CRUZ DE BARREIROS

Una de las entradas más importantes del blog es la lista de los Puertos de Paso de Categoría Especial de la Península, y la teníamos un poco abandonada. Para completarla solo quedaban tres puertos, más desconocidos y recónditos que el resto, en las entrañas de las montañas de Lugo. Hoy queremos sacar uno de ellos a la luz, la Cruz de Barreiros.

Mapa Cruz Barreiros

Plano de Cruz de Barreiros y sus diferentes inicios posibles.

Se trata de una ascensión con básicamente una sola vertiente, aunque los primeros kilómetros se pueden hacer desde varios puntos distintos sin que esto suponga una gran diferencia. Tiene dos partes muy diferenciadas. Primero, un tramo de dureza normal y corriente… y tras llegar a San Paio y una bajadita, un final de rampas terribles, con un tramo de 3 km al 13%. Pero nada lo explica mejor que su altigrafía:

Cruz Barreiros

Perfil de Marcos Folgueira. Click para ver comentarios y fotos.

Se aprecian claramente las dos partes del puerto. Primero, 5 km al 6,3% hasta San Paio, con alguna rampa del 12% pero en general sin demasiada exigencia. Pero tras un descanso de 2 km, comienza el infierno con unos cuantos metros de suelo hormigonado que alcanzan hasta un 24% de máxima. Son 3,2 km al 12,8% de pared hasta llegar a Río de Campos. Una vez allí, para coronar restan otros 2 km donde la pendiente se muestra más compasiva. No es, desde luego, un puerto que asuste por su desnivel (830 metros en total), pero sus tremendas rampas lo lanzan hasta los 268 puntos APM, por lo que entra en nuestra lista de Categoría Especial.

Se puede bajar de Cruz de Barreiros por otros dos puertos diferentes. Bien por el norte, por las varias caras del Coto de Frades, o bien por el sur, a través del Alto de Ouviaña, en ambos casos por carreteras en perfecto estado. Esto abre muchas posibilidades en una Sierra de Meira donde abundan los puertos de este tipo: bajos, pero de tremendas rampas y por carreteras muy “ciclistas”.

Hemos realizado dos comparativas. La primera, del puerto completo frente a las famosísimas Tres Cimas de Lavaredo, todo un referente en cuanto a puertos extremos. Y para mostrar la dureza del final de Cruz de Barreiros, en la segunda se enfrenta cara a cara con algunos famosos muros ciclistas, como son los tramos finales de Tre Cime di Lavaredo, la Bola del Mundo o el Cuitu Negru. Pocas cosas dejan más a las claras la dureza de sus rampas y el destrozo del pelotón y espectáculo que podría deparar como puerto de paso.

Cruz de Barreiros (azul)  vs. Tres Cimas de Lavaredo (rojo)

Cruz de Barreiros (azul) vs. Tres Cimas de Lavaredo (rojo)

Barreiros vs. Lavaredo. vs. Bola del Mundo vs. Cuetu Negro.

El tramo duro de Cruz de Barreiros, en azul, sale bien parado de la comparativa.

Etapas propuestas

La zona por donde transcurren las etapas, la Sierra de Meira, últimas estribaciones de la Cordillera Cantábrica dominada por el Río Eo y lugar de nacimiento del Miño, es una zona principalmente rural sin grandes núcleos de población. Lo que en principio puede parecer una pega logística, no es sino un aliciente más para que La Vuelta visite la zona y la de a conocer al mundo, potenciando así el turismo rural y de interior. Pero además, localidades relativamente grandes y con encanto, como Mondoñedo, Meira, A Pontenova o A Fonsagrada, pueden albergar la prueba perfectamente y no desentonarían entre pueblos de similares características que se ven año a año en la carrera (de hecho Fonsagrada fue salida de la etapa reina de La Vuelta 2006).

A esos finales sumamos otros dos de evidente interés turístico en las cercanías de Meira. Estos son el Castro de Viladonga y su Museo Arqueológico, que depararía grandes vistas aéreas y un repecho final el algo que nos recuerda un poco a los finales en Clunia de la Vuelta a Burgos. El otro final, el único en alto que proponemos en esta entrada, es la Cruz de Meira, pasando así a menos de 5 km de meta, en una zona de duras rampas, por el Pedregal de Irimia, lugar de nacimiento del Río Miño. Estamos seguros que todos podréis recordar en los últimos años finales en mitad de ningún sitio, o etapas en pequeñas localidades, por lo que ese no debería ser un impedimento para que se descubra la montaña meirense.

Un punto a favor son los lugares de salida, situados tanto en Galicia como en Asturias o León. Esto facilita el acceso a la zona desde lugares habituales de La Vuelta, permitiendo además combinar estas etapas de montaña con otras en el centro o el occidente asturiano (La Marta, La Bobia, el Acebo), en los Ancares, el Bierzo, Laciana, o en Galicia en Cabeza de Manzaneda, Fonte da Cova o las Rías Altas.

Etapa 1: Luarca – Castro de Viladonga

01 Luarca - Castro de Viladonga

Perfiles de los puertos:

Plano interactivo del recorrido.

Primera etapa propuesta, la que menos desnivel acumula de todas, y eso que cuenta con 3 puertos de Primera y uno de Especial enlazados perfectamente en los últimos 100 km. Tas salir de Luarca recorriendo la costa y las playas del occidente asturiano, se llega a Vegadeo para girar al interior y ascender Arredondas, 5,2 km al 10% de media muy regulares y por carretera nueva, un primer contacto ya muy serio. Tras bajar a Taramundi llega otro puerto igual de exigente, ascendiendo al Coto de Frades por una de sus múltiples variantes, con 13 km en total donde destacan 6,2 km al 9,2% en su parte central (si se pasa por el tramo duro de hormigón, si se sigue la carretera es algo más largo).

Allí comienza una bajada larga y con curvas, aunque no especialmente peligrosa, en dirección a Pontenova. Pero antes de llegar a esta localidad, se gira a la izquierda, dirección Vileimil, para encontrar el inicio de Cruz de Barreiros, sin duda un punto clave en esta etapa. Con su cima a unos 45 km de meta, es una distancia grande como para considerar aventuras en solitario… pero perfecta para las tácticas de equipo, o para aliarse con rivales de intereses comunes, y conseguir una renta importante al final.

Museo y Castro de Viladonga, final propuesto para esta etapa. Foto de Turismoenxebre.com.

Museo y Castro de Viladonga, final propuesto para esta etapa. Foto de Turismoenxebre.com.

Se desciende hacia Chao de Pousadoiro por el Alto de Ouviaña. Eso significa unos 14 km de falsos llanos, bajaditas y algún repecho antes de la auténtica bajada. Se afronta así el último puerto del día, la Cruz de Meira desde Chao de Pousadoiro, por la carretera principal. Son unos 6,2 km al 9,2%, que además tienen su zona más dura y pestosa justo antes de coronar, alcanzando máximas del 17%. La bajada hasta Meira, pasando por el Pedregal de Irimia donde nace el Miño, es rapidísima, y desde sus calles quedan 12 km de carretera nacional hasta el Castro de Viladonga. Este tramo final es en su mayoría recto y siempre por buena carretera, pero menos llano de lo que pueda parecer. Hay algunas cuestas al principio, y luego una bajadita hasta un puente donde da comienzo el repecho de meta, de 2,3 km al 4,2%.

Etapa 2: Lugo – Cruz de Meira / Nacimiento del Miño

02 Lugo - Cruz de Meira

Perfiles de los puertos:

Plano interactivo del recorrido.

Esta segunda propuesta sirve para presentar un fantástico encadenado final, con Cruz de Barreiros para romper la carrera y dos puertos de primera encadenados perfectamente al final. Por ello, el recorrido que hemos diseñado anteriormente no tiene grandes puertos… pero si un terreno completamente “rompepiernas”, de mucho desgaste y dificilísimo de controlar.

Se sale desde la capital, junto a las murallas milenarias de Lugo, y en apenas 20 km comienzan las dificultades. Primero, Serra de Vacariza (4,7 km al 5,3%), le sigue el duro Regosmil (3,4 km al 8,3% pero con un tramo final muy por encima del 10%) y tras la corta subida a Cruz de Restelo se llega a Louxas. Habiendo descendido hasta Lamas de Moreira, hay varias formas diferentes de ascender hasta la carretera de Fonsagrada (LU-530), como mostraremos en las siguientes etapas. En ésta, optamos por la vertiente de Cuiñas, 10,4 km al 6% con lo más duro al inicio, que hemos puesto de Segunda pero podría ser perfectamente un Primera. Un terreno muy quebrado que acaba con la ascensión al Coto de Frades por su cara más sencilla, bajando así hasta A Pontenova para afrontar el decisivo encadenado final.

Vista de la carretera a su paso por el Pedregal de Irimia, donde nace el Miño, a unos 2 km de meta. Foto de Tere Gradín.

Vista de la carretera a su paso por el Pedregal de Irimia, donde nace el Miño, a unos 2 km de meta. Foto de Tere Gradín.

Las tremendas rampas de Cruz de Barreiros dejan a los corredores a 40 km de meta, que comienzan con el terreno ya antes comentado de falsos llanos antes de la bajada a Chao de Pousadoiro. Una vez allí, en esta ocasión se sigue la carretera general, como en la etapa anterior, pero en vez de continuar hacia la Cruz de Meira se corona en el Alto de Couso (6,6 km al 8,6%). Tras apenas 6 km de bajada hasta llegar a Meira, se vuelve a ascender, en este caso por las durísimas rampas del Pedregal de Irimia hasta la Cruz de Meira, 3,8 km al 8,6% con 1 km al 12,2%.

Se junta en una sola etapa un terreno precioso para forma escapadas y de difícil control, dos puertos de paso duros y rompedores en el tercio final, y un final en alto corto pero de grandes rampas. Ingredientes para todos los gustos y todos los tipos de ciclismo.

Etapa 3: Viveiro – Meira

04 Viveiro - Meira

Perfiles de los puertos:

Plano interactivo del recorrido.

Etapa íntegramente gallega, que sigue dándole protagonismo a Meira y su entorno más inmediato al igual que las anteriores. En este caso la meta está en la misma localidad, tras un corto y vertiginoso descenso desde la Cruz por el Pedregal de Irimia. Se trata de una etapa corta, con 100 km iniciales encadenando puertos “menores”, de desgaste, para rematar encadenando la Cruz de Barreiros y la Cruz de Meira por una vertiente diferente, de carretera secundaria, más irregular pero igualmente dura.

Poco después de dejar el mar se empiezan a subir los 6,5 km al 6,3% del Alto de Boimente, al que sigue un falso llano antes de llegar al punto más alto en Vilacampa y bajar así hacia Valadouro.  Los puertos de este inicio son de longitud media y rampas sostenidas, como Pena Muñeite de 9,5 km al 5,5%. Se llega a Mondoñedo y sin mucho respiro se encadenan el Alto de Curros (7,5 km al 5,2%) y el Porto da Cruz da Candela (2,4 km al 7%). En la subida a Augaxosa (6km al 6,5%) aparecen las primeras grandes rampas del día, pues cuenta con 1 km al 11% en un tramo central muy duro.

Plaza de Meira, final de la etapa. Foto de Galicia Ünica.

Plaza Mayor de Meira, final de la etapa. Foto de Galicia Ünica.

El tramo de A Pontenova hasta Chao de Pousadoiro ya lo hemos comentado, un puerto con un final terrible, 14 km de falsos llanos y bajada final rápida. Una vez allí se podría llegar a Meira igual que en la etapa 1, por la carretera general y el desvío hasta la cruz coronando a 800 metros sobre el mar. Sin embargo, en esta ocasión escogemos Cruz de Meira por la vertiente de San Xurxo (7,8 km al 7,7%), Comienza el puerto con 1 km al 8,3%, al que sigue un descanso de kilómetro y medio. Lo más duro está entre el km 3 y el 5: 2000 metros al 11,3% y rampas de hasta el 19%. Algo antes del pueblo de Seixosmil el puerto suaviza un poco, rematando con 2,8 km al 8,1%.

El descenso definitivo son apenas 5 km, con una primera parte empinadísima y poco más de 1 km llano hasta llegar a la Plaza Mayor de Meira, donde se pondría la meta.

Etapa 4: Navia – A Fonsagrada

06 Navia - A Fonsagrada

Perfiles de los puertos:

Plano interactivo del recorrido.

Cambiamos de escenario, dejando Meira y su Cruz para buscar otros finales y encadenados. Y esta etapa de Navia es, de todas las propuestas, la que más aire de gran montaña tiene, con seis puertos en el recorrido, dos de ellos de Primera y dos de Especial encadenados sin apenas llano entre ellos.

La salida la hemos situado de nuevo en la costa asturiana, en Navia en este caso. Ya desde el primer momento se comienza a subir dirección a Miñagón, buscando el inicio del Alto de Penouta (11 km al 5,6%). Coronarlo supone rematar casi 30 km de etapa que en todo momento pican para arriba, terreno perfecto para ver una gran lucha por la escapada. Tras bajar se supera Cobarcos, corto pero duro, pero es en Meredo donde la etapa se pone realmente seria.

Foto del Alto de Hospital y su dura primera mitad.

Foto del Alto de Hospital y su dura primera mitad.

El Pozo de la Nieve por Meredo es una de las vertientes de La Bobia, otro de los Especiales de Paso. En total tiene unos 12,5 km al 7,7%, pero esconde en su parte media 2,5 km a casi el 13%. Se baja a Taramundi para encarar el Coto de Frades, y esos 6,2 km al 9,2% hasta llegar a Couso y su falso llano posterior. Otro descenso técnico encadena este puerto con Cruz de Barreiros, situado estratégicamente a 45km de la meta. Antes de Barreiros hay terreno para que la carrera llegue rota y las fuerzas justas preparando los ataques, y después de Barreiros el terreno es duro para mantener la ofensiva y aumentar las diferencias.

El gran remate de este etapón es el Alto de Hospital. Cuenta con 10 km al 7,6%, aunque suaviza en su parte alta, con lo que destacan sus 5 km al 9,7% en su parte central, otro lugar fantástico para atacar. Su cima se encuentra a 9 km del final, pero no se trata de la clásica bajada a meta. El corto descenso lleva a la carretera de Fonsagrada, con algún suave repecho, llanitos y bajadas tendidas que dan paso al repecho de meta de 1 km al 7,3%. Estamos ante un terreno fantástico para rematar una etapa tan dura, pues se llegaría, como mucho, en pequeños grupos tras más de 5000 m de ascensión.

Etapa 5: Sarria – A Pontenova

05 Sarria - A Pontenova

Perfiles de los puertos:

Plano interactivo del recorrido.

Sarria fue salida en la Vuelta 2010, en la etapa camino de Ponferrada donde se estrenó el Puerto de Ancares en La Vuelta. Y de inicio, hasta Navia de Suarna, se pasaba el mismo encadenado que aquí mostramos: el Puerto de Vilaesteva (13,3 km al 4%), Chao do Lago (9 km al 4,2%) y el duro repecho de la Cruz de Restelo. Encadenado que Unipublic ha repetido exactamente igual en todas las etapas con Ancares en el menú, pese a las muchas otras opciones de la zona. El siguiente duo de puertos resultan ya algo más exigentes. Así, se sube a Louxas (7,2 km al 6,8%) y el irregular Alto de Hospital por la vertiente, digamos, “general”, un puerto con zonas duras y descansillos a partes iguales.

Los puertos se agrupan de dos en dos en esta etapa, y cada pareja es más dura que la anterior. Así hay que superar el Alto de Ouviaña y sus 4,6 km al 10,1%, que a su paso por Seoane esconde un kilómetro al 14%, ya metidos de lleno en carreteras estrechitas en el corazón de la Sierra de Meira. Su bajada, hasta Chao de Pousadoiro, es la misma que la usada para Barreiros en las etapas anteriores. Le sigue la Cruz de Meira, por la general y hasta arriba del todo, 6,4 km al 8,9%. Su bajada, en buen estado la última vez que se visitó, tiene una primera mitad casi totalmente recta, dejando que las curvas aparezcan ya en la parte baja. Termina en el mismo puente donde se inicia A Barranca, siendo la única manera de subir este puerto de forma íntegra.

Los antiguos hornos de A Pontenova serían un buen lugar para la  meta y el podio. Foto de Marcos Folgueira.

Los antiguos hornos de A Pontenova serían un buen lugar para la
meta y el podio. Foto de Marcos Folgueira.

A Barranca es el otro Especial de paso de la zona, que aquí aparece pero que tendrá su propia esperemos que dentro de no mucho. Tras dos kilómetros normales desde el río Eo hasta Muiña, llega el infierno con una pared de 1 km al 16% y máximas por encima del 20% hasta el pueblo de Acebo. Tras pasar el pueblo, todavía restan 3,2 km al 12,2% totalizando 266 puntos APM.

A Barranca empareja perfectamente con Cruz de Barreiros, con dos formas de bajarlo y enlazarlos. En esta etapa, se sigue recto, por buen asfalto, enlazando así más rápidamente con el terrible tramo final de Barreiros, mientras que en la siguiente mostramos como bajar hasta Vileimil y afrontar el puerto al completo. Tal y como lo hacemos aquí, la bajada da paso a 2 km al 5,3% hasta San Paio, 2 km de falso llano, y el tremendo tramo de 3,2 km al 12,8%. Se corona a 24 km de meta, que son todo bajada salvo tres repechos: el de Coto de Frades en la parte alta, y dos más en la baja, que rompen la continuidad de un descenso suficientemente técnico para provocar diferencias.

Etapa 6: Ponferrada – Mondoñedo

03 Ponferrada - Mondoñedo corta

Perfiles de los puertos:

Plano interactivo del recorrido

Para esta última etapa reservamos la más dura de todas, con casi 6000 metros de desnivel acumulado. Se sale desde Ponferrada, en la provincia de León, para afrontar tres puertos de paso de categoría Especial, a los que acompañan otros seis de Segunda.

Poco después de la salida se sube el Alto de Ocero, que no hemos puntado, dejando como primer puerto el de Lumeras, 6,9 km al 5,7% súper regulares. También muy regular, pero por lo duro, es la vertiente SE de Ancares y sus 5,3 km finales al 11,8% de media. A continuacón aparecen Serra Morela, con 4,5 km al 9% (sin contar el último tramo, con una bajada y un repecho final), y Louxas (7,2 km al 6,8%) del que ya hemos hablado. A Louxas le sigue Hospital (12,2 km al 5,5%), pero en este caso por una carretera más directa, ahorrándonos algún kilómetro y dándole mayor continuidad a la subida, haciendo que el puerto bien pudiera considerarse de 1ª.

Por la Catedral de Mondoñedo pasa el precioso repecho empedrado final. De Catedrales.info

Por la Catedral de Mondoñedo pasa el precioso repecho empedrado final. De Catedrales.info

Al llegar a Chao de Pousadoiro (lugar por el que pasan las 6 etapas propuestas) se sigue recto buscando A Barranca (4,2 km al 12,9%), que en esta ocasión no se hace completo, solo el tremendo final que aun así le asegura ser HC por coeficiente. Se desciende por Fontangordo, que necesitaría un reasfaltado en algunos puntos, lo que permite llegar a Vileimil y subir Cruz de Barreiros al completo, rematando así con el tercer Especial de paso del día  Su cima está a casi 60 km de la meta de Mondoñedo (si bien el mismo encadenado se podría terminar en A Pontenova) pero… ¿acaso importa? Con todos los puertos ascendidos y las tremendas rampas de algunos, los gregarios deberían brillar por su ausencia y la carrera estar muy lejos del guión típico de control por equipos, deparándonos un final abierto a todo y tan intrigante como espectacular.

Detalle del final de etapa desde A Pontenova hasta Mondoñedo.

Detalle del final de etapa desde A Pontenova hasta Mondoñedo.

Pero las dificultades no se han acabado aún. Tras llegar a A Pontenova, hay que superar los puertos de Augaxosa por Riotorto (4,1 km al 8,1%) y Lindín (con un duro final de 2 km al 9,6%), que creemos pueden ser un terreno muy bonito y donde puede pasar de todo tras semejante etapón, convirtiéndose en un Mortirolo o un Galibier para el más pintado. La meta de Mondoñedo llega tras un repecho de 1 km al 6%, una pequeña guinda a este gran pastel, no tanto por sus rampas (alguna de entidad sí hay) como por atravesar el casco histórico de Mondoñedo, pasando por su Catedral o su Seminario, en un tramo empedrado muy pintoresco con la pancarta final junto al Santuario dos Remedios.

Anuncios

8 comentarios en “CRUZ DE BARREIROS

  1. ¿no es posible establecer la hipotetica meta en la cima o poco antes de ella (Río de Campos), o en ese tramo de terreno quebrado que hay tras el descenso? -es solo por curiosidad-

  2. Gracias a todos por los comentarios.

    La verdad es que esta zona del interior de Lugo tiene una posibilidades impresionantes, estando plagada de puertos y pudiendo realizarse etapas espectaculares. Y otro tanto las sierras del Courel y los Ancares; el occidente asturiano, con la Bobia, la Marta, el Acebo, etc; y la zona de la Cabrera, con prácticamente todos sus puertos inéditos en la Vuelta, incluyendo colosos como Fonte da Cova y Llano de las Ovejas.

    Respecto a colocar la meta en la cima o alrededores de Cruz de Barreiros, no parece haber ninguna explanada suficientemente grande, aunque ajustando mucho quizás se podría utilizar alguno de los cruces que hay en los km posteriores. De todos modos, hay muchas otras subidas tipo “muro” que podrían acoger un final de etapa, estando además en zonas más pobladas, y sin embargo puertos de paso con las características de Cruz de Barreiros no son tan abundantes, por lo que no le encontramos mucho sentido a utilizarlo como llegada.

    Saludos.

  3. Hola anónimo.

    Chao do Marco sería un final muy atractivo, formando un gran encadenado con Barreiros, aunque no sabemos si hay sitio suficiente en la cima como para colocar la infraestructura de meta (en streetview e imágenes aéreas se ve espacio, pero habría que juzgarlo “in-situ”).

    De todos modos, el objetivo de la entrada era proponer etapas con Barreiros como puerto estrella y que favorecieran los ataques lejanos, por eso únicamente hay un final en alto, Cruz de Meira y que por esa vertiente no pasa de ser un 2ª (su catalogación en el perfil es una errata). En ese sentido, una llegada muy interesante podría ser a la salida del propio Taramundi, en un polígono que hay a la altura de la cota 330 m, no habiendo problemas de espacio y quedando una subida final que como mucho se podría considerar un 3ª (1,7 km al 9%).

    En cualquier caso, quizás la mayor pega vendría por la financiación, al acabar en Asturias una etapa donde gran parte de la ruta y los puertos principales estarían en Galicia, aunque es cierto que ya se han programado etapas donde sucedía algo parecido (por ejemplo entre Lugo-León o Segovia-Madrid).

    Saludos.

    • Ya entiendo, lo que buscabais es un Cruz de Barreiros como protagonista. Normal por eso hacéis este reportaje. Y sí, Chao do Marco quitaría protagonismo a Cruz do Barreiros, no por ser más duro, sino por ser final en alto.
      Deciros que conozco la zona y que se podría preparar un final en el alto de Chao do Marco, siempre y cuando se esfuerce un poco el organizador.
      Para mí, sin quitarle protagonismo a Cruz de Barreiros y sin ser final en alto, que lo veo posible para la organización, el mejor final sería A Pontenova.
      Por cierto, soy Marcos Folgueira el creador de varias altimetrías de la zona. Me encanta este reportaje.

    • Gracias Marcos.

      La verdad es que tus altimetrías son estupendas, tanto por la fiabilidad de los perfiles como por los mapas, descripciones, fotos, etc. Siempre que podemos las enlazamos en el blog, como en esta entrada ;)

      Respecto al final mas factible con protagonismo para Cruz de Barreiros, totalmente de acuerdo en que sería A Pontenova. Otras localidades que podrían albergar la llegada, aunque ya más lejos del puerto, serían Meira, Fonsagrada y Mondoñedo.

      Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s