GIRO DE ITALIA 2011 – 1ª SEMANA

Las demás entradas sobre el Giro 2011:

– – – – –

Análisis de las etapas 1ª a 9ª


1ª ETAPA (Sábado 7 Mayo):  VENARIA REALE – TORINO  (19,3 km)  (C.R.E.).  Rutómetro / Últimos km

El Giro de Italia 2011 da comienzo con una contrarreloj por equipos de 19,3 km entre Venaria Reale y la ciudad de Turín, con un recorrido casi completamente llano.

Los primeros km son bastante técnicos, incluyendo bastantes curvas, pero la gran mayoría del trazado es muy propicio para coger altas velocidades, con predominio de largas rectas que favorecen a los equipos con potentes rodadores. De todos modos, el escaso kilometraje no hace preveer grandes diferencias.

No es mala idea empezar una gran vuelta con una crono por equipos pero, teniendo en cuenta la escasez de crono individual y que además las 2 etapas de este tipo no llegan hasta la 3ª semana, creemos que hubiera sido más acertado que esta primera etapa fuera una C.R.I. de kilometraje similar, para equilibrar un poco el recorrido.

– – – – –

2ª ETAPA (Domingo 8 Mayo):  ALBA – PARMA  (244 km).  Rutómetro / Últimos km

Dificultades montañosas:

  • Tabiano Castello, 4ª (km 210,4):  315 m – 3 km – 5,8 %

.

La primera etapa en línea es sorprendentemente la etapa más larga de toda el Giro, con nada menos que 244 km de recorrido entre las localidades de Alba y Parma.

El trazado es casi totalmente llano, con la única dificultad reseñable de la cota de Tabiano Castello: 3 km en torno al 6%. Se corona a 34 km de la línea de meta, restando un terreno muy favorable para el trabajo del pelotón. A priori, una jornada claramente destinada al sprint masivo. Y harían bien los velocistas en aprovechar esta oportunidad, ya que no van a tener muchas a lo largo de toda la carrera.

Lo más criticable de esta etapa es su longitud, ya que si bien las etapas largas son necesarias resulta un poco extraño que en la primera jornada en línea los organizadores programen un kilometraje tan elevado.

– – – – –

3ª ETAPA (Lunes 9 Mayo):  REGGIO EMILIA – RAPALLO  (173 km).  Rutómetro / Últimos km

Dificultades montañosas:

  • Madonna delle Grazie, 4ª (km 164):  183 m – 2,6 km – 6,9 %

.

Jornada de difícil catalogación, con un recorrido a medio camino entre etapa llana (como la ha considerado la organización) y etapa de media montaña debido a los 45 km finales, que incluyen varios pequeños puertos y un último repecho 4 km de la línea de meta.

Las primeras 3/4 partes de la etapa son básicamente llanas, si bien el terreno va picando casi siempre hacia arriba (aunque de un modo muy suave). Es a partir del km 127, al paso por la localidad de Santa María del Taro, cuando se complica la ruta con el inicio del Passo del Bocco. Una vez coronado, a 40 km de la línea, hay un largo y revirado descenso en busca de Chiavari y la costa mediterránea.

Pero las dificultades no acaban ahí, ya que en los 12 km finales los corredores tendrán que superar el encadenado de Madonna delle Grazie (2,6 km a cercanos 7% y con un tramo de 500 m a casi el 9%) y una cota de 950 m al 7,3% a sólo 4 km de la llegada, restando un terreno llano o de suave descenso.

La parte final de la etapa, con Madonna delle Grazie y el repecho posterior.

Un final muy atractivo y favorable para los clasicómanos y sprinters que pasen bien los pequeños puertos. Salvando las distancias tiene cierto parecido con los km finales de la Milan – San Remo, con subidas más cortas pero a cambio mejor encadenadas.

En cuanto a opciones alternativas, se podrían haber endurecido más los km finales incluyendo el Passo della Croccetta (6 km al 8,7 %), cuyo descenso dejaría a los ciclistas justo en Rapallo. Incluso cabría la posiblidad de hacer un pequeño bucle después del Bocco y subir el tremendo Passo Ghiffi, inédito desde la famosa cronoescalada del Giro 1994 con victoria para Berzin por delante de Indurain y Pantani. De todos modos, teniendo en cuenta el global de la carrera, creemos que es acertado que la organización no haya “cargado” mucho esta etapa.

– – – – –

4ª ETAPA (Martes 10 Mayo):  GENOVA/QUARTO DEI MILLE – LIVORNO  (216 km).  Rutómetro / Últimos km

Dificultades montañosas:

  • Castellaccio, 4ª (km 200,5):  288 m – 4,6 km – 6 %

.

La 4ª etapa vuelve a tener un recorrido en parte llano y en parte de media montaña, aunque con mayor kilometraje, un inicio más duro y sobre todo una última subida corta pero muy rompedora, con rampas de hasta el 18%

De salida el recorrido es bastante complicado y favorable para la formación de escapadas, teniendo que superar el Valico di Ruta y Madonna delle Grazie (este último en sentido contrario a como se hizo en la etapa previa) antes de la larga e irregular ascensión al Passo del Bracco, con varios km al 7% pero también muchos descansillos.

Terminada la bajada del Bracco cambia completamente el terreno, con más de 100 km llanos … aunque atención a la posibilidad de formación de abanicos, ya que durante muchos km se circulará paralelo a la costa. En el km 189 de la etapa se hará un primer paso por Livorno, iniciando el bucle final que incluye el “muro de Castellaccio: 2,2 km finales al 9,4 % … a pesar de una bajada intermedia. Y es que tiene un km entero a más del 12%, entrando en la lista de km más duros en carrera, y un último tramo de 650 m al 13,2 %. Después de coronar, a 15,5 km de la llegada, hay unos 5 km de bajada que dan paso a 10 km finales totalmente llanos hasta la línea de meta en Livorno.

La cota de Castellaccio, toda una encerrona con rampas de hasta el 18%.

Una etapa interesante, con terreno inicial para fugas y una subida muy dura cerca de meta que a buen seguro seleccionará el pelotón. A priori, lo más probable es que se resuelva mediante un sprint reducido, aunque no es descartable que pudiera triunfar una escapada si el pelotón se lo toma “con calma”.

Respecto a los favoritos, aunque esta sea la jornada anterior a una etapa a priori más decisiva, la presencia de la cota de Castellacio y el peligro de que se produzcan abanicos en el terreno previo hace que deban estar muy atentos si no quieren llevarse un susto.

– – – – –

5ª ETAPA (Miércoles 11 Mayo):  PIOMBINO – ORVIETO  (191 km).  Rutómetro / Últimos km

Dificultades montañosas:

  • Roccastrada, np (km 61,6):  377 m – 5,8 km – 4,8 %
  • Passo dell’Incrociata (Arcidosso-Santa Fiora), np (km 109,5):  815 m – 22,4 km – 3,2 %
  • Saragiolo, 3ª (km 120,4):  930 m – 6,6 % – 3,7 %
  • Croce di Fighine, 2ª (km 154):  732 m – 3 km – 5,5 %  *cifras oficiales aunque no coinciden ni con el tramo de “sterrato” ni con la subida entera.
  • Orvieto, np (km 190,6):  280 m – 2,2 km – 5,8 %

.

Una de las jornadas más esperadas de este Giro de Italia, con un recorrido de media montaña entre Piombino y Orvieto que además de los puertos incluye 22,7 km de pistas de tierra, “sterrato”, en 3 tramos en la parte final de la etapa, al estilo de la Montepaschi Strade Bianche y la espectacular etapa de Montalcino del Giro 2010. De hecho es la misma zona, al sur de la ciudad de Siena, aunque sin llegar a coincidir ningún tramo.

El inicio de la etapa no tienen apenas dificultades, pero pasado el km 55 los corredores tendrán que afrontar la subida a Roccastrada, que no puntúa pero se podría considerar perfectamente un 3ª. Después de la bajada hay unos 20 km llanos antes de comenzar el siguiente puerto: la larguísima e irregular ascensión a Saragiolo, más de 30 km con zonas de cierta exigencia pero también descansillos e incluso bajadas intermedias de varios km, como la anterior a Santa Fiora. Seguramente ese sea el motivo por el cual la organización sólo ha contado como puerto el último tramo, aunque no deja de ser un poco extraño ya que la subida previa es más dura.

La larga subida "en escalera" a Saragiolo por Montenero, Arcidosso y Santa Fiora.

Una vez coronado, a 70 km de meta, descenso en busca del Ponte del Rigo para después de unos 15 km llanos encarar la parte decisiva de la etapa con el puerto de Croce di Fighine. El inicio de la subida es bastante dura, con un km al 9%, pero enseguida baja la pendiente habiendo incluso una suave bajada antes de llegar a San Casciano dei Bagni. Precisamente en esa localidad está el cruce para entrar en el primer tramo de tierra, en perfecto estado (en los mapas viene marcado como carretera normal) … pero con 1,9 km iniciales al 8,7 %, incluyendo una zona de 800 m al 12% y con máximas del 15% hasta alcanzar un primer altillo. A continuación, un km de falso llano ascendente antes de iniciar la fuerte bajada, con una zona llena de curvas pasado el propio pueblo de Fighine y todavía por pista sin asfaltar, lo que si llueve puede complicar mucho el descenso. Esperemos que en cualquier caso no se produzcan caídas. En este enlace hay varias imágenes de la pista de tierra -> fotos del “sterrato” de Croce di Fighine (al final de la página enlazada).

Los últimos 45 km de la etapa, con Croce di Fighine seguido por 2 repechos antes de una zona llana y el repecho final de Orvieto.

No está muy claro en que punto se vuelve a circular por asfalto, ya que el perfil y el rutómetro oficial se contradicen (algo que también sucede respecto a la cima de Fighine): según el primero sería antes de terminar la bajada mientras que de acuerdo al rutómetro se continuaría por pista de tierra durante varios km más, hasta un cruce cerca de Fabro. Las fotos aéreas parecen dar la razón al perfil oficial, pero no nos atrevemos a asegurar que ese tramo de falso llano esté completamente asfaltado. En cualquier caso, poco después de ese cruce y coincidiendo con un nuevo repecho comienza el segundo sector de tierra: 2 km al 4,6%. hasta llegar a L´Osteriaccia. A partir de ahí la subida continúa por carretera asfaltada durante 700 m, para justo cuando se corona el repecho entrar en el tercer sector de tierra: 9,5 km que incluyen bajada, un repecho de 1,3 km al 6,5 % (aproximadamente) y un nuevo tramo de bajada.

Cuando los ciclistas vuelvan a circular por una carretera asfaltada restarán 15 km para la línea de meta, los primeros 12,5 km llanos pero seguidos por el  duro repecho de Orvieto, con rampas de hasta el 15%, y un tramo de subida ya más tendido en busca de la Piazza Cahen, con 350 m finales ya sí completamente llanos.

Cerca de meta los corredores tendrán que superar un duro repecho con 600 m al 12 %.

Una etapa muy atractiva, tanto por su orografía como sobre todo por el uso de pistas de tierra, siendo el Giro la única de las tres grandes que se atreve con algo parecido … y de un modo bastante habitual en los últimos años -> pistas de tierra en el Giro, si bien también hay que reconocer que el Tour 2010 incluyó tramos de pavés y La Vuelta la subida hormigonada a la Bola del Mundo. Siempre que se respeten unas condiciones mínimas de seguridad, nos parece un gran acierto que los organizadores apuesten por superficies alternativas al asfalto.

Un aspecto clave serán las condiciones meteorológicas. Si hace sol no parece muy previsible que haya diferencias entre los favoritos (aunque tampoco es descartable) … pero si llueve se podría repetir el espectáculo épico de Montalcino 2010, aunque también es cierto que aquel recorrido era más rompedor y además la carrera ya venía seleccionada debido a una caída previa (que tuvo lugar en una carretera asfaltada, no en un tramo de tierra).

El trazado de la etapa ha sufrido varias cambios desde la presentación, ya que inicialmente el único tramo de tierra era el de Croce di Fighine, con el Valico di Monte Nibbio intercalado entre Fighine y la llegada en Orvieto. Teniendo en cuenta que Nibbio es una subida tendida y por carretera ancha y en perfecto estado creemos que la etapa ha ganado bastante con los cambios, aunque no deja de ser un poco chapucero que se varíe el recorrido ya presentado sin explicación ni motivo aparente.

La etapa original, con Monte Nibbio antes del repecho final pero sólo un tramo de sterrato.

En cuanto a la zona central de la etapa, hay un alternativa muy interesante  que podría haber roto la carrera incluso antes de llegar a los tramos sin asfaltar: el espectacular Monte Amiata, un puerto paralelo a Saragiolo.

– – – – –

6ª ETAPA (Jueves 12 Mayo):  ORVIETO – FIUGGI  (216 km).  Rutómetro / Últimos km

Dificultades montañosas:

  • Bagnoregio, np (km 6,7):  315 m – 4,6 km – 4,2 %
  • Soriano nel Cimino, 4ª (km 41,7):  450 m – 4,5 km – 4,2 %  *contando subida previa:  11,9 km – 3 %
  • Palestrina, np (km 153,8):  415 m – 7,7 km – 2,8 %
  • Ara del Marmo-Paliano, np (km 177,3):  425 m – 5,2 km – 2,8 %
  • Anagni, np (km 195,8):  405 m – 3,8 km – 5 %
  • Fiuggi -Galleria-, np (km 211,3):  580 m – 6,1 km – 4,1 %

.

Después de la complicada etapa de Orvieto y en vísperas del primer final en alto, llega una jornada a priori más tranquila … aunque con mucho kilometraje y un terreno “ondulado” que incluye varios repechos largos, el último de ellos a menos de 5 km de la llegada, que también pica hacia arriba.

Justo de salida los corredores tendrán que superar el repecho de Bagnoregio, para después de un tramo llano afrontar el único puerto puntuable de la etapa, Soriano nel Cimino, cuyas cifras totales (11,9 km al 3%) resultan engañosas debido a un descansillo intermedio. A partir de ahí el terreno, sin llegar a ser completamente llano, suaviza bastante, con 100 km sin ninguna dificultad reseñable. Será el llegar a las cercanías de la localidad de Gallicano nel Lazio cuando el recorrido vuelva a ganar cierta dureza, con las ascensiones a Palestrina, Paliano y sobre todo Anagni, 3,8 km al 5%, tras cuya ascensión se volverá a la carretera previa, formando un bucle de unos 11 km.

Los últimos 70 km de la etapa, sin puertos de consideración pero bastante quebrados.

Ya en la parte final del recorrido está la ascensión hacia Fiuggi. No tiene mayor dificultad, sin rampas duras y por buena carretera, con un tramo de 5,2 km al 4,4% al que sigue un falso llano de algo más de 5 km hasta alcanzar la línea de meta, que pica hacia arriba con 500 m al 4 %

La tendida subida hacia Fiuggi y el falso llano final, con la llegada picando hacia arriba.

Una etapa bastante imprevisible, donde gracias al terreno quebrado y el largo kilometraje podría triunfar una escapada lejana, pero también resolverse mediante un sprint reducido o incluso masivo si no hay muchas ganas de “batalla” entre los corredores. Para los favoritos, en principio jornada de transición en vísperas de la llegada a Montevergine.

Al igual que las etapas previas y posteriores, ésta es otra de las jornadas donde se ha cambiado el recorrido desde la presentación, ya que la etapa original era más corta, enlazando directamente la subida a La Forma (la primera mitad coincide con Paliano) con el repecho de Acuto antes de llegar a Fiuggi Terme.

– – – – –

7ª ETAPA (Viernes 13 Mayo):  MADDALONI – MONTEVERGINE DI MERCOGLIANO  (110 km).  Rutómetro / Últimos km

Dificultades montañosas:

  • Ciardelli Inferiore, np (km 45,3):  447 m – 5,9 km – 3,6 %
  • Montevergine, 2ª (Meta):  1.260 m – 17,1 km – 5 %

Primer final en alto del Giro 2010, en una etapa de media montaña de apenas 110 km con llegada en el Santuario de Montevergine y que también incluye la ascensión a Serra della Strada.

Nada más iniciarse la etapa hay un corto repecho, seguido de una suave bajada y una ascensión también muy tendida en busca de la localidad de Moiano, dando paso a casi 20 km llanos antes del primer puerto de la jornada, Ciardelli Inferiore, aunque su poca pendiente ha hecho que no puntúe. Después de la bajada hay apenas 6 km llanos antes de comenzar la ascensión a Serre delle Strada, ya con cifras algo más serias aunque no para “asustar” a los corredores: 9,5 km al 5,3 %.

Una vez coronado (a 44 km de meta) y tras un pequeño falso llano, descenso en busca de Prata di Principato Ultra y un pequeño repecho, entrando en una zona más o menos llana de casi 15 km aunque picando hacia arriba a partir de Avellino. Será a 17 km de meta cuando se inicie oficialmente la subida a Montevergine, bastante larga pero sin un solo km por encima del 6,5%. Eso sí, es bastante escénica gracias a su elevada cantidad de curvas de herradura, como se puede ver en el mapa de la ascensión.

La tendida subida al Santuario de Montevergine pondrá punto y final a la etapa.

Una etapa “explosiva” debido a su corta longitud y al poco llano de los últimos 70 km, aunque la escasa dureza de los puertos de paso y de la propia subida final hace muy difícil que se puedan marcar diferencias entre los favoritos. De hecho Montevergine ha sido 3 veces final de etapa en los últimos 10 años (más otra llegada en 1962) y en 2 de ellas, 2007 y 2001, llegaron 40 corredores en apenas un minuto, adjudicándose la victoria en ambas ocasiones Danilo di Luca, también presente en este Giro.

Esta jornada es la que ha tenido mayores cambios en el trazado respecto a lo que se anunció originalmente. Y al contrario que en la etapa de Orvierto aquí ha sido claramente a peor (al menos en nuestra opinión), ya que de acuerdo a lo presentado se iba a pasar por el Monte Taburno, un puerto irregular pero con tramos muy duros y alrededor de 1.100 m de desnivel acumulado. Hubiera sido una etapa todavía mas corta pero a cambio mucho más rompedora, con una ascensión que podría haber roto la carrera casi de salida.

La etapa anunciada en la presentación: algo más corta pero con el Monte Taburno, un 1ª duro.

Para terminar de “rizar el rizo”, hace unos 2 meses se publicó un perfil de la etapa ya con Serre della Strada en lugar de Taburno … pero por una vertiente mucho mas dura que la se hará finalmente, con 2 km iniciales por encima del 13%.

De todos modos y más allá de los cambios, para ser la 7ª etapa no está mal, aunque teniendo en cuenta los muchos finales en alto del recorrido quizás hubiera sido mejor sustituir esta jornada por una contrarreloj individual, haciendo que ya en la etapa del Etna los escaladores tuvieran que ir por todas.

– – – – –

8ª ETAPA (Sábado 14 Mayo):  SAPRI – TROPEA  (217 km)  Rutómetro / Últimos km

Dificultades montañosas:

  • Praia a Mare, np (km 31):  165 m – 3,5 km – 4,2 %
  • Paola, np (km 100,5): 150 m – 3,7 km – 3,8 %
  • Pizzo, np (km 187):  160 m – 5 km – 3 %

.

Larga etapa entre las localidades de Sapri y Tropea, al sur de Italia, siendo junto con la etapa de Parma la única jornada llana de la primera semana … aunque con un repecho muy cerca de la llegada que abre el abanico de posibles resoluciones, dificultando la opción de victoria de los sprinters puros.

Durante casi toda la ruta los corredores circularán en sentido norte-sur y muy pegados a la costa del Adriático, con claro peligro de abanicos si sopla viento de costado y algún equipo “mete cuneta”. Lo que varía mucho es la orografía del terreno, con una primera mitad con múltiples repechos (aunque de poca entidad) pero 110 km finales casi totalmente llanos a excepción del repecho de Pizzo y la subida al centro histórico de Tropea: 650 m al 7,8 % y con varias curvas cerradas. Después de coronar quedarán apenas 1,3 km hasta la línea de meta.

Los km finales son bastante complicados, incluyendo un repecho a sólo 1,3 km de la llegada.

Esa subida final hace que sea una etapa muy favorable para corredores rápidos que pasen bien los pequeño repechos. En cuanto a los favoritos, una jornada a priori tranquila en vísperas de la dura etapa del Etna … pero que podría complicarse si hay viento lateral y donde además no pueden despistarse en los últimos km.

– – – – –

9ª ETAPA (Domingo 15 Mayo):  MESSINA – ETNA (RIF.SAPIENZA)  (169 km).  Rutómetro / Mapa de los puertos / Últimos km

Dificultades montañosas:

  • Taormina, np (km 45,2):  261 m – 3,5 km – 6,4 %
  • Etna (Rifugio Citelli), 1ª (km 90,2):  1.631 m – 18 km – 6,1 %  *sin contar el tramo previo
  • Aci Bonnacorsi, np (km 131,4):  372 m – 5,4 km – 4,4 %
  • Etna (Rifugio Sapienza): 1ª (km 168,1): 1.896 m – 19,1 km – 6,3 %  *sin contar tramo previo

.

Primera etapa de alta montaña del Giro 2011, con un duro recorrido en la isla de Sicilia que incluye dos larguísimas ascensiones a refugios en las laderas del Volcán Etna y con alrededor de 3.400 m de desnivel acumulado en los últimos 110 km de etapa.

La parte inicial del recorrido, por la costa este de la isla, no tiene ninguna dificultad reseñable hasta pasado el km 40, cuando empieza la ascensión no puntuada a Taormina: 3,5 km al 6,4 %. Después del corto y revirado descenso hay algo más de 10 km llanos antes de iniciarse la subida al primer “gigante” de la jornada: el Refugio Citelli por Linguaglossa y Mareneve, con 28 km al 5,6% aunque oficialmente sólo cuenta como puerto a partir del cruce de Linguaglossa (18 km al 6,1 %).

La subida al Etna - Rifugio Citelli, sin apenas rampas duras pero muy larga (los primeros 10 km no se ven en este perfil) y con 9 km centrales al 7%.

Después de coronar hay una larga bajada (en el enlace no sale entera) de más de 20 km hacia Santa Venerina, localidad a partir de la cual el terreno seguirá siendo favorable pero ya con poca pendiente hasta llegar a Acireale, una población costera. En ese punto la carrera volverá a dirigirse hacia el interior de la isla, con la subida a Aci Bonnacorsi (5,4 km al 4,4%) seguida por unos 8 km llanos antes de comenzar la ascensión hacia el Refugio Sapienza, si bien estos primeros km son tan suaves e irregulares que la organización no los ha incluído en los datos del puerto. Es a partir de Nicolisi cuando la subida se pone seria: 19 km al 6,4%, con un tramo de 4 km al 7,9 % a la altura de Villa Platania. Terminada esa zona dura, a unos 4,5 km de la llegada, restarán unos 3,5 km al 5,4 % hasta alcanzar la cota más alta, siendo el km final prácticamente llano.

La larga ascensión al Rifugio Sapienza, con19 km 6,4 % y un pequeño falso llano en la cima.

Una etapa no demasiada larga pero muy dura, con una primera subida al Etna que acumulará desgaste y una ascensión final donde si el ritmo es elevado los favoritos que hayan llegado cortos de forma pueden pasarlo muy mal. Como se suele decir, una etapa clave para saber quién no ganará la carrera. De todos modos la subida no es rompedora por si misma, así que el resultado dependerá mucho de la actitud que muestren los corredores. Otro factor importante puede ser el viento, ya que la parte alta está muy expuesta.

Los 110 km finales de la etapa, con las dos largas ascensiones al Etna.

El Etna, y más concretamente el Refugio Sapienza, no es una llegada del todo desconocida para el Giro, ya que en 1967 termino allí una etapa, con victoria para Bitossi -> perfil / crónica. En 1989 también hubo una etapa con subida por la vertiente de Nicolisi, aunque la meta estaba en la cota 1300 m -> perfil / crónica. Eso sí, en ambos casos el recorrido era considerablemente más blando, con la subida final como único gran puerto.

Respecto a opciones alternativas, los cambios más sencillos serían evitar los rodeos que se darán en la etapa, de hecho en el recorrido anunciado originalmente se iba directamente desde Mascaluccia hasta Nicolisi, eliminando el rodeo por Pedara. Y todavía se podría acortar bastante más la distancia entre las dos ascensiones al Etna, o incluso subir por vertientes más rompedoras, como la inédita que parte desde Zafferana. En cualquier caso, la etapa que se hará finalmente no está nada mal.

– – – – –

JORNADA DE DESCANSO (Lunes 16 Mayo)

– – – – –

4 comentarios en “GIRO DE ITALIA 2011 – 1ª SEMANA

  1. Lo de que decis que seria mejor sustituir la etapa de Montevergine por una crono y dejar la etapa del Etna como el primer finsl en alto no lo veo nada bien. Una CRI mas esta claro que hace falta, pero no quitando esa etapa. Habitualmente en la primera etapa de montaña los corredores tienen mucho miedo y dudas, debido a que no se han probado todavia y facilmente podriamos ver una etapa bastante infumable en el Etna, en cambio la etapa de Montevergine viene muy bien para que los corredores prueben sensaciones en en puertos de una buena longitud y despejen sus dudas de cara a la etapa de Sicilia.

    • Hola Xiky.

      Estamos de acuerdo en que la etapa de Montevergine es un interesante primer contacto con la montaña. Pero decíamos lo de la crono porque, junto con la jornada inicial, era el día más factible para haber incluído una C.R.I. en las 2 primeras semanas sin tener que hacer casi cambios. De hecho se podria haber mantenido la salida en Maddaloni y dejar la llegada en Mercogliano, quedando una contrarreloj de 45 km: http://www.tracks4bikers.com/tracks/show/53564.

      Un saludo.

  2. La verdad es que los organizadores del giro se superan cada año.De hecho creo que lo hacen mucho mejor que los del tour y vuelta.Pero como casi siempre falta otra CRI.Por ejemplo en el tour nunca se han enlazado dos puertos que entre ellos sumen un coeficiente mayor de 1000(crostis y zoncolan)y seguidamente una etapa con 4700 m de desnivel una barbaridad pero lo mejor es que en casi todas las etapas hay algo interesante.Lo único que creo que no deberia ser así son los sterrato en bajada porque a veces pueden resultar peligrosos pero por lo demás creo que esta siendo una de las vueltas por etepas más bonitas que he visto si no llega a ser por la desafortunada caída de weyland.Felicidades por el gran trabajo y a seguir así.Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s