Ciclismo y ENP de Castilla y León VIII – Segovia

Introducción e índice de las entradas sobre cada provincia

———————–

Terminamos con las presentaciones de las etapas propuestas para cada una de las provincias (todas las de Castilla y León menos Valladolid que, por su orografía, no permite realizar etapas que no sean básicamente llanas).

Recordad que el documento completo se puede bajar aquí:

La última que presentamos es la provincia de Segovia:

Sepúlveda – Ermita de Hontanares

La monumental Villa de Sepúlveda acogerá la salida de esta etapa, que se desarrolla en torno a los prácticamente olvidados puertos de la Sierra de Ayllón, entre las provincias de Segovia y Guadalajara. La riqueza patrimonial de las localidades segovianas, sustentada en los históricos conjuntos de Sepúlveda y Ayllón (con su Palacio de Los Contreras y el Convento de San Francisco) dará paso a la riqueza medioambiental de la provincia guadalajareña en donde la etapa discurrirá por la Reserva Nacional de Sonsaz y el Parque Natural del Hayedo de Tejera Negra, bordeando los pantanos de Pozo de los Ramos y El Vado.

Estamos ante una etapa larga y exigente de media montaña, en una zona hasta ahora no aprovechada convenientemente. El recorrido comienza con la subida a la E.E. de La Pinilla, dirigiéndose después el pelotón al norte por las localidades de Riaza y Ayllón, desde donde la carrera encarará la comunidad castellano-manchega, adentrándose en ella tras el paso del Grado del Pico. Tras transitar junto a la iglesia románica de San Pedro en Villacadima, se hará presente un terreno rompepiernas con dos puertos de tercera categoría hasta llegar a la comarca de la Arquitectura Negra, donde tendrá lugar la ascensión más dura de la jornada: el Puerto de La Quesera, de primera categoría y que debería romper la etapa definitivamente. Su rápido descenso, tras admirar la imponente Plaza Mayor de Riaza, nos dejará al pie de la subida final que se alcanza en uno de los rincones más bellos de la provincia segoviana, ideal para la conclusión de una etapa: la ascensión al Santuario de Ntra. Sñra. de Hontanares, que enclavado en un gran prado entre robledales, en la subida al Mirador de Piedrasllanas, dispone de un aparcamiento de autobuses y espacio suficiente para el establecimiento de la meta.

Si bien la etapa es larga, la subida final al Santuario de Hontanares es su punto culminante y constituye un terreno, que junto con la ascensión anterior a La Quesera, justificaría por sí solo una etapa de La Vuelta.

Aranda de Duero – La Quesera

Aranda, la Villa del Vino, con sus laberínticas bodegas, su imponente Iglesia de Santa María La Real (S.XV) y su famoso puente, tantas veces final de etapa en la Vuelta a Burgos y sólo una vez etapa de salida de La Vuelta (2006) dará el banderazo de salida a esta segunda etapa segoviana. Dejando atrás el Río Duero, nos adentramos en Segovia, al pasar la localidad de Fuentelcésped en plenas Hoces del Río Riaza declaradas como Parque Natural en el 2005 por su riqueza en aves rupículas y rapaces. Tras unos kilómetros llegamos a Urueñas que, con su Iglesia de San Juan, constituirá la puerta del P.N. de las Hoces del Río Duratón. Precisamente por el interior de dicho paraje transitará la carrera, saliendo del mismo en la Villa de las Siete Puertas: Sepúlveda. El Santuario de la Virgen de La Peña, situado sobre una hoz del citado río, despedirá a la carrera rumbo al terreno quebrado del Condado de Castilnovo desembocando en la localidad de Prádena, en las faldas de la Sierra de Guadarrama y en plana Cañada Real Segoviana, conocida por poseer el acebal más importante de España.

La etapa presenta un terreno rompepiernas desde su comienzo, con continuos repechos y la presencia de 4 puertos de tercera categoría. A la salida del último llegaremos a la localidad de Prádena y seguiremos hacia el norte hasta llegar a la localidad de Cerezo de Arriba, donde comenzará el doble ascenso que pondrá final a la etapa. Primero, la subida a la Estación de Esquí de La Pinilla, y posteriormente, en su descenso, el enlace con la subida a La Quesera en el P.N. del Hayedo de Tejera Negra en el valle glaciar de la Buitrera.

Además, tras pasar Prádena podría volverse hacia Sepúlveda por la exigente carretera de Tejadilla, paralela a la descrita, evitando bastantes kilómetros de carretera nacional, pudiéndose incluir la subida a Vellosillo y continuando por Duratón, si bien el paso por Prádena debería ser una prioridad por presentar el tipo de terreno comentado. Esta misma alternativa puede aplicarse a la etapa que cierra esta trilogía segoviana: Segovia- Sepúlveda.

Segovia – Sepúlveda

El incomparable Acueducto de Segovia abrirá una etapa cargada de historia y naturaleza. El comienzo de la etapa nos conduce a la localidad de Turégano con su peculiar castillo. Tras unos kilómetros alcanzamos el desvío a la localidad de Prádena donde, enmarcado en un frondoso bosque, podremos admirar el bellísimo castillo de Castilnovo. Nada le tiene que envidiar la Iglesia de San Martín, que enclavada frente al Acebal de Prádena, es conocida como “La Catedral de la Sierra”. Junto a ella: La Cueva de Los Enebralejos, yacimiento visitable del año 2000 a.C.. Tras el paso por el Sabinar de Casla, el pelotón alcanzará la Villa de Riaza, que posee uno de los hayedos más meridionales del mundo. Como final de etapa Sepúlveda, con su conjunto histórico: su muralla y puertas y sus iglesias, donde destaca la ermita de El Salvador, la más antigua de Segovia (S.XI) y uno de los ejemplos más importantes del románico español. Además, el circuito final recorrerá las entrañas del P.N. de Las Hoces del Rio Duratón, que alberga la colonia más grande de buitre leonado en Europa, y pasará junto al yacimiento de la Cueva de Los Siete Altares.

Pero el recorrido además es propicio para vivir un gran espectáculo deportivo. La llegada a Prádena por el Alcor del Villar y el terreno quebrado de la zona aseguran batalla antes de la ascensión a La Pinilla, que será un punto determinante de la jornada, a la espera del exigente circuito final que comenzará, tras atravesar el túnel bajo Sepúlveda, junto a las primeras hoces del Duratón en la ascensión al Villar de Sobrepeña, adentrándose en ellas para salir posteriormente por las duras rectas de la subida a Villaseca, donde el calor y el viento harán acto de presencia. Finalmente, la subida y bajada de Sepúlveda, atravesando su Plaza Mayor, dejará a los ciclistas al pie de la Villa de las Siete Puertas donde se decidirá la etapa, y probablemente algo más, con un último kilómetro y medio durísimo con rampas de hasta el 16% (y una pendiente media del 9%) que culminarán con la meta en el lugar más alto de la localidad, conocido como La Picota.

La cercana localidad de Pedraza, enclavada en su Dehesa, también presenta una espectacular subida parecida a la propuesta que, atravesando el recinto amurallado, termina frente a su castillo y podría servir como final de una etapa similar.

Perfiles de los puertos más importantes:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s