GIRO DE ITALIA 2009 (3)

En esta última entrada sobre el Giro 2009 analizamos el recorrido de la tercera semana de carrera. Para ver las dos entradas previas click en los siguientes enlaces:

https://plataformarecorridosciclistas.org/2009/05/10/giro-de-italia-2009-1/ (introducción y etapas 1-9)

https://plataformarecorridosciclistas.org/2009/05/18/giro-de-italia-2009-2/ (etapas 10 a 16)

– – – – –

17ª ETAPA (Miércoles 27 Mayo):  CHIETI – BLOCKHAUS (83 KM).  Rutómetro

T17_Blockhaus_alt_FIN

 

T17_Blockhaus_plan_FIN

Dificultades montañosas:

  • Miglianico (km 32,2):  128 m – 2,2 km – 100 m – 4,5 %
  • Villamagna (km 41,0):  245 m – 3,1 km – 170 m – 5,5 %
  • Rapino -cruce hacia Pretoro- (km 61,4):  506 m – 7,7 km – 271 m – 3,5 %  (últimos 2 km al 6,5 %)
  • Blockhaus (Meta):  1.674 m – 18 km – 1.240 m – 6,9 %

Después de la jornada de descanso llega el turno para una de las etapas más sorprendentes de los últimos años. Poco más de 80 km y final en una subida de categoría Especial como el Blockhaus: 1.240 m de desnivel en 18 km y muy constante en torno al 7%, aunque hay 0,5 km a casi el 13% después de pasar Pretoro que se le  pueden atragantar a más de un corredor.

Antes de iniciar la subida final los corredores tendrán que afrontar tres pequeñas cotas: el paso por la localidad de Miglianico (con rampas de hasta el 20%), Villamagna y la subida de Rapino hasta llegar al cruce de Petroro. Poco mas de 2 km de descenso y comienzo de la larga ascensión al Blockhaus.

El final de etapa estará en la cota 1.674 m, a unos 5,5 km de la cima del Blockhaus.

El final de etapa estará en la cota 1.674 m, a unos 5,5 km de la cima del Blockhaus.

Esta etapa del Blockhaus ha estado envuelta en la polémica desde el mismo día de su presentación. Primero por su longitud, inusualmente corta para una etapa que no sea de doble sector. Si bien es cierto que no es algo nuevo en el Giro, que ya ha tenido varias jornadas de esta distancia (e incluso más cortas) a lo largo de su historia.

Y más tarde, cuando sólo quedaban 3 días para el inicio de la carrera, saltó la noticia de que finalmente no se subirá hasta arriba, si no que la meta estará situada a 4 km de la cima, aumentando esa distancia hasta los 5,5 km (pasado el hotel Mamma Rosa) cuando la organización confirmó la noticia.

Como en el caso de la modificación de la etapa Cuneo-Pinerolo, más que el cambio en sí, lo que “chirría” son las extrañas explicaciones de la organización. La causa principal que han alegado es que la carretera que lleva a la cima del Blockhaus no es transitable por culpa de la nieve. Pero, ¿eso lo saben 3 semanas antes de la disputa de la etapa?, ¿acaso no es posible que gran parte de la nieve se derrita durante ese tiempo?.

Otros supuestos problemas para llegar hasta la cima son el precario estado de la carretera y la falta de espacio para albergar toda la infraestructura de la carrera, incluídos los medios de comunicación. Bien, desde luego la cima no ha encogido en los últimos meses, así que si es cierta la falta de espacio ya deberían haberlo sabido antes de la presentación. El Giro debería cuidar mucho más este tema, porque transmite una imprevisión y desorganización que no se puede permitir una gran carrera, agravado por explicaciones en las que mezcla diversas cuestiones que no siempre parecen creíbles.

Respecto al propio trazado y la longitud de la etapa, igual que es bueno incluir algunas etapas de gran kilometraje para que los corredores de fondo tengan su oportunidad, tampoco está mal que haya etapas cortas que favorezcan a los corredores “explosivos” … aunque el Giro se ha pasado un poco este año, tanto por exceso como por defecto.

En cualquier caso, lo que no se entiende es la “dulcificación” del recorrido previo al Blockhaus y la propia vertiente escogida, más blanda que las de Roccamorice y Lettomanopello. En una etapa de apenas 80 km y que además esta colocada después de la jornada de descanso, lo mínimo que podía haber hecho la organización es programar un doble paso, perfectamente factible gracias a las 3 vertientes del Blockhaus.

 

Una etapa alternativa manteniendo el corto kilometraje y con doble paso por el Blockhaus (vertiente Pretoro). En el primer paso se llegaría hasta el cruce de Lanciano y en la ascensión final hasta la Maielletta (mismo final que el Giro de este año).

Etapa alternativa manteniendo corto kilometraje y con doble paso por el Blockhaus por Pretoro, el primero llegando hasta el cruce de Lanciano y en la ascensión final hasta la Maielletta

 

De todos modos, desde la plataforma creemos que lo mejor hubiera sido una etapa dura pero sin final en alto, para provocar ataques lejanos de los corredores. Si en el ciclismo actual es difícil ver movimientos lejanos de los favoritos, mas aún cuando hay tantas llegadas duras en alto, sobre todo si son al final de carrera ya que puede hacer que los corredores dejen los “deberes” para los últimos días, siendo muy conservadores en el resto de las etapas.

 

La opción más espectacular, doble paso por la vertiente Roccamorice y final en Passo Lanciano después de 5 km de descenso.

La opción más espectacular, doble paso por la vertiente Roccamorice y final en Passo Lanciano después de 5 km de descenso. Incluso con un sólo paso ya sería una opción muy interesante

– – – – –

18ª ETAPA (Jueves 28 Mayo):  SULMONA – BENEVENTO (182 KM).  Rutómetro

T18_Benevento_alt_FIN

T18_benevento_plan_FIN

Dificultades montañosas:

  • Piano delle Cinque Miglia (km 22,5):  1.277 m – 15,4 km – 715 m – 4,6 %
  • Rionero Sannítico (km 52,6):  998 m – 178 m – 6,1 km – 2,9 %
  • San Potito S. (km 125,5):  270 m – 3,2 km – 100 m – 3,1 %

Después de varias jornadas seguidas de media o alta montaña, una etapa para que los sprinters vuelvan a tener su oportunidad (seguramente la ultima en toda la carrera). Aunque los primeros 70 km son muy propicios para las escapadas, con las subidas a Piano delle Cinque Miglia (15 km rondando el 5%) y Rionero Sannitico (por su vertiente más blanda) y sus correspondientes descensos.

A continuación un terreno mucho más llano pero con pequeños repechos que llevará a los corredores hasta la localidad de Benevento, donde se inciará un pequeño circuito con doble paso por la meta. La meta está situada después de una ligera subida con tramos de pave, así que los corredores de fuerza que no sean sprinters puros también tiene sus opciones.

Para los favoritos, jornada de transición en vísperas de la etapa del Vesubio. Aunque deberán estar atentos en el circuito final, y si la general está muy apretada no sería raro que alguno incluso se metiera en el sprint buscando las bonificaciones.

– – – – –

19ª ETAPA (Viernes 29 Mayo):  AVELLINO – VESUVIO (164 km).  Rutómetro

T19_Vesuvio_alt_FIN

T19_Vesuvio_plan_FIN

Dificultades montañosas:

  • Valico Costapiana (km 43,4):  430 m – 7 km – 373 m – 5,3 %
  • Capo d´Orso (km 61,2):  166 m – 4,2 km – 132 m – 3,1 %
  • Picco Sant´ Angelo (km 101,0):  478 m – 13,3 km – 403 m – 3 %
  • Vesubio (Meta):  1.000 m – 13 km – 967 m – 7,4 %

La última etapa de montaña del Giro, con el decisivo ascenso final al Vesubio (Vesuvio en italiano). Esta ascensión al volcán napolitano se ha hecho en otras dos ocasiones, 1959 y 1990, con victorias de Charlie Gaul y el español Eduardo Chozas respectivamente, pero sólo se llegó hasta el observatorio (cota 574 m), y este año en cambio se subirá hasta el final de la carretera, aumentando mucho la dureza.

El recorrido intermedio de la etapa no tiene grandes puertos pero es muy rompepiernas, especialmente desde el km 30 hasta la localidad de Castellamare di Stabia (km 131,6), destacando las ascensiones al Valico Costapiana (7 km al 5,3%) y la larga pero irregular subida al Picco Sant Angelo.  Ya en la subida al Vesubio lo más duro es un tramo intermedio de 3,5 km al 9% y la parte final, con 4,7 km al 8,7%. Especialmente exigente el kiómetro y medio final al 10%.

 

El Vesubio, la última gran subida del Giro 2009

La última gran subida del Giro 2009. Los 9 km finales al 8,5% dictarán sentencia.

No cabe duda de que será una jornada muy atractiva por la belleza de los paisajes (fotos Picco Sant Angelo y Vesubio), la dureza de la ascensión final y la pasión de los aficionados italianos, que si normalmente abarrotan las cunetas en esta ocasión todavía en mayor número al ser una zona densamente poblada.

Pero el recorrido, para ser la última etapa de montaña, resulta algo decepcionante. La falta de grandes puertos de paso impide que se puedan ver ataques a la desesperada y todo quedará reducido a los últimos 13 km.

Y esto se podía haber solucionado incluyendo la ascensión al Monte Faito (hasta la cota 1020 m: 11,2 km a casi el 9% de media). Luego los corredores lo habrían aprovechado o no, pero se daba la posibilidad de mover la carrera desde lejos, aparte de acumular un mayor desgaste antes del Vesubio.

 

Una etapa alternativa incluyendo más dureza previa: Chiunzi (2ª), Agerola (2ª), Faito (Es), Vesubio (Es). El pico al coronar el segundo puerto es un error del programa al ser una zona de túneles.

Una etapa alternativa incluyendo más dureza previa: Chiunzi (2ª), Agerola (2ª), Faito (Es), Vesubio (Es). *El pico al coronar el 2º puerto es un error del programa al ser zona de túneles.

Y si no querían subir un gran coloso como Faito, podrían haber utilizado las dos vertientes del Vesubio:  Torre del Greco y Ercolano (en el Giro subirán por esta última) para hacer un primer paso hasta la cota 350 m, descenso rápido y ascenso hasta arriba sin casi llano entremedias.

 

Al igual que en la etapa del Blockhaus, una opción muy interesante habría sido no terminar en alto, finalizando la etapa en Sorrento y con doble paso por el Monte Faito, por ejemplo.  O terminar cerca de Nápoles después de un circuito con el Vesubio. De todos modos es comprensible el interés de la organización por terminar la etapa en el Vesubio: un final muy “mediático”, tanto por la propia dureza de la ascensión como por la peculiaridad de ser un volcán … y además activo.

– – – – –

20ª ETAPA (Sábado 30 Mayo):  NAPOLI – ANAGNI (203 KM).  Rutómetro

T20_Anagni_alt_FINT20_Anagni_plan_FIN

Dificultades montañosas:

  • Anagni -cruce posterior- (km 186,7):  439 m – 6,7 km – 212 m – 3,2 %  (2,7 km centrales al 4,7%)
  • Anagni  (Meta):  401 m – 4,8 km – 174 m – 3,6 %  (2,7 km finales al 4,7%)

Después de la decisiva etapa del Vesubio, una jornada casi completamente llana salvo por el circuito final, que incluye dos pasos por el repecho de Anagni. En el primer paso, después de una ligera bajada, se seguirá subiendo hasta llegar a a la cota 439 m (aunque la organización del Giro lo puntuará en el primer alto). En el segundo paso estará situada la meta.

Una etapa muy favorable  para los clasicómanos y donde es más que probable que se involucren los primeros de la general en busca de las bonificaciones y por qué no, también la victoria de etapa. A estas alturas de carrera los más fuertes se imponen en casi todos los terrenos.

 

Los 30 km finales de la etapa serán muy movidos.

Los 30 km finales de la etapa serán muy movidos.

Cabía la posibilidad de haber hecho el circuito al revés, quedando una subida más corta pero más dura, y de reducir el tramo llano, ya que hay carreteras que después del descenso dan menos rodeo para llegar a la carretera principal.

– – – – –

21ª ETAPA (Domingo 31 Mayo):  ROMA (14,4 km)  C.R.I.  Rutómetro

T21_Roma_alt_FIN

T21_Roma_plan_FIN

El Giro finalizará con una contrarreloj individual de 14,4 km por las calles de Roma. Una última etapa sorprendente para el Giro del Centenario, no tanto por ser una crono como por finalizar en Roma en vez de Milán.

Si la general está apretada puede ser una jornada muy emocionante, aunque no hubiera estado mal una distancia algo superior, en torno a los 25 km (aumentando también la dureza en los recorridos intermedios de la última semana, eso sí). Seguramente este corto kilometraje viene condicionado por la larguísima crono previa de Riomaggiore (60,6 km), pero no hacía falta compensar tanto. Para una gran vuelta, 85-90 km de crono individual en total no es una cifra excesiva, teniendo además en cuenta que la primera crono no era llana.

En cualquier caso, la belleza de la ciudad de Roma proporcionará un marco muy atractivo para la disputa de esta última etapa, con la meta situada justo al lado del Coliseo.

– – – – –

A modo de conclusión podríamos decir que este Giro del centenario tiene un recorrido muy original y con varias etapas interesantes, pero decepcionante en líneas generales. Esperemos que a pesar de ello los corredores den un buén espectáculo, aprovechando al máximo las virtudes del recorrido y minimizando sus defectos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s