final en alto duro “despreciando” la jornada anterior. En ese sentido, aparte de cambiar el orden, no habría estado mal quitar dureza  a la jornada de Alpe d´Huez, donde lo mas probable es que todo quede para los 13 km finales,  y ponérselo a la de Grenoble. De todos modos los corredores tienen la última palabra, y si se muestran ofensivos tampoco tendría por qué afectar negativamente al espectáculo.

Por el contrario, la etapa final de Sallanches, con varios pasos por un circuito casi idéntico (aunque más corto) al del mítico Mundial de 1980, nos parece un gran acierto, ya que no debería “asustar” a los corredores pero si provocar un gran espectáculo a poco que el ritmo sea elevado, como sucedió en una jornada similar de la Dauphiné 2005. Además sirve para equilibrar la ración de alta y media montaña.

En resumen, un recorrido globalmente muy duro y atractivo, con etapas muy variadas y la mayor pega en el orden de las jornadas de alta montaña. Aunque siendo “tiquismikis”, también había mejores opciones para el diseño concreto de varias de las etapas … lo que no quita para que comparado con la mayoría de vueltas por etapas este recorrido sea superior (al menos en nuestra opinión). Ahora sólo falta que los corredores lo aprovechen … algo que en las últimas ediciones de Dauphiné ha ocurrido solamente a medias.

Análisis etapa por etapa


PROLOGO (Domingo 6 Junio):  EVIANS LES BAINS – EVIANS LES BAINS  (C.R.I.)  (6 km).  Rutómetro

Dificultades montañosas:

  • Chemin de Chez Constantin, 4ª (km 2,8):  483 m – 2,4 km – 4,3 %

El Critérium de Dauphiné 2010 da comienzo con el tradicional prólogo, en este caso de casi 7 km de longitud y en la localidad de Évians Les Bains, a las orillas del Lago Leman. El recorrido es bastante exigente ya que los primeros 2,8 km se corresponden con la subida a una cota de 4ª categoría: quién quiera ganar tendrá que ir a tope desde el inicio. Sin duda, una crono para corredores explosivos.

De todos modos, teniendo en cuenta la exigencia del resto del recorrido, las diferencias que se puedan marcar  entre los favoritos no deberían tener relevancia para el resultado final de la carrera.

- – – – -

1ª ETAPA (Lunes 7 Junio):  EVIANS LES BAINS – SAINT LAURENT DE POINT  (191 km).  Rutómetro / Últimos km

Dificultades montañosas:

  • Côte de Mornex, 4ª (km 45,5):  558 m – 2,3 km – 5,3 %  (*sigue subiendo)
  • Côte de Sallenôves, 4ª (km 83):  460 m – 1,4 km – 5,3 %
  • Côte de Chilly, 3ª (km 89,5):  630 m – 1,7 km – 7,7 %
  • Côte de Miribel-les-Echelles, 3ª (km 185):  597 m – 3 km – 6,6 %

La primera etapa en línea tiene un trazado rompepiernas de 191 km, uniendo Évians les Bains  con Saint Laurent du Pont,  pequeña localidad situada a medio camino de Chambery y Grenoble.

Los primeros 40 km, hasta pasado Annemasse, son bastante sencillos pero a partir de ahí el terreno se complica con los pequeños puertos de Mornex y  Chilly (con la cota previa de Sallenòves). Después del avituallamiento de Seyssel (a 82 km de meta) la ruta pierde mucha dureza, con solo repechos tendidos. Será pasada la localidad de Les Échelles, ya dentro de los 10 km finales, cuando se inicie la subida clave de la jornada, Miribel Les Échelles, con 3 km al 6,6% (datos oficiales) y que se corona a 6,5 km de la llegada. Una vez terminado el descenso apenas hay 2 km llanos hasta meta.

Los últimos 30 km de la etapa, con el repecho pasado S.Veron y la ascensión a la localidad de Miribel Les Echelles a 6-7 km de la línea de meta.

Una etapa con un final muy interesante, que se podría resolver tanto en un sprint reducido como con una escapada. Los favoritos deberán estar muy atentos en los últimos 10 km.

- – – – -

2ª ETAPA (Martes 8 Junio):  ANNONAY – BOURG SAINT ANDÉOL  (177 km).  Rutómetro / Últimos km

Dificultades montañosas:

  • Côte de Saint Jeure d’Ay, 4ª (km 11):  471 m – 2,1 km – 5,8 %
  • Col des Nonières, 3ª (km 54):  675 m – 4,7 km – 4 %
  • Col du Moulin à Vent, 2ª (km 102):  592 m – 10,5 km – 4 %
  • Col du Benas, 2ª (km 124):  795 m – 11 km – 4,5 %

Etapa de media montaña entre Annonay y Bourg Saint Andéol, aunque los puertos están muy lejos de meta y son demasiado tendidos como para que se rompa el grupo. En cualquier caso, facilitarán los intentos de escapada.

De salida los corredores tendrán que superar varios repechos, siendo el más duro la cota de Saint Jeure d´Ay, 2,1 km al 5,8%, pero no será hasta el km 50 cuando llegue el primer puerto de cierta entidad de la jornada (por longitud que no pendiente): Col des Noniéres. Una vez coronado hay 35 km muy favorables hasta el avituallamiento, justo antes del tramo más exigente de la etapa, con los puertos encadenados de Moulin a Vent (subida / bajada) y Col du Benas, ambos de más de 10 km de longitud aunque sin rampas fuertes.

El tendido Col du Benas es el último puerto de la etapa, aunque lejos de meta

Suave descenso (después de Darbres el perfil no coincide, ya que se toma otra carretera) en busca de la localidad de Saint Jean de Centenier, que da paso a 40 km finales muy favorables para el gran pelotón. La única dificultad  orográfica son 2 pequeños repechos cercanos a meta (después de coger el desvío hacia St. Montant, a 10 km de la llegada).

En la parte final de la etapa hay 2 repechos, aunque son muy tendidos.

A priori, una etapa favorable para el sprint masivo … aunque los puertos complicarán la labor de control y no sería raro que triunfara una escapada lejana. Como en la jornada previa, había opciones para haber hecho una etapa más exigente pero teniendo en cuenta la gran dureza del resto del recorrido nos parece una buena decisión que los organizadores no hayan “cargado” más la etapa, dando oportunidades a otro tipo de corredores.

- – – – -

3ª ETAPA (Miércoles 9 Junio):  MONTEUX – SORGUES  (C.R.I.)  (49 km).  Rutómetro / Últimos km

Dificultades montañosas:

  • Côte de La Roque sur Pernes, 3ª (km 15,5):  294 km – 1,6 km – 6,8 % (*sigue subiendo durante 2,5 km hasta La Crémade, con un 3,5-4 % de media)

Una de las jornadas clave del Criterium de Dauphiné 2010: crono individual de casi 50 km y con un pequeño puerto por el camino, La Roque sur Pernes. El resto del trazado es casi completamente llano y muy favorable para los rodadores puros. Lo más probable es que las diferencias en meta sean muy grandes, “obligando” a los escaladores a ser más ofensivos en las etapas de montaña.

La Roque sur Pernes/La Crémade: un puerto no demasiado duro pero que añadirá dificultad a la crono.

Una crono necesaria para equilibrar el recorrido … y muy atrevida por parte de los organizadores. Es digno de alabanza que esta carrera siga incluyendo una buena crono larga en sólo 8 días de carrera, sin copiar la errónea tendencia (en nuestra opinión) de las “Tres Grandes”, que llevan varios años reduciendo cada vez más la cantidad de km contrarreloj. De hecho esta CRI + el prólogo inicial ya suman mas km de crono individual (56) que Giro y Vuelta de este año en 3 semanas de carrera … y casi también que el Tour.

- – – – -

4ª ETAPA (Jueves 9 Junio):  SAINT PAUL TROIX CHÂTEAUX – RISOUL  (210,5 km).  Rutómetro

Dificultades montañosas:

Primer final en alto, en una etapa prácticamente unipuerto y con llegada en la estación de esquí de Risoul, subida inédita en el ciclismo profesional. No es un gran coloso ni mucho menos pero si tiene la suficiente dureza, casi 13 km al 7 % de media (según datos oficiales, sería algo menos según cyclingcols y salite) como para provocar una  buena selección en el pelotón. En el resto de la etapa la mayor dificultad es el Col de Saulce, aunque al ser muy tendido e irregular no está marcado como puerto.

Risoul, la primera gran ascensión de la Dauphiné 2010 y final de la etapa.

Para ser la primera etapa del bloque montañoso no está nada mal y se agradece que hayan optado por una subida novedosa. Pero resulta un pelín decepcionante que en la aproximación al puerto hayan ido por la carretera más directa, sin aprovechar los pequeños puertos cercanos, aunque también es cierto que el diseño de la etapa parece bastante condicionado por la gran distancia entre S.Paul Troix Chateaux y Risoul.

Con la salida más cercana y si el resto de etapas fueran más blandas, lo ideal sería incluir el Col de Vars justo antes de Risoul, ya que ambas subidas están completamente encadenadas.

El encadenado Vars+Risoul, aunque habría que cambiar la salida para reducir kilometraje.

Como curiosidad, la estación de Risoul es uno de los finales de etapa que se rumorean para el Tour 2011. Si finalmente se cumple, la inclusión previa de Risoul en esta Dauphiné da que pensar: ¿casualidad o prueba para ver como funciona?.

- – – – -

5ª ETAPA (Viernes 10 Junio):  SERRE CHEVALIER – GRENOBLE  (143,5 km).  Rutómetro / Últimos km

Dificultades montañosas:

Nueva jornada de montaña, en este caso con menor kilometraje que la jornada previa pero mayor dureza en las subidas, sobre todo por la presencia de Chamrousse: un HC a 31 km de la llegada en Grenoble.

Nada mas iniciarse la etapa los corredores tendrán que afrontar el Col de Lautaret (parte de la ascensión al Galibier si se girara hacia el norte): una subida muy tendida pero donde a buen seguro se producirán múltiples intentos de fuga.

El tendido Col du Lautaret (últimos 15,5 km) será el primer puerto de la jornada.

Una vez coronado larguísima bajada hacia Les Clapiers, seguido de 15 km de terreno llano (pasando por Bourg d´Oisans, localidad de inicio de Alpe d´Huez) antes de un nuevo tramo de descenso hasta llegar a Vizille (km 86,5), aunque desde Séchilienne es más un falso llano que otro cosa. Después de Vizille la carretera cambia la tendencia y va picando cada vez más hacia arriba hasta coger el cruce a la estación de Chamrousse/Roche Béranger: un coloso de 17,5 km al 7,5% (con algún km entero a casi el 10%). Se corona a sólo 31 km de la llegada.

El durísimo Chamrousse, con 17,5 km al 7,5%.

Larga bajada hasta Uriage Les Bains (que continúa después de esta localidad aunque de un modo más tendido) y apenas 4 km llanos antes de la  línea de meta en Grenoble.

Jornada “trampa”, con terreno complicado ya de salida (Lautaret), larguísimo descenso y un gran coloso como Chamrousse para que también haya batalla cerca de meta. Este puerto no está inédito como Risoul … pero se puede considerar un “redescubrimiento”: hacía casi 10 años que no se veía en profesionales, concretamente desde la durísima cronoescalada del Tour 2001, con victoria para Lance Armstrong.

De todos modos, pese a ser una etapa muy atractiva, tiene el problema de estar situada justo delante del final en alto mas duro de la carrera, que encima se corresponde con la etapa reina. Eso puede provocar una actitud conservadora de los favoritos. Y lo cierto es que había una solución muy sencilla, incluso manteniendo salidas y llegadas (aunque cruzándolas): Serre Chevalier – Alpe d´Huez y en la jornada la siguiente Crolles – Grenoble.

Etapa alternativa Serre Chevalier-Alpe d´Huez, con La Rochette (2), Parquetout (2), Ornon (2) y Alpe d Huez (Es)

Etapa alternativa Crolles-Grenoble con Grand Cucheron (2), Glandon (HC) y Chamrousse (HC)

En cualquier caso, los corredores son los “actores principales” y pese a que el orden de las etapas pueda no ser el adecuado en sus piernas está ofrecer un gran espectáculo, terreno hay para ello. Esperemos que las diferencias abiertas por la crono ayuden a una actitud ofensiva.

Más alla del tema del orden de la etapa, había posibilidades de hacer un recorrido más selectivo. Incluso sin necesidad de aumentar el kilometraje. Y es que desde Sechilienne parte la durísima vertiente sur del Col de Luitel … que acaba conectando con la carretera de Chamrousse quedando una subida perfecta para romper la carrera desde lejos.

La tremenda ascensión a Chamrousse por Luitel, olvidada desde los Tours de los años 60 y que hubiera encajado perfectamente en esta etapa.

.

- – – – -

6ª ETAPA (Sábado 11 Junio):  CROLLES – ALPE D´HUEZ  (151,5 km).  Rutómetro

*El kilometraje del perfil es erróneo en Allemond y La Paute, debería ser 125 y 135 km respectivamente.

Dificultades montañosas:

La etapa reina de esta edición de Dauphiné, con final en el mítico Alpe d´Huez precedido de mucho desgaste previo, sobre todo por la presencia de un auténtico coloso como el Col du Glandon. No tiene nada que envidiar en dureza a las etapas más exigentes de algunas vueltas de 3 semanas (por ejemplo la Vuelta a España 2010 …)

Los 10 primeros km de la etapa son llanos pero a partir de ahí empieza la “fiesta”, con la Cote des Fontaines seguida por el Grand Cucheron, 18,5 km al 4,4% pero muy irregulares, con un descansillo intermedio y 3 km finales al cercanos al 9% de media. Una vez coronado rápido descenso hacia Le Corbiere, iniciándose un tramo de 18 km más sencillo (aunque con repecho incluído) hasta la localidad de S.Ettienne de Cuines, inicio del puerto más duro de toda la carrera: el Col du Glandon norte.

La espectacular vertiente norte del Glandon, con mas de 1.400 m de desnivel y 8 km finales a casi el 9% de media. Click para ver una descripción detallada

Pasado el Glandon hay un desvío que llevaría a los corredores a la Croix de Fer, pero en esta ocasión la carrera seguirá hacia el sur, afrontando una larga e irregular bajada que incluye 2 buenos repechos, sobre todo Rivier d´Allemond (con 750 m iniciales al 9,6%). Una vez terminado el descenso hay casi 15 km hasta Bourg d´Oisans, antes de tomar el desvío final hacia Alpe d´Huez y sus famosas 21 herraduras, subida mítica dónde las haya (siendo entre otras cosas el primer final en alto de la historia del Tour, en 1952 y con victoria para el gran Fausto Coppi). No tiene rampas excesivamente duras pero si es muy regular en torno al 8-10%. En la parte final suaviza bastante, lo que hace que la pendiente media baje del 8%. En total: 13,8 km al 7,9 %.

Alpe d´Huez, uno de los grandes mitos del Tour se estrena en la Dauphiné. *En el perfil faltan los 700 m finales, en torno al 5-6%. Click para ver una descripción detallada.

Globalmente una etapa durísima, tanto por la subida final como por los puertos previos. A poco que la carrera vaya rápida las diferencias en meta podrían ser muy grandes, como ha sucedido cuando este mismo encadenado Glandon + Alpe d´Huez se ha visto en el Tour de Francia.

Sin embargo, el diseño no favorece los ataques lejanos de forma individual ni su éxito en caso de que se produzcan, por culpa del largo tramo llano antes de Alpe d´Huez, demasiado favorable para la labor de equipo. Lo más probable es que la lucha entre los favoritos se reduzca a los 14 km finales, quedando los puertos previos sólo como desgaste … aunque la dureza del Glandon es tal que incluso a ritmo se podría romper el grupo.

Lo que da rabia es que ese llano se puede evitar fácilmente: bastaría con aprovechar la inédita vertiente oeste de Alpe d´Huez en vez de subir por la tradicional vertiente sur.

El encadenado Glandon + Alpe d´Huez oeste, sin casi llano entremedias.

Resulta decepcionante que año tras año los organizadores (en general, no sólo los de Dauphiné) ignoren las magníficas oportunidades que ofrecen las vertientes “olvidadas” de Alpe d´Huez. Y es que aparte de la vertiente oeste  (Villard de Reculas), la carretera de La Sarenne también está inédita y sería perfecta para reducir el llano entre el Galibier y Alpe d´Huez. Una opción espectacular sería subir por cualquier de esas 2 vertientes y utilizar la tradicional como vertiginoso descenso para terminar en Bourg d´Oisans, “convirtiendo” Alpe d´Huez en puerto de paso y no sólo llegada.

- – – – -

7ª ETAPA (Domingo 12 Junio):  ALLEVARD LES BAINS – SALLANCHES  (148 km).  Rutómetro / Últimos km

Dificultades montañosas:

  • Côte des Rafforts -primeros 10 km y falta el tramo final-, 2ª (km 62):  997 m – 11,2 km – 5,2 %
  • Megeve -últimos 14 km-, np (km 77)
  • Côte de Domancy -5 pasos-, 3ª (km 98,5 / 109,5 / 120,5 / 131,5 /143):  800 m – 2,4 km – 9,2 %

La carrera se despide con una etapa de media montaña corta pero muy exigente, destacando los 5 pasos por el circuito de Sallanches, con la explosiva cota de Domancy para romper la carrera.

El primer tercio del recorrido es casi completamente llano pero el terreno cambia al pasar por la localidad de Ugine (km 50), iniciándose la subida al primer puerto del día, la Côte des Rafforts: 11,2 km superando el 5% de media. Después de coronar hay un fuerte descenso aunque muy corto, ya que enseguida comienza la ascensión a Praz Sur Arly-Megeve (14 km finales). La organización no lo ha puntuado, seguramente por su irregularidad y el tendido tramo final, pero los primeros km de subida tienen cierta dificultad (rondando el 5%).

A partir de Megeve hay un largo descenso en busca de la localidad de Sallanches, entrando en el circuito final de 11,5 km y que incluye la dura Cota de Domancy (perfil tramo a tramo). Los corredores tendrán que dar 5 vueltas al circuito antes de terminar la etapa.

La corta pero dura ascensión a la Cota de Domancy, clave en la etapa.

Una última jornada espectacular, tanto de cara a la victoria parcial como en la lucha por la general. En la Dauphiné Liberé 2005 ya hubo una etapa con final en Sallanches muy parecida, con victoria para George Hincapie y el español Iñigo Landaluze aguantando el liderato por solo 11 segundos. Y remontándonos más en el tiempo, la Cota de Domancy también fue protagonista del Mundial de ciclismo 1980 (perfil / crónica / clasificación), con “el Caimán” Bernard Hinault dando una auténtica exibición y llegando a meta con 1’01” sobre G.Baronchelli … y 4’25” sobre el 3º, el español J.Fernandez.

- – – – -

7 comentarios en “CRITERIUM DEL DAUPHINE 2010

  1. Excelente cronica, lo malo que vi una errata a lo ultimo:
    La dauphine que gano landaluze y esa etapa de Sallanches Hincapie fue en el 2005 no en el 2006

  2. Con todo y a pesar de las lógicas “propuestas” de los chicos de la página, siempre muy atinadas, la carrera tiene uno de los diseños mas espectaculares que recuerdo y sobre todo la etapa reina con el Glandon y “El Alpe” da esperanzas de ver unas grandes jornadas de ciclismo. El hecho de que Indurain después de realizar una auténtica demostración en edición del 96 fallase clamorosamente en el Tour ,por circunstancias probablemente ajenas a la preparación, no hizo un gran favor a la prueba, en mi opinión. A partir de ahí alguien empezó a pensar que quizás no era conveniente forzar en el Dauphine para que el Tour no se hiciese excesivamente largo. Esta teoría fué desacreditada con la victoria en ambas competiciones de Armstrong pero… solo en parte. Bien fuera porque su triunfo en el dauphine coincidió con la victoria en el Tour más apretada, o bien porque desde que no forzó a tope en el Dauphine pareció vencer con mas autoridad luego en Julio, los participantes con verdaderas opciones de victoria en la Grand Bouclé procuran no exprimirse. Evans puede ser un claro eje. de la teoría que tanto daño está haciendo a esta histórica prueba, fué el año pasado en el Criterium del delfinado un vendaval que solo Valverde en un día inspirado y luego la colaboración de Contador pudieron frenar. Y sin embargo fracasó estrepitosamente en el Tour.

    • Hola Diego.

      Estamos de acuerdo en que globalmente es un recorrido bastante bueno. La lástima es que con unos pequeños cambios, sobre todo en el orden de las etapas, podría ser magnífico. En cualquier caso, terreno hay para ver un buen espectáculo si los corredores se muestran combativos.
      Sobre la jornada concreta de Alpe d´Huez, no cabe de duda de que es una etapa durísima. Pero creemos que el diseño no es el más adecuado para ver muchos km de lucha entre los favoritos: entre el llano intermedio y la dureza de la ascensión final lo más probable es que todo quede para los 13 km finales, dejando un coloso como el Glandon “solo” de desgaste.

      Respecto a la implicación de los corredores, si que es una pena que las grandes figuras ya no vean Dauphine como un objetivo en si mismo (salvo excepciones), sino sólo como preparación para el Tour. Es cierto que rendir al maximo en las 2 carreras es muy complicado, pero casos como el de Evans el año pasado tienen mas que ver con llegar pasado de forma al Tour que con esforzarse “demasiado” en Dauphine. Hay tiempo de sobra entre las 2 carreras para recuperarse.
      Lo que no ayuda nada a Dauphine (y a otras pruebas) es la actitud de los medios de comunicación, tan centrados en el Tour que se olvidan de las demás carreras o las minusvaloran (como se ha visto con el reciente Giro de Italia). Al final a los propios corredores les acaba llegando la sensacion de que el Tour es lo único verdaderamente importante, y no es así.

      Un saludo y gracias por el comentario.

  3. muy buena página, muy bien explicado todo, con comentarios intercalados, gráficos, alternativas y referencias a otras pruebas y otros años…enhorabuena!!!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s