VUELTA A ESPAÑA 2011 – 1ª Semana

Las demás entradas sobre la Vuelta 2011:

– – – – –

Análisis de las etapas 1ª a 10ª


1ª ETAPA (Sábado 20 Agosto):  BENIDORM – BENIDORM  (C.R.E.)  (13,5 km).  Rutómetro / Últimos km

Dificultades montañosas:

  • Terra Mítica, np (km 3)

La Vuelta a España 2011 da comienzo, al igual que la edición del año pasado, con una contrarreloj por equipos, en este caso de 13,5 km de recorrido y con salida y llegada en la población alicantina de Benidorm, junto al Mar Mediterráneo.

La mayor dificultad del trazado, más allá de algunas curvas cerradas y rotondas, se encuentra en los km iniciales, con una tendida subida desde la playa hasta las cercanías del parque temático de Terra Mítica. Tras un giro de 180º se volverá hacia el lugar de salida, girando después hacia la izquierda para afrontar los últimos 6,5 km, ya prácticamente llanos y casi siempre pegados a la costa. En cualquier caso, el poco kilometraje hace que no sean esperables grandes diferencias entre los equipos.

Como decíamos anteriormente, la Vuelta 2010 también se inició con una C.R.E. y además con una distancia casi idéntica (13 km), aunque en la ciudad de Sevilla y con horario nocturno, dejando imágenes espectaculares aunque escasas diferencias. La victoria fue para el equipo HTC, por delante del Liquigas.

Volviendo a la etapa de este año, se trata de un modo atractivo de empezar la carrera, ya que además al ser una Benidorm una localidad muy turística las cunetas deberían estar repletas de público en esta época del año, pero teniendo en cuenta que sólo hay una C.R.I. en toda la Vuelta 2011 creemos que hubiera sido más lógico hacer esta crono individual en vez de por equipos, equilibrando el recorrido y “forzando” a los escaladores a ser ofensivos desde el principio.

– – – – –

2ª ETAPA (Domingo 21 Agosto):  LA NUCÍA – PLAYAS DE ORIHUELA  (174 km).  Rutómetro / Últimos km

Dificultades montañosas:

Primera etapa en línea, con salida en La Nucía y llegada en Playas de Orihuela (entre Torrevieja y San Pedro del Pinatar) tras un recorrido en general bastante llano aunque con sorpresa final, y que transcurre integramente por la provincia de Alicante.

La primera parte de la etapa es la más complicada, circulando por un terreno “pestoso” que incluye varios repechos y el Alto de Relleu, que además de ser un buen punto para la formación de escapadas servirá para otorgar el primer maillot de la montaña. Después de coronar Relleu se crestea durante varios km hasta alcanzar el Alto de Vallongues e iniciar el descenso en busca de Aigues y El Campello.

A partir de El Campello, en el km 56 de la etapa, el trazado se vuelve casi completamente llano, pasando por localidades como Alicante capital, Santa Pola, Elche y Guardamar del Segura. Desde esta última restarán 30 km para la línea de meta, la mayoría de ellos en paralelo al mar con el consiguiente peligro de viento de costado, aunque el paso por varias poblaciones, como Torrevieja, y la anchura de la carretera dificulta la formación de abanicos. En la parte final la mayor dificultad serán las múltiples rotondas … y un corto pero duro repecho ya dentro del último km, con 300 m al 8 % -> mapa de los 5 km finales.

Los últimos km de la etapa, con un tramo de bajada y llano antes del repecho final.

A priori, una etapa muy propicia para los sprinters … pero con una trampa final que puede provocar sorpresas, siendo un buen final también para los “up-hill finishers” y clasicómanos. En cuanto a los favoritos a la general, el mayor riesgo está en la posibilidad de caídas, habituales en los primeros días de las grandes vueltas.

– – – – –

3ª ETAPA (Lunes 22 Agosto):  PETRER – TOTANA  (163 km).  Rutómetro / Últimos km

Dificultades montañosas:

  • Maraón, np (km 80)
  • Alto de La Santa, 3ª (km 150,6)

.

Jornada de media montaña entre las localidades de Petrer y Totana, con un exigente trazado de 163 km que incluye los puertos del Berro y La Santa, además de otras ascensiones no puntuables.

Ya de salida el terreno pica hacia arriba aunque sin demasiada pendiente, para a partir del km 20 entrar en una larga zona casi siempre favorable (si bien con algunos repechos intercalados) hasta pasada la localidad de Archena, iniciándose la tendida subida a Maraón, con unos 8 km en torno al 3 % de media. Después de un pequeño descenso y varios km más o menos llanos, incluyendo el paso por el avituallamiento, se llegará al sprint intermedio de Pliego, en plena ascensión al Alto de Espuña. No está marcado como puerto pero con 3 km finales al 5,6 % se podría considerar perfectamente un 3ª.

Una vez coronado Pliego/Espuña hay unos 9 km de falsos llanos (de derecha a izquierda del perfil) hasta comenzar la ascensión al Alto del Berro: 7,4 km al 3,4 % según cifras oficiales. El descenso del Berro, con mayor pendiente que la subida, dejará a los corredores en Alhama de Murcia, desde donde restarán a 13 km llanos hasta llegar a la localidad de Totana y hacer un primer paso por meta. Ahí da comienzo el circuito final, de 22 km y con el Alto de La Santa como gran dificultad: una subida con cifras globales modestas … pero con varias rampas duras (sobre todo en el tramo final) y una carretera estrecha y rugosa que puede hacer bastante daño si el ritmo es elevado.

La subida a La Santa, con la cima a menos de 13 km de meta.

La bajada (de derecha a izquierda desde el km 10), por una carretera ancha y bien asfaltada, termina muy cerca de la línea de meta de Totana, con los últimos 3 km ya completamente llanos.

Una etapa muy atractiva, con 70 km finales que pueden dar mucho juego y que si hace calor y hay ritmo se harán realmente duros. El resultado es bastante impredecible, pudiendo triunfar una escapada lejana, un ataque en el último puerto o resolverse mediante un sprint reducido. Los favoritos a la general no pueden despistarse, ya que lo más probable es que el pelotón se corte durante la subida a La Santa.

Respecto a opciones alternativas, existía la posibilidad de haber hecho una parte final aún mas rompedora ya que tanto El Berro como La Santa son en realidad la parte inicial de diferentes vertientes del Collado Bermejo, el puerto murciano por excelencia. Uno de los posibles recorridos sería desviarse hacia el oeste en Pliego, encarando el Alto de Burras antes del primer paso por Totana para subir después el Collado Bermejo entero desde Alhama (atravesando una zona de múltiples herraduras, “El látigo de la Feria” cerca de la cima -> foto). Después de coronar restarían unos 25 km a meta, casi todos ellos de descenso.

Otra de las opciones sería mantener el trazado original hasta el Alto del Berro, para continuar la ascensión al Collado Bermejo antes de bajar hacia Totana, pudiendo terminar ahí … o seguir hacia Alhama para hacer un doble paso por el puerto antes de regresar a Totana. En cualquier caso, la etapa que han programado los organizadores está muy bien y seguramente sea más adecuada a estas alturas de carreras.

– – – – –

4ª ETAPA (Martes 23 Agosto):  BAZA – SIERRA NEVADA  (170,2 km).  Rutómetro / Últimos km  (170,2 km).

Dificultades montañosas:

  • Puerto de Escullar, 1ª (km 31)
  • Alto de Huéneja, np (km 70,5)
  • Sierra Nevada -cota 2.112 m-, Es (Meta)

.

El cuarto día de carrera llega la primera etapa de alta montaña, con final en la estación de Sierra Nevada (aunque sólo hasta la cota inferior de Pradollano) y un duro recorrido previo que incluye el estreno del Puerto de Escúllar y la más modesta ascensión a Los Blancares.

Justo de salida los corredores tendrán que afrontar la mencionada subida al Puerto de Escúllar, también conocido como Padilla. De un modo sorprendente (y erróneo) los organizadores lo han llamado Alto de Filabres, cuando resulta que esa Sierra está situada bastantes km hacia el este, con los puertos de Calar Alto y Velefique como subidas más conocidas. Volviendo a Escúllar, se trata de una ascensión muy larga pero en general bastante tendida e irregular, con unas cifras totales de 30,5 km al 3,8 % de media, estando el tramo más exigente en la parte central de la subida: 10,6 km al 5,6 % y rampas máximas del 10 %. Un puerto que sin ser excesivamente duro podría dar mucho juego en próximas ediciones, ya sea como desgaste o como “puerto estrella”, aunque esto último por la vertiente contraria -> posibles etapas con Escúllar.

El primer puerto de la etapa es también el primer gran estreno de la Vuelta 2011: el largo Puerto de Escúllar. Click para ver una descripción detallada y galería fotográfica.

Una vez coronado, a más de 2000 m de altitud, hay un largo descenso hasta llegar a la localidad de Abla, para a partir de ahí circular por una zona más sencilla (incluyendo un tramo de 12 km de autovía) en busca de Guadix … aunque no es llana ni mucho menos, ya que incluye un largo repecho previo a la localidad de Huéneja. Poco después de Guadix la ruta gira hacia el suroeste, entrando en una zona muy “pestosa”, con varios repechos y el Puerto de Blancares como mayor dificultad.

El tramo entre Guadix y Dudar no tiene grandes puertos pero es bastante "rompepiernas"..

La irregular bajada de Blancares llevará a los corredores hasta las cercanías de Granada capital … pero no llegará a entrar en la ciudad, sino que se tomará un desvío hacia la izquierda para encarar la larga ascensión a Sierra Nevada, subiendo por la variante de Pinos Genil y mas tarde por la carretera principal (A-395) hasta la entrada de Pradollano, finalizando la etapa en la cota 2.112 m. En total: 23 km al 5,7 % de media, con una primera mitad bastante exigente (12 km al 6,8 %) pero que pasado el descansillo central pierde dureza, situándose en torno al 5-6 % salvo algunos tramos puntuales.

Sierra Nevada, por Pinos Genil y la A-395, será el primer final en alto de la carrera. *Solo se subirá hasta Pradollano, cota 2.112 m

Una jornada muy exigente (sobre todo teniendo en cuenta que es el 4º día de carrera), con alrededor de 4000 m de desnivel acumulado, zonas muy expuestas, en las que si hace calor algunos corredores pueden pasarlo mal, y dos puertos, Escullar y Sierra Nevada, que por su longitud y altitud pueden hacer daño en caso de que el ritmo sea elevado. Eso si, al ser subidas tendidas y por buena carretera la selección dependerá mucho de la actitud de los corredores. En cualquier caso, no es descartable que a algún favorito se le atragante la etapa y pierda más tiempo de lo esperado. Como dice el tópico, no se sabrá quién va a ganar la carrera pero si quién no lo hará.

Desde su estreno en 1979 Sierra Nevada se ha convertido en todo un clásico de la Vuelta, con nada menos que 12 finales, incluyendo este año, aunque llegando hasta diferentes cotas y subiendo por vertientes distintas. Incluso ha habido dos  cronoescaladas, en 1981 y 2004. La última llegada tuvo lugar en 2009, con una espectacular etapa cuyo diseño podría parecer similar al de este año, dos grandes puertos y Blancares entremedias … pero que en realidad era mucho más dura, ya que Alcolea (últimos 12 km) + La Ragua superan claramente a Escullar, y la vertiente por donde se subía Sierra Nevada era muchísimo más rompedora, con el Purche + Las Sabinas (hasta el km 26) y el tramo final de Pradollano hasta el C.A.R.D. Los últimos 4 finales en Sierra Nevada:

Sin lugar a dudas, una zona con excelentes posibilidades, resultando decepcionante que nunca se haya usado Sierra Nevada como puerto de paso (hasta Las Sabinas-Pradollano), pudiendo terminar después en Granada o en la propia estación de Sierra Nevada después de un doble paso. Eso daría una nueva dimensión a los recorridos de la Vuelta, donde se echan de menos los grandes colosos de paso que suelen incluir Giro y Tour.

Volviendo a la etapa de este año, si bien no está nada mal para ser uno de los primeros días de carrera, no estamos de acuerdo en que se haya rebajado tanto la parte final, subiendo por una de las vertientes más sencillas y “feas”, y acabando en la cota más baja que se ha visto nunca en Sierra Nevada (junto con la de 2004). Quizás subir hasta Hoya de la Mora previo paso por el Purche, Hotel del Duque o sobre todo la vertiente de Hazas Llanas pudiera resultar excesivo (aunque en 2006 hubo una etapa muy dura con final en La Covatilla en la 5ª jornada y no fue perjudicial para la carrera, todo lo contrario …), pero no tiene sentido que se opte por la “autopista” A-395 en vez de por la carretera de Las Sabinas, algo más dura pero sobre todo mas atractiva visualmente, con bastantes herraduras y siendo una carretera más secundaria.

Comparativa entre la A-395 y la variante de Las Sabinas.

En cualquier caso, si tanto miedo tienen los organizadores de pasarse de dureza y que haya muchas diferencias, ¿por qué no terminar en Granada tras el Purche en vez de en Sierra Nevada?. La dureza total sería inferior pero con más posibilidades de ver un gran espectáculo y una bonita lucha entre los corredores … lo que ha sucedido en todas las ocasiones que se ha visto ese recorrido final (2004, 06 y 07). Además así se “matarían 2 pájaros de un tiro”: habría una etapa con la llegada cerca de un gran puerto de paso, algo que se echa muy en falta en la Vuelta 2011, y se reduciría el nº de finales en alto.

– – – – –

5ª ETAPA (Miércoles 24 Agosto):  SIERRA NEVADA – VALDEPEÑAS DE JAÉN  (187 km).  Rutómetro / Últimos km

Dificultades montañosas:

  • Ventas de Algarra/Puerto Lope, np (km 22)
  • Puerto de Locubín -doble paso, 2ª (km 67 / km 179)
  • Alto de Javalcuz, np (km 97)

.

Después de la etapa de Sierra Nevada le toca el turno a una jornada de media montaña, con el doble paso por el Puerto de Locubín y el durísimo repecho final del Chaparral, en Valdepeñas de Jaén, como mayores dificultades … aunque el resto del recorrido también tiene su dureza, con constantes repechos.

A los pocos km de darse la salida real de la etapa, en las cercanías de Granada, los corredores tendrán que afrontar la subida hasta la localidad de Puerto Lope, que si bien no está marcada como puerto se podría considerar perfectamente un 3ª (5 km iniciales al 5,3 %, más un segundo tramo de 2,5 km al 3 %). Después de coronar se entra en una zona de falsos llanos, hasta que pasada Alcala La Real se inicie la tendida subida al Alto del Castillo, cuyo descenso dejará a los corredores justo al pie del Puerto de Locubín, que sin ser especialmente duro tiene varios km cercanos al 7% y además por una carretera bastante estrecha y revirada, aunque en perfecto estado.

El Puerto Locubín se pasará 2 veces, la última a sólo 8 km de meta. Click para ver galería fotográfica.

Una vez en la cima, corto descenso en busca del primer paso por Valdepeñas de Jaén, dando comienzo justo después la ascensión al Puerto Viejo. Este puerto, también conocido como Los Villares (localidad de incio de la vertiente norte) es el habitual primer tramo de la ascensión a La Pandera, aunque subiendo por el lado contrario al que se hará este año. Terminado el descenso de Puerto Viejo y justo antes de llegar a Jaén hay una nueva dificultad montañosa, Javalcuz, con 3 km a casi el 6 % de media.

Después de atravesar la capital de la provincia, a la altura del km 109 de la etapa, se girará primero hacia el oeste y más tarde hacia el sur, pasando por las localidades de Martos, Venta de Pantalones y Alcaudete (esta última situada tras la subida al Portillo de Martos) antes de llegar a Ventas del Carrizal y hacer un nuevo paso por el Puerto de Locubín, para tras su descenso y sin apenas llano entrar en Valdepeñas de Jaén y girar hacia la derecha, encarando el ya famoso “muro” del Chaparral: una ascensión de apenas 800 m pero cercana al 10 % de media y con máximas del 23-27 % (dependiendo de las fuentes), siendo una de las subidas con las rampas más duras que se han visto en competición.

Los 3 km finales, con la carretera picando ya hacia arriba antes del duro repecho de meta.

Una etapa con 20 km finales muy interesantes y que sumado a la exigencia del recorrido previo, muy “pestoso”, y las previsibles altas temperaturas pueden hacer bastante daño si los corredores se muestran ambiciosos. E incluso aunque no fuera así y llegara un grupo relativamente numeroso a Valdepeñas de Jaén, la dureza del último km marcará diferencias entre los favoritos (aunque a priori de pocos segundos), siendo una llegada muy propicia para los escaladores con buena punta de velocidad.

La parte final de la etapa, con Portillo de Martos y el Puerto de Locubín antes del Chaparral.

Valdepeñas de Jaén se estrenó como llegada en la Vuelta 2010, con el mismo encadenado final de Locubín + Chaparral … pero con un recorrido previo más duro, incluyendo Ventas de Zafarraya y Montefrío por Tocón entre otros puertos. Y el resultado fue espectacular, tanto a nivel deportivo, con mucha batalla y la carrera rota desde el inicio de Locubín, como “mediático” y de público en las cunetas, con el repecho final abarrotado de espectadores. De hecho fue una de las etapas más destacadas (si no directamente la mejor) de toda la carrera.

De todos modos, aunque el recorrido de los 20 km finales es muy atractivo, creemos que sería todavía más interesante incluyendo Hoya de Charilla -> perfil / mapa, un puerto muy irregular pero que con sus 2 km centrales a casi el 14 % de media podría provocar una auténtica escabechina. El único inconveniente es que la carretera de subida tiene tramos en malas condiciones, necesitando probablemente algún arreglo. La bajada sin embargo está en perfectas condiciones, al hacerse por la carretera de Sierra de Santa Coloma.

Recorrido alternativo a partir de Ventas del Carrizal, con el Alto del Castillo y Hoya de Charilla antes del repecho final.

.

– – – – –

6ª ETAPA (Jueves 25 Agosto):  ÚBEDA – CÓRDOBA  (193,4 km).  Rutómetro / Últimos km

Dificultades montañosas:

  • Alto de Linares, np (km 20)
  • Alto del “Catorce por ciento”, 2ª (km 172,7)

.

Nueva etapa de media montaña, en este caso con salida en Úbeda y llegada en Córdoba después de casi 200 km de recorrido y tras superar el “Alto del 14%” a sólo 21 km de la línea de meta.

Los primeros 160 km de la etapa, casi siempre en dirección oeste, no tienen dificultades importantes, si acaso el repecho anterior a Linares casi de salida y el más que previsible calor que tendrán que soportar los ciclistas durante toda la jornada. Pero tras hacer un primer paso por la línea de meta en Córdoba (en sentido contrario a cómo se hará en la llegada) el terreno cambia por completo, con el inicio de la ascensión al llamado “Alto del 14 %”, que se estrena como subida en la Vuelta (ya se bajó el año pasado después superar San Jerónimo). La mayor parte la ascensión se mantiene entre el  4 y el 6 %, con alguna rampa suelta más dura … pero cerca de la cima la pendiente se dispara con 1 km entero al 11 % y puntas del 16 %. Un buen lugar para romper el grupo.

La subida al "Alto del 14%" (hasta el km 7,3). Click para una descripción detallada y galería fotográfica.

Justo al coronar se tomará un desvío hacia la izquierda, entrando en una zona de “cresteo” (de derecha a izquierda), con duro repecho incluído, antes de iniciar la auténtica bajada en busca de la ciudad de Córdoba. El descenso, con algún tramo muy revirado, termina a 5-6 km de la llegada, dando paso a largas rectas (aunque con varias rotondas) hasta entrar en el casco urbano y tomar una última curva hacia la izquierda previa a la línea de meta, situada tras una recta de casi medio km.

La parte final de la etapa, con doble paso por Córdoba y entremedias el Alto del 14%. Click para ver el mapa.

Una etapa sin mucha dureza global pero interesante gracias a ese último puerto y el terreno posterior hasta llegar a meta. El abanico de posibles resoluciones es muy amplio, pudiendo triunfar una escapada lejana, un ataque durante la subida o el posterior cresteo, o decidirse mediante un sprint reducido. Los favoritos a la general deberían estar muy atentos, ya que a poco que haya algo de batalla en la subida el pelotón se va a cortar.

Córdoba es uno de los finales (y salidas) más habituales de la Vuelta a España, de hecho desde 1992 ha acogido la friolera de 15 llegadas contando la de este año. Y al menos en las últimas ediciones casi siempre con el puerto de San Jerónimo (hasta el km 6) más el “pestoso” terreno posterior como trampa cerca de meta, dando lugar a jornadas muy entretenidas. Últimas 5 llegadas:

Se da la curiosidad de que tanto el último antecedente, 2009, como la etapa de este año tenían un recorrido previsto que fue variado poco antes de la disputa de la carrera … siendo casi las dos caras de la misma moneda: en 2009 estaba previsto subir por el Alto del 14 % y bajar por San Jerónimo y se terminó haciendo justo al revés (aunque añadiendo un doble paso); mientras que este año se anunció la subida por San Jerónimo y la bajada por el 14 %, y resulta que al final se sube por esta vertiente, aunque bajando por una carretera distinta a San Jerónimo

La etapa presentada en enero, subiendo por San Jerónimo y bajando por la vertiente del 14 %

El cambio tiene su parte positiva, ya que la vertiente del 14 % es más rompedora … pero también negativa, perdiendo dureza en el cresteo posterior y aumentando la distancia a meta desde la cima, pero en cualquier caso no parece una variación significativa. Eso sí, no estaría mal que los organizadores presentaran la etapa definitiva desde el principio, sin tanto cambio de recorrido a última hora.

Respecto a posibles alternativas, la cantidad de carreteras que alcanzan la sierra es tal que las opciones se multiplican. Pero teniendo en cuenta el resto de etapas de la primera semana es una buena idea no cargar demasiado esta jornada, realizando un sólo paso por el puerto.

– – – – –

7ª ETAPA (Viernes 26 Agosto):  ALMADÉN – TALAVERA DE LA REINA  (182,9 km).  Rutómetro / Últimos km

Dificultades montañosas:

  • La Herrera/Collado de la Viñuela, np (km 18)
  • Casa de la Solana, np (km 101)

.

Después de varias etapas complicadas y en vísperas de un duro tríptico, llega una jornada a priori más tranquila, con 183 km de recorrido entre Almadén, en la provincia de Ciudad Real, y la localidad toledana de Talavera de la Reina, casi siempre en dirección norte y sin grandes dificultades montañosas.

Posiblemente los tramos más exigentes de la etapa sean el inicio, atravesando la modesta sierra al norte de Almadén por el Puerto Grande, Puerto del Rayo, Collado Viñuela y Puerto de Riofrío; y la zona central, con varios repechos y la subida previa a la localidad de Puerto Rey, que aunque no puntúa se podría considerar un 3ª (4,7 km al 4%, sin contar el falso llano posterior). Por el contrario la parte final es mucho más llana, facilitando el trabajo del pelotón frente a una posible escapada ya que además hay larguísimas rectas justo antes de entrar en Talavera.

La parte final de la etapa, con varios repechos antes de los últimos km completamente llanos. Click para ver el mapa.

En cualquier caso, una jornada muy favorable para los sprinters … y harían bien en aprovecharla, ya que entre etapas de montaña y la crono de Salamanca no volverán a tener ninguna oportunidad hasta casi una semana después, con la llegada a Pontevedra. Eso si, los favoritos tampoco puede despistarse ya que si sopla viento de costado podrían producirse los temidos abanicos.

Será la quinta ocasión en que Talavera albergue el final de una etapa de la Vuelta, las dos primeras en las lejanas ediciones de 1950 y 1969 pero las dos últimas hace muy pocos años: 2007 y 2009, aunque en ambos casos situadas en la última semana de carrera, como aproximación a Madrid. Y si bien en 2007 la jornada se resolvió al sprint, en 2009 dos corredores, Roux y Bonnet, consiguieron sorprender al pelotón.

.

– – – – –

8ª ETAPA (Sábado 27 Agosto):  TALAVERA DE LA REINA – SAN LORENZO DEL ESCORIAL  (177,3 km).  Rutómetro

Dificultades montañosas:

  • Santa María de la Alameda, 2ª (km 145,6)

.

El tríptico con el que se cierra la primera semana de carrera da comienzo con una gran etapa de media montaña, con llegada en San Lorenzo del Escorial tras un último repecho durísimo y un recorrido previo muy exigente que incluye el Puerto de Mijares, Arrebatacapas y Santa María de la Alameda, entre otras ascensiones.

Nada más iniciarse la etapa los corredores tendrán que hacer frente a un terreno muy “pestoso”, con hasta 4 repechos duros en apenas 20 km. Después de la bajada del último de ellos y tras unos 10 km llanos dará comienzo la ascensión al Puerto de Mijares, una subida en general tendida pero que acumula alrededor de 1.100 m de desnivel en 22 km, con el tramo más duro casi al inicio, al paso por el pueblo de Gavilanes (2,7 km al 6,8 %), y paisajes preciosos en la zona alta.

El puerto de Mijares es muy exigente, aunque mas por longitud que por rampas. Click para ver una descripción detallada.

Una vez coronado, descenso por la vertiente norte hasta llegar a Burgohondo, localidad de inicio del tendido Puerto de Navalmoral … aunque en este caso no se subirá el puerto entero, sino que a la altura del pueblo del mismo nombre se tomará un desvío hacia el este en busca de San Juan de la Nava, formando una ascensión muy suave pero que se podría considerar perfectamente un 3ª. Después de San Juan de la Nava hay un descenso de varios km hasta la localidad del Barraco, famosa por ser el lugar de nacimiento de grandes ciclistas, como Angel Arroyo, que destacó en la década de los 80; Carlos Sastre, todavía en activo y que de hecho participa en esta Vuelta; y el malogrado Jose María Jiménez, “El Chava”.

Pasado El Barraco continúa la bajada (del km 9 al 17) hasta llegar a un puente sobre el río Gaznata, dando paso un pequeño tramo llano antes de girar hacia la derecha y afrontar la subida a San Bartolomé de Pinares, pueblo situado en mitad de la ascensión al Puerto de Arrebatacapas: 7 km al 5,9 %. Una vez superada la pancarta de puerto, en el cruce conocido como El Empalme, se girará hacia el norte en busca de La Cañada, con varios km de subida de “regalo” al 4-5% y en línea recta, que pueden hacer daño a los corredores que se confíen pensando que ha ya había terminado la ascensión.

La subida completa hasta La Cañada por San Bartolomé de Pinares y El Empalme.

Al dejar atrás La Cañada, en el km 121 la etapa, se entra en una zona de falsos llanos y pequeños repechos hasta llegar a Las Navas del Marqués, para después de varios km de bajada y superar un puente sobre el río Cofío encarar el último puerto puntuable de la jornada, Santa María de la Alameda: 4,4 km al 7 % y con un tramo central rondando el 10%. Una vez coronado, a 33 km de la línea de meta, y después de un cortísimo tramo llano se inicia el descenso hacia el río Aceña, punto de inicio de la siguiente ascensión: el Alto de Robledondo. Se trata de una subida modesta, con 4,2 km al 6 %, pero aún así lo lógico habría sido marcarla de 3ª … justo lo que habían hecho los organizadores en anteriores ocasiones. En vez de eso han tomado una decisión bastante sorprendente: colocar un sprint intermedio en el pueblo, poco antes de la cima.

Los puertos de Santa María de la Alameda y Robledondo, completamente encadenados. *Aunque en el perfil pone Hoyo de la Guija no se llega a pasar por esta población.

La bajada de Robledondo (hasta el km 10,6, después se toma otra carretera) y la Cruz Verde llevará a los corredores hasta la zona oeste de San Lorenzo del Escorial, donde comienza otra subida no puntuable pero con buenas rampas, Fuente la Teja (sólo hasta cota 1.220 m): 2,7 km al 7 % de media y rampas máximas del 14 %. Por el nombre puede parecer una subida desconocida, pero se trata en realidad del inicio de unas de las vertientes de Abantos/Puerto del Malagón. En esta ocasión y al llegar a la cota 1.220 m, a poco más de 10 km del final de etapa, los ciclistas tendrán que tomar un desvío hacia la derecha, encarando una bajada por carretera estrecha pero sin grandes dificultades (a excepción de un último tramo bastante revirado) hasta la M-600, una carretera ya más principal y donde la pendiente seguirá siendo favorable aunque muy tendida.

Será a poco más de 2 km de la llegada, al girar hacia la derecha y entrar en la Avenida Reyes Católicos, cuando comienze la ascensión final, primero de un modo muy suave (aunque con la complicación añadida de un tramo de pavés) pero ganando dureza hasta que al entrar en la C/ Cañada Nueva la pendiente se dispare con rampas sostenidas superando el 15 % y puntas del 23 % … que pueden ser todavía más elevadas, ya que de acuerdo a otras fuentes se alcanza un 28%!. En cualquier caso un auténtico muro, como se puede ver en esta imagen, formando parte de la lista de las rampas máximas que se han visto en competición. Sorprendentemente y al igual que las subidas anteriores no puntúa para la clasificación de la montaña, aunque con esas rampas y unas cifras aproximadas de 2,3 km al 8,7 %* lo lógico sería haberlo marcado de 3ª.

La subida final en San Lorenzo del Escorial, con tramos muy duros. *Desde el km 1,3 al 3,6 (aproximadamente)*

*No está claro cuanto tramo se hará de la subida, ya que el mapa no se corresponde con el perfil de etapa y rutómetro (en el mapa se baja hasta el cruce entre la M-600 y M-505, algo que no pasa en el rutómetro), y los numeros de este último no concuerdan con la medición en mapas de carretera y “tostadores”.

Sobre el papel, un gran recorrido de media montaña, con terreno inicial para fugas, puertos de desgaste y 45 km finales de sube y baja constante muy difíciles de controlar, en los que se encadenan 3 puertos cortos pero con buena pendiente media y una subida final con rampas durísimas, que en buena lógica hará que los corredores lleguen a meta prácticamente de uno en uno. Eso si, en caso de que los favoritos esperen a esa última subida no deberían producirse grandes diferencias, ya que son apenas 2 km.

Los últimos 45 km no tienen casi llano, con los puertos de S. María de la Alameda, Robledondo Fuente la Teja y Cañada Nueva. Click para ver el mapa.

La Cañada Nueva (y en general San Lorenzo del Escorial) se estrena como llegada en la Vuelta … pero no es la primera vez que se sube ni mucho menos, ya que en las ediciones de 2001  y 2007  formó parte de la ascensión al Puerto de Abantos, haciendo que el grupo se rompiera ya desde el inicio, aunque después no hubiera grandes diferencias entre los primeros debido a la irregularidad del resto del puerto. También se subió en el año 2003, en la famosa cronoescalada con la que Roberto Heras consiguió desbancar a Isidro Nozal del liderato el penúltimo día de carrera.

El trazado de la etapa de este año se puede considerar una mezcla del de 2007, donde ya se enlazaban S. María de la Alameda, Robledondo y La Cañada (aunque continuando después la subida), con la primera mitad de la etapa de 2009, que finalizaba en Ávila -> perfil / clasificación, teniendo los primeros 100 km idénticos: Talavera, Mijares y San Juan de la Nava.

Inicialmente era todavía más parecida a la jornada de 2009, ya que también se iba a pasar El Mediano en lugar de San Bartolomé de Pinares/Arrebatacapas. Y no es el único cambio desde la presentación, ya que Santa María de la Alameda se subía por una vertiente más dura, Hoyo de la Guija/El Carrascal; el penúltimo puerto alcanzaba una cota superior -> perfil, para bajar después por una carretera mucho más complicada; y la subida final era más corta, sólo la Cañada Nueva y sin el tramo previo que se hará finalmente.

La etapa original, con S.Cruz de Pinares y El Mediano en lugar de Arrebatacapas, S.Maria de la Alameda por otra vertiente, y también cambios en las 2 últimas subidas.

Quizás sea una coincidencia pero todos los cambios han ido en la misma dirección: añadir dureza a la subida final y sobre todo reducirla en los puertos de paso. Una pena, ya que si bien el recorrido que se hará finalmente es muy bueno, el trazado original era todavía mejor (al menos desde nuestro punto de vista), con más posibilidades de que la carrera se rompiera desde lejos al tener subidas y bajadas más selectivas y un repecho final que condicionaba menos.

De todos modos, la mayor pega de la etapa no son los cambios de última hora sino su colocación en la carrera. Y es que estando situada justo delante de un final tan duro como La Covatilla y una contrarreloj de casi 50 km, se corre el riesgo de que los favoritos a la general “pasen” de esta etapa, dejando la lucha sólo para los 2 km finales. En ese sentido, creemos que habría sido más acertado ponerla al final del tríptico, o como mínimo detrás de la etapa de La Covatilla (algo totalmente factible). En cualquier caso, los corredores tienen la última palabra. Y si se muestran combativos desde lejos hay terreno más que suficiente para que se vea un bonito espectáculo. Ójala sea así.

Por otro lado, es una gran noticia que los organizadores por fin se hayan dado cuenta de las magníficas opciones que ofrece San Lorenzo del Escorial para realizar circuitos atractivos, sin necesidad de tener que subir Abantos entero (aunque con este puerto también se pueden hacer recorridos muy interesantes). De hecho existe la posibilidad de hacer un circuito tipo mundial con múltiples pasos por la Cañada Nueva y final junto al Monasterio, lo que creemos sería espectacular:

.

– – – – –

9ª ETAPA (Domingo 28 Agosto):  VILLACASTIN – LA COVATILLA/SIERRA DE BÉJAR  (183 km).  Rutómetro / Últimos km

Dificultades montañosas:

  • Valdemolinos-Gallegos de Solmirón, np (km 109)
  • Alto del Cerro Colorado, np (km 160,5)

.

Etapa de 183 km con salida en Villacastín, en la provincia de Segovia, y final en alto en la estación de ski de Sierra de Béjar-La Covatilla, en Salamanca, una subida irregular pero muy exigente gracias a su longitud y a una segunda mitad durísima, con varios km al 10% y rampas sostenidas del 14 %.

Pese a que justo de salida los corredores tendrán que afrontar el Puerto de la Cruz de Hierro, con 5,4 km al 4,8 %, la primera mitad de la etapa tiene un recorrido bastante sencillo, circulando a partir del paso por Ávila por la N-110, una carretera ancha y rectilínea en dirección este-sureste y con la única dificultad orográfica del Puerto de Villatoro, 4 km al 4,6 %, aunque no puntúa para la clasificación de la montaña. Más problemático puede ser el viento, ya que si sopla desde el oeste lo hará siempre de cara … y de costado en caso de tener dirección norte o sur.

Será al llegar a la población de Piedrahita (km 96) y tomar un desvío hacia el norte cuando el trazado se complique entrando en una zona más “pestosa”, con carreteras secundarias y varios repechos duros, sobre todo el previo a la localidad de Gallegos de Solmirón (km 111), con 2 km finales al 5 %, y el anterior a Béjar, con 3 km al 4,1 % y ya dentro de los 25 km finales de etapa. Tras un corto descenso y justo al paso por la ciudad dará comienzo la ascensión final a Sierra de Béjar-La Covatilla: 17,7 km al 6,1 % y más de 1000 m de desnivel acumulado.

La subida tiene una primera mitad muy irregular, alternando zonas al 5-6% con varios descansillos, pero tras dejar atrás La Hoya y el cruce con la carretera que viene de Becedas aumenta muchísimo la dureza, con un tramo de 4,2 km al 10 % de media y múltiples curvas de herradura. Esa constancia se pierde en los 3-4 km finales, de nuevo “a escalones” … pero mucho más duros que el inicio, ya que a cada zona tendida le siguen auténticos “muros”, llegando a haber un tramo de 100 m al 14 % a un km de la cima, como se puede ver en este perfil detallado (desde el km 8,2). Descontando los 700 m finales, la segunda mitad de la ascensión tiene unas cifras de 7 km al 8,8 % de media, lo que no está nada mal.

La dura ascensión a Sierra de Bejar, más conocida como La Covatilla, regresa a la Vuelta después de 5 años. Click para ver una descripción detallada.

A priori y aunque sea casi una etapa unipuerto, se trata de una jornada clave para el desarrollo de la Vuelta 2011, siendo probablemente el primer gran filtro de la carrera y ordenando a los corredores de cara la crono. Eso si, las diferencias en meta dependerán mucho del ritmo con el que se afronten la aproximación (con varios repechos) y los primeros km de La Covatilla, pudiéndose ver buenos “reventones” en la parte final en caso de que el el pelotón vaya lanzado desde abajo. Si no, lo más probable es que la mayoría de favoritos lleguen en un intervalo relativamente pequeño, notándose la falta de desgaste previo.

Debido al tipo de carretera, muy ancha y expuesta durante los últimos 9 km, un factor importante puede ser el viento, incomodando a los corredores si es de costado, ayudando a los ataques si es favor … o frenándolos si sopla de cara.

Será la cuarta ocasión en que una etapa finalice en Sierra Bejar-La Covatilla, con los antecedentes de 2002, 2004 y 2006. Y sin lugar a dudas la jornada de este año es la más floja de todas, ya que en la edición de 2002 se pasaron los puertos de Honduras N, Tornavacas y Tremedal (desde Los Loros); en 2004 Piornal, Honduras E y El Cerro; y en 2006 repitieron Piornal y Honduras pero cambiando El Cerro por Lagunilla, un puerto paralelo. Por continuidad entre las subidas el mejor encadenado sería el de Tremedal, peroa cambio tiene la pega de que La Covatilla no se hace entera desde Béjar, sino que se pierde el tramo inicial al llegar desde el este.

Teniendo en cuenta la exigencia de la primera semana quizás sería demasiado hacer aquí un recorrido muy duro, pero si se echa de menos algún gran puerto previo a La Covatilla para que hubiera algo más de desgaste previo y posibilidades de mover la carrera desde lejos. Y era totalmente factible, incluso son necesidad de aumentar el kilometraje. Por ejemplo se podría haber añadido el mencionado Puerto del Tremedal, dando como resultado una etapa de dureza moderada y a priori más atractiva que la original.

Recorrido alternativo desde Piedrahita, con el Puerto del Tremedal antes de la subida final.

El mayor inconveniente sería no pasar por Béjar, la gran ciudad de la zona y donde hay programado un sprint intermedio, pero se podría solucionar dando un rodeo por el norte o haciendo un bucle final con este recorrido: Tremedal (2), Puerto de la Hoya (3), Béjar, Candelario (3) y Sierra de Béjar/La Covatilla (1), quedando 60 km finales sin apenas llano.

– – – – –

10ª ETAPA (Lunes 29 Agosto):  SALAMANCA – SALAMANCA  (47 km).  Rutómetro / Últimos km

Justo antes de la primera jornada de descanso llega una de las etapas más importantes de la carrera, a priori decisiva para la clasificación general: una crono individual de 46 km con salida y llegada en la ciudad de Salamanca y un trazado aparentemente llano aunque con varios repechos.

La primera mitad de la etapa, en dirección sur, tendrá casi siempre tendencia ascendente, pasando por las localidades del Ventorro y Mozarbez. Será en Torre Zapata, después de un giro de casi 180º cuando los corredores inicien el regreso a Salamanca, con un terreno ahora favorable y pasando por Morille y Aldeatejada antes de la entrada en la ciudad, que se hará superando el río Tormes por el puente romano, de superficie adoquinada, para terminar la etapa en la Plaza Mayor después de un suave repecho.

La meta estará situada en la Plaza Mayor de Salamanca. Foto de Arturo J. Murias

Una contrarreloj para especialistas, con un buen kilometraje y largas rectas donde los rodadores potentes puede conseguir grandes diferencias sobre los corredores más livianos, que lo pasarán especialmente mal en caso de que sople el viento. En la pasada edición una crono de similar distancia ya provocó un “terremoto” en la clasificación general:

En los últimos 20 años la ciudad de Salamanca ha sido testigo de otras dos largas cronos individuales: 1995 y 1999, con kilometrajes similares al de este año (41 y 46 km respectivamente) y victoria en ambos casos para Abraham Olano, ahora director técnico de la carrera y unos de los responsables de los recorridos. Salamanca también fue salida y llegada de otra contrarreloj en 2001, aunque de sólo 12 km al ser la etapa inaugural, llevándose la victoria David Millar por delante de Santiago Botero y Levy Leipheimer.

Volviendo a la contrarreloj de este año, por sí sola nos parece un gran acierto, con un kilometraje muy serio, que supondrá una hora de gran esfuerzo individual para los corredores, y un bonito recorrido con el remate final del paso por el Puente Romano y la llegada en la Plaza Mayor.

Pero su colocación en la carrera tiene luces y sombras. En el lado positivo está el hecho de que al llegar relativamente pronto (sobre todo comparada con la Vuelta 2010 o Giro y Tour 2011) puede forzar que los escaladores sean más ofensivos en la segunda mitad de carrera, para recuperar las pérdidas. Sin embargo, al estar situada antes de varias etapas de montaña, también puede hacer que los corredores sean mas “reservones” en los días previos, guardando fuerzas para la crono. Aparte, aunque en este caso servirá para hacer el traslado, no tiene sentido poner una crono antes de una jornada de descanso,ya que se pierde el desgaste que sufren los favoritos. Por eso creemos que hubiera sido mucho más acertado colocar la crono al inicio del tríptico en vez de al final.

Más allá del tema de la colocación, en el global del recorrido se echa en falta otra C.R.I. (que bien podría haber sido la etapa inicial o alguna de las jornadas de la última semana) para equilibrar la abundante montaña y la dureza de los finales en alto. Eso sí, como decíamos en el análisis global, la Vuelta es la grande de este año que sale mejor parada en el tema de las cronos individuales, ya que tanto Giro como Tour tenían aún menos kilometraje y encima llegaba más tarde, en la última semana de carrera.

– – – – –

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s