LA BOBIA

Vistas de La Bobia. Foto de viajesdeunmotero.blogspot.com

Vistas de La Bobia. Foto de viajesdeunmotero.blogspot.com

Poco a poco vamos acabando las entradas de la lista de los Puertos de Paso de Categoría Especial de la Península. Hoy cerramos Asturias con esta entrada sobre el más desconocido de los 5 del Principado: La Bobia, en la sierra del mismo nombre en pleno corazón del occidente astur. El macizo de la Bobia forma parte de la Reserva de la Biosfera Oscos – Eo y también llega a los concejos de Boal, Pesoz e Illano. Esta sierra posee túmulos neolíticos y otros restos arqueológicos, y está coronada por un parque eólico.

La Bobia es un caso de “laberinto de carreteras” similar al del Santuario del Acebo, incluso más extremo pues cuenta con 15 o más formas diferentes de combinar carreteras para ascender a la cima. Consideramos que tres de sus vertientes alcanzan la Categoría Especial, aunque otras combinaciones de carreteras seguro que también superan los 240 APM Como punto curioso, La Bobia se corona muy cerquita del pico de Peñaguillén.

Para explicar lo mejor posible este puerto hemos editado el siguiente mapa (click para ampliar):

Plano bobia

1.- AZUL –  POR MEREDO Y MOLEJÓN: se trata de la ascensión más dura por la cara norte de la Sierra de la Bobia y alcanza sobradamente la Categoría Especial. Destaca una durísima zona central de 3 km al 12,3% una vez pasado el pueblo de Molejón. Aunque no es adecuada para bajar por ella, este hecho es irrelevante pues otras vertientes más aptas para ello desembocan casi en el mismo lugar, y por tanto solo la utilizamos como ascensión.

Perfil de La Bobia por Meredo, de Javier Avilés. Click para ampliar.

Perfil de La Bobia por Meredo, de Javier Avilés. Click para ampliar.

2.- VIOLETA – por el arroyo Brañais: es solo una pequeña variante de la anterior. Desde Paramios, en la carretera de La Garganta, se baja al arroyo Brañais y desde este se suben unos 500 m muy duros hasta Molejón, donde esta vertiente empalma con el tramo duro de la anterior. Si se sube hasta La Bobia o se baja hacia La Garganta (vertiente verde), alcanza los 240 APM. Si se baja hacia el NW por la vertiente amarilla, se queda a las puertas.

3.- AMARILLO – POR PENZOL: es una vertiente irregular alternando falsos llanos con kilómetros de dos dígitos. Es la cara que menos coeficiente tiene de las 3 HC, pero sin embargo es la que más desnivel acumula. La utilizamos como subida en la etapa de Boal y como bajada en la de Castropol. Debajo ponemos el perfil completo, y aquí enlazamos como sería si bajásemos hacia La Garganta.

LaBobia_Penzol-PRC

Perfil de La Bobia por Penzol. Click para ampliar.

4.- NEGRO – Arco y Leirio: se trata de una carretera de 3,5 km por los pueblos de Arco y Leirio que enlaza las vertientes de Penzol y Meredo – Molejón. La utilizamos en la etapa final para hacer una bonita combinación.

5.- ROJA – POR SOUTELO: se trata de la vertiente Sur, una tremenda pared de 7 km al 11%. Para afrontarla, primero hay que bajar de Loujedo a Soutelo, con mucha pendiente y por carretera estrecha. Como dicen quienes han pasado por ahí, da la sensación de adentrarse en el fin del mundo. Por ello no estamos realmente seguros de la viabilidad de meter un pelotón por esta bajada, a no ser que se acometan obras en la carretera o la organización disponga medidas de protección en la misma. El puerto es muy escénico, con carretera estrecha de espectacular trazado, buenas vistas e incluso algún pequeño tramo hormigonado.

La Bobia por Soutelo, perfil de Javier Avilés. Click para ampliar.

La Bobia por Soutelo, perfil de Javier Avilés. Click para ampliar.

6.- GRANATE – por Puente Urubio: subida por el Oeste, irregular con tramos duros y falsos llanos. La utilizamos como bajada para enlazar con Boal y el Alto de Penouta.

7.- AZUL CLARO – por Pesoz e Illano: partiendo de Pesoz se sube durante 6 km al alto de San Esteban, para a posteriori afrontar un falso llano descendente de otros 6 km hasta Illano. Aquí reaparece la ascensión y poco después, en Cimadevilla, se enlaza con la vertiente anterior para continuar hasta la cima. Esta variante no la hemos usado en las etapas.

8.- VERDE: por Vegadeo y La Garganta: se trata de la subida al Puerto de La Garganta por Vegadeo, en cuya cima se gira al oeste para acabar coronando en La Bobia. Asfalto en perfecto estado. Sirve como bajada en las etapas de Vegadeo y en parte la de Taramundi.

9.- NARANJA – por San Martín de Oscos y La Llanada: se trata de otra vertiente de La Garganta que atraviesa el puerto de La Llanada. Se encuentra en perfecto estado, se usa como bajada de La Bobia en la etapa con final de Grandas de Salime.

10.- BLANCO – varias opciones por el NW: hemos juntado aquí el laberinto de carreteras que permite subir a La Bobia por el Noroeste. Algunas de ellas coronan a media subida el Alto de Couselo, e incluso se puede empalmar el Alto de Penouta continuando la escalada hasta La Bobia. Hay muchas opciones, muchas por encima de los 1000 m de desnivel y en ocasiones con tramos muy exigentes. El estado de las carreteras es variable. Las usamos en alguna ocasión como subida, y en dos como bajada para acabar en Castropol o Tapia de Casariego.

  • Algunos perfiles: 123456.

– – – – –

Un punto clave en este mapa es el Pozo de la Nieve, donde confluyen las carreteras de Molejón, La Garganta, el NW y la que lleva a La Bobia. Aunque lo hemos marcado como puerto, subiendo por él no es nunca el punto más alto. Si se llega por la vertiente azul de Meredo y Molejón, se tome el camino que se tome se ganan todavía algunos metros de altitud, ya sea para coronar La Bobia, ir hacia La Garganta o hacia el noroeste. Otro punto a tener en cuenta es que los cruces de carreteras del Pozo están separados por algunos metros, por lo que se puede hacer bucles sin que existan cruces ni problemas logísticos: tal es el caso de los recorridos de las etapas 5 y 8.

Comparativas

Como acostumbramos, para que se vean mejor las características y dureza de La Bobia, tanto por Meredo como por Soutelo y Penzol, nada mejor que comparar su altigrafía con otros puertos muy conocidos. Los perfiles de La Bobia van en azul y en rojo la comparativa.

Hemos comparado la vertiente de Meredo con los Lagos de Covadonga y con Luz-Ardiden:

Bobia vs Lagos

La Bobia por Meredo vs. Lagos de Covadonga

La Bobia vs. Luz - Ardiden

La Bobia por Meredo vs. Luz – Ardiden

Se puede apreciar como La Bobia por Meredo es muy similar en todos los aspectos a los míticos Lagos de Covadonga. La Bobia presenta los descansillos en su parte baja, mientras que los Lagos ya en su zona más alta. Sin embargo, ni siquiera La Huesera llega a las pendientes que presenta el tramo duro tras Molejón. En la comparativa con el clásico final de Luz-Ardiden se aprecian números totales similares, pero mientras el puerto pirenaico es muy regular, sin descansos ni grandes “paredes”, la irregularidad del coloso asturiano ofrece mejor terreno para hacer daño.

Para la vertiente de Soutelo, hemos escogido la parte alta del Angliru (desde el cruce de Viapará) y Alpe di Pampeago:

La Bobia por Soutelo vs. 6,6 km finales del Angliru

La Bobia por Soutelo vs. 6,6 km finales del Angliru

La Bobia por Soutelo vs. Alpe di Pampeago

La Bobia por Soutelo vs. Alpe di Pampeago

El Angliru está muy por encima de La Bobia, obviamente. Sin embargo, una comparativa con su tramo final puede hacernos apreciar mejor la exigencia del inicio de la vertiente de Soutelo. Los primeros 4 km de la comparativa son casi identicos, pero ahí, donde en el Angliru llega la Cueña les Cabres, aparece un descansillo para repuntar la pendiente de nuevo al final. Por su parte, Alpe di Pampeago no se sitúa nunca por encima de La Bobia pese a su innegable dureza, con una pendiente media significativamente inferior.

Para la vertiente de Penzol, al ser tan irregular, no hemos encontrado ninguna comparativa adecuada, aunque su estructura sería parecida a la del Glandon/Croix de Fer sur.

Etapas propuestas

En el occidente asturiano no existen grandes poblaciones como en el resto del Principado. Es sin duda una zona más pobre y rural, que tiene sin embargo un tremendo potencial turístico (no en vano se considera a Taramundi, pionero del turismo rural) combinando playas, montaña y naturaleza en un entorno que mantiene su esencia y costumbres. En un pequeño territorio encontramos desde las bateas de almeja y ostra de la Ría del Eo en las villas pesqueras de Castropol o Vegadeo, las playas de Tapia de Casariego, la cuchillería de Taramundi, a las infinidad de actividades a realizar en la zona. El hecho de ser mucho menos conocida que otras zonas del centro u oriente, hace que la repercusión que tendría la llegada de La Vuelta fuera mucho mayor. Tampoco hay en la comarca puertos que sean claros candidatos a albergar un final en alto, quizá el Alto de Penouta, muy cerca de Boal, fuera el más adecuado. Por ello, los finales de etapa los hemos repartido por los pueblos más importantes y representativos de la zona.

Un cicloturista bajando de Loujedo a Soutelo. Foto de Javier Avilés.

No conocemos exactamente el estado de algunos tramos de carretera y la idoneidad de programar alguna de las bajadas propuestas en estas etapas. Las mayores dudas llegan con los descensos del Alto de Loujedo a Soutelo y la anterior a Los Carbayos. Sus grandes pendientes negativas y el dudoso estado y amplitud de su calzada podrían ser un problema, impidiendo subir a La Bobia por Soutelo y ascender Los Carbayos. Hay otros tramos que plantean interrogantes, como la bajada hacia el arroyo Brañais o el descenso del Alto de Bustantigo (cuya propia subida tiene algún tramo en mal estado) para afrontar el Collado Couso.

Sin embargo, esto no supondría un gran problema logístico, ya que hay rutas alternativas que no alteran demasiado la fisionomía de la etapa (bajar hasta Vegadeo para afrontar La Bobia por Meredo y no por el arroyo Brañais, o coronar al completo La Marta y continuar por el Puerto del Palo evitando Couso). Si por estos motivos no se pudiera pasar en carrera la vertiente de Soutelo, los interesantes finales en Taramundi, Vegadeo o Castropol seguirían siendo factibles simplemente sustituyendo esa vertiente por la de Meredo. De todas formas, siempre podría darse el caso de que obras de mejora en la carretera o actuaciones de la organización, con medidas especiales de seguridad, convirtieran estas rutas en perfectamente realizables.

En esta galería se pueden ver muchas fotos de puertos de las siguientes etapas, como Bustantigo, El Palo, La Ronda (Sta. Marina) o Penouta.

1.- Cangas del Narcea – Navia

Cangas del Narcea - Navia

Perfiles de los puertos:

Plano de la etapa.

La primera etapa que proponemos parte de Cangas de Narcea y poco después, en Pola de Allande, comienza la dureza. Se trata de una sucesión de tres puertos de desgaste, sin grandes rampas, pero totalmente enlazados. El primero es el bonito Puerto del Palo, de 12 km al 5,2%. Tras su larga bajada hasta la presa de Salime, se vuelve a subir en direccion al Porto do Acebo, 19 km al 4,3%, partido en dos zonas por un descanso intermedio. Tras un mínimo periplo por tierras lucenses se vuelve a Asturias y en Santa Eulalia de Oscos se afrontan los 13,8 km al 3,2% de esta cara de La Garganta. Su larga bajada lleva a Vegadeo y ahí aparece un pequeño tramo de relajación antes de la traca final.

Impresionantes vistas en la Sierra de la Bobia. Foto de Javier Avilés.

Impresionantes vistas en la Sierra de la Bobia. Foto de Javier Avilés.

En Meredo comienzan las primeras rampas del coco del día, donde si se cumple lo esperado, su tremendo tramo central depararía una bonita lucha. Una vez superado este escollo queda bajarlo hacia Puente Urubio, un descenso bastante técnico especialmente en su zona alta. Sin solución de continuidad se vuelve a empinar la carretera con las rampas del Alto de Penouta. Tiene dos tramos, antes y después de Boal. El primero son 8,1 km al 4,7%, pero lo más duro llega después de la bajadita, con 4,5 km al 7,3%. Desde su cima restan 29 km hasta Navia, primero de bajada y luego de terreno llano favorable solo interrumpido por un pequeño repecho.

Por la distancia de La Bobia y Penouta a meta, no es la mejor opción para asegurarse batalla ni para favorecer ataques en solitario, pero sigue siendo una etapa muy dura, con buenos encadenados de puertos y un gran coloso, y tampoco hay tanto terreno favorable al final. Etapas como esta también tiene su lugar y función dentro de una carrera, siendo muy peligrosas, ya sea por la dificultad de controlar las escapadas, por ataques de segundos espadas, por tácticas de equipo o porque un buen ataque o un mal momento en los puertos verán como el tiempo ganado o perdido se multiplica en la llegada.

2.- Luarca – Grandas de Salime

Luarca - Grandas

Perfiles de los puertos:

Plano de la etapa.

Esta segunda etapa comienza con un terreno muy complicado y apto para escapadas, ya que los inicios del Segredal son una sucesión de rampas y llanos hasta llegar a sus últimos 5 km de verdadero puerto, para en total salvar casi 1000 m de desnivel. Y esta es la tónica general de la etapa, un continuo sube y baja que suma casi 4500 m de desnivel en menos de 160 km. Tras este primer puerto, la carrera se dirige a Puente Castrillón pasando por el Alto de Villayón y por Valdedo (5,7 km al 5,7%). Aquí empieza el único puerto de Primera del día, la vertiente más dura del Alto de Penouta con dos tramos bien diferenciados: primero 7 km al 6,8% y para rematar 4,5 km al 7,3%.

Tramo duro pasado Molejón. Foto de Javier Avilés.

Tramo duro pasado Molejón. Foto de Javier Avilés.

Su bajada se ve interrumpida por las duras rampas del Alto de Couselo, 4 km al 8,2%. Luego llega el protagonista de la entrada, La Bobia por Meredo… aunque en este caso se corona a 1071 m, un ligero cambio en el final que no afecta para nada a su exigencia. En este caso se corona a 37 km de meta, mucho más cerca que la etapa anterior. Este terreno se reparte entre la bajada de La Garganta (rota por el repecho de La Llanada, 4km al 4,9%) y el puerto final de La Ronda (también conocido como Santa Marina). Estamos ante un buen puerto de 2ª, regular, con 7 km al 6,5% que seguramente depararía mucho más espectáculo del que por dureza debería, ya que muy posiblemente la carrera llegara muy rota por los puertos anteriores y con las fuerzas justas, pudiendo haber hundimientos. De su cima a la meta solo hay 2,5 km de rápida bajada..

3.- Avilés – Boal

Aviles - Boal

Perfiles de los puertos:

Plano de la etapa.

Buscando una salida desde el centro de Asturias nos vamos a Avilés, lo cual nos da la oportunidad de recorrer 140 km de de costa cantábrica pasando por Cudillero, Luarca, Navia o Tapia de Casariego, con el típico terreno pestoso, con repechos y el siempre posible viento. Es ya en los 80 km finales de etapa donde se deja el mar y aparece la montaña, con dos pasos por La Bobia realizando un bucle de 26,5 km que, por la distancia y dureza del mismo, no ofrece problema alguno de doblajes.

Otra instantánea de la Bobia por Molejón, de Javier Avilés.

Otra instantánea de la Bobia por Molejón, de Javier Avilés.

En primer lugar se asciende al Pozo de la Nieve por Penzol, una subida larga, de 1075 m de desnivel total, que alterna zonas muy duras con llanos o bajaditas, que debido a estas características puede cumplir muy bien la doble función de desgaste a la vez que elimina a muchos corredores del grupo. Se desciende entonces por La Garganta al arroyo Brañais de cara al punto más caliente del día. Los 7,7 km al 9,1% de este puerto ya suenan como números respetables, pero lo que más asusta son esos 2 kilómetros al 13,5% de la parte central. Se baja de La Bobia hacia Doiras y la resolución de la etapa llega con la tendida ascensión hasta Boal, de 8,1 km al 4,7%.

4.- Ortigueira – Tapia de Casariego

Ortigueira - Tapia de Casariego

Perfiles de los puertos:

Plano de la etapa.

Seguimos con etapas que engloban grandes paisajes de costa y montaña, pero en esta ocasión saliendo desde Galicia y viajando hacia el oeste para entrar en Asturias. De las 8 etapas aquí mostradas, ésta de Tapia de Casariego es la que menos aire de alta montaña tiene, ya que por su perfil de dientes de sierra plagado de repechos y puertos de 2ª la clasificaríamos como media montaña. Pero que esto no lleve a engaño: es la etapa que más desnivel total acumula y probablemente la más exigente.

Se sale de Ortigueira hacia Viveiro pasando varios repechos y por Estaca de Bares, lo que significa que esta sería la etapa más norteña de La Vuelta en España (solo superada por las etapas holandesas de 2009). A partir de aquí comienzan las verdaderas dificultades, primero con Monte Maior (4,1 km al 7,7% y alguna rampa importante), seguido del repecho de Ermida da Santa (1,1 km al 10,5%) y el Chao de Lombo Estreito (4,1 km al 7,3%). Se desciende a O Valadouro y, tras otros dos repechos (el primero con 2 km iniciales al 7%), en Vilanova comienzan los 5,5  km al 6,5% del Alto de Cadeira.

Tapia de Casariego. Foto de revistafusion.com

Tapia de Casariego. Foto de revistafusion.com

Se entra así en Asturias al llegar a Santo Tirso de Abres, donde comienza lo más duro de la etapa. Primero se pasa hacia Taramundi por el recientemente arreglado Alto de Arredondas. Sus 5,2 km al 10% de media son un ejemplo de regularidad en las rampas, casi siempre entre el 10 y el 14%. Para enlazar con La Bobia hay primero que superar La Graña y sus 5,9 km al 6,7%. El gran “coco” del día vuelve a ser la vertiente del arroyo Brañais y sus terribles rampas, igual que en la etapa anterior. Situada su cima a 42 km de la meta, por ella solo pasarán los elegidos en pequeños grupos, lanzándose en un vertiginoso descenso hacia la guinda de la etapa.

Antes de volver al mar quedan dos pequeños pero empinados puertos en el camino donde, con la gran dureza anterior, todavía puede pasar de todo. Sierra de Porta tiene 2,8 km al 9% y el Monte de Brañuela 2,4 km al 8,4%, dos verdaderas trampas que se le pueden atragantar a cualquiera. Desde la cima de este último quedan 10 km de rápido terreno favorable hasta la llegada.

5.- Lugo – Castropol

Lugo - Castropol

Perfiles de los puertos:

Plano de la etapa.

En el primer número de las Revista Desde La Cuneta se presentó esta misma etapa en un artículo titulado “La Bobia: los Oscos también existen”, firmado por Daniel Mateos. Reproducimos a continuación el comentario de la etapa allí realizado:

La etapa empieza en Lugo, junto a su muralla romana, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Al comenzar, la carrera se dirigirá hacia la costa a través de la Nacional N-640, destacando el paso por la población de Meira. Poco antes de llegar a Pontenova, y tras recorrer aproximadamente 45 km, se girará hacia la derecha para comenzar la parte decisiva de la carrera. Se entra en una zona de carreteras locales, estrechas y reviradas, donde el control por parte de los equipos es difícil, para ascender el primer puerto del día: Coto de Frades. Se trata de una subida de más de 20 km con un porcentaje medio alrededor del 5&, conformando un puerto de 1ª categoría ideal para que comiencen los movimientos por parte de los buscadores de etapa.

El descenso desde la cima se prevé complejo hasta llegar a Taramundi, famoso por su rico patrimonio etnográfico, en especial sus históricas forjas de hierro. Desde él comienza el ascenso del segundo puerto del día, La Graña, que en realidad es parte de una de las vertientes del Puerto de La Garganta. Tanto la ascensión como gran parte del descenso se realizan por una carretera muy ancha y en perfecto estado, hasta el paso por Monticelo. En este punto se vuelve a coger una carretera local dirección Molejón, comienzo de la primera de las ascensiones a La Bobia. Y además lo hace de manera fuerte, entrando directamente en un tramo con dos kilómetros con porcentajes superiores al 13%. Al llegar al cruce con la carretera que procede de Penzol, la pendiente decrece situándose entre el 6 y el 8% hasta coronar el puerto en el paraje de Pozo de la Nieve. La bajada en primer lugar se dirige al Puerto de la Garganta para a posterior girar en dirección Villanueva de Oscos. Justo al paso por dicha población comienza un repecho que rompe el descenso hasta llegar a la población de Loujedo a través de una carretera vecinal que recorta distancia entre puertos.

Perfil detallado del final de la etapa.

Perfil detallado del final de la etapa.

Si hasta este momento se podía considerar la bajada como tendida, en este momento se entra en un descenso de gran pendiente y gran complicación por su estrechez, aunque el asfalto está perfecto. El tramo descendente termina en al localidad de Soutelo, comenzando sin espacio para la relajación el puerto más duro de la jornada. Esta vertiente de La Bobia, con sus primeros seis kilómetros al 11,6% será el punto culminante de la etapa, pues dificilmente ningún equipo podrá mantener una mínima estructura tras el paso por el mismo. El estado del asfalto es muy bueno en toda la subida, aunque al paso por la aldea de Arruñada aparece un corto tramo de hormigón. Al final de esta zona se llega a la carretera que cimea toda la Sierra de Bobia que da nombre al puerto. Todo este tramo puede ser un lugar ideal para atacar, ciando las piernas y el corazón tratan de recuperar la calma.

La bajada comienza al girar hacia la derecha, en primer lugar dirección Brañavara (sin llegar a pasar por él) y a continuación hacia Penzol. Es importante decir que no se produce solapamiento en la cima del puerto, quedando los dos pasos por la cima separados aproximadamente por 100 metros. Esta bajada es el tramo de toda la etapa donde el estado del asfalto es mas desconocido, pero aunque el estado actual no permita el paso de una carrera ciclista podemos afirmar que la longitud a reparar no es grande.

Vista de Castropol. Foto de oscos-eo.com

Vista de Castropol y la Ría del Eo. Foto de oscos-eo.com

El descenso es prolongado y no muy pendiente (Nota de PRC: algún tramo sí es pendiente como muestra el nuevo perfil), atravesando la pequeña aldea de Candal. Poco despues del paso por esta población, alcanzamos el cruce que nos permitiría volver a La Bobia, que en esta ocasión no tomamos pero que demuestra las magnificas posibilidades de la zona. Tan solo queda seguir bajando suavemente a traves de diversas poblaciones (Penzol, Añides y Couso) antes de llegar a Samagán, lugar de inicio del último puerto del día: Monte Pousadoiro. Se trata de una subida corta (poco más de 4 kilómetros) pero bastante dura, manteniendo una pendiente media cercana al 10% de manera muy constante. Su primera zona discurre entre cultivos hasta llegar a Presno, donde el asfalto empeora ligeramente, pero nada que impida el paso, y se entra en un bosque de eucaliptos hasta la cima, que se encuentra a apenas 6 kilómetros de la linea de meta. La bajada se realiza por una carretera estrecha pero con asfalto en buenos condiciones y con un trazado bastante rectilíneo y de pendiente considerable, donde los corredores valientes pueden alcanzar grandes velocidades y destacarse en busca de la victoria. Justo tras pasar por la población de Sabugo, se cruza la vía del tren por un paso superior dando por concluido el descenso y adentrándose en una zona de carreteras vecinales para buscar entran en Castropol por la zona de Bruteira.

El kilómetro final se disputa recorriendo el muelle de Castropol, dotándolo de gran espectacularidad al hallarse el mar a mano derecha de los corredores y dejando como fondo esta bella villa marinera. Una etapa con una distancia que podríamos considerar media, nunca excesiva, poco más de 170 kilómetros pero con un desnivel superior a 4400 metros. Es un trazado ideal para poner como cierre de un bloque montañoso, tras una llegada en alto como primera oportunidad para propiciar que los corredores que necesiten recuperar el tiempo perdido en etapas precedentes busquen los ataques desde lejos, para deparar jornadas espectaculares de ciclismo épico y fascinante.

6.- Navia – Taramundi

Navia - Taramundi

Perfiles de los puertos:

Plano de la etapa.

Con salida en Navia tiene lugar esta etapa que busca juntar los dos grandes puertos del occidente astur: La Marta y La Bobia, siendo ambos Especiales de paso. Pero la primera dificultad es el Alto de Villayón, que con 4 km al 6,5% supone el inicio de un serrucho asombroso. Tras su bajada comienzan las grandes rampas de La Marta, aunque en esta ocasión se asciende “solo” hasta el Alto de Bustantigo, precisamente lo más exigente del puerto. Aunque tenga dos tramos de descenso, las subidas están siempre en torno al 9%, con rampas de hasta el 18%, un puerto muy duro y traicionero. Su veloz bajada da paso a las rampas del Collado de Couso … ¡y de que forma!: su primer kilómetro es al 13% y totaliza 5,5 km al 9% antes de desembocar en la carretera del Puerto del Palo.

Impresionante herradura en al vertiente de Soutelo. Foto de Javier Avilés.

Durísima curva de herradura en al vertiente de Soutelo. Foto de Javier Avilés.

Se llega así a la Presa de Salime, y para enlazar con el segundo punto caliente del día hace falta superar dos puertos de segunda. El primero es La Ronda por Grandas y sus 7,2 km al 5,3%, y después se sube a San Martín de Oscos para coger el cruce a Loujedo y afrontar su descenso, lo que depara una ascensión de 9 km al 5,9%. La etapa se decidiría sin dudarlo en este “pequeño Angliru”, especialmente en su kilómetro entero al 14% de media. Para rematar esta corta pero intensa etapa queda solamente bajar por La Garganta y hacia Taramundi, donde ya en sus calles aparece la última dificultad orográfica: un repecho de meta de 800 m al 8,8% y alguna rampa de impresión.

7.- Villalba – Vegadeo

Villalba - Vegadeo

Perfiles de los puertos:

Plano de la etapa.

Volvemos a salir de Galicia, en este caso de Villalba, para poner dirección Asturias y encontrar en el camino otro tremendo encadenado de puertos diferentes al resto de etapas. Hasta llegar a Meira no existen dificultades, pero ahí empieza “el baile” con el Alto de Couso (5,8 km al 5,1%), cuya bajada es mucho más pronunciada. Desde Chao de Pousadoiro se encara el duro Alto del Hospital, con 10 km al 7,6% y 200 APM (incluyendo un tramo de 4,5 km al 10%). Tras coronar se crestea hasta Fonsagrada y se baja hacia el Alto de Miñide, por donde pasó la etapa de La Cobertoria de La Vuelta 2006. Es un puerto corto pero con rampas muy duras, como sus 2,3 km iniciales al 8,8%.

Las rampas de La Bobia por Soutelo son impresionantes. Foto de Javier Avilés.

Las rampas de La Bobia por Soutelo son impresionantes. Foto de Javier Avilés.

Las primeras rampas de Pedras Apañadas aparecen tras otro puente diferente sobre el larguísimo embalse de Grandas de Salime. Es un buen primera de 13,7 km al 6,5%, sin grandes rampas pero muy regular. De esta forma se accede al Porto do Acebo para comenzar a bajarlo, pero en el cruce a Molin de Vitos el descenso se complica, especialmente por el final de gran pendiente negativa. Y la subida es similar pues los primeros 4 km de Los Carbayos son al 10,8%, con 1000 m seguidos por encima del 14%. Tras esta trampa se llega a San Martín de Oscos y se entra en una zona ya comentada: bajada a Soutelo, durísima subida a La Bobia y descenso por La Garganta. Solo que en esta ocasión no hay desvío a Taramundi, se sigue dirección al mar para acabar la etapa en Vegadeo tras un largo descenso.

8.- Foz – Taramundi

Foz - Taramundi

Perfiles de los puertos:

Plano de la etapa

La última etapa que presentamos es sin duda la menos dura de todas, con “solo” dos primeras y un segunda, aunque al igual que muchas otras, muestra una fusión perfecta entre paisajes de playa y montaña. Con salida de Foz, los primeros 70 km transcurren pegados a la costa cantábrica visitando barrancos y playas, destacando sin duda el paso por la famosa Playa de las Catedrales. A partir de ahí se gira hacia el interior para afrontar los tres puertos del día. El primero es el Alto de Penouta por Arancedo, que comenzará a minar las fuerzas con sus 10,5 km al 5,9%. Se baja rápidamente por Boal y Doiras para subir así a La Bobia por Puente Urubio, vertiente que hasta ahora solo habíamos visto como bajada.  Con más de 1000 m de desnivel acumulado, un coeficiente APM superior a 200, y tramos duros (como los 4 km al 8,2% en su zona media) ya puede hacer una buena selección en el grupo o desatar las hostilidades.

La Bobia por Puente Urubio. Foto de Javier Avilés.

La Bobia por Puente Urubio. Foto de Javier Avilés.

Tras coronar se comienza a bajar por la vertiente de Penzol, pero a medio camino se gira a la izquierda, hacia los pueblos de Arco y Leirio y volver a endurecer la carrera. Los números de esta variante del Pozo de la Nieve son los que siguen: 9,6 km al 6,7% destacando su duro comienzo. Se remata así un buen encadenado de tres puertos, sin llano entre medias y con zonas que pueden dar juego aun sin una dureza extrema. Para completar la etapa resta el mismo final que en la etapa 6, bajando por La Garganta y hacia Taramundi, donde se decidirá el ganador de la etapa en un duro repecho de 800 m cercano al 9%.

Anuncios

6 comentarios en “LA BOBIA

  1. A ver… ante todo felicitaros una vez más por vuestro trabajo.

    Pero en este caso en concreto me parece que no habéis hecho un informe serio.

    Por favor, La Bobia por Soutelo NO es factible en ninguna carrera profesional. Meter a un pelotón por una carretera estrecha, con pendientes por encima del 15% durante tramos largos, encima con mala visibilidad por las curvas y la falta de luz… vamos, es que no sólo Unipublic no haría eso ni hartos de vino, sino es que yo mismo me opondría. Eso es una temeridad y es poner en riesgo la vida de los ciclistas.

    • Por lo que entiendo en la presentación de la vertiente, lo que se indica es bajar por ahí, si se acomenten mejoras en la carretera y se ponen medidas de protección. De hacerse eso, no veo porque no sería factible. Otra cosa es que Uni… quiera hacerlo

    • No sé si has leído ésto que deja bien clarito que habría que arreglar la carrera o poner medida de protección para poder bajar.
      ”Como dicen quienes han pasado por ahí, da la sensación de adentrarse en el fin del mundo. Por ello no estamos realmente seguros de la viabilidad de meter un pelotón por esta bajada, a no ser que se acometan obras en la carretera o la organización disponga medidas de protección en la misma”.

    • Gracias por todos los comentarios.

      Luis, creemos que no estás siendo justo con tu comentario. El objetivo de la entrada es presentar y dar a conocer La Bobia, ofreciendo opciones con todas sus vertientes. Y dejando fuera la vertiente de Soutelo faltaría mucha información que podría resultar interesante a alguno de nuestros lectores. Además a lo largo de la entrada hemos comentario en varias ocasiones la problemática no solo de la bajada a Soutelo sino también la de otros puntos posiblemente conflictivos en las etapas. Por ejemplo:

      “Por ello no estamos realmente seguros de la viabilidad de meter un pelotón por esta bajada, a no ser que se acometan obras en la carretera o la organización disponga medidas de protección en la misma.”

      “No conocemos exactamente el estado de algunos tramos de carretera y la idoneidad de programar alguna de las bajadas propuestas en estas etapas. Las mayores dudas llegan con los descensos del Alto de Loujedo a Soutelo y la anterior a Los Carbayos. Sus grandes pendientes negativas y el dudoso estado y amplitud de su calzada podrían ser un problema, impidiendo subir a La Bobia por Soutelo y ascender Los Carbayos. Hay otros tramos que plantean interrogantes, como la bajada hacia el arroyo Brañais o el descenso del Alto de Bustantigo (cuya propia subida tiene tramos en mal estado) para afrontar el Collado Couso.

      […]Si por estos motivos no se pudiera pasar en carrera la vertiente de Soutelo, los interesantes finales en Taramundi, Vegadeo o Castropol seguirían siendo factibles simplemente sustituyendo esa vertiente por la de Meredo. De todas formas, siempre podría darse el caso de que obras de mejora en la carretera o actuaciones de la organización, con medidas especiales de seguridad, convirtieran estas rutas en perfectamente realizables.”

      Es decir, recalcamos la dificultad y las pendientes de la bajada de Loujedo, y nosotros mismos ponemos en duda que sea actualmente factible para una carrera siempre y cuando no se acometan obras ni la organización tome medidas especiales de seguridad (señalizado, acolchado, vallado…). Y desde luego no es descartable que se realicen esas obras, pues no sería el primer caso en que se asfalta o arregla una carretera para el paso de La Vuelta, o que se tomasen esas medidas de seguridad, como ha ocurrido muy puntualmente en La Vuelta u ocurre en otras carreras como Suiza (bajada del Grosse Scheidegg) o el Giro.

      E incluso si se bajase en su estado actual (del que tampoco estamos completamente seguros ya que en este caso no podemos desplazarnos para verlo in-situ), también dudamos si sería el descenso más “peligroso” que se haya visto: sin irnos muy lejos el Giro ha descendido Vivione, Gavia hacia Ponte di Legno, Mortirolo hacia Mazo, Fauniera, Trivigno, Sampeyre… Tour y Giro han bajado Pra Martino, el Tour el estrechísimo Hauteville…

      En cualquier caso, gracias por las felicitaciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s