SANTUARIO DEL ACEBO

Hemos publicado otra pequeña entrada sobre el Acebo que completa a esta:

————————————

Hoy vamos a hablar del Santuario del Acebo, un puerto conocido por cualquier aficionado al ciclismo. Es un clásico de la Vuelta a Asturias, donde suele ser juez de la carrera, y sus características son bien conocidas: es un puerto duro, irregular en sus rampas pero con pendiente media sostenida, por buena carretera y al que se llega tras pasar por otros grandes puertos (Connio, Pozo de las Mujeres Muertas) pero alejados por un largo tramo llano antes de empezar a subir en Cangas del Narcea.

Sin embargo, el Acebo es mucho más que eso y sus posibilidades son enormes, especialmente por el auténtico laberinto de carreteras de la Sierra del Acebo (algunas nuevas) que nos dejan 10 vertientes que entre sí se pueden combinar en decenas de formas de llegar a la cima… y también de bajar de ella, claro.

Dos de estas vertientes alcanzan la Categoría Especial gracias a sus duras rampas, y por ello el Santuario del Acebo entra a formar parte de los Puertos de Paso de Categoría Especial de la Península.

Hay que recordar que el Santuario del Acebo sigue inédito en la Vuelta a España, sufriendo el mismo olvido por parte de la ronda española y las autoridades del Principado que toda la montaña y los puertos del occidente asturiano.

A continuación intentamos aclarar y explicar el gran nudo de carreteras que hay en este puerto:

Plano con las vertientes del Santuario del Acebo. Click para ampliar.

  • 1.- ROJO, por Villarino de Limés: es la vertiente más dura, con un inicio brutal con 3,5 Km. al 13,7%. Posteriormente el puerto suaviza después de converger con la vertiente de Castro y antes de llegar a la tradicional de Cangas. En total, 6,8 Km. al 11% y 301 APM.
    Al ser la más dura, lógicamente la usamos como ascensión y, por sus terribles rampas, no sería adecuada bajarla en carrera. Sus primeros 3,5 Km. son hormigonados pero en perfecto estado, luego durante un kilómetro y medio se entra en un asfalto más estrecho, algo deteriorado y rugoso (corresponde al tramo común con la vertiende de Castro de Limés), para terminar la escalada la perfecta carretera general que viene de Cangas. Se pasa en las etapas 3, 4 y 5.

Perfil del Santuario del Acebo por Villarino de Limés, de Javier Avilés. Click para ampliar y ver galería de fotos.

.

  • 2.- AZUL, por Castro de Limés: la segunda vertiente más dura, y paralela a la anterior con la que además comparte la segunda mitad de puerto. Sus primeros 4,5 Km. son al 10.6%, para 500 metros después converger con la vertiente de Cangas. Así, sus 3,5 Km. finales son al 8,2%, lo que nos deja los números totales en 8 Km. al 9,5% y 245 APM.
    Su parte inicial es algo menos extrema que por Villarino, y comparten el mismo final. Ese inicio es por una estrecha carretera con múltiples curvas de herradura y asfalto rugoso. Lo usamos como ascensión completa en las etapas 1, 2 y 6 y solo hasta el cruce hacia Cangas en la etapa 2. Otro perfil de la primera parte (hecho por Alaznavi), hasta el cruce a Cangas. Foto del cruce de inicio.

Perfil del Santuario del Acebo por Castro de Limés, de Javier Avilés. Click para ampliar y ver galería de fotos.

.

  • 3.- VERDE, por Cangas del Narcea: la vertiente tradicional, que anualmente es final de etapa de la Vuelta a Asturias, y por tanto de sobra conocida. En nuestras etapas, la usamos como bajada desde alguno de sus cruces (etapas 1, 2 y 5) o como final en alto (etapa 3). Tiene 11 Km. al 7,2% y 190 APM. Por supuesto, su asfalto es perfecto. Este es su perfil.
  • 4.- GRANATE, por Las Tiendas: es la vertiente que sube desde el Valle del Cibea, cuanta con dureza pues tiene 5 Km. al 10,1% más un falso llano en su parte alta hasta llegar al santuario. Sus 3,5 primeros Km. hasta Las Tiendas son de carretera rugosa, con gravilla suelta y varias herraduras (necesitaría algún cuidado para bajarse en carrera). A partir de ahí es de reciente asfaltado, por carretera ancha y buena. La utilizamos como bajada para luego encarar el Pto. de Leitariegos por Sonande (etapa 4), o para cerrar un bucle sin apenas llano y hacer un doble paso por las vertientes de Castro o Villarino (etapa 1), pero se podría utilizar como puerto de paso para finalizar en Cangas o combinándose con las otras vertientes. Perfil y comentario y también galería de fotosOtra foto de la vista general de Las Tiendas.
  • 5.- VIOLETA, por Linares de Acebo: esta carretera que cierra un bucle por las faldas del Acebo y por ello sirve como enlace de muchas vertientes y combinaciones, no siendo una vertiente como tal. Su uso principal es servir de bajada a través de Linares de Acebo y El Cabanal, completando eldescenso por la vertiente negra (Alto de Biescas) o la verde (la tradicional de Cangas)  sin que existan cruces ni problemas. La mayoría de la carretera tiene asfalto nuevo, y solo el tramo en el este del mapa (desde el cruce con la vertiente granate a El Cabanal) pudiera presentar algún problema de asfalto, pero en principio ninguna gran complicación. Se utiliza hasta uno y otro punto para bajar en las etapas 2, 3, 5 y 6.
  • 6.- NEGRO, por Cangas y el Alto de Biescas: supone una subida (o bajada) larga, por buen asfalto y sin mayores dificultades altimétricas. La utilizamos en la etapa 3 para bajar del Acebo a Cangas a través de la vertiente violeta (Linares), dejando así libre la subida tradicional para poder terminar en alto en ella. Y claro, como bajada cuando se pasa el Alto de Biescas.
  • 7.- AMARILLO, por Tebongo y el Alto de Biescas: aunque se puede continuar subiendo hasta el Acebo, el Alto de Biescas por Tebongo por sí solo, es el puerto de montaña más cercano al Santuario, encadenando sin un metro llano (literalmente) con la vertiente de Cangas. Sus primeros 2,5 Km. son los más duros, al 11,2% con un tramo de 500m. al 15%. El asfalto es una alfombra salvo el primer Km., y el único pequeño problema es el puente que da acceso, algo estrecho, ya que el resto se arreglo siendo parte de la “variante del Acebo“. Usamos el Alto de Biescas  como paso antes del Acebo en la etapa 4, y como último puerto (con la meta justo al acabar la bajada) en la etapa 6. Perfil y fotos de la subida al Acebo por Tebongo.
  • 8.- ROSA, por Villanueva de San Cristobal: es simplemente un tramo de carretera de nuevo asfalto que enlaza varias vertientes del Acebo. No la hemos usado en nuestras etapas, pero podría servir, por ejemplo, para continuar subiendo tras el Alto de Biescas por Tebongo y bajar luego a Cangas.
  • 9.- GRIS, por Porley: esta carretera sirve de acceso al Acebo desde Porley, con un primer km al 13%. Si la usamos como bajada, nos sirve para encarar el muro de Porley, y siguiendo ese camino llegar a la carretera de Tineo (en un cruce muy cercano al de Tebongo), tal y como realizamos en la etapa 6. ¿Su problema?: Que no conocemos el estado de la carretera, y aunque en foto aérea no parece malo podría tener tramos peliagudos. En este perfil se sigue el recorrido gris-negro-violeta-verde-rojo.
  • 10.- BLANCO, por Las Cuadriellas: esta última vertiente también presenta tramos muy empinados con un Km. entero al 14%. Hasta Las Cuadriellas la carretera es rugosa, y es especialmente complicado el ratonero tramo hormigonado por el pueblo. Una vez pasado este, la carretera es nueva y acaba juntándose con la de Las Tiendas. No sirve como bajada en carrera, y como subida tiene tramos muy duros aunque es irregular, y el paso por el pueblo nos hizo descartarla para usarla en las etapas. Perfil de la subida.

.

Etapas propuestas

Después de semejante “ladrillo” de información, pasemos mejor a las etapas para que se entiendan más claramente las posibilidades de la zona.  Hay que recalcar que los finales tanto en Cangas del Narcea como en el Santuario del Acebo son lógicos y perfectamente factibles. Cangas es un municipio grande, de más de 14.000 habitantes, cabecera y lugar de acceso al Parque Natural de las Fuentes del Narcea y de Ibias donde además se encuentra el Centro de Interpretación del mismo. Y el Santuario del Acebo es un concurrido centro de peregrinación (especialmente en verano), habilitado para el turismo y al que se le mejoraron los accesos para evitar atascos debido al volumen de tráfico en verano. Y Tineo, el otro final, es otro municipio de 10.000 habitantes con potencial turístico y que forma parte del Camino de Santiago Primitivo.

Otro detalle que queremos comentar es que el terreno anterior a la primera subida al Acebo en cada etapa es intercambiable por el de cualquier otra sin mayor contratiempo. Es decir, se puede hacer el mismo inicio en Luarca pero con el final en Villablino, el tramo desde Ponferrada acabando en Cangas, etc.

Etapa 1: Luarca – Cangas del Narcea

Perfiles de puertos:

Plano de la etapa.

Esta primera etapa parte de Luarca y desde el primer momento comienzan las dificultades con la Collada de Aristébano, que si bien cuenta con 16 Km. la mayoría no pasan de ser un falso llano. Es en el siguiente puerto donde comienzan ya las rampas duras, pues el Alto de Brañuas cuenta con 5,2 Km. al 8,5%, aunque apenas un calentamiento para lo que viene después…

Y es que se afronta el Alto de Bustantigo (todo el tramo duro del Alto de La Marta), que pese a tener dos descensos intermedios, cuando la carretera se empina rara vez baja del 9%. Tras coronar se desciende a Pontenova para afrontar otro muro, Couso de Lago y sus 4,5 Km. al 10,4%, y continuar luego por la carretera del Puerto del Palo hasta los 1151 m. de su cima, en un tramo ya mucho más llevadero, completando 100 kilómetros iniciales muy exigentes y abiertos.

Una de las múltiples herraduras de la ascensión por Castro de Limés. Foto de Javier Avilés.

Entre la bajada a Pola de Allande y el tránsito hacia Cangas del Narcea los corredores tendrán prácticamente el único respiro de la etapa, pero todavía les aguarda rematar el día en la Sierra del Acebo. Primero, las duras rampas del Santuario del Acebo por Castro de Limés (8 Km. al 9,5%) pondrán a cada cual en su lugar y seguramente atomizarán un pelotón que justo después debe sortear la técnica bajada por Las Tiendas.

Ocho kilómetros de rápido terreno llano cierran el bucle que lleva la carrera de nuevo a las exigentes herraduras de Castro, si bien en esta ocasión no se continúa hasta el Santuario del Acebo, sino que se baja directamente a la meta de Cangas, quedando por tanto un puerto final de 5 Km. al 10,3% a tan solo 7 Km. de la meta.

Etapa 2: Navia – Cangas del Narcea

Perfiles de puertos:

Plano de la etapa.

Partimos de nuevo de la costa asturiana, en este caso desde Navia, y poco después se empieza ya a subir con el Alto de Villayón y sus regulares 6 Km. al 6%. Pero es solo el primer escalón de una larga escalera, ya que después llega uno de los colosos de Asturias, el Puerto de la Marta. Podríamos dividir la ascensión en dos partes. Los primeros 16 Km. nos llevan hasta el Alto de Bustantigo (1.033 m). Esta primera parte es muy exigente (8,3% de pendiente media en los tramos ascendentes, máximas del 18%) y alterna largos tramos de subida con fuertes descensos. Pero a diferencia de la etapa anterior continuamos subiendo los 7 Km. finales más llevaderos por una zona abierta de pastos. Esta irregularidad hace que el desnivel total acumulado asuste: 1430 metros.

Su descenso desemboca rápidamente en la carretera del Puerto del Palo, que coronamos tras 5 Km. al  5,3%. La bajada es larga y en general tendida salvo el tramo final que nos acerca a Valledor. Aquí comienza la vertiente norte del Pozo de las Mujeres Muertas, la más exigente de las tres que tiene. Es muy irregular alternando zonas de fuerte pendiente con descansos o incluso una bajada, totalizando 15,7 Km. al 5,4% y 208 APM.

Buena parte de esta etapa (y de otras) transcurre por el Parque Natural de las Fuentes del Narcea y de Ibias, cuyo centro de interpretación se encuentra en Cangas. Click para más información.

Ya metidos de lleno en Ibias se llega al otro puerto típico de la zona, el Puerto del Connio, que se estrenó en La Vuelta en 2006 camino de La Cobertoria. Por una escénica carretera encerrada en una bóveda boscosa bordeando la Reserva Integral de Muniellos (el mayor robledal de Europa), no está exenta de dureza con 10 Km. al 6,8% que dan paso, ya en la zona alta, a tramos más sencillos en torno al 3-4%.

Termina así este precioso y duro enlazado de puertos, de donde el pelotón debería salir ya cansado y reducido, y quien sabe si con alguna peligrosa fuga por delante. Después de su bajada restan 22 Km. de falso llano hasta comenzar el siguiente puerto, un largo terreno donde las fugas sufrirán y los líderes buscarán el refugio de una  buena rueda… antes de tener que dar la cara en primera persona en el Santuario del Acebo por Castro de Limés.

Sus duras pendientes terminan a 18 Km. de la meta, pero estos pasarán volando ya que son en su mayoría de bajada (solo rota por un pequeño repecho) obligando así a que se suba y se baje sin dejarse nada en el tintero, buscando ganar (o no perder) un tiempo precioso en la linea de llegada.

Etapa 3: Lugo – Santuario del Acebo

Perfiles de puertos:

Plano de la etapa.

De Lugo parte la única etapa con final en alto de las propuestas, cuyo mayor interés se concentra al final con dos ascensiones hasta el Santuario del Acebo por dos vertientes distintas.

Saliendo en dirección Fonsagrada, por muy buena carretera, se suben consecutivamente los altos de Vacariza, Fontaneira y Cerredo, para tras llegar a esta localidad tomar dirección Ibias por el Alto de Miñide. En general es un terreno apto para las escapadas, aunque solo Miñide tiene alguna rampa de entidad.

En el ecuador de la jornada llega el primer puerto de entidad, el Pozo de las Mujeres Muertas por Ibias (12 Km. al 6,6%), una ascensión irregular pero dura que en los últimos años suele ser el puerto anterior al Acebo en la Vuelta a Asturias. Tras su corta y rápida bajada quedan 28 Km. llanos antes de llegar a la zona decisiva.

El Santuario del Acebo es final anualmente en la Vuelta a Asturias (en la foto, la edición 2010), pero sigue inédito en la Vuelta a España.

Primero se suben las terribles rampas del Acebo por Villarino de Limés realizando así el primer paso por meta. A continuación llega la larga bajada hasta Cangas del Narcea, que incluye los repechos del Alto de Biescas. Nada más terminar el descenso se gira a la izquierda para volver a ascender, esta vez por la vertiente habitual y conocida del Acebo desde Cangas (se pierden los 400 primeros metros de subida por las calles del pueblo).

Se trata de un final trepidante pues la zona más dura y mejor para atacar está a 35 Km. de meta, pero el terreno posterior no da mucha ventaja a los grupos y se podría escapar alguien fuerte incluso en solitario y hacer camino. Y para rematar tenemos un final en alto duro, pero perfectamente encadenado con otro puerto aún más exigente justo antes, completando además dos pasos por meta que permitirían a los aficionados a pie de cuneta ver pasar dos veces la carrera.

Queremos aclarar que un doble paso con final en alto también se puede hacer subiendo por Limés, bajando por Las Tiendas y volviendo a subir por Limés.

Etapa 4: Ribadeo – Villablino

Perfiles de puertos:

Plano de la etapa.

Esta cuarta etapa es la segunda con mayor desnivel acumulado de las presentadas, superando los 5000 m. de desnivel acumulado con 2 segundas, 3 largos puertos de primera y uno de Especial, siendo puertos novedosos por el occidente asturiano y vertientes desconocidas y muy duras de dos puertos clásicos como el Santuario del Acebo y Leitariegos.

Aun saliendo desde Galicia, en pocos kilómetros se llega a Vegadeo para entrar en Asturias y comenzar las subidass por la comarca de Oscos – Eo. El primero de ellos es el Puerto de La Garganta (15 Km. al 5,3%) en general siempre tendido salvo dos zonas por encima del 8%. A mitad de su bajada, tras pasar Villanueva de Oscos, llega el segundo puerto, La Llanada con 4 Km. al 5%. Poco después aparece La Ronda con sus 8 Km. al 6,1%. Y para completar este primer bloque de dureza, otro cuarto puerto llega en un perfecto encadenado, el largo Puerto del Palo. Tiene casi 1000 m. de desnivel acumulado en 27 Km. al 3,4% con un largo descanso intermedio.

Tras este encadenado de puertos largos, de desgaste y difícil control, llega un tramo de impás con la bajada hasta Pola de Allande, que marca la separación entre los dos bloques de puertos de la etapa: los 4 primeros más tendidos, y los tres últimos con durísimas rampas.

Foto del duro inicio del Pto. de Leitariegos por Sonande, de Javier Avilés.

El primero de estos puertos es el Alto de Biescas y sus terribles 2,5 primeros Km. al 11,2%. Es poco después de pasar por Cangas del Narcea cuando llega la gran dificultad del día, la vertiente más dura del Santuario del Acebo por Villarino de Limés, ya de sobra comentado en esta entrada.

Continúa la etapa con el técnico descenso por Las Tiendas y un falso llano hasta Surrodiles de Cibea y Sonande. Ahí comienza otra vertiente dura y desconocida de otro puerto muy famoso. Y es que si el Puerto de Leitariegos es muy tendido, este inicio diferente cuenta con 3 Km. al 9,7%. Se empalma con la vertiente tradicional en Vallado para terminar el puerto con 11,5 Km. al 4,7%. Un terreno que en principio podría parecer sencillo, puede convertirse en un calvario si la carrera viene muy rota tras los tremendos muros de Biescas, Acebo y el inicio de Leitariegos, viéndose pues persecuciones entre grupos donde las diferencias se pueden disparar, un poco al estilo Aprica tras el Mortirolo.

Desde el puerto quedan 16 Km. a meta, 10 de ellos de bajada hasta Caboalles de Abajo, 5 Km. de llano ligeramente descendente y el repecho de meta ya en las calles de la capital lacianiega (unos 600m. al 6% con máximas del 15% aprox.).

Etapa 5: Ponferrada – Tineo

Perfiles de puertos:

Plano de la etapa.

Saliendo de Ponferrada se afronta un autentico serrucho, con 9 puertos sin apenas llano entre ellos y esencia de etapa de media montaña. Sin embargo, cuenta con un autentico Especial en el camino, que se corona a 55 Km. de la meta aportando así un punto clave a la etapa donde romper las hostilidades y dejar a un reducidísimo grupo de favoritos en cabeza. Este tipo de etapa se presenta pues muy abierto, con la clara posibilidad de tener la carrera rota a 60 Km. de meta con un terreno posterior muy complicado tanto física como tácticamente. Etapas de este estilo se han visto con notable éxito por ejemplo en Tirreno – Adriático (pasando Sasso Tetto) y también en el Giro de Italia (como principal ejemplo la etapa de Bergamo 2007).

El periplo berciano cuenta con los suaves puertos de Los Pinos, Berlanga del Bierzo y Argayo, en un terreno sin apenas rampas de entidad pero bueno para el descontrol y las escapadas. Se pasa entonces el Puerto de Valdeprado,  largo, tendido y regular, de 9,6 Km. al 4,5%, aunque contando el tramo anterior se totalizarían 13 Km. subiendo. Le sigue una rápida bajada para afrontar sin solución de continuidad las rampas del Puerto de Cerredo, 5,2 Km. al 6% y rematar el tríptico con otro puerto similar, Leitariegos por León y sus 10,3 Km. al 5%.

Las rampas hormigonadas del inicio de la subida son tremebundas. Foto de Javier Avilés.

Tras su larga y sencilla bajada se afronta el terrible muro del Acebo por Villarino de Limés a 55 Km de la llegada, punto clave al que se llega tras una primera mitad de etapa de mucho desgaste. Se baja entonces a Cangas del Narcea y tras solo 7 Km. llano llega el quebrado terreno final. Primero se sube a Casillas del Pueblo que, pese a no puntuar, tiene 2,1 Km. al 6,8%. Enlaza perfectamente con el inicio del Alto la Llama, un pequeño muro de 2,5 Km. al 9,7%. Y para terminar se asciende a Piedratecha en dos escalones con rampas rondando el 6-7%.

Se corona a menos de 7 de meta, a la cual se llega tras un tendido repecho de kilómetro y medio en una jornada de desarrollo y resultado totalmente impredecible.

Etapa 6: Oviedo – Cangas del Narcea

Perfiles de puertos:

Plano de la etapa.

Y como última etapa tenemos esta con salida en la capital asturiana y de nuevo final en Cangas del Narcea pero de forma diferente a los anteriores, a lo que añadir el paso por un interesante puerto como el de Bustellán que no habíamos usado anteriormente.

Poco después de salir se suben consecutivamente tres puertos sin excesiva dificultad, como son Perlavia (3,9 Km. al 7,9%), Cabruñana (5,3 Km. al 5,2%) y La Espina (11 Km. al 4,6%), como aperitivo del primer gran escollo de la jornada.

El Puerto de Bustellán tiene 13,2 Km. al 7,1%, con una zona central especialmente dura de dos Km. al 10,2%, rozando la categoría Especial con 230 APM, sin duda un lugar adecuado para que se produzca una primera selección y endurecimiento de la carrera. Tras bajar a Tineo y Gera, se pasa por el Alto la Llama y Casillas del Pueblo, dos repechos que rompen el llano camino de Cangas.

Vistas desde el Mirador del Acebo. Foto de Antonio Alba en Panoramio.

Ya pasado Cangas se sube al Santuario del Acebo por Castro de Limés, el punto clave para romper definitivamente el pelotón y que desaparezcan casi por completo los gregarios… aunque tampoco tendrían mucho terreno después para trabajar, y con esa dureza los líderes deberían ser protagonistas en primera persona.

Tras bajar se sube el muro de Porley, una pared 700m. al 14% que, con las piernas frías tras el descenso, es una trampa de primer nivel, a la que poco después sigue otro repecho de 1,5 Km. al 6,5%, que ya da paso a una rapidísima bajada.

Pero es terminar ésta y tener que comenzar a subir de nuevo, pues el último puerto es el Alto de Biescas por Tebongo. Y de nuevo nos encontramos con duras pendientes en sus 2,5 primeros Km. al 11,2%. Y es que con esta sucesión de grandes rampas en el tramo final, a poco que los corredores pusieran de su parte se llegaría a meta de uno en uno o en muy pequeños grupos en una lucha cara a cara.

12 comentarios en “SANTUARIO DEL ACEBO

  1. Una etapa terrible sería: salir de Vegadeo, enlazar La Bobia+La Marta, bajar a Cangas, subir al Santuario por Villarino, bajar a Cangas, subir el Connio, bajar a Cecos, y enlazar Pelliceira+Ancares con final en Fabero tras pasar Lumeras. Tappone, tappone, tappone.

    Una vez más, felicitaros por vuestro trabajo.

    Un saludo.

    • Hola Víctor, gracias por el comentario.

      La etapa que comentas sería, como dices, extraordinariamente dura, enlazando nada menso que 5 HC de paso. Aunque de cara a una carrera, pasar por La Bobia, La Marta y el Acebo quizas seria excesivo teniendo en cuenta la dureza de enlazar Pelliceira y Ancares, y tampoco aportarían mucho a la carrera. Lo principal sería que se terminase el asfaltado de la bajada de Pelliceira.

      Un saludo.

  2. Una de las mejores entradas del blog, enhorabuena. Excelente el mapa y la descripción de las múltiples vertientes de este puerto, que podría convertirse en uno de los mejores comodines de la Vuelta. Los puertos de los alrededores permiten encadenados sobresalientes. Discrepo en cuanto a catalogarlo de Especial, cierto que tiene tramos de pendiente media tremenda, pero es cortito y no llega a 900 md; pero bueno, esto va en opiniones y no resta un ápice de interés a este bicharraco multiusos.

    • Gracias retarius:

      Como siempre decíamos, a la hora de catalogar los puertos nos regimos por el coeficiente APM, para de esa forma objetivizar en lo posible las catalogaciones, aunque pueda resultar chocante ver un puerto de Especial con “solo” 750m. de desnivel… esto también habla de la extrema dureza de sus rampas, sobre todo en el caso de Villarino de Limes.

      Saludos.

  3. He leído en varios lugares la discusión sobre qué es el “Áprica español”, y entre unas sugerencias habituales de Lumeras o incluso Pola de Somiedo, siempre me pienso en Leitariegos norte con el Santuario del Acebo como “Mortirolo”. Es que claramente Acebo no tiene la dureza en sí del Mortirolo, pero es tan duro y empinado que seguramente siempre provocaría diferencias importantes. Y lo bueno es que mientras Leitariegos norte es bastante más duro que Aprica, no es tanto duro que los favoritos no pensarían de atacar en Acebo, dandose la oportunidad de diferencias incluso más grandes.

    Además, dado el finalenaltitis que lo aqueja Unipublic, si acabar una etapa en descenso es menos probable que nunca, el espacio amplio a la cima de Leitariegos es mas que suficiente para albergar la meta. Una etapa con solamante Biescas, Acebo y Leitariegos daría gran espectáculo.

    Un saludo.

    • Hols Skip:

      Es cierto lo que dices de las similitudes en el desarrollo de carrera que podrían darse entre una etapa con el Acebo + Leitariegos y el típico final en Aprica tras el Mortirolo.

      Sin embargo, en cuanto a poner un final en alto en al Estación de Esquí de Leitariegos subiendo por el lado asturiano vemos un problema, y es que dicha estación es leonesa y sería lógico pensar que si financian una etapa se subiera por la vertiente leonesa (por ejemplo, como en la etapa de la entrada de Laciana). Por eso proponemos un final en Villablino.

      Un saludo.

    • Gracias por la respuesta.

      El argumento que presentáis es lógica (y en cualquier caso a mí un final en Villablino sería lo mejor por el punto de vista deportivo) pero si tengo razón ¿la etapa de Ancares de este año no tiene la mayoría de la subida final en Lugo pero meta en León?

      Un saludo.

    • Mortirolo+Aprica, bien puede ser Acebo+Leitariegos, pero quizá lo que más se parezca sea Ancares por Pan do Zarco+Sete Carballos por Donís-Pena Branca,con final en el otro puerto de 1000 vertientes o acabando en el muro de Albergue de Ancares, carretera de media ladera muy bonita la de Pena Branca que va y vuelve donde los escapados y los perseguidores pueden divisarse en la ladera opuesta hasta con 10 minutos de diferencia.

      El Puerto de Ancares,según el mapa del Instituto Geográfico Nacional -IGN , hace frontera entre Galicia y León, siendo la vert. de Pan do Zarco enteramente lucense, y la de Balouta, al poco de pasar Murias, totalmente leonesa, menos desde la Cruz de Cespedosa hasta el alto, que transcurre por Lugo.

  4. Hola, excelente trabajo, como todo lo que haceis en la plataforma. Quería preguntar si es factible una etapa con este puerto y otros de la zona y el puerto de Ancares, ya que geograficamente ambas zonas están muy próximas.

    • Hola:

      Es perfectamente posible, subiendo al Acebo y bajando ya sea a Cangas, para luego acceder a Ibias por el Connio o el Pozo de las Mujeres Muertas. A partir de ahí, como mostramos en el Informe Ancares, se puede llegar al inicio del Pto. de Ancares por varios trazados (por Fonsagrada, por Chao d’Arqueira, pasando Valdeferreiros, o por Pelliceira si se termina de asfaltar su bajada). Sin embargo, no creemos que la opción de pasar el Acebo antes de Ancares sea demasiado interesante: el Acebo quedaría separado por bastante llano del siguiente puerto (Connio o Pozo), y muy lejos tambien de Ancares. Y de cara a acumular desgaste en una etapa así, hay muchos puertos que pueden cumplir esa función mejor que el Acebo.

      Un saludo.

    • Jeje, por supuesto este último comentario no es en respuesta ni al anónimo ni a Víctor sino a los más arriba.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s