VUELTA A PORTUGAL 2010

Del 4 al 15 de agosto se corre la gran prueba ciclista del país vecino. “La Grandísima” ha sido históricamente una carrera con fama de gran dureza, conocida por la climatología de las fechas en las que se corre y por tratarse de una prueba de dos semanas de competición. Hace algunos años redujo sus fechas por exigencias de la UCI, y ahora se celebra bajo el formato de 10 etapas (más un posible prologo como este año) con una jornada de reposo intercalada.

Primero hay que destacar la importancia y gran seguimiento que tiene esta prueba en su país. Logra grandes audiencias de televisión, pero además es muy seguida a pie de carretera, con mucha gente sobre todo en la zona de meta. Y es que la carrera tiene una gran tradición: corriéndose por primera vez en 1927, hasta los años 80 duraba tres semanas, para pasar luego a 15 días hasta las 12 que dura actualmente. Aun así, sigue siendo “la cuarta grande”, la carrera de más duración en Europa tras Tour, Giro y Vuelta.

Salpicada por el dopaje, la prueba lusa se ha caracterizado en los últimos años por ser lugar de lucimiento de los ciclistas hispanos de segunda fila. La última victoria portuguesa data del mismo agosto pasado, pero la descalificación del vencedor, Nuno Ribeiro, ha hecho que el título recaiga sobre las espaldas de David Blanco que se convirtió así en triple vencedor de la prueba. Este hecho hace que la última victoria local se remonte a 2003, con el mismo nombre por protagonista. Desde entonces, tan sólo en 2005 la victoria no fue a parar a un ciclista español.

Grandes ciclistas se han dado cita en la salida de Viseu. El claro favorito a la victoria es el campeón vigente, David Blanco. Si logra alcanzar su cuarto triunfo, empataría a victorias con Marco Chagas, corredor que ostenta el récord de victorias. Tamaño reto no le será fácil por la nómina de ciclistas que han de ponérselo difícil. Entre ellos destaca un nombre propio por encima del resto: Andrey Kashechkin, tercer clasificado en la Vuelta 2006, vuelve tras su sanción como el ciclista con más renombre de la carrera. Su rendimiento será una incógnita, pues prepara su posible participación en la Vuelta a España y será su segunda prueba tras el Brixia Tour donde no mostró un gran nivel. Su equipo, el Lampre, incluye a Marzano o Righi como buenos escuderos para la montaña en caso de necesitarlos.

Patrick Sinkewitz tiene en común con el corredor kazajo su intento de volver al nivel que mostró antes de ser suspendido. Liderará al ISD-NERI y peleará por alguna victoria parcial como el año pasado y, por qué no, por la clasificación general de la ronda. Sin embargo, el mayor peligro para David Blanco vendrá por parte del Carmiooro, que incluye en su nueve a dos escaladores de postín: Emanuelle Sella (otro que está en su primer año de vuelta) y, sobre todo, Sergio Pardilla. Su calidad ha quedado demostrada en carreras como Vuelta a Andalucía o Giro del Trentino, pero el buen escalador manchego debe dar un paso adelante para confirmar su buen estado de forma, como denotó en la reciente Vuelta a Madrid. Otro favorito claro es David Bernabeu, antiguo vencedor en Lisboa y que vuelve a la carga al mando del Barbot luso. Santi Pérez y Tino Zaballa también estarán en la pomada a poco que tengan buenas piernas. 

En un orden inferior encontramos a Ángel Vicioso, que intentará liderar con solvencia al Andalucía-Caja Sur. Algunos puertos pueden ser demasiado duros para él, pero a buen seguro que será protagonista de la carrera. El otro equipo Pro-Tour que participa es el B-Box francés, que trae como corredor más destacado a Laurent Lefrevre, corredor de buena calidad que buscará protagonismo en alguna escapada. Danail Petrov o Hugo Sabido pueden ser out-siders a un buen puesto final. Otro buen escalador es José Herrada, y contra el crono podríamos destacar a Jesús Del Nero.

Al igual que en la clasificación general, la pelea por los sprints estará reñida, pues varios sprinters de cierto nivel se dan cita en la salida del próximo día 4 de agosto. William Bonnet, Jimmy Casper o Joaquim Sobrino intentarán ponerle difíciles las cosas al local Candido Barbosa, veterano compañero de  David Blanco y una “institución” en la prueba donde tiene 18 victorias parciales y tres segundos puestos en la general, gran sprinter, contrarrelojista (sobre todo en prólogos) y rápido en llegadas en cuesta.

Cabe destacar que para desgracia del público local, los grandes nombres del pelotón portugués no disputarán la prueba, como son Rui Costa, Tiago Machado o Sergio Paulinho.

En cuanto a presencia de equipos destacan el Xacobeo Galicia con una formación un tanto inexperta y el Rabobank Continental Team, con alguna joya en ciernes que seguro empieza a mostrar sus habilidades ciclistas.

RECORRIDO

En líneas generales, se trata de un recorrido aceptable que, si bien no aprovecha como pudiera todas las cualidades orográficas del país vecino, sí ofrece algunas etapas que permitirán ver ciclismo de calidad a poco que los competidores se lo propongan. Brillante es la etapa de Mondim de Basto, con un encadenado final bastante bueno. O, sin duda, brillante puede ser la jornada de Lamego, con la media montaña como escenario protagonista. Los participantes, sin embargo, verán condicionadas sus opciones por la subida a Torre, un puerto que será la última oportunidad de atacar y que puede provocar que dichas etapas mencionadas anteriormente resulten poco movidas por la presencia de este coloso.

Las etapas montañosas acaban todas en alto, cosa que puede evitarse en el caso de Torre, pues es un durísimo puerto de paso con muchas variantes (4 vertientes principales y todas duras), enlazable con otros puertos  y con ciudades relativamente grandes en sus proximidades para albergar un final de etapa. Por ejemplo en 2005 se subió Torre por Seia con final en Fundao con grandes diferencias. Más abajo profundizaremos en este tema.

La larga y dura subida a Torre por Seia será de nuevo un punto clave de la carrera, ya que es un icono de la misma y suele deparar muchas diferencias.

La etapa de Lamego termina en un puerto de segunda no muy duro y va precedido de un puerto empinado y rompedor, lo que anima a los ataques lejanos. La contrarreloj, ubicada tan al final, puede condicionar la carrera pero es un clásico de la prueba. La última etapa, sin embargo, aporta un circuito final que podría terminar de decidir la general en caso de que esté apretada, pero que en nuestra opinión necesitaría algo más de dureza para lograr ese objetivo.

En todo caso un recorrido aceptable y con muchas cosas positivas para una carrera de este nivel, aunque todas las etapas de montaña tienen final en alto compartiendo ese mismo error con otras muchas pruebas.

PRÓLOGO Viseu 5,5 km (CRI)

La carrera comienza con un prólogo contrarreloj de apenas 5 kilómetros y medio básicamente planos. Si bien no se trata de una jornada determinante, sí puede ser importante llevar ventaja a los rivales, sobre todo en el aspecto psicológico. Los favoritos mejor especializados en este terreno deberían intentar sacar buena tajada con respecto a los mejores escaladores para tener un colchón amplio.

1ª Etapa  –  Gouveia / Oliveira de Azeméis 190 km

Esta primera etapa consta de buena longitud y un recorrido bastante rompepiernas. El final estará ubicado en una ligera cuesta de 1 km al 6%, por lo que los velocistas puros tendrán que batirse para lograr la victoria y que no se la arrebate una escapada o fugado sorpresa de última hora. Barbosa es el claro favorito si está en forma. Los favoritos deberán estar atentos para no perder tiempo debido a los cortes en el repecho final. Se hacen dos pasos por meta, lo que puede hacer que los aventureros conozcan el terreno para saber qué aspiraciones pueden tener a la hora de atacar con posibilidades de réditos.

2ª Etapa  –  Aveiro / Santo Tirso (N. Sra. Assunção) 152,3 km

Tras la primera jornada llana, los escaladores y favoritos recuperarán el pulso a la Vuelta. El final en Nuestra Senhora de Assunçao, de apenas 8 km de longitud, marcará escasas diferencias, pues no es un puerto muy duro, superando aproximadamente 400 metros de desnivel, lo que arroja una media alrededor del 5% . La general se apretará aún más debido a que los hombres fuertes comenzarán a querer posicionarse y sondear el estado de forma del resto de rivales.

3ª Etapa  –  Santo Tirso / Viana do Castelo 173,7 km

Un respiro aguarda a los favoritos, que cederán el protagonismo a los sprinters y los interesados en la victoria parcial. Se trata de una etapa quebrada, con dos puertos puntuables de cierta entidad, sobre todo el segundo, a mitad de carrera. El final es totalmente llano, realizando un circuito alrededor de la ciudad que acogerá este nuevo duelo entre velocistas.

4ª Etapa  –  Barcelos / Sra. da Graça 175,8 km

Etapa de alta montaña la que nos ocupa. El perfil es ondulado hasta la llegada a las faldas de Campanhó, un puerto de primera categoría de gran entidad, pues supera aproximadamente 700 metros de desnivel en poco más de 12 km. Su cumbre precede un descenso que conduce a Mondim de Basto, lugar donde comienzan las rampas del exigente puerto de Nuestra Senhora de Graça, donde estará ubicada la meta. Serán algo más de 10 km de ascenso con una pendiente media cercana al 7% y rampas bastante duras en su parte final. Los escaladores deberán aprovechar este duro encadenado final tan habitual en la Vuelta a Portugal, donde casi siempre se calibra cuáles son los verdaderos aspirantes a portar el amarillo definitivo en Lisboa.

Detalle del final de la etapa a partir del primer paso por Modim de Basto, con Alto Campanhó y Sra. de Graça.

.

5ª Etapa  –  Fafe / Lamego 172,4 km

Bonita etapa de media montaña con final en alto nos espera en esta quinta jornada de la ronda portuguesa, que habrá afrontado el día anterior su única jornada de reposo, en la que se celebra una marcha cicloturista que recorre la parte final de la etapa anterior.
Desde la salida se sucede el terreno sinuoso y complicado, salpicado con tres puertos de tercera bastante exigentes y repechos no puntuables hasta llegar al kilómetro 140, donde da comienzo la penúltima subida del día, Armamar. Es un puerto corto, de 6 km con una elevada pendiente media y que puntúa de segunda categoría. El pelotón, si se pone un ritmo elevado, puede resquebrajarse en sus rampas, afrontando tras él un descenso que nos deja en el pie de la última montaña del día, el puerto de Lamego. Éste no entraña tanta dificultad como el anterior, siendo bastante más tendido y un poco más largo, por lo que la jornada propicia ataques en el puerto anterior. Los favoritos, si salen ofensivos y mueven la carrera de lejos, pueden provocar que haya buenas diferencias y un espectáculo ciclista de primer nivel.

Detalle del perfecto encadenado final, con la dura subida a Armamar y el final más tendido en Lamego.

.

6ª Etapa  –  Moimenta da Beira / Castelo Branco 222,1 km

Tras la tempestad llega la calma con una etapa muy larga, quizás excesiva cuando en el kilómetro 190 se realiza el primer paso por Castello Branco. Este hecho puede provocar que los equipos de los sprinters dejen la carrera suelta y una fuga pueda llegar a buen puerto. La jornada es básicamente llana, con la primera mitad rompepiernas y un puerto puntuable de tercera categoría. Si los equipos de los velocistas quieren controlar no lo deberían tener complicado, pues la llegada es sencilla orográficamente hablando.

7ª Etapa  –  Idanha-a-Nova / Seia (Torre) 168 km

  • Alto de Torre, 28Km. al 4.9%, 1399n. de desnivel y 328 de coef. APM

Quizás la etapa reina de esta 72 edición de la Vuelta a Portugal. Un final clásico como el Alto de Torre (categoría especial) marcará la carrera y, si no lo impide la contrarreloj posterior, la dejará vista para sentencia o bien reducirá en gran medida el plantel de aspirantes a la victoria final. Son casi 30 km de subida con tramos bastante diferenciados entre sí, incluso con algún descanso, pero donde destaca un tramo central de 4 km al 8,8%. El resto de la etapa es básicamente llana salvo la ascensión a Carrazedo, de primera categoría.

Es una pena que este puerto, el más duro de la Portugal peninsular, no sea utilizado como puerto de paso para romper la carrera de lejos. (salvo  en 2005 como apuntamos más arriba). A Torre se ha subido en la Grandísima por tres de sus 4 vertientes: Seia como este año, por Covilha en 2003 (>300APM) por última vez y por Manteigas en 2004 al menos.

Sin embargo, la 4ª vertiente y la más dura de todas ellas está inédita. Es la vertiente que asciende a Torre desde Vide, que nos dio a conocer el blog O Pintainho. Los datos de la misma son: 31,55 km, 1688m. de desnivel, 5,4% de media, y coef. APM de 415. Rampas máximas del 19% y su km más duro al 11,5%. Con estos números, es la subida más dura de todo el Portugal continental, y también la más dura del Sistema Central.

Aunque para hacer una gran etapa de montaña con Torre como puerto de paso lo mejor sería terminar en Seia, Covilha o Fundao tras descenso, también se pueden hacer verdaderos etapones con final en Torre, subiendo por dos de sus vertientes, la primera de ellas de paso. Por ejemplo, una alternativa a la etapa de este año sería la siguiente:

Recorrido alternativo para la etapa, incluyendo la terrible vertiente desconocida de Torre por Vide. Click en la imagen para ver el plano.

En esta etapa se subiría Torre por Vide, luego se bajaría a Manteigas para subir Penhas Douradas (12,6Km al 5,6%, 151APM con 5km iniciales al 8%) para terminar subiendo de nuevo a Torre, en esta ocasión desde Sabugueiro o lo que es lo mismo, la misma subida que desde Seia pero sin los primeros 10 km. Además, los corredores pasarían dos veces por la parte alta (la más tendida) de Torre, algo que agradecerían los espectadores. Con este encadenado final y la dureza del puerto de categoría especial, lo lógico es que la carrera se rompiera muy lejos de meta… además, los dos puertos de primera parecen tendidos en sus números totales, pero tienen pendientes altas en su parte inicial.

8ª Etapa  –  Oliveira Hospital / Oliveira do Bairro 169,9 km

Como viene siendo habitual en esta edición, tras una etapa importante viene una jornada de relativa calma. De nuevo los sprinters vuelven al primer plano de favoritismo en la victoria parcial, dejando un día de descanso a los líderes. Las fugas tendrán difícil llegar debido a que el terreno no permite más alegrías que las que el propio pelotón les permita a los hipotéticos fugados. Otra vez un circuito en la parte final que al menos le dará emoción a la etapa.

9ª Etapa  –  CRI – Pedrógão / Leiria 32,6 km


La etapa que terminará por decidir el ganador será esta contrarreloj individual de 32 km totalmente llanos. Los escaladores deberán haber cogido buenas rentas para defenderse de sus enemigos rodadores con solvencia, pues el perfil de la etapa es totalmente llano. El viento puede ser un enemigo mortal para los no especialistas, pues el recorrido se inicia paralelo al mar durante varios kilómetros y durante el resto del recorrido por zonas abiertas al elemento.

10ª Etapa Sintra – Lisboa 154,2 km

Como postre, la etapa que cierra esta edición trascurre por un trazado peligroso, al menos en su primera parte. La capital portuguesa acoge una etapa rompepiernas y sinuosa en su parte inicial, que termina con 5 vueltas a un circuito por sus calles. Este circuito tiene 7,1Km que transcurren en “ida y vuelta” por las mismas amplias avenidas en un sentido y otro, y presenta un repecho no muy duro en la zona de meta frente a la plaza del Marques de Pombal, justo en pleno repecho.

La idea de acabar con un circuito quebrado en Lisboa es muy buena, pero el circuito en sí apenas tiene dureza como para romper la carrera, y sería esperable un sprint de un grupo relativamente grande. Y es una pena, porque Lisboa ofrece estupendas  opciones para hacer circuitos urbanos, ya sea por el Parque de Monsanto como en los mundiales de 2001, o por la multitud de empinadisimas calles de la ciudad, en muchas ocasiones hasta empedradas.

Anuncios

5 comentarios en “VUELTA A PORTUGAL 2010

  1. Un recorrido equilibrado y bastante atractivo, si además los corredores lo hacen como en las últimas ediciones el espectáculo está garantizado.

    • y se me olvidaba…en la nomina de sprinters creo que Pacheco llega en forma, y es un corredor que ya ha ganado en la Volta a Portugal varias etapas.
      un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s