GIRO DE ITALIA 2013 – 2ª SEMANA

Las demás entradas sobre el Giro de Italia 2013:

  • Previo (análisis general y enlaces a perfiles de etapas y puertos, octubre 2012)
  • 3ª Semana (análisis de las etapas 16ª a 21ª)

– – – – –

10ª ETAPA (Martes 14 Mayo):  CORDENONS – ALTOPIANO DEL MONTASIO  (167 km).  Rutómetro / Últimos km

planimetria_10

Dificultades montañosas:

  • Valle de Prima/Chiaulis, np (km 95,5):  700 m – 6,5 km – 4,4 %
  • Cason di Lanza, 1ª (km 117,4): 1.555 m – 12,3 km – 8,5% (descontando las bajadas)
  • Altopiano del Montasio, 1ª (Meta): 1.519 m – 10,9 km – 7,9% (sin contar inicio)

Después de la jornada de descanso y un largo traslado al norte de Italia, la prueba se reanuda con la 1ª etapa de alta montaña de esta edición. Son casi 170 km de recorrido entre Cordenons, en las cercanías de Pordenone, y Altopiano del Montasio, en los Alpes Cárnicos, incluyendo sólo 2 puertos puntuables pero de gran dureza y ambos inéditos: el Passo Cason di Lanza y la subida final a Montasio.

Los primeros km son en dirección oeste, pero enseguida la ruta gira hacia el norte en busca de la localidad de Tolmezzo, con un trazado en general muy  llano pero teniendo que superar los repechos de Forgaria nel Friuli y Somplago-Cavazzo Carnico. A partir de Tolmezzo la carretera picará hacia arriba, aunque de un modo tendido, en dirección a Cedarchis, pequeña población donde se tomará un desvío hacia la derecha en busca de Valle di Prima-Chiaulis, una subida irregular pero que se puede considerar perfectamente un 3ª.

Después de coronar Chiaulis no hay descenso inmediato, sino que se entra en una zona de falsos llanos, en general con tendencia favorable, hasta llegar a Paularo, localidad donde tras cruzar un puente sobre el torrente Chiarso comienza el “infierno”: la subida al Passo Cason di Lanza. Se trata de una ascensión muy irregular, incluso con un fuerte descenso intermedio, pero que cuenta con tramos durísimos -> perfil en salite (el inicio es por otra variante), destacando en su 1ª mitad una zona de 2,5 km a casi el 12 % y en su 2ª parte un tramo de 5 km cercano al 11 % de media, con zonas sostenidas a más del 14%, entrando en la lista de puertos más duros en carrera con un coeficiente de 322 APM. Asimismo, cabe destacar la estrechez de la carretera y la gran belleza del paisaje -> vídeo / galería fotográfica, siendo una zona de naturaleza salvaje. Dada su lejanía a meta y la subida final a Montasio, habrá que ver si los corredores tienen ganas de batalla, pero a poco que el ritmo sea elevado puede haber una auténtica “escabechina”.

La espectacular subida a Cason di Lanza, uno de los grandes estrenos del Giro 2013.

Una vez coronado, a 50 km de meta y muy cerca de la frontera con Austria, peligroso descenso -> vídeo, con fuerte pendiente y por carretera estrecha, que puede ser incluso más decisivo que propia la subida, sobre todo en caso de lluvia. La parte final de la bajada es más sencilla, con menor pendiente y un trazado más rectilíneo.

El descenso termina al llegar a la localidad Pontebba, aunque después de esta población el terreno seguirá siendo favorable durante unos 15 km hasta llegar a Chiusaforte, población donde se girará hacia el este en busca de la subida final a Montasio -> plano de la zona. Los primeros km son muy tendidos, siendo básicamente un falso llano, pero al llegar a Piani di Qua la carretera gana pendiente, aunque no será hasta Pian della Sega, a 11 km de meta, cuando comience oficialmente la ascensión. Hasta el cruce de Sella Nevea la pendiente es fuerte, rondando el 7-8 %, pero dentro de la “normalidad”. Sin embargo al tomar el desvío final, a unos 4,5 km de meta, la pendiente se dispara con puntas del 20% y 1,6 km al 13% de media, entrando en las listas de km más duros  en competición y rampas máximas. Después de esa zona quedarán casi 3 km para la llegada, el primero todavía exigente, cercano al 9 %, antes de un final ya muy tendido al 3 %.

La dura subida a Montasio, al igual que Cason di Lanza inédita en el Giro.

Una de las etapas más novedosas de esta edición, estrenando 2 grandes puertos inéditos y atravesando una zona poco explorada y con magníficas posibilidades para el ciclismo. El resultado final dependerá mucho de la actitud de los corredores en Cason di Lanza, pudiendo verse 60 km finales espectaculares si hay batalla … o que la lucha entre los favoritos quede para los últimos km de Montasio si se muestran conservadores, pero incluso en este último caso la propia dureza de la subida final y el desgaste previo puede provocar importantes diferencias en meta.

El final de Montasio. Click para ver plano (últimos 13 km)

La mayor pega del recorrido es el largo falso llano entre Cason di Lanza y Montasio, haciendo muy difícil que puedan fructificar los ataques individuales desde lejos, pero manteniendo la llegada no se puede evitar esa zona (salvo con un largo rodeo por Sella Cereschiatis). En ese sentido, la mejor alternativa sería acabar en el Passo di Pramollo, completamente encadenado con Cason di Lanza y con espacio en la cima, aunque también es cierto que siendo la frontera con Austria tiene su complicación.

Otra posibilidad sería acabar en Hermagor, tras del descenso de Pramollo y un pequeño tramo llano; o sin pasar a Austria en el propio Pontebba, dándole todo el protagonismo a Cason di Lanza. Antes se podría incluir Forcella di Lius (Passo Duron), estrenado en la etapa del Zoncolan del Giro 2010 aunque subiendo por Paularo; o para evitar la peligrosidad del descenso hacer un circuito en sentido contrario, con una ascensión de 4,3 km al 10%, aunque habría varios km de llano antes del 2º paso por Chiaulis y la vuelta a Paularo.

– – – – –

11ª ETAPA (Miércoles 15 Mayo): TARVISIO (CAVE DEL PREDIL) – VAJONT (ERTO E CAZZO)  (182 km).  Rutómetro / Últimos km

altimetria_11_

Dificultades montañosas:

  • Sella Ciampigotto, 2ª (km 120,4):  1.790 m – 29,5 km – 4,3 %
  • Pieve di Cadore, np (km 148,2):  881 m – 2,5 km – 5,2 %
  • Vajont, 2ª (km 181,8):  815 m – 6,7 km – 5,5 %

Tras la dura jornada de Montasio, etapa de media montaña con salida en Cave del Predil, junto a la frontera con Eslovenia, y llegada en la presa de Vajont, incluyendo Sella Ciampigotto antes de la subida final, en una jornada que servirá para homenajear a las víctimas del terrible desastre de 1963, cuando la ladera de la montaña se derrumbó sobre el agua de la presa, provocando una gigantesca ola que destruyó Longarone y varias localidades cercanas.

Centrándonos en el recorrido de la etapa, los primeros 60 km, con tendencia descendente, no tienen ninguna dificultad reseñable, pero antes del paso por Tolmezzo la carretera ya empieza a picar arriba, primero de un modo muy suave pero ganando pendiente entre Villa Santina y Ovaro, éste último el equivalente italiano de Riosa al ser el inicio de la brutal vertiente oeste del Monte Zoncolan, estrenada en el Giro 2007 con victoria para Gilberto Simoni -> clasificación / vídeo y repitiendo llegada en 2010, con triunfo para Ivan Basso, y 2011, con Igor Anton llevándose la victoria en la polémica jornada en que se suprimió el Monte Crostis.

Sin embargo, en este ocasión no se tomará el desvío hacia el coloso, sino que se seguirá otros 2 km por la carretera principal antes de girar hacia el oeste en busca del ínédito Sella Ciampigotto, una subida sin grandes rampas pero muy larga y bastante exigente en su 2ª mitad, con un tramo de 10 km al 6,5% y puntas del 10%, aunque la parte final, una vez superado el cruce de Sella di Razzo, vuelve a ser muy tendida. En total, 29,5 km al 4,3 % de media, coronándose el puerto a casi 1800 m de altitud.

La larga y exigente subida a Sella Ciampigotto. Perfil de cyclingcols

Una vez en la cima, a 62 km para el final de la etapa, fuerte descenso con un primer tramo muy revirado, incluyendo hasta 13 “herraduras” en apenas 4 km -> visualizar en street view, en busca de Pelos di Cadore, localidad donde tras superar un puente sobre el río Piave se girará hacia el sur, encarando una zona de falsos llanos antes del repecho de Pieve di Cadore, una subida de 2,5 km al 5,2 % (aproximadamente).

El tendido descenso de esta cota llevará a los corredores hasta Perarolo di Cadore, a 26 km de meta, dando paso a unos 15 km más o menos llanos, circulando por la ribera oeste del río Piave, hasta llegar a los alrededores de Longarone, donde tras una suave bajada y el paso por la localidad se volverá a cruzar el río para afrontar la ascensión final a Vajont, con casi 7 km al 5,5 %. En general es una subida tendida, sin superar nunca el 10%, aunque justo en la parte final, tras una zona de galerías y al dejar atrás la presa, hay un km entero por encima del 7 %, pudiendo ser un tramo decisivo ya que los últimos 200 m antes de meta son de bajada.

La parte final, con la subida a la presa de Vajont.

A priori, una jornada favorable para que triunfe una escapada, con corredores de buen nivel pero que lleven mucho tiempo perdido en la general, aunque tampoco puede descartarse que la victoria se juegue en el pelotón. En cualquier caso, lo más probable es que las diferencias entre los favoritos sean muy pequeñas, o incluso inexistentes, ya que la subida final no es dura y Ciampigotto está demasiado lejos como para esperar batalla (aunque ojo al descenso si llueve), habiendo además terreno para reagrupamientos. No obstante, si la escapada es numerosa y se filtra algún corredor peligroso para la general podría verse una bonita persecución hasta meta.

El plano de los ultimos km, con el paso por Longarone y subida final

Respecto a los resultados de otros años, no nos consta que Vajont se haya subido antes en el Giro aunque si se ha utilizado como descenso … y además recientemente, en la durísima jornada de Gardeccia 2011 en la que triunfó Mikel Nieve -> clasificación / video, si bien estaba colocado en la parte inicial de la etapa, previo paso por Piancavallo y el más modesto Passo di Saint Osvaldo, con un tramo de falsos llanos (de derecha izquierda) hasta la zona de la presa.

Precisamente ese encadenado es una de las alternativas más interesantes, aunque para que el kilometraje no se disparara habría que sustituir Ciampigotto por Forcella di Mont Rest, dirigiéndose tras su descenso a Piancavallo, todo un Especial. No obstante, dado el carácter de homenaje y recuerdo a las víctimas de 1963, tiene más sentido mantener el paso por Longarone, pudiendo incluir Forcella di Cibiana como penúltimo puerto, con 5 km finales al 9,4% de media. Terminado su descenso habría 17 km de falsos llanos (de derecha a izquierda desde el km 16,3) hasta llegar a Pordenone e iniciar la subida final a la presa.

Por otro lado, cabe señalar que la etapa anunciada en la presentación no tenía exactamente el mismo final, sino que tras alcanzar la cota superior se continuaba durante 3 km más hasta las cercanías de Erto e Casso, otra de las localidades afectadas por la tragedia de hace 50 años. Descansen en paz las víctimas de una catástrofe que pudo haberse evitado, y que ójala sirva al menos de enseñanza para que no vuelva a ocurrir algo así en el futuro.

– – – – –

12ª ETAPA (Jueves 16 Mayo):  LONGARONE – TREVISO  (134 km).  Rutómetro / Últimos km

altimetria_12

Dificultades montañosas:

  • Pieve d´Alpago, np (km 17):  691 m – 6 km – 5 %
  • Muro di Ca´del Poggio, 4ª (km 57,3):  242 m – 1,2 km – 12,2 % (sigue subiendo)
  • Montello – Sta. Mª. Della Vittoria, 4ª (km 93):  365 m – 3,65 % – 6,3 %

La 12ª etapa es una de las más cortas de esta edición, con sólo 134 km de recorrido entre Longarone, en la provincia de Belluno, y la ciudad de Treviso, capital de la provincia homónima, incluyendo las explosivas cotas del Muro di Ca´del Poggio y Montello, aunque ambas muy lejos de la línea de meta.

Al poco de comenzar la etapa y tras tomar un desvío hacie el este, los corredores tendrán que afrontar la 1ª cota del día, Pieve d´Alpago, una subida que con 6 km en torno al 5 % se podría considerar un 3ª … pero que en lugar de puntuar como puerto tendrá un meta volante justo en su cima. La iregular bajada de esta cota termina en los alrededores del lago Santa Croce, alcanzando enseguida Sella di Fadalto, aunque por esta vertiente no pasa de ser un falso llano.

Después del irregular descenso de Fadalto habrá varios km de llano, con travesía incluída por Vittorio Veneto, antes de la siguiente cota de la jornada: el Muro di Ca´del Poggio -> página oficial, también conocido como San Pietro di Feletto por la localidad de la cima. Se trata de una subida muy corta pero durísima, con un km a casi el 13% (descontando el falso llano inicial y final) y máximas del 18%, formando parte de la lista de km más duros en competición. Hay que decir que esta cota es bastante conocida por la mayoría de corredores italianos, ya que además de pasarse en el Giro 2009 fue la subida estrella del Campeonato de Italia 2010, con triunfo para Giovanni Visconti por delante de Ivan Santaromita y Alessandro Ballan.

Superada esta cota hay un pequeño repecho, dando paso a casi 30 km completamente llanos en busca de la última subida del día, la ascensión a Montello – Santa Maria della Vittoria, con un km inicial durísimo, al 11 %; una zona central con % moderados, rondando el 5-7 %; y un último tramo de falso llano antes de la cima, con unas cifras oficiales de 3,4 km al 6,3 % (aunque ese dato no coincide de todo con el perfil). Una subida exigente y que puede provocar una buena selección en la escapada, e incluso en el pelotón, si se sube a tope desde el inicio.

Una vez coronado Montello restarán 41 km para el final de la etapa, los primeros 8 km de bajada pero el resto completamente llanos hasta alcanzar la línea de meta en la localidad de Treviso, incluyendo un circuito final de 7,5 km donde lo más destacado es la gran cantidad de curvas cerradas, si bien el último km, tras un giro a derechas, es bastante rectilíneo.

El plano del revirado circuito final en Treviso

Una etapa impredecible, con oportunidades tanto para los “aventureros”, habiendo opciones para una escapada lejana, como para los velocistas que pasen bien los pequeños puertos, pudiendo resolverse también al sprint. La anterior llegada en Treviso, en 2004, se decidió mediante una “volatta” masiva, con victoria para Alessandro Petacchi, si bien el recorrido era completamente llano.

– – – – –

13ª ETAPA (Viernes 17 Mayo):  RONCOLE VERDI (BUSSETO) – CHERASCO  (254 km).  Rutómetro / Últimos km

altimetria_13

Dificultades montañosas:

  • Bastia, np (km 175):  260 m – 1,2 km – 7 %
  • Tresio, no (km 200):  416 m – 2 km – 5,1 %
  • Tre Cuni, 3ª (km 217,2):  714 m – 10,1 km – 4,8 %
  • Muscatel-Vergne, np (km 241):  424 m – 4,1 km – 5 %
  • Narzole, np (km 248):  325 m – 2,3 km -5 %

Si la jornada anterior era una de las más cortas, ésta por el contrario es la etapa más larga de todo el Giro, con 254 km entre Roncole Verdi, una aldea cercana a Busseto donde nació el compositor Giuseppe Verdi, y la localidad de Cherasco, en la provincia de Cuneo, con un recorrido en general llano pero con una parte final rompepiernas, incluyendo varias cotas de cierta entidad, como la subida a Tre Cuni.

La primeros 170 km, circulando por el valle del Po, son completamente llanos, con el paso por las ciudades de Piacenza y Alessandria como hitos más reseñables. Pero poco despues de la pequeña localidad de Salere, a unos 80 km de meta, la ruta empieza a complicarse, primero con la cota de Bastia (Costigliole d´Asti), con 1,2 km al 7 %, y tras su descenso y unos 8 km llanos las subidas encadenadas a Tre Stelle y Treiso, esta última con 2 km al 5,1 %, antes de una fuerte bajada hacia Pertinale y el tendido repecho de Altavilla, con 1,7 km al 3,8 % aproximadamente.

El tercio final de la etapa, con varios repechos y el puerto de Tre Cuni. Click para ver mapa

El descenso de Altavilla, corto pero bastante revirado, llevará a los corredores hasta la localidad de Alba, donde tras una pequeña travesía la ruta girará hacia el sur en busca de la subida a Tre Cuni, catalogada de 3ª con unas cifras oficiales 10,1 km al 4,8 % de media. Lo más duro está en la 1ª mitad, antes del paso por Rodello, con un tramo de 4 km al 6,5 %, suavizando bastante en la 2ª mitad.

Coronado el puerto, a 37 km de meta, habrá un pequeño falso llano antes de iniciar el vertiginoso descenso hacia Sinio, de apenas 3 km pero con más de un 10% y alguna zona complicada. Terminada la bajada la pendiente seguirá siendo favorable durante varios km, hasta que al llegar a los alrededores de Grinzane Cavour la ruta gire hacia el suroreste, con 3-4 km llanos en busca de la siguiente cota: Muscatel-Vergne, en las cercanías de Barolo. Tiene poca dureza, con 4,1 km al 5 % de media, pero cuenta con un trazad0 bastante escénico, incluyendo varias “herraduras” encadenadas a mitad de la ascensión, aunque por una carretera muy ancha.

Una vez en la cima, a 14 km del final de la etapa, tendido descenso hacia el río Tanaro, donde tras superar un puente comienza la última subida de la jornada, Narzole, con 2,2 km al 5,2 % (aproximadamente). Al igual que Muscatel las rampas son suaves pero incluye varias curvas de 180º, pareciendo “más puerto” de lo que es en realidad -> visualizar en streetview. Terminada la ascensión restarán apenas 6,5 km para la llegada, en general llanos aunque con un primer tramo descendente, incluyendo una larguísima recta de meta de 4 km hasta Cherasco.

Los últimos 55 km, con las cotas de Tre Cuni, Muscatel y Narzole. Click para ver mapa

Una etapa exigente por el kilometraje y con un tercio final rompepiernas que dificulta el control, además de añadir espectáculo a los últimos km, siendo a priori una jornada favorable para las escapadas, aunque también podría resolverse al sprint si se alían varios equipos para atrapar a los fugados. Cabe señalar que Cherasco se estrena como llegada en el Giro, si bien fue final de la clásica Gran Piemonte en 2010, con triunfo para Philippe Gilbert.

Por otro lado, aclarar que el recorrido definitivo es distinto al anunciado en la presentación, ya que inicialmente seguían la ruta más llana posible hasta Alba, para a partir de ahí encadenar el “muro” de Diano d´Alba y Castepomo antes de una zona de falsos llanos previa a Vergne (aunque sin el primer tramo) y Narzole, dando como resultado una etapa algo más corta y con menos cotas, pero 2 de ellas bastante duras y con menos llano intermedio, para unos últimos 50 km muy interesantes.

La etapa original, con menos cotas pero más duras y concentradas en la parte final

En cuanto a posibles alternativas, hay diversas opciones para hacer más selectivo el último tramo, ya que la zona está plagada de cotas, aunque dado el recorrido global de la carrera, con puertos cerca de meta en casi todas las jornadas, tampoco es mala idea dejarlo tal cual. En cualquier caso, una de las opciones más atractivas sería afrontar la subida a Mango, con 7 km al 5,5 % (descontando una bajada intermedia), para tras su descenso y el paso por Alba subir el muro de Diano d´Alba, con 2,5 km al 10 %, y La Morra, con 4,4 km al 6,5 %, además del repecho de entrada a Cherasco utilizado en Gran Piemonte, con 1 km al 6,3 %.

Alternativa a partir de Castagnole, con Mango, Diano d´Alba y la Morra antes de Cherasco. El kilometraje total sería de 240 km

.

– – – – –

14ª ETAPA (Sábado 18 Mayo):  CERVERE – JAFFERAU (BARDONECCHIA)  (168 km).  Rutómetro / Últimos km

altimetria_14

Dificultades montañosas:

  • Colle Sestriere, 2ª (km 125,3):  2.035 m – 36 km – 3,8 %
  • Jafferau, 1ª (Meta):  1.908 m – 7,3 km – 9 %

El fin de semana regresa la alta montaña, con una etapa entre Cervere, en la provincia de Cuneo, y el Monte Jafferau, junto a la localidad de Bardonecchia y muy cerca de la frontera con Francia, incluyendo, además de la dura subida final a Jafferau, la interminable ascensión al Colle Sestriere, pudiendo ser una jornada clave para la general.

El primer tercio de la etapa, casi siempre en dirección noroeste salvo un rodeo inicial por Fossano, es muy llano, incluso con ligera tendencia favorable. Pero a partir del km 50 la carretera empezará a picar hacia arriba, con travesía incluída por Pinerolo, donde estará situado un sprint intermedio, en busca del Colle Sestrière, todo un clásico del Giro y también visitado en varias ocasiones por el Tour, tanto de puerto de paso como llegada. Por esta vertiente destaca su gran longitud, con alrededor de 35 km de subida (incluso sin contar el falso llano previo), aunque es muy tendida, con sólo un par de km superando el 7%, y por buena carretera, por lo que hoy en día sólo “rompe” si viene precedida de mucho desgaste, como en los finales después de Finestre de las etapas de 2005 y 2011, con triunfos para Rujano y Kiryienka respectivamente, si bien en esos casos se subía sólo desde el cruce de Pourrieres -> parte final de Sestriere.

El larguísimo aunque tendido Colle Sestrière. Perfil de cyclingcols, click para ampliar y ver galería fotográfica.

Volviendo a la etapa de este año, una vez coronado Sestriere, a 43 km de meta, largo descenso hacia Oulx, aunque la 2ª mitad, tras el paso por Cesana Torinese, es prácticamente un falso llano. A partir de esa localidad la pendiente pica arriba, con 12 km al 1-2% hasta llegar a Bardonecchia, muy cerca de la frontera con Francia y en pleno corazón de los Alpes, con varios picos de más de 3000 m rodeando la población.

En esta localidad se hará una pequeña travesía urbana, con sprint intermedio incluído, antes de pasar al otro lado del valle y tomar el desvío hacia el Monte Jafferau -> visualizar en streetview, una subida sin rampas extremas (aunque con máximas del 14%) pero muy constante al 9-10%, a excepción de un descansillo en la parte central y un último medio km todavía más duro, al 11,6 %. Según las cifras oficiales serían en total 7,25 km al 9 %, pero como se puede ver en este otro perfil el inicio es básicamente llano, por lo que la media en realidad ronda el 9,5%. Una dura ascensión que si se hace a tope desde la base puede romper completamente el grupo de favoritos, marcándose grandes diferencias en meta.

En definitiva, una etapa de montaña no muy dura pero donde la gran exigencia de la subida final, sin apenas zonas de recuperación, más el desgaste previo de Sestriere la convierten en una jornada a priori clave para la general, pudiendo resultar más decisiva que otras etapas globalmente más duras, sobre todo tal y como sueler correr actualmente.

El plano de los últimos km, con la travesía por Bardonecchia y la subida final

Ésta es sólo la 2ª ocasión en que el Monte Jafferau albergará un final de etapa, con el antecedente del Giro 1972, cuando un gran ataque de Jose Manuel Fuente`, “el Tarangu”, en Sestriere puso contra las cuerdas a Merckx … aunque éste se rehizo en la subida final, atrapando a Fuente a 1 km de la cima y ganando la etapa, siendo a la postre el vencedor final de la carrera. El recorrido tenía los últimos 150 km casi idénticos a los de este año, pero con la salida desde Savona, para un total de 247 km. Además, la subida a Jafferau no estaba asfaltada, haciendo aún más exigente la etapa.

En cuanto a las posibles alternativas, cabría la opción de añadir más dureza haciendo una incursión en Francia, con Montgenevre (desde Cesana Torinese) y L´Echelle entre Sestriere y Jafferau, para un total de unos 190 km, aunque en principio todo seguiría quedando para la subida final, además de haber bastante falso llano antes de L´Echelle, cuyo descenso, eso sí, se encadena perfectamente con la última subida ya que termina en Bardonecchia.

– – – – –

15ª ETAPA (Domingo 19 Mayo):  CESANA TORINESE – COL DU GALIBIER (VALLOIRE)  (149 km).  Rutómetro / Últimos km

Dificultades montañosas:

  • Col du Mont Cenis, 1ª (km 58,6):  2.094 m – 25,7 km – 6,2 %
  • Col du Telegraphe, 2ª (km 126,1):  1.566 m – 11,9 km – 7,2 %
  • Col du Galibier, 1ª (Meta):  2.642 m – 18,1 km – 6,8 %

La 2ª semana se cierra con una corta aunque dura etapa con salida en Cesane Torinese, en la base de Sestriere, y llegada en el mítico Col du Galibier, entre los departamente franceses de Savoie y Hautes Alpes, previo paso por otra ascensión colosal, el Mont Cenis, en una jornada que rendirá homenaje al Tour por su centenario y a Marco Pantani por su gesta en la etapa del Galibier de 1998, cuando le dio un vuelco completo a la general.

Los primeros km de la etapa, en dirección noreste, son muy irregulares aunque con clara tendencia favorable, con varias zonas de fuerte bajada y llanos intercalados -> perfil (desde el km 34, de derecha a izquierda). Como apunte histórico, decir que este tramo, realizado en sentido contrario y con llegada en Sestriere, fue testigo de una de las etapas más espectaculares de los últimos 30 años, con la mítica cabalgada de Chiapucci y su persecución por parte de Indurain en la inolvidable etapa del Tour 1992 -> clasificación, donde tras 254 km de recorrido “el diablo” se hizo con la victoria llegando apenas 14 corredores en menos de 10 minutos. Por recorrido y desarrollo, una de las etapas más duras de la historia.

Volviendo a la jornada de este año, el terreno favorable acaba al llegar a Susa, localidad de inicio de un puerto impresionante pero infrautilizado en profesionales, el Col du Mont Cenis. Hasta ahora sólo se ha subido en 3 ocasiones por esta vertiente (5 en total), la última de ellas en el Tour 1999 camino de Alpe d´Huez, con triunfo para Giuseppe Guerini -> clasificación. Y es su estreno en el Giro, aunque la primera parte ya se utilizó como descenso en la etapa de Pinerolo 2009, subiendo por la variante de Moncenisio, más “salvaje” que la tradicional al contar con un tramo de 5,5 km al 10%. Centrándonos en la vertiente de Susa, destaca su gran longitud y constancia al 7-8 % durante la mayor parte de la subida, si bien por buena carretera e incluyendo varios descansillos -> perfil y galería fotográfica, con una parte final, ya en Francia, algo más tendida. En total, 25,5 km al 6,2 % de media, formando parte de la lista de puertos más duros en carrera. De todos modos, teniendo en cuenta su situación en la etapa, muy lejos de de meta y restando aún el Galibier, lo más probable es que quede sólo como desgaste, ayudando en cualquier caso a seleccionar la fuga del día.

El Col du Mont Cenis, con casi 1600 m de desnivel e inédito desde el Tour de 1999

Hay que aclarar que el auténtico puerto, a nivel geográfico, no está en realidad al final de la subida, sino varios km después, tras rodear el lago homónimo, con varios km de falso llano en los que incluso se pierde algo de altitud, como se puede ver en este otro perfil del puerto de Rocobike (el enlace también incluye el mapa de la subida).

Cuando se inicie la bajada faltarán aún 83 km para la línea de meta, los primeros 10 de fuerte descenso hasta llegar a Lanslebourg, donde se girará hacia el oeste afrontando una zona más irregular en busca de la población de Sollieres, comienzo de la cota de Sardieres-Aussois. Aunque no está marcada como puerto y sí como sprint intermedio (?), se podría considerar un 3ª, con 4,5 km iniciales al 5 % y otro km con esa misma pendiente como “regalo” final. Después de coronar, su bajada llevará a los corredores hasta la localidad de Modane, dando paso a un largo falso llano descendente, muy favorable para el trabajo de un grupo frente a corredores en solitario, hasta la población de Saint Michel de Maurienne.

En esta localidad y tras girar hacia el sur, superando un puente sobre el río L´Arc, se inicia una de las ascensiones más concocidas y espectaculares de los Alpes: el durísimo encadenado de Telegraphe + Galibier, con 2100 m de desnivel acumulado. Aunque oficialmente son 2 puertos, con unas cifras de 11,9 km al 7,2% y 18,1 km al 6,8% respectivamente, lo cierto es que el Telegraphe es paso ineludible por esta vertiente -> plano de la zona , lo que unido a la brevedad de la bajada hace que también se puedan considerar un único puerto -> altimetría y descripción, siendo la ascensión asfaltada con mayor coeficiente de Francia, superando los 450 APM. Destaca especialmente el tramo final, entre Plan Lachat y la cima del Galibier, con 8 km al 8-9% y paisajes preciosos, remontando la ladera con multitud de “lacets” hasta coronar a más de 2640 m de altitud.

El impresionante Galibier N, con 2100 m de desnivel, será el juez de la etapa.

Si finalmente se realiza tal cual, es una etapa muy exigente, donde a la dureza de 2 colosos como Mont Cenis y Telegraphe+Galibier se une el desgaste de las etapas previas (aunque se echa en falta un kilometraje algo superior), pudiendo haber grandes diferencias en meta si hay buen ritmo y ataques serios ya en el Telegraphe.

De todos modos, aunque el paso por Mont Cenis y sobre todo Telegraphe parece mas o menos seguro, no se puede decir lo mismo de la parte final del Galibier, ya que con más de 2600 m de altura y estando a mediados de mayo el riesgo de nevadas es muy alto, lo que podría obligar a variar el recorrido, suprimiendo algún tramo. En ese caso, el mal menor sería terminar en la explanada de entrada al túnel, a 1 km de la cima. En cambio llegadas en Plan Lachat o en Valloire dejarían la etapa demasiado “capada” … salvo que se incluyera la inédita ascensión a Beau Plan justo antes del Telegraphe.

En cualquier caso, centrándonos en los antecedentes del Galibier, destacar que si bien se estrena en el Giro, es el puerto de los Alpes más transitado por el Tour de Francia, con nada menos que 59 pasos desde su estreno en 1911 -> historia en el Tour, habiéndose utilizado por 1ª vez como llegada en la edición de 2011, justo cuando se cumplía su centenario em la prueba, aunque subiendo por la vertiente de Briancon. La victoria fue para Andy Schleck, quién tras un gran ataque en el puerto previo, el también famoso Col d´Izoard, fue capaz de resistir la persecución del grupo, imponiéndose en solitario con más de 2 minutos de ventaja sobre su hermano Frank y Cadel Evans, este último vencedor final de la carrera.

No obstante, si por algo es mítico el Galibier es por ser un gran puerto de paso que ha roto la carrera desde lejos en muchas ocasiones, con los campeones dejando su sello: Bartali, Coppi, Bahamontes, Gaul, Merckx, Ocaña, Indurain, etc. Y precisamente uno de ellos, el italiano Marco Pantani, es el homenajeado en esta etapa, ya que se cumplen 15 años desde su gran exhibición en 1998, cuando tras un demarraje en el Galibier acabó imponiéndose en Deux Alpes (desde el km 10) con diferencias enormes en meta: el 2º a casi 2 minutos, el 5º a más de 5’40” … y el anterior líder, Jan Ullrich, a casi 9′, haciéndose con un maillot amarillo que ya no soltaría hasta el final de la prueba, en una de las mejores etapas de los últimos 25 años.

El momento del ataque de Pantani en 1998, inmortalizado en esta pintura por Pat Cleary

Y no sólo es cosa del “pasado”, sino que en las últimas etapas con el Galibier norte, en 2007 y 2011 (ese año se subió 2 veces, por ambas vertientes), volvió a verse un gran espectáculo, en ambos casos con Alberto Contador como gran protagonista merced a sus ataques lejanos, aunque en 2007 fue atrapado por el resto de favoritos en la bajada hacia Briancon, en una etapa ganada por Mauricio Soler; y en la jornada de 2011 hubo reagrupamiento general en el llano antes de Alpe d´Huez, con triunfo para Pierre Rolland y Samuel Sánchez y Contador en 2º y tercer lugar respectivamente.

Valorando el recorrido de la etapa del Giro, si bien puede resultar espectacular en caso de que los corredores se muestren combativos (y no haya que “capar” la subida al Galibier por la nieve), creemos que tanto a nivel deportivo como de homenaje a Pantani habría sido más lógico un final en Deux Alpes. En el primer aspecto, hubiera servido para cubrir el déficit de etapas con un encadenado final “grande+pequeño”, uno de los grandes defectos de un recorrido que abusa de los finales en alto duros, haciendo que fuera una jornada más propicia para los ataques lejanos. En el tema del homenaje, ¿que sentido tiene acabar en el Galibier cuando fue el terreno posterior donde se hicieron las mayores diferencias?. Si en 1998 la meta hubiera estado en la cima, como en esta ocasión, ni Pantani se hubiera hecho con el liderato ni la etapa se hubiera convertido en mítica, quedando una buena subida pero sin la emocionante persecución en el descenso ni la agonística ascensión a Deux Alpes.

Por otro lado, es cierto que a estas alturas de temporada incluir el Galibier como puerto de paso es doblemente problemático. Pero si lo importante era recordar las gestas de Pantani en 1998, había una solución muy sencilla: no hacer la etapa en Francia sino en Italia, ya que aquel año también venció en el Giro y mediante otra gran remontada. Por ejemplo se podría terminar en Selva di Val Gardena previo paso por la Marmolada, como en la fantástica etapa de 1998 en la que mediante un ataque lejano se hizo con el liderato, desbancando a Alex Zulle.

No deja de resultar extraño que el Tour olvide sus puertos clásicos, habitualmente sobreutilizados,  justo el año en que cumple 100 ediciones … y sin embargo el Giro se vaya nada menos que al Galibier para homenajear a Pantani, cuando podía haberlo hecho con menos riesgo y mayor sentido en las montañas italianas.

– – – – –

Anuncios

4 comentarios en “GIRO DE ITALIA 2013 – 2ª SEMANA

  1. Debido a las fuertes nevadas de los últimos días, la dirección del Giro ha anunciado que la subida al Galibier no se hará hasta la cima sino hasta la cota 2.300 m, en “Granges du Galibier”, junto al monumento a Pantani, suprimiendo los últimos 4,25 km del puerto. Debido a ello, la salida de la etapa se retrasa media hora, pasando de las 12.30h a las 13h

    Afortunadamente, parece que el resto del recorrido se realizará tal cual, incluyendo la subida a Mont Cenis, aunque debido a las “condiciones cambiantes del tiempo”, la dirección del Giro se “reserva el derecho de hacer más cambios con el fin de proteger la seguridad de los corredores y la caravana ciclista” -> comunicado oficial.

    Aprovechamos para enlazar el vídeo con la subida completa a Jafferau de la etapa de ayer, en la que los organizadores suprimieron el paso por Sestriere debido al mal tiempo, perdiendo dureza aunque aumentando la distancia en 12 km -> perfil / video Jafferau.

    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s