Previo TOUR DE FRANCIA 2015

El pasado miércoles tuvo lugar en París la presentación oficial del recorrido del Tour de Francia 2015, la edición nº 102 de la ronda francesa, con inicio en la localidad holandesa de Utrecht el 4 de julio y llegada en París el día 26 del mismo mes, para un total de 3344 km divididos en 21 etapas, con la mayor dureza concentrada en la última semana de carrera.

Al igual que en las presentaciones de años anteriores, sólo se ha desvelado completamente el recorrido de las etapas de montaña (y no todas), quedando la incógnita de como será el trazado intermedio del resto de jornadas, algo que se anunciará sólo unas semanas antes del inicio de la prueba.

Tour 2015_map_route

Vídeo-presentación del recorrido

Tour 2015_perfil general montaña

El perfil general de las etapas de montaña del Tour 2015

Si el recorrido del Giro 2015 se puede considerar un regreso a la tradición de la prueba (aunque con algunos matices, como la mayor cantidad de finales en alto), el trazado del próximo Tour supone todo lo contrario, ya que rompe con gran parte de las características históricas de la ronda francesa, programando una 1ª semana más movida de lo habitual, con varias jornadas tipo clásica y finales “muro”; un aumento en el nº de etapas de quebradas pero reduciendo a cambio los kilometrajes, sin una sóla jornada de alta montaña que supere los 200 km; una mayor cantidad de finales en alto (9), batiendo el record de la prueba; y una reducción exagerada de las contrarrelojes, con apenas 42 km de esta disciplina y únicamente un tercio de ellos en forma de crono individual.

De todos modos, hay que decir que la mayoría de estos cambios no son en realidad tan novedosos, suponiendo una evolución de lo visto a partir de 2008 y sobre todo en las 2 últimas ediciones, si bien en este caso sorprende la radicalidad de los organizadores, llevando hasta el límite el rechazo a la CRI, con sólo una jornada de este tipo y que parece más un prólogo alargado que una crono normal, y la concentración de montaña en la 3ª semana, con sólo una etapa llana en las últimas 6 jornadas. Por otro lado, se mantiene la apuesta por el pavé, algo polémico pero que ya este año dio como resultado una etapa espectacular, la mejor de toda la carrera.

Listado etapas Tour 2015

Asi pues, el Tour de Francia 2015 se iniciará con la mencionada crono individual de 14 km, con salida y llegada en la localidad de Utrecht, en los Países Bajos, y con un trazado bastante revirado donde será difícil que haya grandes diferencias (aunque si mayores que las de un prólogo al uso). Al día siguiente, etapa llana con final en la provincia de Zeeland, en el extremo suroeste del país, con el viento y el peligro de abanicos como mayor dificultad, ya que se atravesarán zonas muy expuestas en la parte final de la ruta, circulando por las carreteras parelelas a los diques que unen las diferentes islas, algo que provocó una escabechina en el Giro 2010. En la tercera jornada, ya en Bélgica, será el turno para el primer final en alto de esta edición: el Muro de Huy (Chemin les Chapelles), famoso por ser la llegada de la Flecha Valona, con 1,3 km al 9,4% de media y puntas por encima del 20%, estando en la lista de rampas máximas afrontadas en competición. El resto de la etapa aún no se ha dado a conocer, pero salvo sorpresa no parece que vaya a incluir otras cotas importantes.

Y si la etapa de Huy recuerda a una de las clásicas de las Árdenas, la jornada de Cambrai (4ª) hace lo propio con la París-Roubaix, el “infierno del norte”, al incluir hasta 6 tramos de pavé en los últimos 50 km, que unidos a otro tramo adoquinado a mitad de la etapa suman un total de 13,3 km sobre esta superficie, una cifra casi idéntica a la que se terminó haciendo en la etapa de Arenberg del pasado Tour, con triunfo bajo la lluvia para Lars Boom y el “tiburón” Nibali siendo el gran beneficiado entre los favoritos -> clasificación / vídeo, mientras que por el contrario Froome tuvo un día aciago, teniendo que retirarse tras sufrir varias caídas (sobre asfalto, no en el pavé). En ese sentido y aunque depende bastante de las condiciones meteorológicas, no sería extraño que esta jornada también acabe marcando buenas diferencias entre los favoritos.

PROFIL_4

Las 3 etapas siguientes, con llegadas en Amiens, Le Havre y Fourgeres respectivamente, son a priori muy favorables para los velocistas, si bien los favoritos a la general tampoco pueden despistarse, sobre todo camino de Le Havre (6ª), habiendo de nuevo riesgo de abanicos al circular durante muchos por las costas de Normandía, en paralelo al Canal de la Mancha. La 8ª jornada, en cambio, es muy propicia para los “up-hill finishers” y escaladores explosivos, al acabar la etapa en el Mûr de Bretagne: una subida corta pero con un km inicial al 10%, aunque después suaviza mucho, para unas cifras oficiales de 2 km a casi el 7% de media. Señalar que esta subida ya se vio en una etapa de 2011, con triunfo para Cadel Evans por delante de Contador -> clasificacion / vídeo.

En la 9ª etapa será el turno para una crono por equipos de 28 km entre Vannes y Plumelec, con la meta situada justo tras la cota de Cadoudal, con 1,7 km al 6,2% y de buen recuerdo para el ciclismo español gracias a la victoria y liderato de Valverde en 2008, cuando fue la llegada de la etapa inaugural. Aparte de la subida final, la trampa de esta CRE es que se dispute tan tarde, con más de un equipo pudiendo llegar justo de corredores si en las etapas previas ha habido caídas. Y de hecho los organizadores han tenido que pedir un permiso especial a la UCI, ya que en teoría está prohibido celebrar una crono por equipos pasado el primer tercio de carrera.

Después de la jornada de descanso, con un largo traslado de Plumelec a Pau incluído, la carrera se adentra en los Pirineos, con un tríptico de alta montaña que se inicia con una llegada en la estación de esquí de Arette, a 3 km de la cima de la Pierre Saint Martin (hasta la cota 1620 m) -> otro perfil y foto. A pesar de la carretera en perfectas condiciones, se trata una subida muy dura, con 15 km al 7,4% (sin contar el falso llano previo) e incluyendo un tramo de 9 km al 9% de media hasta el Col de Labays, si bien desde ahí a meta la pendiente suaviza mucho, por lo que el resultado dependerá de si los corredores se mueven desde lejos o esperan a los últimos km. Señalar que aunque la meta es inédita, casi toda la ascensión se corresponde con el Col de Soudet, subido por esta vertiente en 1996 y 2003 (también en 1995, pero de un modo neutralizado).

PROFIL_10

Al día siguiente será el turno para una etapa de casi 190 km entre Pau y el pueblo de Cauterets, en el valle de Saint Savin, con el Col d´Aspin y el mítico Col du Tourmalet (desde el km 5,7) -> perfil detallado, con los últimos 13 km al 8,5% de media, antes del largo descenso hacia Luz Saint Sauveur y el falso llano previo a la subida final (hasta cota 910 m), muy tendida, con 10 km al 4,3% de media, pero que puede hacer daño si la carrera llega rota, al estilo de las etapas Mortirolo + Aprica. No obstante, aún teniendo 80 km finales muy interesantes, se echa en falta más desgaste previo y una mejor colocación de la etapa, ya que situada antes del final en alto más duro corre el riesgo de que los favoritos se lo tomen como un día de transición. El único antecedente de Cauterets pueblo como meta en el Tour data de 1953, con triunfo para Loroño (las etapas de 1989 y 1995 acabaron en la estación de esquí, en la cota 1350 m), si bien en la Ruta del Sur ha habido una llegada reciente, en 2011, y con el mismo encadenado previo, con triunfo para Charteau por delante de Kiryienka -> clasificación.

PROFIL_11

Y es que al día siguiente los corredores tendrán que afrontar una etapa de casi 200 km con el Portet d´Aspet, con 4,4 km finales al 10% y donde se rendirá homenaje a Fabio Casartelli, que en 1995 perdió aquí la vida tras sufrir una fuerte caída en el descenso (se hacía en sentido contrario); el Col de la Core, con 14 km de subida, los últimos 7 a más del 7%; el Port de Lers, con una parte central constante al 7-8%; y tras su descenso y 25 km de falsos llanos la subida a Plateau de Beille -> otro perfil y foto, con unas cifras totales de 16 km al 7,8%. Una ascensión muy exigente, sin rampas extremas pero tampoco descansillos, y que desde su estreno en 1998, con triunfo para Pantani -> clasificación, casi siempre ha hecho mucho daño, contando con otros vencedores ilustres como Armstrong (2002 y 2004, aunque tras su sanción esas etapas no tienen ganador oficial) y Contador en 2007 -> clasificación / vídeo. Sin embargo el último antecedente, en 2011, fue muy decepcionante, con triunfo para para Vanendert y llegando casi todos los favoritos juntos debido a los parones -> clasificación / vídeo.

PROFIL_12

Superado el tríptico pirenaico será el turno para una jornada a priori de transición entre Muret y Rodez, aunque es posible que incluya algunos repechos cerca de meta, como la etapa de la París-Niza 2012, con triunfo para Meersman -> clasificación / vídeo. En la 14ª jornada vuelve la montaña, con una etapa en el Macizo Central que si bien no tiene grandes dificultades durante los primeros 130 km incluye en la parte final Sauveterre, con 9% al 6%, y el encadenado de Chabrits + Mende (Croix Neuve), esta última una subida muy explosiva, en la lista de km más duros en carrera al contar con un tramo central al 13-14%, aunque en lugar de terminar en la cima se acabará en el aeródromo tras un pequeño falso llano -> perfil últimos km. Desde su estreno en 1995, con victoria para Jalabert y la Once poniendo en jaque al Banesto, este puerto se ha convertido en todo un clásico de las pruebas francesas -> Mende y el ciclismo profesional, incluyendo otras 2 llegadas en el Tour: en la edición de 2005 -> clasificación, con victoria para Marcos Serrano; y en 2010 -> clasificación / vídeo, con triunfo para “Purito” Rodríguez.

Las 2 etapas siguientes, con finales en Valence y Gap respectivamente, también son de media montaña aunque con características muy diferentes entre sí, con un inicio “pestoso” y el Col de l´Escrinet a mitad de la ruta camino de Valence, siendo los últimos 40 km bastante llanos por lo que puede haber reagrupamiento; y una primera parte relativamente sencilla en el caso de Gap, pero con el Col de Cabre y el ya clásico Col de Manse (con varios km al 6-7%, aunque interrumpidos por un descansillo central) en la 2ª mitad, restando sólo 12 km desde la cima del puerto a meta. Esta parte final, con Manse SO y su peligroso descenso por La Rochette, donde Beloki sufrió una grave caída en 2003, ya se ha visto en varias ocasiones en los últimos años: en la edición de 2011 -> clasificación / vídeo, con victoria para Hushovd y varios ataques de Contador que rompieron el grupo de favoritos, y 2013, con triunfo para Rui Costa -> clasificación, así como en el pasado Critérium Dauphiné, llegando de nuevo una escapada lejana, con victoria para Trofimov.

Después de la última jornada de descanso ya no habrá respiro hasta llegar a París, con 4 etapas de montaña seguidas en los Alpes. La 1ª de ellas, entre Digne les Bains y la estación de esquí de Pra Loup, no incluye grandes colosos pero tampoco apenas llano, con el Col des Léques, el Col de Toutes Aures, la Colle Saint Michel, el ya más exigente Col d´Allos, con 13 km finales al 6% y todo un clásico en el Tour hasta la década de los 70, y tras su complicado descenso (hasta el km 16) la subida a Pra Loup (desde el cruce con la bajada de Allos), corta pero bastante dura, con algo más de 5 km al 8%. Un encadenado final idéntico al de la mítica jornada de 1975, con triunfo y liderato para Thevenet tras el hundimiento de Merckx -> clasificación / vídeo, si bien el recorrido previo a Allos era mucho más duro, tanto por los puertos, con Saint Martin, Couillole + Valberg y Champs, como por el mayor kilometraje, siendo una de las etapas más exigentes de la historia, con alrededor de 5500 m de desnivel acumulado.

PROFIL_17

Al día siguiente, etapa con una 1ª mitad muy rompepiernas, con las cotas de Bayard, Motty, Mure, Malissol y el Col de la Morte, para tras su revirado descenso y la tendida subida a Rochetaille afrontar el Col du Glandon, muy irregular, con tramos duros salpicados por descansillos y bajadas intermedias, pero rozando en cualquier caso los 300 de coef. APM. Su espectacular descenso, con un primer tramo muy técnico, llevará a los corredores hasta La Chambre, con un pequeño llano entre esta localidad y Pontamafrey antes de la última cota de la jornada, los Lacets de Montvernier, una subida muy escénica, con carretera estrecha y plagada de herraduras. Este tramo es el inicio de una de las vertientes del Col de Chaussy, pero al llegar a Montvernier, en lugar de continuar hacia a la cima, se irá hacia el sur en busca de Saint Jean de Maurienne, con un irregular descenso (desde el km 10,3) antes del llano final. Una etapa exigente y que podría dar mucho juego si la carrera se rompe en el Glandon, aunque dada su situación en la prueba, en vísperas de 2 finales en alto, es probable es que los favoritos esperen a Montvernier para atacar.

PROFIL_18

A pesar de su corto kilometraje, la 19ª jornada, entre St. Jean de Maurienne y la estación de La Toussuire, es a priori la más dura de esta edición (junto con la de Plateau de Beille), incluyendo de salida el inédito Col de Chaussy y tras un largo rodeo el impresionante Col de la Croix de Fer por Glandon N (bajado en la etapa previa), con 1600 m de desnivel y un tramo de 9 km a casi el 9% de media en su 2ª mitad, seguido por el Col du Mollard desde Ponte du Belleville, más modesto pero también con tramos duros -> perfil detallado, y tras su complicado descenso, con una parte central llena de curvas, la subida a La Toussiere, sin grandes rampas pero bastante larga, con 18 km a más del 6% de media, pudiendo hacer daño si el ritmo es elevado. Señalar que los últimos 80 km son identicos a los de la etapa de 2006 -> clasificación / vídeo, con triunfo de Rasmussen y liderato para Pereiro tras “pajarón” de Landis; y 2012, con victoria para Rolland en una jornada muy movida y con ataques pero donde los Sky acabaron imponiendo su ley -> clasificación / vídeo, con Wiggins conservando el amarillo y Froome subiendo al 2º puesto.

PROFIL_19

Y como última oportunidad para ver cambios en la general (salvo gran sorpresa en París), una etapa muy corta pero con 2 de los puertos más famosos de los Alpes: el Col du Galibier norte, cuyo perfecto encadenado con el Telegraphe acumula casi 2100 m de desnivel y un coef. APM superior a 450, estando muy arriba en la lista de puertos más duros en carrera; y tras su larguísimo descenso, de más de 40 km, y un pequeño tramo llano la subida final a la estación de esquí de Alpe d´Huez, primer final en alto en la historia del Tour, en 1952, y que tras su “reestreno” en 1976 se ha convertido en la subida más icónica de la prueba, con 30 ascensiones, todas ellas como llegada salvo el primer paso en la etapa de 2013 -> clasificación / vídeo, cuando se subió 2 veces, bajando por el Col de Sarenne, y con triunfo para Riblon. Más parecida a la del próximo año fue la ruta de 2011 -> clasificación / vídeo completo, también con inicio en Modane y paso por el Galiber pero atravesando el túnel. Y resultó muy entretenida, con Contador rompiendo el grupo desde lejos, pero la falta de desgaste y el terreno fácil entre puertos acabó provocando el reagrupamiento, con victoria para Rolland y liderato para Schleck, aunque lo perdería al día siguiente en la CRI de Grenoble.

PROFIL_20

Después de esta jornada ya solo restará la clásica etapa con meta en los Campos en Elíseos de París, una llegada que en 2015 cumplirá su 40ª aniversario, tras haber acogido por 1ª vez el final en 1975. Aún no se ha anunciado el recorrido definitivo, pero todo hace indicar que volverá a ser muy favorable para los sprinters, aunque habrá que ver cuantos de ellos consiguen “sobrevivir” a la montaña, siendo en cualquier caso una jornada de homenaje para todos los ciclistas que hayan logrado completar las 3 semanas de carrera.

– – – – –

A nivel global, un recorrido tan exigente, con a priori muy pocas etapas de transición, habiendo alicientes en casi todas las jornadas, ya sean grandes puertos o pequeñas cotas cerca de meta, e incluso con etapas llanas que pueden resultar muy movidas si sopla el viento y se producen abanicos; como extraño, especialmente para ser el Tour, con contrarrelojes exageradamente cortas, sobre toda la CRI, y colocadas al revés de lo que sería lógico, con la CRE llegando tan tarde que puede haber equipos que la afronten con muchas bajas, y una montaña muy abundante pero con exceso de finales en alto. Y de nuevo sin incluir una verdadera etapa reina, ya que a las etapas con los puertos más duros les falta kilometraje, no superándose ningún día los 4500 m de desnivel acumulado.

Resulta muy llamativo el tema de la contrarreloj, una especialidad que si ya había perdido protagonismo en anteriores ediciones (salvo en 2012), en el próximo Tour queda relegada a un papel casi anecdótico, habiendo sólo 14 km de crono individual, como si molestara a los organizadores. Y si a esta reducción de las cronos, batiendo todos los récords negativos desde 1934, se une el aumento de las llegadas en alto, con 9 finales de este tipo (aunque 3 de ellos no pasan de ser un 3ª), el resultado es un Tour completamente desequilibrado en favor de los escaladores. Y dentro de éstos hacia los más “explosivos”, al no haber etapas de montaña de gran fondo. Aparte de que esta descompensación puede provocar un mayor conservadurismo, sobre todo teniendo en cuenta la dureza de la última semana, lo peor es la traición a la esencia del Tour, donde históricamente había que ser un corredor completo y brillar en todos los terrenos (o arrasar en alguno) para optar a la victoria.

Sean cuales sean los motivos de este trazado -¿llegar a los últimos días con pocas diferencias?, ¿hacer que la carrera sea más imprevisible?, ¿favorecer a la nueva hornada de escaladores franceses?-, de lo que no hay duda es de que los organizadores han escogido un modelo donde priman los esfuerzos explosivos y sin opciones para los rodadores de cara a la general, una tendencia compartida con las demás GV, sobre todo La Vuelta, pero que en este caso resulta muy sorprendente viendo declaraciones como las de Thierry Goveunou, responsable de los recorridos del Tour y que en julio de este año hablaba de “volver a los valores de la resistencia, no ir al esquema del todo corto, todo explosivo” … para luego llevarse la contraria a sí mismo hace sólo unos días, justificándose en que al final del pasado Tour algunos corredores le habían dicho “atención a no ir más lejos en términos de dificultades”.

No obstante, esto no significa que todo sea malo, habiendo también aspectos positivos como la mencionada presencia de alicientes en casi todas las etapas, sin que los favoritos puedan despistarse, y algunas jornadas concretas que pueden dar mucho juego si los corredores se muestran combativos desde lejos, como la jornada del pavé, donde los organizadores si han mostrado una gran valentía, y las etapas de Cauterets, dándole protagonismo al Tourmalet (aunque se echa en falta una mayor dureza previa), Saint Jean de Maurienne, con un terreno muy rompepiernas y el Glandon en un buen lugar para romper, y La Toussiere, con el estreno de Chaussy y 80 km finales a priori espectaculares, aunque las tres tienen el inconveniente de su colocación, en vísperas de finales en alto duros.

Por otro lado y aunque ya es algo habitual en el Tour, resulta incomprensible que no se haya anunciado la ruta intermedia de la mitad de las etapas, máxime teniendo en cuenta que Giro y Vuelta si muestran todos los perfiles desde la presentación (y los mapas en la prueba italiana). Y también deja mucho que desear la propia calidad de los perfiles, con multitud de picos irreales que demuestran que no sólo están hecho mediante programas web, sin mediciones “in-situ”, sino que ni siquiera han sido capaces de poner un filtro alto. Siendo la carrera por etapas más importante del mundo, los organizadores deberían cuidar más este aspecto.

En cualquier caso, como siempre la última palabra será de los corredores. En ese sentido, ójala muestren una actitud valiente y ambiciosa durante toda la carrera, brindando un buen espectáculo a los aficionados. Aunque el recorrido sea claramente mejorable, terreno hay para ello.

– – – – –

Anuncios

6 comentarios en “Previo TOUR DE FRANCIA 2015

  1. con este recorrido, indudablemente el campeón del tour 2015 sera NAIRO QUINTANA, gloria del deporte colombiano, y del ciclismo nacional, durante toda la vida deporte estrella de los colombianos, VIVA COLOMBIA…………….!!!!!!!!!!!

  2. NAIRONMAN, CAMPEON TOUR DE FRANCIA 2015, de boyacá para colombia y el mundo , con mucho cariño SUMERCE……….!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! MAURICIO VARGAS.

    • ustedes creen que no hay mas corredores que nairo se va aganar eso como papita para el loro no seamos asi saquemosle tanta presion a NAIRO porque de pronto se perjudica hay que animarlo y que hago lo mejor posible y que si le alcanza para ganar que asi sea pero sin presionarlo tanto con esos comentarios

  3. Una semana después de ser anunciados en diversas páginas, ya están disponibles en la web oficial los perfiles de todas las etapas del Tour 2015 -> http://www.letour.fr/le-tour/2015/fr/parcours-general.html.

    Las principales dudas estaban en la media montaña, y aunque no hay grandes novedades se confirma que se subirá la cota de Cherave antes de Huy (como en la última edición de la Flecha Valona) y Sauveterre camino de Chabrits + Mende, mientras que en la jornada de Gap se se afrontará de nuevo Manse pero por una variante más dura a la de años anteriores, con un km al 10% para unas cifras totales de 8,9 km al 5,6%.

    Respecto a las contrarrelojes, la inicial será completamente llana, con la distancia ya conocida de 14 km, mientras que la CRE tendrá un recorrido muy “pestoso”, con varias cotas tendidas y la subida final a Cadoudal, lo que hace aún más incomprensible que no se hagan justo al revés: la crono por equipos en la etapa inaugural y la CRI en la 9ª jornada y con un kilometraje superior.

    Saludos.

  4. Parece que al final no se sube el Galibier (y supongo que tampoco el Telegraphe) en la última etapa por desprendimientos, sustituyéndolo por la Croix de Fer… Al menos es lo que han puesto hoy en Marca..

    • Hola Kiddo.

      Sobre la etapa de Alpe d´Huez, efectivamente: despues de varias semanas de rumores, los organizadores han confirmado que debido a los desprendimientos de tierra en el túnel de Chambon no se pasará por el Galibier, subiendo en su lugar la Croix de Fer por S.Jean de Maurienne, quedando una etapa con el mismo kilometraje pero de menor exigencia -> perfil definitivo etapa 20ª.

      Esta claro que el cambio ha sido por causas de “fuerza mayor”, pero aún asi resulta decepcionante que no suban algún otro puerto para compensar la pérdida de dureza, por ejemplo encadenado Mollard noroeste + Croix de Fer (últimos 14 km). O subiendo este último entero pero añadiendo de salida Beau Plan. Incluso cabía la opción de subir dos veces Alpe d´Huez, como en 2013.

      Si ya con el Galibier había pocas posibilidades de que la carrera llegara rota al inicio de la subida final (incluso en 2011, pese al ataque de Contador, hubo reagrupamiento), con el nuevo trazado se reducen aún mas, siendo muy probable que todo quede para la subida final, aunque como siempre los corredores tendrán la última palabra.

      Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s