GIRO DEL TRENTINO 2010

Del 20 al 23 de abril, en plena semana de las clásicas de las Árdenas (Amstel Gold Race, Flecha Valona y Lieja-Bastoña-Lieja), se disputa una nueva edición del Giro del Trentino, seguramente la carrera por etapas más montañosa del calendario ciclista en proporción a su duración (al menos en profesionales) … y cada año que pasa más. Y es que si la pasada edición ya tuvo el recorrido más duro de su historia, en palabras de los propios organizadores, este año es todavía más exigente.

Esta abundancia de montaña en pocos días de competición convierte al Giro del Trentino en un estupendo test para los corredores que tengan en mente disputar el Giro de Italia, lo que históricamente ha provocado una gran participación, especialmente de corredores italianos. Este año no será una excepción y la lista de partipantes tendra un gran nivel, destacando Ivan Basso (vencedor de la pasada edición y del Giro de Italia 2006) y Franco Pellizotti, ambos del equipo Liquigas, Alexandre Vinokourov, Michelle Scarponi, Ricardo Ricco, Przemyslaw Niemec, José Rujano, Stefano Garzelli y Gilberto Simoni, doble vencedor del Giro de Italia (2001-2003) y probablemente en su último año como profesional. El gran ausente será precisamente el record de victorias en la general de la prueba, Damiano Cunego, con triunfos en 2004, 2006 y 2007.

Centrándonos en el recorrido y como comentábamos al principio, este año será especialmente duro, algo que anticipamos hace unos meses al conocer las primeras noticias sobre el recorrido -> breves – etapa reina del Giro del Trentino 2010.

De 4 etapas, 3 tienen abundante montaña … y la otra es una contrarreloj inidividual. Pero lo mejor es que esa dureza no está puesta de cualquier manera, sino que las 3 jornadas montañosas son completamente distintas entre sí y están, en general, bien diseñadas: San Martino di Castrozza – etapa de mucho desgaste, con un gran puerto de paso y final en subida tendida;  Trento – final llano en una etapa muy favorable para las escapadas, con un puerto largo de salida y varias trampas en el recorrido; Alpe di Pampeago – final en alto muy duro con terreno “pestoso” previo.

Esto provoca mayor variedad e interés en la carrera, ya que tanto las tácticas como los corredores a los que favorece el trazado cambiarán según cada etapa. Además, la presencia de una crono el primer día es perfecta para que los escaladores se vean “forzados” a ser más ofensivos en la montaña, aparte de dar una oportunidad a los rodadores. Otro cuestión positiva es el atrevimiento de los organizadores, que se demuestra en temas como la inclusión de varios puertos por encima de los 1.600 m de altitud, algo que a estas alturas de año puede ser problématico por el riesgo de nevadas.

La pega es que el orden de varias etapas no es el adecuado (en nuestra opinión) y tenía fácil solución: simplemente intercambiando las jornadas de San Martino y Alpe di Pampeago hubiera quedado un recorrido más propicio para ver movimientos lejanos de los favoritos, con el final en “muro” primero y la etapa de San Martino, que depende más de la actitud de los corredores al tener  el puerto más duro bastante  lejos de meta, colocada el último día y siendo una invitación a los ataques a la desesperada.

Además la crono, teniendo en cuenta la exigencia del recorrido, es demasiado corta. Y luego un tema que no es estrictamente deportivo: la poca utilización de la región dónde se disputa la carrera, ya que las 4 etapas se desarrollan prácticamente en la misma zona, recorriendo casi las mismas carreteras de un día para otro y dejando sin tocar muchísima parte del Trentino (aparte de repetir la misma subida estrella de 2009: Alpe di Pampeago).

Lo curioso es que estos fallos no estaban en el recorrido del año pasado, con una estructura perfecta y abarcando más terreno … pero a cambio la edición de este año tiene las etapas mejor diseñadas. Una combinación de los 2 sería el “recorrido perfecto”. En cualquier caso, más alla de la longitud de la crono y el orden de las etapas de Pampeago y San Martino, que si los corredores son ofensivos tampoco debería ser especialmente negativo, un recorrido de notable, con alicientes más que de sobra para que haya un gran espéctaculo, tanto en la lucha por las victorias parciales como de cara a la general.

Es una verdadera lástima que esta carrera no vaya a  poder verse en España, salvo milagro de última hora.

Análisis etapa por etapa


1ª ETAPA (Martes 20 Abril):  RIVA DEL GARDA – TORBOLE SUL GARDA  (C.R.I.)  (12,5 km).  Rutómetro / Últimos km.

El Giro del Trentino 2010 empieza con una etapa contrarreloj casi completamente llana de 12,5 km, con salida en Riva del Garda y  llegada en Torbole, ambas localidades a las orillas del famoso Lago di Garda. Una jornada para que los especialistas contra el crono dicten su ley y distancien lo máximo posible a los escaladores.

Nos parece un gran acierto que la carrera empiece con una crono, equilibrando (en parte) el recorrido y haciendo más factible que los corredores aprovechen al máximo la montaña. Eso si, como coméntabamos  en la introducción y teniendo en cuenta la dureza de las etapas montañosas, no hubiera estado mal  que el kilometraje fuera superior, cercano a los 20 km como en la pasada edición.

– – – – –

2ª ETAPA (Miercolés 21 Abril):  DRO –  SAN MARTINO DI CASTROZZA  (172,5 km).  Rutómetro / Últimos km.

Dificultades montañosas:

La etapa reina del recorrido, con el larguísimo Passo del Brocon y varios puertos más antes del tendido final en San Martino di Castrozza, localidad situada en mitad de la ascensión al Passo di Rolle, en plenos Alpes Dolomitas.

Los primeros 50 km no tienen especial dificultad, pero a partir del paso por la ciudad de Trento el recorrido se endurece con la ascensión a Vigolo Vattaro, aunque por su vertiente mas tendida. Una vez coronado, pequeño falso llano seguido de un corto pero vertiginoso descenso (por dónde se subirá en la etapa siguiente) y 25 km más o menos llanos hasta llegar al inicio del gran puerto de la jornada, el Passo del Brocon: un puerto “2 en 1” al encadenar la subida al Passo Forcella más la ascensión al Passo del Brocon propiamente dicha.

El interminable Passo del Brocon es el puerto más duro de la jornada, con más de 1500 m de desnivel acumulado. Perfil de cyclingcols.com

Después del llano de la cima, rápido descenso antes de afrontar el siguiente puerto de la jornada, el Passo di Gobbera, no puntuado por la organización pero que sirve para mantener la continuidad de la dureza, ya que está completamente encadenado con Brocon y su bajada dejará a los corredores muy cerca del inicio de la ascensión a San Martino di Castrozza. Esta subida no tiene casi rampas duras y la carretera está en perfecto estado, pero se mantiene bastante constante en torno al 6-7% durante los 10 km centrales. Recientemente, fue también la llegada de la 4ª etapa del Giro de Italia 2009, pero en aquella ocasión el recorrido previo era más blando, con sólo Croce d´Aune.

San Martino di Castrozza, una subida tendida pero donde debería notarse el desgaste previo. *El kilometraje inicial y final no corresponde con esta etapa sino con la del Giro de Italia 2009.

Una etapa realmente interesante, con mucho desgaste acumulado y un gran puerto como Brocon (que además se recupera para el ciclismo profesional después de muchos años olvidado) colocado en el sitio justo para romper, seguido de un terreno muy complicado hasta la meta.

El problema de esta jornada viene de su colocación en la carrera. Debido a su diseño, con el puerto más duro lejos de meta (y sin rampas muy elevadas)  puede resultar espectacular pero necesita de una actitud ofensiva de los corredores … algo que no se favorece con un final tan duro como Pampeago en la última etapa, ya que en esa jornada es posible hacer grandes diferencias en apenas 4 km y aquí es necesario “currárselo” desde más lejos. Intercambiando el orden de las 2 etapas sería más factible que ambas se aprovecharan al máximo. De todos modos, el terreno (y muy bueno) está a disposición de los corredores y ellos tienen la última palabra.

Sobre opciones alternativas a la etapa, se podría hacer incluso más dura añadiendo Vetriolo Terme (hasta el cruce) antes del Passo Brocon, pero teniendo en cuenta la exigencia del resto del recorrido casi mejor dejarla tal cual.

– – – – –

3ª ETAPA (Jueves 22 Abril):  FIERA DI PRIMIERO – TRENTO  (164 km).  Rutómetro / Últimos km.

Dificultades montañosas:

La 3ª etapa llevará a los corredores desde Fiera di Primiero a Trento, con un recorrido muy propicio para la escapadas … y dónde los favoritos y sus equipos tendrán que estar muy atentos para no llevarse un buen susto. Jornada trampa.

Nada más iniciarse la etapa, el Passo di Rolle entero (en la jornada anterior se subía hasta San Martino): más de 20 km de puerto, sin grandes rampas pero muy constante y que se le puede atragantar a más de un corredor. Esperemos que las condiciones climatológicas sean favorables y permitan el paso por el puerto, de casi 2.000 m de altitud.

Passo di Rolle, un puerto sin grandes rampas pero más de 1.200 m de desnivel.

Largo e irregular descenso hasta Predazzo, y a partir de ahi 30 km más o menos sencillos antes de iniciar el siguiente puerto, Monte Sover (hasta el cruce de Baselga di Pinei), apenas 3 km pero al 8,5% de pendiente media. Después de coronar se entra en una zona amesetada, de unos 15 km, antes de empezar la auténtica bajada (desde el cruce de Brusago) hasta Pergine Valsugana. Desde aquí a Calceranica, inicio de la última ascensión del día, hay menos de 10 km … pero en la etapa se convertirán en 30 km al hacer un bucle por los alrededores, incluyendo un doble paso por Pergine y Calceranica.

La subida a Vigolo Vattaro por la vertiente este es similar a Monte Sover, con casi 3 km iniciales al 8% y un falso llano posterior, aunque en este caso  mucho más corto y con repecho final durillo. Aunque la etapa no acaba aquí, este puerto será un punto clave para su resolución.

Vigolo Vattaro, con el inicio bastante duro

Descenso hacia Trento (por la misma vertiente que se subió el día anterior), pero en vez de finalizar la etapa directamente se dará un rodeo al sur de la ciudad, con los 10 km finales casi completamente llanos.

Una etapa aparentemente de transición, después de la jornada reina y antes del duro final en Pampeago, pero que puede resultar muy peligrosa para los favoritos, con un largo puerto de salida dónde es más que probable que haya múltiples intentos de escapada y un terreno posterior con subidas cortas pero duras como Monte Sover y Vigolo Vattaro.

Eso si, pese a tener un recorrido interesante, los organizadores han añadido varios bucles innesarios que lo único que hacen es alejar los puertos entre sí y de meta. Eliminándo esos rodeos quedaría un kilometraje bastante corto (alrededor de 130 km) … pero se podría solucionar subiendo Redebús entero (parte final detallada) y añadiendo Vetriolo Terme antes de Vigolo Vattaro.

Versión dura de la etapa, con Rolle (1), Monte Sover (3), Redebús (2), Vetriolo Terme (1) y Vigolo Vattaro (3) antes del final directo en Trento.

De todos modos, teniendo en cuenta como son las demás etapas, tampoco pasa nada porque en ésta haya bastante terreno llano de un modo “artificial”, incluso ayuda a equilibrar el recorrido y dar oportunidades a otro tipo de corredores.

– – – – –

4ª ETAPA (Vierbes 23 Abril):  ARCO – ALPE DI PAMPEAGO (TESERO)  (172,1 km).  Rutómetro / Últimos km.

Dificultades montañosas:

La última y decisiva etapa del Giro del Tentino 2010 terminará en la durísima ascensión a Alpe di Pampeago, una subida bastante habitual en los últimos años ya que también fue final de etapa en el Giro del Trentino 2009  y en varias ediciones del Giro de Italia (2008, 03, 99, 98).

El inicio de la etapa es bastante pestoso, ya que los primeros 70 km pican hacia arriba, con mayor o menor intensidad dependiendo de los tramos, hasta culminar en Sella di Andalo (18 km finales del perfil + 2,3 km a casi el 4%). Fuerte descenso hasta la localidad de Mezzolombardo y a partir de ahí 12 km casi completamente llanos hasta el cruce de Lavis, inicio de la subida no puntuada (aunque con tramos muy duros) a Serci.

La irregular ascensión a Serci es la mayor dificultad de la etapa … Pampeago aparte.

Pasada esta ascensión el recorrido suaviza, con 45 km relativamente sencillos … pero menos de lo que indica el perfil oficial de la organización, ya que el repecho de Segonzano tiene bastante dureza. Al paso por Molina di Fiemme, a 15 km de la llegada, se entrará en la parte decisiva de la etapa, con la ascensión a Castello di Fiemme como aperitivo del brutal Alpe di Pampeago: 7,65 km a casi el 10% de media … y 4 km finales al 11,6%, que resultan todavía mas duros de lo que indica el % debido a un trazado muy rectilíneo.

La durísima ascensión a Pampeago será el final de etapa … y del Giro del Trentino 2010

Pese a su corta longitud, Alpe di Pampeago debería marcar grandes diferencias, como ha sucedido casi siempre que ha sido final de etapa,  ya sea en esta carrera o en el Giro de Italia (con victorias entre otros de Marco Pantani, Pavel Tonkov y Gilberto Simoni). Además el recorrido previo, aunque no tiene grandes puertos, es muy pestoso.

La mayor pega de esta etapa viene de su colocación en la prueba. Y es que situada el último día puede afectar negativamente a la actitud de los corredores en las etapas previas, especialmente a la jornada de San Martino di Castrozza. En ese sentido, nos parece más acertado el orden del año pasado, con Pampeago justo después de la crono inaugural para que los ciclistas no tuvieran la tentación de especular en el resto de jornadas.

– – – – – .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s