TOUR DE FRANCIA 2011 – 3ª Semana

Las demás entradas sobre el Tour 2011:

– – – – –

Análisis de las etapas 16ª a 21ª


16ª ETAPA (Martes 19 Julio):  SAINT PAUL TROIS CHÂTEAUX – GAP  (162,5 km).  Rutómetro / Últimos km

Dificultades montañosas:

.

Pasada la última jornada de descanso, el Tour se reanuda con una etapa de 162 km entre Saint Paul Troix de Chateaux y Gap, localidad situada en el departamento de “Hautes Alpes”, con un recorrido de media montaña que incluye solo un puerto puntuable … pero de 2ª categoría y apenas a 11 km de la llegada, con un descenso bastante complicado entremedias.

Los primeros 70 km de la etapa no tienen ninguna dificultad reseñable, si bien el terreno pica casi siempre hacia arriba. Será después de la localidad de Verclause cuando ese falso llano ascendente gane dureza, con varios km al 4-5% (intercalados con zonas más suaves e incluso pequeñas bajadas) hasta alcanzar el Col de la Saulce, aunque debido a su irregularidad y escasa pendiente media la organización no lo ha marcado como puerto. Una vez coronado Saulce, tendido descenso hasta llegar a la localidad de Serres, donde la carretera vuelve a picar hacia arriba en busca del sprint intermedio de Veynes y la posterior localidad de Freissinouse, que da paso a una bajada de 5 km al 4 % que termina en las mismas calles de Gap.

En este primer paso por la ciudad de Gap no se llegará a cruzar la línea de meta, sino que los corredores tendrán que dirigirse hacia el norte por la carretera de Col Bayard, para a la altura del km 4 tomar un desvío hacia la derecha en busca del Col de Manse. Se trata de una ascensión de 9,5 km al 5,2 % … al menos oficialmente, ya que de acuerdo a otros perfiles, como el de cyclingcols, sería un poco más duro (9,7 km al 5,5 %). En cualquier caso, lo más exigente de la subida es la parte inicial, compartida con Bayard: alrededor de 4 km al 7 %.

El Col de Manse, con varios km por encima del 7%.

Superada la pancarta del puerto habrá un pequeño falso llano antes de iniciarse la auténtica bajada, con un primer tramo de descenso (hasta el km 3,9) sin grandes dificultades … pero que tras pasar La Rochette y tomar un desvío hacia la derecha se complica bastante: carretera en regulares condiciones, pendiente considerable y varias curvas peligrosas. De hecho este tramo de descenso tiene más fama que la propia ascensión, sobre todo a raíz de la grave caída de Joseba Beloki en el Tour 2003, con Lance Armstrong teniendo que hacer “campo a través” para evitar correr la misma suerte.

Volviendo a la etapa de este año, el descenso termina al llegar a la N-94, restando sólo 3,5 km hasta el final de la etapa. La línea de meta, que estará situada en la Avenida Marechal Foch, llega despues de una larguísima recta de 3 km aunque interrumpida por varias rotondas.

Los últimos 45 km de la etapa, incluyendo un doble paso por Gap y el puerto de Manse.

Una jornada sin mucha dureza pero interesante gracias a la inclusión del Col de Manse, dando la opción a que haya una bonita pelea por la victoria de etapa … y también por la general, aunque habrá que ver si los favoritos se toman la etapa en serio. Lo más probable es que triunfe una escapada lejana, con corredores que ya lleven bastante tiempo perdido en la clasificación general, aunque tampoco es descartable que la victoria se juegue en el pelotón  mediante un ataque en los últimos km o resolviéndose con un sprint reducido.

Gap es un final de etapa bastante habitual en el Tour, habiendo acogido 20 llegadas desde su estreno en 1931. La última fue en la pasada edición, en una dura etapa de media montaña que incluía los puertos de Lafrey, Terrases, Noyer y Manse norte, una vertiente más blanda que la que se subirá este año aunque repitiendo la misma bajada. Desgraciadamente la actitud del pelotón fue muy pobre, con los favoritos a la general pasando completamente de la etapa, aunque al menos la lucha por la victoria entre los escapados si fue emocionante, consiguiendo el triunfo Sergio Paulinho.

Mucho más interesante resultó la jornada del año 2003, con un estupendo recorrido que incluía Lautaret O, Izoard N, Saint Apollinaire E y La Rochette E (hasta el km 3,2) y que los favoritos y sus equipos aprovecharon, esta vez sí, para plantear una dura batalla durante toda la etapa, obteniendo finalmente la victoria Alexandre Vinokourov. En el lado negativo, la  caída ya mencionada de Beloki en la bajada de La Rochette.

En cuanto al recorrido de la etapa de este año, si bien se agradece la presencia de Manse, ya que no está en la carretera principal y los organizadores podría haber terminado directamente en Gap o hacer un bucle más sencillo, creemos que había posibilidades mejores. Y una de ellas sin cambiar el kilometraje original ni usar carreteras distintas: hacer el circuito con Manse al revés, subiendo por La Rochette y bajando por Manse O. Se ganaría dureza en la ascensión y seguridad en el descenso. Por otro lado, antes de llegar a Gap existe la posibilidad de incluir una pequeña “trampa:” Haute Correo, con 4,3 km al 5,5 % de media y algún tramo bastante duro.

Recorrido alternativo a partir de Veynes, con Haute Correo (3) y La Rochette-Manse por la vertiente  suroeste (2).

Y hay muchas otras opciones, ya que la zona es una auténtica mina de puertos, la mayoría no muy largos pero con buenas rampas y múltiples vertientes. Por ejemplo después del primer paso por Gap se podría subir La Rochette suroeste, bajando hacia la localidad de Bâtie Neuve para afrontar el Col de Moissière, un buen 1ª con 8 km finales al 8,2 % y cuya bajada desemboca en Ancelle. A partir de ahí habría varias opciones, pudiendo seguir hacia el norte, bajar de un modo tendido hasta el Col de Manse o subir la parte final del Collet d´Ancelle (últimos 3 km) antes de afrontar el descenso hacia Gap.

Recorrido alternativo a partir del primer paso por Gap, con la Rochette SO (2), Moissière S (1) y el Collet d´Ancelle E (3). El kilometraje total de la etapa sería de 185 km.

.

– – – – –

17ª ETAPA (Miércoles 20 Julio):  GAP – PINEROLO  (162,5 km).  Rutómetro / Últimos km

Dificultades montañosas:

  • Côte de Sainte Marguerite, 3ª (km 71,5):  1.216 m – 2,8 km – 7,4 %  (*sigue subiendo)
  • La Chaussée -incluye Sainte Margerite-, 3ª (km 85,5):  1.333 m – 1,4 km – 8,3 %
  • Sestrières, 1ª (km 117):  2.035 m – 11,1 km – 6.3 %
  • Côte de Pramartino, 2ª (km 171):  912 m – 6,7 km – 6 %

.

En vísperas de la dura jornada del Galibier, segunda etapa de media montaña consecutiva con un puerto de 2ª a pocos km de meta, el Col de Pramartino, aunque en este caso el recorrido previo es bastante más exigente, incluyendo entre otras ascensiones Montgenèvre y Sestrìeres. 

El tercio inicial de la etapa, primero en dirección oeste y luego norte, no tiene mayores dificultades, con el largo pero suave repecho de Chàteroux les Alpes como única subida reseñable. Sin embargo, una vez que se supera la localidad de L´Argentière la Bessée cambia bastante el terreno, con la corta pero dura ascensión a Sainte Marguerite seguida por un un tramo de falsos llanos antes de afrontar La Chaussée: un fuerte repecho dentro de las calles de Briancon que ya ha sido final de etapa en varias ocasiones (no sólo del Tour, también de Giro y Dauphiné), aunque a veces subiendo por una vertiente más dura y que incluye tramos de adoquín.

Al poco de dejar atrás Briancon y sin nada de descenso comienza la subida al Col de Montgénevre, un puerto sin grandes rampas pero con 6 km finales muy constantes al 6-7 %. Una vez coronado, a 82,5 km de meta, descenso en busca de la localidad de Cesana Torinese, donde sin prácticamente llano empieza la ascensión a Sestrière: una de las estaciones de esquí más famosas de los Alpes y un puerto clásico de Giro y Tour, tanto de paso como final de etapa.

El puerto más exigente de la jornada es Sestriere, aunque no pasa de ser un 1ª blando/2ª duro.

No es una subida especialmente dura, ni por pendiente ni por el tipo de carretera (ancha y en perfectas condiciones), pero la enorme exigencia de los recorridos previos en varias de sus etapas ha hecho que se convierta en mítica, formando parte de algunas de las etapas más espectaculares de la historia del ciclismo, como las cabalgadas en solitario de Fausto Coppi en el Giro de 1949 -> perfil / clasificación, con final en Pinerolo al igual que la jornada de este año, o en el Tour de 1952 -> perfil / clasificación, terminando en el propio Sestriere; y Claudio Chiapucci en el Tour de 1992 -> perfil / clasificación, en la etapa con mayor desnivel acumulado de la historia (rondando los 6500 m). Ya más recientemente destacan Sestriere 1999 -> perfil / clasificación, primera gran demostración de Armstrong en la montaña del Tour; y la etapa del Giro 2005 -> perfil y vídeos / clasificación, también con final en Sestriere aunque por la vertiente este. En el pasado Giro también hubo llegada en Sestriere previo paso por Finestre, aunque la etapa resultó más floja.

Volviendo a la jornada del Tour, el puerto se corona a 62 km de la línea de meta, dando paso a un larguísimo y tendido descenso hasta llegar a Villar Perosa (km 45 del perfil), donde los corredores tendrán que girar hacia la izquierda entrando en una carretera secundaria en busca de Pramartino: 6,7 km al 6 % de media, aunque muy irregulares, alternando rampas por encima del 10 % con varios descansillos -> vídeo de la ascensión.

Pramartino según la página de Salite.ch, aunque el perfil es solo orientativo ya que en realidad LAS RAMPAS MÁXIMAS NO SUPERAN EL 12 %.

Después de coronar, a sólo 8 km del final de la etapa, hay un fuerte descenso -> vídeo hasta San Pietro Val Lemina (alrededor de 4 km por encima del 10 % de media) que debido a la estrechez de la carretera y el complicado trazado, con multitud de curvas, puede resultar tan o más decisivo que la propia ascensión. Una vez terminada la bajada restarán menos de 4 km de falso llano descendente hasta alcanzar la línea de meta en Pinerolo, ya muy favorables para el trabajo de grupo.

Los 60 km finales, con el largo descenso de Sestriere y la cota de Pramartino a 8 km de meta

A priori, una jornada favorable para las escapadas, con un recorrido que puede dar mucho juego en la batalla por la victoria de etapa y también de cara a la general gracias a la cota de Pramartino, aunque las diferencias entre los favoritos, en caso de producirse, deberían ser bastante pequeñas ya que la subida no es demasiado dura. En cualquier caso, atención a la posibilidad de fuga-bidón.

Será la primera ocasión en que el Tour de Francia termine una etapa en Pinerolo … aunque hay un antecedente muy reciente del encadenado Sestriere + Pramartino y final en esta ciudad: la 10ª etapa del Giro de Italia 2009, si bien globalmente tenía un recorrido mucho más duro, con 262 km, Moncenisio en lugar de Montgenevre y subiendo Sestriere desde Susa, aparte de incluir un pequeño repecho entre el final de la bajada de Pramartino y meta. Los últimos 15-20 km resultaron espectaculares, adjudicándose la victoria Danilo Di Luca.

La mayor pega de la etapa es el descenso de Sestriere, demasiado favorable para el trabajo del pelotón respecto a un corredor en solitario. Y aunque eso no tiene solución, si existía la posibilidad de haber hecho una parte final más selectiva, por ejemplo subiendo Pramartino desde el sur y bajando por la vertiente de Villar Perosa. Se aumentaría la distancia a meta, restando 10 km de falso llano entre el final de la bajada y Pinerolo … pero a cambio se ganaría una ascensión mucho más dura, con 4 km rondando el 10,5 % de media. Además, teniendo en cuenta el kilometraje, se podría hacer un circuito con doble paso por Pramartino subiendo por cualquiera de sus vertientes.

Un cambio más radical sería dirigirse hacia el sur y estrenar Montoso-Rucas, un puerto que roza la categoría Especial por sus 2 vertientes principales -> por Bagnolo Piemonte / por Bibiana (en ambos casos hasta la cota 1.250 m aproximadamente). Subiendo por Bagnolo y bajando por Bibiana habría sólo 12 km llanos hasta Pinerolo. Y sin peligro de cruces, ya que el bucle en torno a Montoso tendría 24 km. Sería un final de etapa espectacular, con una ascensión muy dura (7 km centrales al 10,3 %) seguida por un complicado descenso y un terreno donde poder ver bonitas perscucuciones.

Recorrido alternativo entre Villar Perosa y Pinerolo, incluyendo un circuito con Montoso (HC). El kilometraje total de la etapa sería de 217 km.

.

– – – – –

18ª ETAPA (Jueves 21 Julio):  PINEROLO – GALIBIER/SERRE CHEVALIER  (200,5 km).  Rutómetro / Últimos km / Vídeo 3D


Dificultades montañosas:

  • Col du Galibier, HC (Meta):  2,645 m – 22,8 km – 4,9 %  (*sin contar falso llano previo).  Galería fotográfica  (algunas imágenes son de la vert. norte)

.

Sobre el papel, la etapa más dura del Tour 2011, con un buen kilometraje, casi 5000 m de desnivel acumulado y el impresionante Agnello más el Col d´Izoard como grandes puertos de paso antes de la subida final al Galibier (por la vertiente sur), que se estrena como llegada.

Al igual que en las jornadas previas, la parte inicial de la etapa no ofrece mayores dificultades … si bien desde el km 35 el terreno ya irá picando hacia arriba, primero de un modo suave pero constante (en torno al 1-2 %) hasta pasada la localidad Frassino, donde la carretera gana algo más de inclinación, con km enteros al 3-4%. Este terreno “pestoso”, que puede hacer daño si el rimto es elevado, sólo es un pequeño aperitivo de lo que se encontrarán los corredores al dejar atrás el pueblo de Torrete: la colosal ascensión al Agnello por la vertiente sur, una subida inédita en el Tour aunque ya se ha pasado en 3 ocasiones en el Giro de Italia (1994, 2000 y 2007), además de bajarse en el Tour 2008.

La primera mitad del puerto es muy irregular, con tramos duros intercalados con zonas mucho más suaves, pero después de pasar la población de Chianale, donde hubo un final de etapa en el Giro 2003, se acabaron las bromas, con 9 km finales a casi el 10 % de media y rampas máximas del 15 % … que resultan aún más duros debido a la falta de oxígeno por la elevada altitud. De hecho, incluso sin tener en cuenta este último aspecto, se trata del 2º puerto con mayor coeficiente APM de la historia del Tour, sólo superado por el Galibier norte (contando la subida al Telegraphe), y está muy arriba en la lista de los puertos más duros que se han visto en cualquier carrera. Y eso sin contar los km de subida previos, pudiéndose marcar también el inicio en la población de Sampeyre (como en el perfil de cyclingcols) o incluso un poco antes. Eso si, los organizadores del Giro sólo cuentan la subida a partir de Casteldefino -> perfil de la Gazzeta cada 500 m.

La vertiente sur del Agnello, una de las subidas más espectaculares de Europa, se estrena en el Tour (aunque en 2008 ya se pasó en bajada). Click para ver una descripción detallada.

Una vez alcanzada la cima, frontera entre Italia y Francia y a 93,5 km de la llegada, hay un largo descenso (por donde se subió en la etapa de 2008) hasta la población de Ville Vieille, donde se girará hacia la izquierda para tras unos 5 km más o menos llanos tomar un desvío a la derecha en busca del Col d´Izoard, uno de los puertos más famosos de los Alpes y un auténtico clásico en el Tour de Francia -> corredores en su cima, además de subirse en varias ocasiones en el Giro de Italia y en el Critérium Dauphiné.

Después de un principio irregular, la ascensión cuenta con un duro tramo central de 7,6 km al 8,5 % hasta alcanzar un primer altillo, seguido por una corta bajada hasta llegar a la Casse Deserte, una zona con un paisaje espectacular y donde está colocado un monumento en honor a Fausto Coppi y Louison Bobet: los grandes dominadores del Izoard a finales de  los 40 / principios de los 50. En la altimetría de APM hay una descripcion detallada del puerto, aunque en esta ocasión, al venir desde la carretera del Agnello, no se subirá el km y medio inicial ni el largo falso llano previo que se puede apreciar en el perfil de cyclingcols. Teniendo eso en cuenta quizás sea más un 1ª duro que un HC, aunque tampoco es descabellado marcarlo de categoría Especial.

El mítico Col d´Izoard (vertiente sur) será el segundo gran puerto de la jornada

Se coronará a 55 km de meta, dando paso a un largo descenso, con algunos tramos bastante técnicos aunque siempre por buena carretera, que finaliza al llegar a la parte baja de Briancon. En esta etapa no se pasará el duro repecho de la jornada previa sino que se seguirá por la vía principal, también de subida pero más suave (3 km al 4-5%), en busca del Col du Lautaret. Salvo por ese tendido repecho, la primera mitad del Lautaret no pasa de ser ser un falso llano ascendente, en el que además la carretera ancha y bastante rectilínea es muy favorable para el trabajo del pelotón (aunque a esas alturas debería ser bastante reducido) frente a corredores en solitario, especialmente si sopla viento de cara. Es a partir de Monetier Les Bains cuando la subida gana algo de entidad, situándose en torno al 3 %. De todos modos, el tramo de “verdadero” puerto son sólo los 10 km finales, rondando siempre el 5 %.

Una vez que se llegue al cruce del Lautaret, a 8,5 km del final de la etapa, los corredores tendrán que girar hacia la derecha en busca del Col du Galibier, entrando en una carretera mucho más revirada y estrecha a la vez que aumenta la pendiente, hasta situarse en torno al 6-7 % … a excepción del durísimo km final, al 10 %. En total, desde el Lautaret hasta la cima del Galibier son 8,5 km al 6,9 % de media -> perfil de este tramo. Puede no parecer gran cosa pero teniendo en cuenta el desgaste acumulado y la altitud debería hacer muchísimo daño, sobre todo si durante los km de subida previos el ritmo es elevado. De todos modos, la catalogación como HC parece exagerada, siendo más lógico considerarlo un 1ª duro.

El Galibier cumple 100 años desde su estreno en el Tour y por primera vez será final de etapa, aunque por su vertiente más sencilla.

Sin lugar a dudas, una jornada muy exigente, con “sólo” 3 puertos pero muy largos, sobre todo Agnello y Galibier, y todo ellos con tramos rondando o superando el 10 %. Y la dureza es aún mayor debido a la altitud, acumulándose casi 23 km de ascensión por encima de los 2000 m de altura. El desarrollo de la etapa es bastante imprevisible, dependiendo mucho de si los favoritos quieren batalla ya desde el Agnello, en el Izoard, o prefieren esperar a la parte final del Galibier, pero en cualquier caso las diferencias en meta deberían ser bastante grandes a poco que haya buen ritmo.

Si el año pasado los organizadores homenajearon al Tourmalet por su centenario colocándolo como final de etapa, en esta edición hacen lo propio con el Galibier, conviertiéndolo en la llegada de mayor altitud en la historia de la carrera, superando los 2.413 m del durísimo Col de Granon en 1986 -> perfil / vídeo / clasificación, con victoria para el español Eduardo Chozas. Se da la casualidad de que la subida al Granon también empieza en Briancon, por lo que podría haber sido perfectamente el final de la etapa de este año.

De lo que si hay varios antecedentes es del encadenado Agnello + Izoard, aunque siempre en el Giro de Italia. Y en todos los casos la etapa fue espectacular, con la carrera rota ya desde la primera ascensión.

Sin embargo, justo la etapa más parecida a la de este año, Deux Alpes 1994, acabó teniendo un resultado decepcionante a pesar del gran espectáculo ofrecido por Marco Pantani. Y es que como mencionábamos anteriormente, la carretera abierta y tendida del Col du Lautaret puede ser la “tumba” para cualquier fuga en solitario, especialmente si sopla viento de cara, castigando a los corredores valientes.

Esa es la paradoja de la etapa y en general de todo el Tour 2011: un recorrido duro pero de diseño muy discutible. Es cierto que el tramo del Lautaret es inevitable si se quiere terminar en el Galibier por la vertiente sur pero, ¿de verdad era eso necesario?. El Galibier es mítico por ser un gran puerto de paso que ha roto la carrera desde lejos en muchas ocasiones … y además por la vertiente contraria, sobre todo desde que la vertiente sur perdió mucha dureza al variarse su trazado en 1947 -> rutas del Galibier (texto en francés).

Así que en caso de querer homenajearlo con un final de etapa, lo más lógico sería llegar por el norte, que además fue la vertiente que se subió en 1911. Y era factible, ya que se podría haber hecho una etapa con salida en Pinerolo y llegada en el Galibier N atravesando el espectacular Mont Cenis sur (HC), además de poder añadir varios puertos más modestos, como Cumiana (3), Braida (2) y Aussois (3).

Alternativa llegando al Galibier por la vertiente N, la más dura y la que se subió en 1911

De todos modos, creemos que lo mejor habría sido cambiar el final, algo a priori totalmente factible ya que quien patrocina y paga la etapa es el “Ski resort” de Serre Chevalier, también con actividades de verano y que se extiende por todo el valle, desde Briancon hasta el Galibier, lo que en teoría daba una gran flexibilidad en la elección de la llegada.

Una de las posibilidades sería terminar en el propio Briancon, ya sea “sólo” con Agnello e Izoard, como en los Giros 2000 y 2007, o añadiendo antes alguna subida, como el Colleto de Isasca o el espectacular Colle di Sampeyre. Ésta última alternativa repetiría los puertos de la etapa programada en el Giro 1995, que desgraciadamente tuvo que recortarse debido a las avalanchas de nieve en la zona alta del Agnello, terminando en Chianale. Con una etapa de este estilo, con 3 colosos de paso, bien encadenados y sin final en alto, sería muy probable que hubiera batalla desde lejos entre los favoritos.

Otra de las opciones sería acabar en el Col de Granon, como en la etapa de 1986, ya que aparte de ser una subida mucho más rompedora que el Galibier sur se encadena mejor con el Izoard, eliminando casi todo el falso llano de la carretera del Lautaret al tener su inicio muy cerca de la localidad de Briancon.

Etapa alternativa manteniendo la salida pero terminando en el Col de Granon (HC).

La pega es que no se pasaría por el “Rey de los Alpes” … pero el homenaje al Galibier se podría hacer perfectamente en la jornada siguiente y además a lo grande, recorriendo todas sus carreteras. Por ejemplo con una etapa con salida en Briancon y los puertos de Lautaret (2), Croix de Fer (HC), Mollard (2), Telegraphe (1), Galibier (HC) y llegada en el cruce del Lautaret o en La Grave tras 19 km de bajada. Así habría quedado un bloque montañoso muy interesante: duro y variado.

En cualquier caso, la etapa original tiene terreno suficiente para que se vea un gran espectáculo si los corredores se muestran ofensivos. Ójala sea así. Y esperemos también que las condiciones meteorológicas ayuden (o al menos no perjudiquen), permitiendo pasar los puertos y sin viento de cara o no muy fuerte en el Lautaret-Galibier.

– – – – –

19ª ETAPA (Viernes 22 Julio):  MODANE – ALPE D´HUEZ  (109,5 km).  Rutómetro / Últimos km / Vídeo 3D

Dificultades montañosas:

  • Col du Télégraphe, 1ª (km 26,5):  1.566 m – 11,9 km – 7,1 %
  • Col du Galibier, HC (km 48,5):  2.556m – 16,7 km- 6,8 %

.

Antepenúltimo día de carrera y la última oportunidad para los escaladores, con un recorrido de sólo 110 km pero incluyendo el Col du Galibier N (hasta el túnel) y la ascensión final a Alpe d´Huez, la subida más icónica y repetida del Tour de Francia desde 1976.

Los primeros km de la etapa, entre Modane y Saint Michel de Maurienne, son de falso llano descendente, pero al llegar a esta localidad y girar hacia la izquierda empieza el “infierno”, con el impresionante encadenado Telegraphe + Galibier. Al tener un descenso intermedio tan corto y siempre por la misma carretera (de hecho para subir el Galibier N es obligatorio pasar por el Telegraphe) se puede considerar un único y colosal puerto, con 35,3 km al 5,5 % de media aunque en esta etapa será un poco menos al atravesar el túnel, evitando el km al 9 % que hay hasta la cima si se toma el desvío a la izquierda. Se trata de un homenaje al puerto “antiguo”, ya que hasta 1976 siempre se pasaba por el túnel al no existir la carretera superior.

La primera parte de la subida, hasta el Col du Telegraphe, consta de 12,2 km al 7 % de media, con pendientes casi siempre constantes entre el 6 y el 8%. Una vez coronado hay casi 5 km de tendida bajada hasta llegar a la localidad de Valloire. Justo ahí comienza la ascensión definitiva al Galibier, con un primer tramo bastante duro seguido por 3 km muy suaves, aunque no es hasta un poco más adelante cuando la subida se pone realmente seria, con 13,5 km finales al 7,7 % (aunque nuevamente habría que restar el último km). La subida se vuelve especialmente dura y escénica a partir de la curva de vaguada de Plan Lachat, con 7 km al 8,2 %, paisajes espectaculares y multitud de “lacets” hasta alcanzar la explanada del  túnel del Galibier, en la cota 2.556 m y a 61 km de meta.

El interminable Col du Galibier por la vertiente norte. *NO SE SUBIRÁ EL ÚLTIMO KM, YA QUE SE PASARÁ POR EL TÚNEL*. Click para ver una descripción detallada.

En esta vertiente del Galibier, que fue la que se estrenó en 1911, se han visto espectáculos memorables … y no hace falta irse al ciclismo mítico de los Coppi, Bartali, Gaul, Ocaña y demás, sino que también en los últimos 20 años ha sido parte de auténticos etapones. Ahí están los ejemplos de 1993 -> clasificación, con Rominger e Indurain destrozando la carrera en sus rampas; 1998 -> clasificación, con el fabuloso ataque de Pantani que “destronó” a Ullrich; o 2007 -> clasificación, con Contador yéndose en solitario aunque fue atrapado en la bajada, donde hubo múltiples ataques en el grupo.

Volviendo a la etapa de este año, después de atravesar el túnel hay un largo descenso en busca del Lac du Chambon y Freney d´Oisans, con un primer tramo hasta el cruce de  Lautaret (por donde se subió en la etapa previa) de carretera estrecha y sinuosa, pero a partir de ahí sin mayores dificultades y muy favorable para el trabajo de equipo, sobre todo después de pasar La Grave y disminuir la pendiente. Justo a la altura del embalse de Chambon estan los desvíos hacia Deux Alpes, dos veces final de etapa en el Tour (1998, en la gran exhibición de Marco Pantani, y 2002) y una en el Giro (1994), y el Col de la Sarenne, la “cara oculta” de Alpe d´Huez e inédito en el ciclismo profesional, aunque en esta ocasión se seguirá por la carretera principal, con una suave repecho al dejar atras Le Freney d´Oisans que da paso a una nueva zona de bajada hasta llegar a Les Clapiers.

A partir de ahí hay un tramo de 4,5 km completamente llanos y en línea recta hasta que se tome un desvío a la derecha, comenzando la ascensión final a Alpe d´Huez. Lo más duro de esta archiconocida subida son los primeros 2 km, con un 10 % de media, para después situarse en torno al 7 y el 9% durante casi toda la ascensión y siempre por una carretera ancha y en perfecto estado. Lo más icónico de Alpe d´Huez son sus 21 herraduras, que reciben el nombre de los diferentes ganadores en la cima y con la curiosidad de que suelen tener menos pendiente que las rectas, suponiendo un pequeño descanso físico y mental para los corredores. Ya en los 2 km finales, en las calles de Alpe d´Huez, la dureza de la subida disminuye bastante, quedándose en torno al 5 %.

Alpe d´Huez, la última gran ascensión del Tour 2011. *En el perfil falta el km final (al 5,5%). Click para ver una descripción detallada, con fotos incluidas.

Una etapa “explosiva”, con muy poco kilometraje pero escaso terreno llano y un coloso como el Galibier que pueden romper totalmente la carrera si hay ritmo desde la salida. Y en caso de que eso suceda, la subida a Alpe d´Huez puede ser la puntilla, con diferencias importantes en meta. Sin embargo, como los favoritos dejen toda la pelea para la ascensión final lo más probable es que lleguen con pocos segundos entre ellos, ya que el desgaste total no es muy elevado.

La subida a Alpe d´Huez se estrenó en 1952, con victoria para el gran Fausto Coppi -> clasificación y siendo el primer final en alto de la historia del Tour, aunque en esa misma edición también hubo finales en Sestrière y Puy de Dòme, todos con triunfo para Coppi. Sin embargo, no fue hasta 1976 cuando los organizadores volvieron a incluirlo en el recorrido, convirtiéndose desde entonces en un auténtico clásico, con nada menos que 26 llegadas en los últimos 35 años (contando esta edición), siendo el Tour 2008 el antecedente más reciente, con un fuerte ataque de Carlos Sastre que le condujo a la victoria y el liderato.

La versión con el recorrido más exigente y que figura con todo merecimiento en la lista de etapas más duras de la historia fue la jornada de 1979, con salida en Las Menuires y nada menos que Madeleine norte y Telegraphe + Galibier antes de la subida final. La victoria correspondió a Joaquim Agostinho -> clasificación.

De todos modos, la etapa con llegada en Alpe d´Huez más reciente no se disputó en el Tour sino en el Critérium Dauphiné 2010, con una etapa que incluía además el Gran Cucheron y el impresionante Col du Glandon como puertos de paso antes de la subida final, adjudicándose la victoria Alberto Contador por delante de Janez Brajkovic -> vídeo / clasificación.

Sobre posibles alternativas, si bien la etapa original resulta muy atractiva quizás se echa de menos un kilometraje algo superior o al menos un mejor encadenado de puertos. Y es que desde La Grave hasta Bourg d´Oisans el terreno es demasiado favorable a un grupo frente a corredores en solitario, aunque por supuesto dependerá de la batalla que haya en la subida al Galibier y los gregarios que aguanten. En cuanto al kilometraje, nos parece un acierto que de vez en cuando haya etapas de montaña cortas y “explosivas”, otorgando variedad al recorrido, pero en este Tour no se compensa con ninguna etapa realmente  maratoniana (por encima de los 220 km), que también deberían tener su lugar en la carrera.

En cualquier caso, era factible haber mejorado el encadenado de los puertos, por ejemplo llegando a Alpe d´Huez a través del mencionado Col de La Sarenne, con 13 km al 7,1 % de media y rampas máximas del 15 %, y los repechos posteriores (de derecha a izquierda). Asi se eliminaría el llano anterior a Bourg d´Oisans y se reduciría la distancia desde el Galibier, además de ser un final de etapa donde se podrían ver bonitas persecuciones. Y antes de ambos puertos cabría la posibilidad de añadir el Col de Beau Plan -> mapa, una subida inédita al norte de Saint Michel de Maurienne.

Etapa alternativa manteniendo salida, llegada y un corto kilometraje, con Beau Plan (1), Telegraphe (1), Galibier (HC) y Sarenne (1).

Siendo realistas, es difícil que el Tour se atreva a subir Alpe d´Huez por sus vertientes alternativas, La Sarenne (este) y Villard Reculas (oeste), que se encadena muy bien con el Glandon, ya que los organizadores no son precisamente muy innovadores. Además, seguro que la estación querrá mostrar la carretera “buena” y la localidad de Bourg d´Oisans formar parte del recorrido … pero estos 2 últimos aspectos se podrían solucionar terminando la etapa en el propio Bourg d´Oisans, bajando por la carretera de las 21 herrraduras, o haciendo un doble paso por el puerto. Resulta decepcionante que en un puerto tan visitado se siga desaprovechando su potencial.

De todos modos, resulta extraño que en el homenaje al Galibier por su centenario la última etapa de montaña acabe en Alpe d´Huez. Creemos que hubiera sido más lógico que el Galibier norte fuera el último gran puerto de la carrera, pudiéndose decidir la general en sus rampas. En ese sentido, y si la jornada anterior hubiera acabado en Briancon o en Col de Granon, sería posible haber hecho una etapa pasando por todas las carreteras del Galibier y con la Croix de Fer O y Mollard (últimos 6 km) entremedias, con llegada en Lautaret o en La Grave, donde hay una estación de esquí.

Alternativa con Lautaret (2), Croix de Fer (HC), Mollard (2), Telegraphe (1), Galibier (HC) y acabando en el propio Lautaret. *Los picos del km 55-60 son un fallo del programa.

En caso de que la etapa anterior ya hubiera atravesado el Lautaret, como sucede el recorrido original, y para no repetir otra vez  Briancon también se podría salir desde La Grave o incluso desde Bourg d´Oisans. Además eso daría la opción de incluir Alpe d´Huez como primer puerto, ya fuera por La Sarenne o subiendo por la vertiente tradicional (hasta el cruce de Huez), y añadir Beau Plan O antes del Galibier, quedando una etapa reina durísima -> posible recorrido.

– – – – –

20ª ETAPA (Sábado 23 Julio):  GRENOBLE – GRENOBLE  (C.R.I.)  (42,5 km).  Rutómetro / Últimos km

cultades montañosas:

  • Brié et Angonnes, np (km 9):  475 m – 5,9 km – 4,3 %
  • Belmont, np (km 24):  540 m – 1,8 km – 7,2 %  (*antes y después hay falso llano ascendente)

.

A sólo un día del final llega la única crono individual de todo el Tour 2011, con un duro recorrido de 42,5 km en torno a la ciudad de Grenoble, incluyendo 2 cotas no puntuables … pero que se podrían haber considerado de 3ª/4ª categoría. El trazado es idéntico al de la reciente contrarreloj de Dauphiné.

Los primeros km de la ruta son completamente llanos pero enseguida los corredores tendrán que afrontar la irregular ascensión a Brié et Angonnes, con zonas duras pero también varios descansillos que dejan las cifras totales en 5,9 km al 4,3 % (aproximadamente). Después de coronar hay un pequeño falso llano antes de iniciar la bajada hacia Vizille, localidad tras cuyo paso estará situado el primer punto de cronometraje intermedio, en el km 15 de la etapa.

A partir de ahí hay unos 5 km llanos en busca de Vaulnaveys le Haut, donde el terreno ya empieza a picar claramente hacia arriba aunque no será hasta después de tomar un desvío a la derecha cuando se inicie la auténtica subida a Belmont: 1,8 km al 7 % de media. Esta ascensión es en realidad la primera parte del Col de Chamrousse sur, pero en este caso los corredores tendrán que girar hacia el norte al llegar a Belmont, para tras 3,5 km de falso llano ascendente llegar a Saint Martin d´Uriage, donde estará colocado el 2º punto de cronometraje, en el km 27,5 de la etapa. En esa localidad la ruta se une con la vertiente norte de Chamrousse para afrontar 2 km de fuerte bajada hasta la localidad de Uriage les Bains.

La parte central de la crono, con los puertos de Brie et Angonnes y Belmont-S.Martin d´Uriage.

Desde ahí restarán 12,5 km hasta la línea de meta: los primeros 8 km de suave descenso y los últimos 4,5 km casi totalmente llanos. De acuerdo al rútometro oficial habría un tercer punto de cronometraje en Saint Martin d´Hères, a 5 km de la llegada, pero no se corresponde con la información del perfil, según la cual estaría colocado en Gières, a 7 km de meta. En cualquier caso, parece bastante  raro que haya un punto de cronometraje tan tardío por lo que seguramente será un error, estando sólo los de Vizille y S. Martin d´Uriage.

A priori, una etapa clave para la clasificación general, con un recorrido muy interesante que puede provocar grandes diferencias debido a su dureza y longitud. Es una crono más favorable para los corredores completos y que lleguen en buena forma al final de carrera que para los rodadores puros, aunque también dependerá de su implicación o no en las jornada anteriores, pudiendo triunfar algún corredor que se haya reservado no disputando a tope las etapas montañosas.

Como decíamos anteriormente, se trata del mismo recorrido que tuvo la crono larga del Criterium Dauphiné 2011. Y en aquella ocasión la victoria fue para Tony Martin, con un tiempo de casi 55 minutos y medio y superando a Bradley Wiggins y Edvald Boasson Hagen por 11 y 43 segundos respectivamente. Las circunstancias de carrera no serán las mismas, con mucho mayor desgaste previo en el caso del Tour, pero aún así Martín es claro favorito … junto con el suizo Fabián Cancellara.

En cuanto a las cronos finales de los últimos Tours, la más parecida a la de este año por kilometraje, trazado y etapas previas, también de montaña, sería la de Annecy 2009, con victoria para Alberto Contador por delante de Fabián Cancellera, si bien en aquella edición todavía restaba el final en alto del Mont Ventoux

La contrarreloj por sí sola esta muy bien, con un recorrido  atractivo y la única pega de ir situada justo detrás de la montaña en vez de antes (aunque si los ciclistas son ofensivos no tendría por qué afectar negativamente). El problema viene analizando el global de la carrera, donde se echa muy en falta otra crono individual. Y es que el Tour 2011 bate el record negativo de km contra el crono individual, con sólo 42,5 km en las 3 semanas de la prueba, una cifra a todas luces ridícula -> tabla de contrarrelojs desde 1979. Y con el agravante de que la única etapa de este estilo llegue tan tarde.

– – – – –

21ª ETAPA (Domingo 24 Julio):  CRÉTEIL – PARIS (CHAMPS-ÉLYSÉES)  (95 km).  Rutómetro / Últimos km / Vídeo 3D

Dificultades montañosas:

  • Fontenay Sous Bois, np (km 27)

Como es habitual, la carrera se despide con la tradicional llegada en los Campos Elíseos de París, con un circuito de 6,2 km al que los corredores tendrán que dar 8 vueltas completas, con 9 pasos por la línea de meta. El recorrido no tiene ninguna dificultad especial, con el repecho de Fontenay Sous Bois como única subida reseñable.

El perfil de los últimos 5 km del circuito.

Una etapa extremadamente corta y que servirá de homenaje para los ciclistas que hayan logrado terminar la carrera, siendo una jornada claramente destinada al sprint. Ya dentro del circuito final seguro que hay múltiples intentos de fuga, como sucede todos los años … aunque con pocas posibilidades de éxito.

Desde que el Tour finaliza en los Campos Elíseos (1975) y dejando de lado la famosa crono final de 1989, cuando Greg Lemond consiguió arrebatarle el liderato a Laurent Fignon por apenas 8 segundos, sólo ha habido 4 ediciones en las que un corredor consiguió sorprender al grupo y evitar el sprint: Alain Meslet en 1977, Bernard Hinault en 1979, Eddy Seigneur en 1994 y ya más recientemente Alexandre Vinokourov, en 2005 -> vídeo de la llegada. En los 2 últimos años la victoria fue para el velocista Mark Cavendish, siendo de nuevo el máximo favorito para imponerse en esta jornada final.

.

Vista de la Avenida de Los Campos Elíseos, donde finaliza la carrera. Imagen de turismoenfotos.com

– – – – –

5 comentarios en “TOUR DE FRANCIA 2011 – 3ª Semana

  1. Hola, quisiera haceros otra propuesta para la etapa de Gap. Seria:
    A partir del primer paso por Gap, subir por la carretera por la que se sube en la etapa original, pero en vez de desviarse hacia Manse seguir hasta coronar Bayard, que tiene un par de km finales bastante exigente. Luego seria bajar un poco, para subir Manse por donde se subio el año pasado y el descenso hacerlo igualmente por la Rochette.

    • Hola Joan.

      Una alternativa muy interesante, con la parte final de Bayard para romper y luego la subida a Manse y posterior bajada para ver una buena batalla y persecuciones. Además esa estructura de puerto duro + puerto suave y final en descenso sería muy novedosa para lo que suele hacer el Tour, de hecho este año no había nada parecido.

      La verdad es que la zona cercana a Gap ofrece una posibilidades enormes. Ojala los organizadores lo aprovechen en los proximos años .. y luego los corredores esten a la altura, claro. La jornada de este año tenía su interés por el puerto de 2ª y la bajada tan cerca de meta, pero tampoco es que el recorrido fuera para tirar cohetes … y sin embargo gracias al ritmo que hubo y al ataque de Contador acabó siendo una buena etapa. Es jugar a “ciclismo-ficción”, pero con esa misma actitud de los ciclistas y un recorrido mas “currado” podria haber resultado una etapa espectacular.

      Un saludo.

  2. Enhorabuena por la cronica, tengo una duda en lo de los 100 años de Galibier, viendo en http://www.memoire-du-cyclisme.net/ la etapa de 1911 que subio por primera vez el Galibier(Chamonix-Grenoble) veo que pone que se subio Telegraphe-Lautaret-Galibier, estoy seguro que se equivocaron en el orden, pero no me encaja que subieran lautaret, teneis po ahi alguna informacion del recorrido,

    Muchas gracias.

    • Gracias Jessusr1982.

      Sobre la etapa de 1911, como ha dicho el anónimo se subió por la vertiente norte: Telegraphe + Galibier y pasando por el túnel. El hecho de que venga marcado el Lautaret entremedias es un error, pero sí es cierto que lo subieron despues del Galibier, al menos como un pequeño repecho. Esto es posible debido a que la vertiente sur del Galibier era diferente a la actual, yendo la carretera desde el túnel, cota 2556 m, hasta unos 2 km al este de la cima del Lautaret, cota 1970 m. (y todo ello en apenas 6 km: casi un 10 % de media!). Así que al terminar el descenso y dirigirse hacia el oeste los corredores tenían que afrontar casi 2 km de subida al 5 % para coronar el Lautaret, a 2058 m.

      Fue en 1938 cuando se contruyó la nueva carretera entre la cima del Lautaret y el túnel del Galibier, siendo más tendida que la antigua (aunque ésta se siguió utilizando hasta 1947). Todo esto viene explicado en 2 artículos de Memoire du Cyclisme, “El Col du Galibier” y “Misterios del Galibier“, y en el artículo de wikipedia en francés sobre el puerto. La verdad es que la historia del Galibier resulta fascinante, tanto a nivel ciclístico como del puerto en sí.

      Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s