25 de octubre de 1972

Quizás algunos momentos sean más conocidos y otros sean más épicos, quizás él es el campeón que es por otras muchas cosas … pero aquel día de hace casi 40 años, Eddy Merckx sufrió como pocas veces y logró lo que de él se esperaba: ser más rápido que nadie hasta entonces, volar durante una hora, rematar un palmarés inabordable …

Se presentaba una temporada 1972 extraña para Merckx, el cual iba a lucir el maillot arcoiris ganado en el Mundial de Mendrisio por delante de Gimondi y Guimard. Y es que Merckx estaba herido en su orgullo, con una prensa que no paraba de recordarle que Luis Ocaña le habría batido en el Tour de 1971 sin la fatalidad de Mente. Ni tan siquiera la victoria en el Mundial o posteriormente en Lombardía  masacrando a sus rivales, entre ellos el propio Ocaña, le servía de respiro. Y así comenzaba el más ambicioso ciclista jamás conocido su año 1972, una temporada para la venganza.

El podio del Mundial 1971, con Merckx acompañado por Gimondi y Guimard.

“El caníbal” tenía hambre y no perdonaría la primavera para llevarse su 5ª Classicissima. Sin embargo, molestias que arrastraba de una fuerte caída en la Paris Niza le impidieron pasar del 7º puesto en Flandes. Y un inoportuno reventón le impedía igualmente mejorar ese 7º lugar en la Paris Roubaix, una carrera que ganaba por 1ª vez “el gitano”, Roger de Vlaeminck, más tarde conocido como Monsieur Paris-Roubaix tras ganar otras tres veces más la clásica francesa. Merckx no podía permitir esto y de una tacada ganó Lieja y Flecha Valona, presentándose en el Giro de Italia como máximo favorito, aunque con una mirada puesta en el Tour donde se volvería a ver con su fantasma de 1971, el español de Mont de Marsan, Luis Ocaña.

El Giro de Italia terminó convirtiéndose en otra victoria más … pero apareció un nuevo rival, que con su victoria en el BlockHaus en la 4ª etapa revolucionaba la carrera. Era español, un poco brabucón y con una osadía tremenda: “el Tarangu”, Jose Manuel Fuente, un corredor tan irregular como genial. Sin embargo el caníbal ponía las cosas en su sitio en una cabalgada espectacular en la 7ª etapa, recuperando la maglia y cediendo el triunfo de etapa a su compañero de escapada Gösta Andersson. Pero Fuente no se dio por vencido y en la 14ª etapa, camino de Jafferau, atacó desde lejos en Sestriere poniendo contra las cuerdas a Merckx … hasta que un desfallecimiento del Tarangu en Jafferau hizo que Merckx lo adelantara a un kilómetro de meta y se llevara la etapa, aumentando su distancia en la general. Cabe señalar que en el Giro 2013 habrá una etapa con una parte final idéntica a ésta, aunque con menor kilometraje total.

Todavía quedaría un asalto más, con llegada en el impresionante Passo dello Stelvio subiendo por su vertiente más dura. Y Fuente, a sabiendas de esto y en una etapa muy corta, apenas 88 kilómetros, dijo que no sólo ganaría a Merckx sino que lo dejaría fuera de control. Finalmente y tras una espectacular ascensión, endurecida aún más por las condiciones meteorológicas, Fuente ganaba la etapa con más de 2 minutos sobre Merckx … aunque éste que retenía el maillot rosa por más de 5 minutos. Cabe señalar que el 3º y 4º en la clasificación general también fueron españoles: Francisco Galdós y Vicente López Carril.

Merckx y Fuente durante la subida al “Rey Stelvio”.

 Aunque parezca mentira esto no era suficiente (nunca lo era para el Caníbal), y menos con la prensa apoyando a un Ocaña que ganaba de un modo brillante su segunda Dauphiné Liberé. Se presentaba pues un Tour de Francia apasionante y muy montañoso, en el que la supremacía estaba en juego y con un Merckx rabioso que decía ” Fuente es un gran campeón, hay un abismo entre él y Ocaña, ni comparación”.

Sin embargo ya desde el prólogo se vió que el Caníbal no tenía tiempo para tonterías, y tras luchar por el amarillo durante unas jornadas con Guimard dejó las cosas claras en los Pirineos, vistiéndose de amarillo para ya no soltarlo hasta el final de la prueba. Ocaña era su mayor rival, tercero en la general, pero a casi 3 minutos y sin atisbos de ser el de 1971. El día del Mont Ventoux el duelo fue interesante, aunque la etapa la ganaría Thevenet y Merckx aprovecharía un ataque final para aventajar aún más a un Ocaña, que se colocaba 2º.

Ocaña, Merckx y Poulidor luchando codo con codo en la subida al Mont Ventoux.

Pero Ocaña había sufrido una caída en el descenso del Aubisque, en los Pirineos, y empezaba a tener problemas físicos que le harían abandonar en los Alpes, tras haber estado 2º en la general durante varias etapas, debido a una infección relacionada con su caída. Todo siguió igual hasta el final de carrera con la salvedad de que el maillot verde y 2º de la general, Cyrille Guimard, se veía obligado a retirarse a dos etapas de que acabara la prueba por culpa de fuertes dolores en la rodilla, aupándose al 2º y tercer puesto Gimondi y Poulidor respectivamente. En un gesto que le honra, Merckx el último día le dió el verde a Guimard, un verde que el francés, en su mejor Tour de siempre, había merecido.

Capítulo cerrado, la hegemonía a salvo. Merckx era preguntado al acabar el Tour por la carrera que había hecho Ocaña y el belga se mostraba duro: ” Es un buen corredor, hizo una buena primera semana, pero le cuestan los esfuerzos seguidos. No es mi tarea enjuiciar su nivel o su futuro pero los organizadores le han hecho un flaco favor haciendo un recorrido a su medida, tan duro. Preguntaré ahora a los que mantienen que hay una guera por la supremacía entre Ocaña y yo, que analicen nuestros palmarés y vean que él ha empezado cuatro Tours y ha acabado uno”

Aunque parezca increíble los periódicos alababan a Merckx pero a la vez ponían en entredicho a sus rivales, que “según parecía” no tenían el mismo nivel de las épocas de Anquetil o Coppi. Este sentimiento de mostrar de forma pura una comparación con otras épocas iba rondando la cabeza de un Merckx que todavía tenía alguna laguna en su palmarés, como la Vuelta a España, la Amstel o la Paris Tours, pero sobretodo una prueba histórica que llamaban ” La Hora”: el record de la hora que estaba en poder del gran croner danés Ole Ritter, con una marca de 48,653 km en México 4 años atrás

Merckx tenía el record entre ceja y ceja, y sin embargo era arriesgado. El belga no tenía nada que ganar: si lo conseguía todos dirían que eso ya se sabía; si no, la prensa se echaría sobre él con palabras como fracaso o declive en mente. Una apuesta arriesgada, sin duda, pero él era el mejor … y no un mejor cualquiera.

Antes de marchar a Mexico le quedaban algunas pruebas importantes, entre ellas el mundial y Lombardía. En el mundial de Gap no pudo vencer a pesar de estar en muy buena forma, debido a lo plano del recorrido y a las habituales disputas dentro del equipo belga, siendo 4º en un campeonato vencido por el francés Gambillon. En Lombardía sin embargo no perdonó, ganando su segunda “clásica de las hojas muertas” consecutiva (y también última, puesto que en 1973 fue descalificado tras ganar por haber dar positivo, aunque en 1974 volvió a participar  y fue 2º).

Ahora sí, era el momento de volar a México, de volar a por un record de prestigio, si bien teniendo en cuenta que el velódromo está a 2285 metros sobre el nivel del mar se marchó antes a Milán para realizar tests bajo la supervisión de Paolo Ceretelli, que tras días de pruebas, tests con mascarillas y entrenamientos enfocados a solventar el problema de la altitud dijo “Merckx batirá el record 999 de cada 1000 veces que lo intente en estas condiciones”.

Merckx no quería dejar nada al azar, así que Ernesto Colnago le preparó la bicicleta más cara hasta el momento, 1 millón de lira, y la más ligera, apenas 5,75 kg. Ya sólo quedaba volar de Bruselas a México el 21 de octubre, a las 4 de la tarde, y asaltar el record.

Sin embargo, a la llegada al aeropuerto de México el belga tuvo una mala impresión repecto al tiempo, sofocante y en esos días bastante desapacible. Pese a que había acabado la temporada como un tiro, y según algunas personas de su entorno podía ser capaz de llevar el record hasta unos estratosféricos 52 km, vió como el mal tiempo fue obligando a retrasar el intento, y de estar previsto para el día 23 pasó a programarse para el 25 … si las condiciones meteorológicas lo permitían. Merckx empezaba a estar nervioso: la forma se le iba pasando, no podía realizar entrenamientos de calidad y el velódromo no terminaba de estar seco por las lluvias que caían esos días.

El historial del record de la hora al inicio de 1972 (el record de 1967 de Anquetil no se homologó por no someterse al control antidoping). Gráfico de http://zkahlina.ca/

Los plannings iban programados a ir superando el record de Ritter cada 10 kilómetros. Había un planning “light” en el que se superaría ese record por algo menos de 200 metros y otro según el cual el record se iría hasta los 49 km y 200 metros. Claro que estos planings contaban con que se pudiera asaltar el record lo antes posible. Así, al amanecer del 25 de octubre de 1972 y con un día radiante, Merckx se levantó decidido, era ahora o nunca, no podía dejar pasar mas tiempo. Los tests indicaban que estaba preparado, así que desayunó y abandonó el hotel para estar en la pista a las 6:45 de la mañana.

El velódromo Agustín Melgar, creado para la Olimpiadas de 1968, y de una longitud de 333,3 metros, estaba preparado, el mal tiempo ya había pasado y el día era excepcional. Era definitivamente la jornada para asaltar la marca de Ritter, y Merckx viendo las buenas condiciones climáticas dijo que adelante. Una vez terminado el calentamiento momento para la concentración …

Foto de cyclingart.blogspot.com

Y ya con los jueces listos para cronometrar, a las 8h 49′ de la mañana y con unas 1000 personas de público en el velódromo, Merckx se situó en la línea de salida. Tres, dos, uno … top para Merckx. El asalto al record de la hora estaba en marcha, y salía fuerte el belga.

Con 1 minuto 9 segundos y 97 centésimas para el primer kilómetro, estaba en tiempo de batir el record de la disciplina, aunque siendo quizás un inicio demasiado rápido para una prueba tan dura. Seguía forzando y hacía el segundo kilómetro en 1 minuto y 9,84 segundos, a ritmo de superar a Ritter en la primera referencia del kilómetro 5, donde el danés hizo 6’10”. Efectivamente, en el primer punto de referencia, kilómetro 5, Merckx marcaba 5’55”, superando ya a Ritter en 15 segundos, unos 200 metros.

Sin embargo el belga, que iba marcando tiempos por vuelta de 1’12” – 1’13”, ya hacía tiempos sensiblemente inferiores a los de las dos primeras vueltas, ¿acusaría la rápida salida?. En el kilómetro 10 marcaba 11’53” y superaba a Ritter en 28″. El belga debía dosificar, iba en buen camino. Merckx seguía apretando y las marcas en los kilómetros 15, 20 y 25 indicaban que el record iba a ser batido. La diferencia con el danés ya era de 39 segundos: 30’13” por 30’52” en el km 25.

Sin embargo el ritmo del belga estaba bajando y se marchaba a algo más de 1’13” por kilómetro, por lo que las diferencias con la marca de Ritter empezaban a estabilizarse: 44 segundos en el kilómetro 30 y 46″ en el kilómetro 35. Merckx sufría, sentía la presión, pero ya quedaban poco más de 15 minutos de esfuerzo y parecía que aún con ese mal momento batiría el record.

En el kilómetro 40 se veía ya claramente que el belga iba a menos (incluso en vuelta anteriores, ante una información de tiempos, había balbuceado que iba muerto) y por primera vez disminuía la diferencia entre sus tiempos y los de Ritter, siendo ahora ahora de 44″: el tiempo de Ritter era de 49’21” por 48’37 de Merckx.

Pero pasó el mal momento y Merckx volvió a conseguir ventaja sobre los tiempos de Ritter, aventajándole en 49″ en el kilómetro 45. El récord estaba cerca, el sueño del belga iba de cumplirse. Y efectivamente, a unos 50″ de acabar la hora Merckx superaba los 48,653 km de la anterior plusmarca, sólo faltaba ver donde dejaba el nuevo record. Finalmente, tras completar casi 149 vueltas, el asalto al récord terminaba con 49,431 km. Merckx lo había logrado, el ciclista más laureado de todos los tiempos conseguía el ansiado récord de la hora, aunque acababa totalmente exhausto.

Un rato después y al ser preguntado por Anquetil, que se hallaba en el velódromo, sobre si había preparado el record practicando el esfuerzo de una hora completa, la respuesta de Merckx fue negativa, ante lo que Anquetil sobrecogido le contestó que estaba loco y que si hubiera preparado el récord  más a conciencia habría batido la barrera de los 50 kilómetros. Las declaraciones de Merckx al acabar eran del tipo de que nunca más volvería a intentarlo y que era el mayor esfuerzo que había realizado jamás.

Cerraba así el belga una temporada gloriosa de 50 victorias, en la que sin embargo todavía tendría tiempo de demostrar su fuerte carácter en Putte Kapellen, carrera celebrada en la frontera de bélgica y Holanda y en la que fue batido al sprint por Gustave Van Roosbroeck. Merckx tiraría la bicicleta al suelo de rabia tras pasar la meta. Y es que perder no entraba en su vocabulario. Grande Merckx, el más grande de todos los tiempos.

Este record estuvo imbatido hasta 1984, cuando Francesco Moser, de nuevo en Ciudad de México, fue capaz de recorrer 50,8 km merced a su gran potencia … y a los avances tecnológicos, usando ruedas lenticulares y un cuadro más aerodinámico. Sin embargo, el cambio de normativa de la UCI respecto a las bicicletas aprobado en el año 2000, que invalidó la marca de Moser y todas las realizadas con bicicletas modificadas (entre ellas el récord de Miguel Indurain en 1994), englobándolas en la categoría “Mejor esfuerzo humano”, ha hecho que oficialmente el récord de Merckx no fuera batido hasta octubre del 2000, cuando el inglés Chris Boardman lo superó agónicamente por sólo 10 metros: 49,441 km. Actualmente el récord está en posesión del polaco Ondrej Sosenka, con 49,7 km conseguidos en el año 2005 en el velódromo de Moscú. Una pena que en los últimos años ninguno de los grandes rodadores haya vuelto a intentarlo.

Nota: Bibiografía usada -> “Merckx half man half bike”, de William Fotheringham; “Eddy Merckx, the cannibal”, por Daniel Friebe; elmundodeportivo.com; es.wikipedia.org.

Anuncios

7 comentarios en “25 de octubre de 1972

  1. Hola, He leido muchos relatos sobre esta historia, de verdad me asombra y me causa mucha admiracion. los felicito por esta historia;aunque suene algo imposible como muchos me han dicho, yo espero algun dia lograr esta hazaña. pues desde hace un par de años me interese por rodar 1hora y realmente es una experiencia agotadora pero desde mi punto de vista no imposible como muchos me aconsejan. yo actualmente resido en cali -colombia tengo 18 años y desde hace aproximadamente 4 años practico ciclismo entreno constantemente y de acuerdo a mis registro he logrado llegar a los 41km en un ciclosimulador en una bici que se asemeja mucho en medidas y peso a la utilizada por Eddy Merckx. Con un peso aprox. 10,8kg un marco colnago (55 cm). espero ponerlo en practica muy pronto en el velódromo ( (Alcides Nieto Patiño) de la ciudad de CALI donde hace poco tuvimos la oportunidad de presenciar la Copa Mundo de Pista. Gracias

  2. Y por cierto ,ni bicis aerodinamicas,ni ruedas lenticulares,cascos de marciano ni tantas zarandajas,piernas y corazon asi corria Merckx sin duda grande entre los grandes y corriendo de febrero a octubre,!!eso era un ciclista y no tanto niño mono como hay hoy.

    • Sin duda uno de los mas grandes, y vaya merito con bicis que eran hierros, y las paelleras que llevaban, condiciones deportivas que hoy dia no aceptaria ningun profesional. Eso si que era ciclismo épico y no tanto pinganillo como hay hoy!

  3. gran historiá, pero el record de la hora debe servir también para recordar a 3 grandes ciclistas: Fausto Coppi (que sin ser contrarrelojista puro tenía tanta clase que consiguió este record, gano cronos y hasta una Paris-Roubaix), Roger Riviere, en mi opinión entre los 3 mejores ciclistas franceses de todos los tiempos; y por último Graeme Obree que fabrico su propia bicicleta usando los cojinetes de una lavadora y además de 2 record fue doble campeón del Mundo de persecución.

  4. Genial el articulo. Lo que vi absurdo es que en el año 2000 lo volvieran a ponerle el record debido a que los records posteriores no se hicieron con una bici normal de pista.¿Esto no lo podían haber hecho en el 84 cuando Moser iba a batirlo?

    Por cierto en una foto habeis a Thevenet cuando creo que es Poulidor(la que sale con Merckx y Ocaña)

    Un saludo.

  5. Gracias a todos por los comentarios.

    Danny Mendoza; mucha suerte con ese apasionante a la vez que duro reto que tienes por delante.

    Albert Arellano; como bien comentas era Merckx, el mejor ciclista de la historia, tampoco podemos pedir al resto de corredores la calidad que tenía el belga, pero sí al menos parte de esa valentía y ese prestigiar la competición durante toda la temporada, sin centrarla en sólo un mes como hacen algunos corredores actuales.

    ArkaizVDB; es cierto que este record, muy prestigioso en su día, debería hacer que se reconociera a ciclistas como los que nombras (aunque Coppi en cualquier caso ya es un auténtico mito). Con la particularidad de Riviere, que además de ser un excepcional contrarrelojista apuntaba alto (4º en el Tour de 1959 con 23 años) de no ser por su desgraciada caída en el Tour de 1960.

    Anónimo; tienes razon en que el tercer corredor de la foto del Ventoux no es Thevenet, que iba por delante, sino Poulidor. Ya esta corregido. Sobre lo que comentas de la eliminacion de los records, desde luego habría sido más justo que la UCI pusiera reglas claras desde el inicio, en lugar de dar validez a unas marcas y años mas tarde eliminarlas, pero también es cierto que no era fácil sospechar la evolución que iba a haber en las bicicletas.

    Saludos.

  6. Animo Danny que con 18 años, tu todavia puedes, a mi ya me hubiera gustado hace 30 años, pero las drogas me alejaron de este deporte, de no haber sido por eso es probable que hubiera entrado en el profesionalismo. Por eso mi consejo es que aproveches tu oportunidad, y si tienes un sueño lucha por el con todas tus fuerzas. Saludos desde madrid.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s