VUELTA A ESPAÑA 2011

Al igual que en la Vuelta a España 2010 y demás carreras de 3 semanas, el análisis estará dividido en varias partes, para que no quede una entrada excesivamente larga y facilitar la búsqueda de información.

En esta primera parte: Introducción, análisis general del recorrido y participación.

El resto de entradas sobre la Vuelta 2011:

Por otro lado, ya podéis descargaros el tercer nº de la revista “Desde la Cuneta”, que incluye un Especial Vuelta entre sus contenidos:

– – – – –

Introducción 


Del 20 de agosto al 11 de septiembre se disputará la edición nº 66 de la Vuelta ciclista a España, una de las tres grandes carreras por etapas, junto con el Giro de Italia y el Tour de Francia, y que este año cuenta con la novedad del adelanto de fechas, celebrándose una semana antes de lo que era habitual en los últimos años.

La 1ª edición de la Vuelta, con 3.425 km repartidos en 14 etapas, se disputó en 1935, siendo organizada por el diario Informaciones (en base a la idea original de Clemente Lopez Doriga) y con victoria para el belga Gustaaf Deloor. Los primeros años fueron muy complicados, tanto por las dificultades económicas de los organizadores como por causas externas, dejando de disputarse la carrera durante la Guerra Civil española, la 2ª Guerra Mundial, en 1949, y de 1951 a 1954, cuando el Diario Ya renunció a organizar la prueba (se había hecho cargo en 1945). En 20 años de existencia apenas se habían podido celebrar 9 ediciones.

A partir de 1955  la carrera ya no sufrió más interrupciones, primero bajo el mando del El Correo Español/El Pueblo Vasco (1955 a 1978), y mas tarde de Unipublic, organizadora de la prueba desde 1979 hasta la actualidad. Pero eso no significa que La Vuelta haya atravesado un “camino de rosas” desde entonces, estando a punto de desaparecer en 1979 y teniendo que cambiar  en 1995 las tradicionales fechas de abril/mayo por el mes de septiembre para poder mantener una participación aceptable.

Para ver un análisis más detallado de la historia, participación y recorridos durante las diversas épocas de La Vuelta (hasta el año 2007), click en los siguientes enlaces:

En cuanto a los grandes dominadores del palmarés, hasta la década de los 90 destacan el belga Gustaaf Deloor, ganador de las 2 primeras ediciones (1935-36), y 3 de los mejores ciclistas españoles de la historia Julian Berrendero (1941-42), Jose Manuel Fuente “Tarangu” (1972-74) y Pedro Delgado (1985-89), todos ellos con 2 triunfos en la clasificación general. En cambio, en los últimos 20 años y con la excepción de Roberto Heras (victorias en 2000-03-04 y descalificación en 05 por dopaje cuando también había quedado 1º), los grandes triunfadores han sido ciclistas extranjeros: Tony Rominger (1992-93-94), Alex Zulle (1996-97 y record de jornadas como líder: 45) y Denis Menchov (2005-07), que este año volverá a ser uno de los principales favoritos.

De todos modos, los ciclistas españoles siguen siendo los que han obtenido un mayor nº de victorias en la general, con 29 triunfos frente a los 9 de Francia y 7 de Bélgica. En cuanto a los triunfos parciales, el “recordman” es Delio Rodríguez, con nada menos que 39 victorias, seguido por Alessandro Petacchi, con 20, y Laurent Jalabert y Rick Loy, ambos con 18 victorias.

RECORRIDOS

Centrándonos en el tema de los recorridos, la Vuelta a España ha sido históricamente la más floja de la 3 Grandes (excepto en algunas ediciones sueltas), algo que podía ser más o menos lógico hasta los años 70, debido a que la red de carreteras españolas dejaba mucho que desear y muchos grandes puertos ni siquiera estaban asfaltados (aunque los puertos de tierra eran habituales en Tour y Giro …) pero que a día de hoy resulta indefendible, ya que no hay motivos objetivos por los cuales la Vuelta no pueda tener recorridos igual de exigentes que Tour o Giro. Es precisamente este mal aprovechamiento de la geografía española, que se ha mantenido en los últimos años aunque con algunos avances esperanzadores, lo que originó que varios aficionados al ciclismo nos uniésemos formando la “Plataforma Recorridos Ciclistas: en España si hay montaña”, con el Estudio para la mejora de los recorridos -Dossier- como trabajo principal.

En nuestra opinión, no es sólo una cuestión de dureza sino sobre todo de modelo de etapa, resultando exagerado el abuso del final en alto y encima en la mayoría de ocasiones con malos encadenados previos o en etapas unipuerto, asi como incomprensible la marginación de los grandes puertos de paso, que si bien no abundan tanto como en Francia y sobre todo Italia existen en suficiente cantidad como para ir variando de un año a otro (además de los puertos mencionados en el enlace, hay 1ª muy duros que también son muy poco aprovechados o siguen inéditos). En esta entrada se puede ver como la gran diferencia entre los puertos usados desde 1979 por Vuelta, Tour y Giro está precisamente en los Especiales de paso -> Los puertos de las grandes vueltas desde 1979.

Eso no significa que todos los recorridos hayan sido malos ni mucho menos, ya que ediciones como 1999, 2004 y 2009 tuvieron trazados muy interesantes (el de 2006 tampoco estuvo nada mal, aunque flojeaba la 2ª semana). Pero en general ha predominado el final en alto en etapas unipuerto o con subidas muy alejadas entre si, aparte de repetirse  mucho ciertas ascensiones. Además en los últimos años ha habido una gran reducción en los km contra el crono, aunque este problema también es compartido por las otras 2 Grandes.

El recorrido de 2009 supuso un gran avance sobre el de 2008 … y enorme respecto a 2007. Y es que la dureza global era similar o superior a la de Tour y Giro -> comparativa, aparte de tener una alta y media montaña mejor de lo habitual en la Vuelta, con buenos encadenados, muchos estrenos y trampas en casi todas las jornadas. De hecho, por fin hubo una etapa con 2 auténticos Especiales, La Ragua + Sierra Nevada por el Purche-Las Sabinas en la 13ª jornada, y resultó espectacular (y lo hubiera sido aún más manteniendo el  recorrido original). Pero también tenía aspectos negativos, como el habitual exceso de finales en alto y encima en el puerto más duro del día, y cronos demasiado cortas que no equilibraban la montaña. Esto unido a una pobre actitud de los favoritos en algunas jornadas clave, principalmente  al inicio de cada bloque (Aitana, Velefique y Ávila), hizo que la carrera resultara algo decepcionante a pesar de que hubo varias jornadas muy entretenidas.

El trazado de 2010 era llamativo pero globalmente se quedaba muy “cojo” al carecer de jornadas para moverse desde lejos y encima tener poca crono, aparte de repetir demasiado el esquema de recorrido en las etapas montañosas, favoreciendo demasiado a un mismo tipo de corredor y propiciando que se viera un “ciclismo-youtube”, con sólo batalla entre los favoritos en los últimos km. En el lado positivo, casi todas las jornadas tenían alicientes, destacando una gran primera semana, y hubo varios estrenos de subidas muy interesantes y/o “mediáticas”, como la Bola del Mundo. A la postre la carrera tuvo interés casi todos los días, pero sin jornadas para recordar más alla de los 5-7 km finales (salvo la gran etapa de Valdepeñas de Jaén) … aunque sorprendentemente casi todos los medios de comunicación la consideraron un éxito rotundo.

Recorrido de La Vuelta 2011


El trazado de la Vuelta 2011 mantiene varias de las constantes de los últimos años, como el gran número de llegadas en alto, “trampas” en casi todas las jornadas, estreno de varias subidas duras y escasez de km contra el crono, pudiéndose considerar una mezcla del estilo de recorrido de 2009 y 2010 (predominando la pasada edición, sobre todo por la primera semana). Pero también cuenta con algunos aspectos muy innovadores y que no se habían visto casi nunca en la carrera española, como una etapa de alta montaña sin final en alto, la presencia de 2 Especiales de paso y una última semana basada en la media montaña y sin crono, con la gran noticia del regreso al País Vasco … aunque en etapas decepcionantes dadas las posibilidades de la zona.

Lo primero que llama la atención es lo pronto que llega la montaña, con un final en Sierra Nevada en la 4ª etapa, donde aparte de la subida final se verá el estreno del Puerto de Escullar, y que además va “escoltado” por varias jornadas con pequeños puertos en los últimos km que pueden dar mucho juego: Totana (3ª), con el Alto de la Santa; Valdepeñas de Jaén (5ª), con el Puerto de Locubín antes del duro repecho final; y Córdoba (6ª), con el Alto del 14%. Eso provoca que las etapas a priori importantes para la clasificación general estén muy repartidas a lo largo de toda la carrera (sobre todo comparado con recorridos como el del Tour 2011), aunque a cambio la última semana flojea un poco.

https://unavueltamejor.files.wordpress.com/2011/08/4_perfil.gif

El 4º día de carrera los corredores tendrán que afrontar las subidas a Escullar y Sierra Nevada, sin grandes rampas pero que pueden resultar muy duras si el ritmo es elevado y hace calor.

Volviendo a la primera semana, además de las etapas mencionadas cuenta con una C.R.E. corta el primer día; dos etapas favorables para los sprinters, Orihuela (2ª) y Talavera de la Reina (7ª); una dura jornada de media montaña camino de San Lorenzo del Escorial (8ª); la llegada en alto a La Covatilla/Sierra de Béjar, en la 9ª etapa; y la larga crono individual de Salamanca (10ª) situada justo antes del primer día de descanso. En resumen, una primera mitad del recorrido muy interesante y completa pero con el inconveniente del orden del tríptico, hecho justo al revés de lo que a priori sería beneficioso para el espectáculo. En cualquier caso, la última palabra la tienen como siempre los corredores y si muestran una actitud ofensiva no tendría por qué notarse negativamente.

En la segunda semana de carrera (aunque en realidad son sólo 5 días) se concentra la mayor parte de la alta montaña, con sólo una etapa llana, Pontevedra (12ª), intercalada entre el duro final de Cabeza de Manzaneda, en la 11ª etapa, y el tríptico anterior al 2º día de descanso: Ponferrada (13ª), con el estreno del espectacular encadenado Sierra Morela + Ancares aunque a más de 60 km de meta; la etapa de La Farrapona (14ª), donde aparte de esa subida también se afrontará San Lorenzo este, ambos inéditos en la Vuelta; y la jornada del Angliru (15ª), con sólo 142 km pero cuya durísima y mítica subida final debería hacer estragos. Se trata de jornadas muy atractivas por sí solas (aunque mejorables) pero de nuevo con la pega de su colocación, con la etapa mas potencialmente “fumable” y que depende mucho de la actitud de los corredores el primer día del tríptico y cerrándose con la que va a hacer diferencias sí o sí.

Aunque no hay ninguna etapa que sea claramente la reina, la 14ª jornada es la que acumula mayor desnivel en los últimos 70 km, con Ventana, San Lorenzo y la Farrapona.

En la tercera semana de carrera predomina la media montaña, con etapas de puertos cortos pero alguno de ellos bastante duros, como Peña Cabarga, que repite en el recorrido después de su “re-descubrimiento” en 2010 siendo el final de la 17ª etapa. Al día siguiente hay una etapa con llegada en Noja (18ª) y varios puertos de mediana dificultad aunque muy lejos de meta, dando paso a las 2 jornadas vascas: Bilbao (19ª), con doble paso por El Vivero (hasta el km 5); y Vitoria (20ª), con Urkiola como puerto más duro aunque a 46 km de meta, la mayoría llanos. Después de esas 2 etapas habrá un largo traslado antes de la última jornada, con final en Madrid tras sólo 95 km de etapa.

Dar protagonismo a la media montaña en la semana final es una idea interesante, ya  que eso no condiciona negativamente el resto del recorrido y ademas al no haber finales duros, excepto Peña Cabarga, los corredores deberían atacar desde lejos para conseguir diferencias … pero su realización deja mucho que desear, con etapas de diseño decepcionante y que salvo una gran debilidad del equipo del líder o diferencias muy pequeñas pueden hacer que la carrera esté casi decidida desde el Angliru. En cualquier caso, bienvenido sea el regreso el País Vasco, probablemente la región española con mayor afición al ciclismo y que además cuenta con una orografía fabulosa para diseñar recorridos atractivos (aunque en esta Vuelta no sea así).

Respecto a la dureza global de la montaña, hay que decir que sobre el papel se trata de uno de los recorridos más exigentes en la historia de la Vuelta, con nada menos que 7 puertos que se pueden catalogar como Especiales: Angliru, Ancares, Cabeza de Manzaneda, San Lorenzo, La Covatilla, Sierra Nevada y La Farrapona, además de bastantes Primeras y muchas pequeñas ascensiones. Eso si, comparada con Giro y Tour, la carrera española vuelve a salir perdiendo en las cifras de los 15 puertos más duros, sobre todo respecto al brutal Giro (aunque con la supresión de Crostis se redujo la diferencia). De hecho sólo Angliru y Ancares entran en la lista de los puertos más duros en carrera, al superar los 300 de coeficiente APM.

Listado de los puertos más duros. *Cabeza de Manzaneda se subirá por una vertiente distinta a la reflejada en este cuadro, con casi 300 APM.

Siguiendo con la montaña hay dos aspectos muy positivos: la variedad, con ascensiones de todo tipo (largas y constantes, largas e irregulares, cortas pero con mucha pendiente media, etc) frente al excesivo gusto por la subida tipo “muro” de 2010; y la novedad, con grandes estrenos no sólo de puertos sino de zonas enteras, como “Os Ancares“. Precisamente la etapa donde se estrena Ancares, pese a ser mejorable (tanto en el trazado intermedio como en su final), es una de las noticias más esperanzadores del recorrido, ya que tiene un tipo de trazado que se echa mucho de menos en la Vuelta, coloso de paso sin final en alto, y además supone el descubrimiento para el gran público de un lugar precioso y con enormes posibilidades para el ciclismo -> Informe Ancares.

Pero no todo es bueno ni mucho menos, ya que aparte del mencionado orden de las etapas en los trípticos dell Escorial-Covatilla-Salamanca y Ponferrada-Farrapona-Angliru, que en nuestra opinión supone un grave error, los organizadores vuelven a programar demasiados finales en alto duros, 6 (y encima 4 de ellos mal encadenados con los puertos previos), a la vez que siguen dando muy poco protagonismo a los grandes puertos de paso, incluyendo sólo 2 en toda la carrera por encima de los 180 de coeficiente APM, Ancares y San Lorenzo este (aunque ambos muy duros y hasta ahora inéditos en la Vuelta). De hecho no hay ninguna etapa con más de 2 puertos de 1ª o Es, echándose de menos una auténtica jornada reina.

En el tema de las contrarrelojs hay luces y sombras, ya que si bien es una gran noticia la presencia de una crono “de verdad” a mitad de carrera, cercana a los 50 km y que supondrá una hora de esfuerzo individual para los corredores, la cantidad total de km contra el crono es irrisoria para una Gran Vuelta, faltando otra C.R.I. para equilibrar el recorrido. Y se podía haber solucionado, al menos en parte, de un modo muy sencillo: hacer que la crono que abre la prueba fuera individual en vez de por equipos.

Km de contrarreloj en la Vuelta desde 1979, click para verlas cifras detalladas. *Faltan los datos de este año, que son casi idénticos a los de 2010: 47 km CRI + 13,5 km CRE.

Eso si, comparada con Giro y Tour 2011, la Vuelta no es la que sale peor parada en la cuestión de las cronos … más bien todo lo contrario, siendo la única grande de este año con una crono individual en las 2 primeras semanas de carrera (!) y además la de mayor kilometraje, ya que ni en el Giro ni en el Tour ha habido cronos por encima de los 45 km, batiéndose en ambas carreras récords negativos de km totales de C.R.I.

Como ya hemos dicho en anteriores ocasiones, creemos que esta reducción exagerada de las cronos en las GV es un grave error (sobre todo cuando cada vez hay más finales en alto) ya que pueden perjudicar el espectáculo de la carrera, haciendo que los escaladores sean menos ofensivos al no tener que recuperar tiempo sobre los rodadores. Y aunque no suceda así, lo justo serían recorridos que dieran opciones a corredores de diferentes características, de tal modo que los primeros de la general tuvieran que demostrar ser los más fuertes, tanto física como tácticamente, en todos los terrenos, no sólo subiendo.

En resumen, un recorrido con muchos aspectos positivos, como la gran cantidad de jornadas con alicientes, una crono de casi 50 km a mitad de carrera, varios encadenados muy interesantes, el estreno de varias subidas y zonas que pueden dar mucho juego (tanto este año como en próximas ediciones) y la gran dureza global. Pero que se ve lastrado por otros tantos negativos: orden de las etapas que no beneficia su aprovechamiento, abuso de los finales en alto, escasez de grandes puertos de paso, ausencia de una segunda C.R.I, y una decepcionante semana final. En cualquier caso, creemos que es supone un claro avance respecto al de 2010.

.

Cuestión aparte son los cambios de última hora, ya habituales en anteriores ediciones pero que este año son todavía más numerosos, como se puede ver comparando el listado original de las etapas con el definitivo. Lo peor es que, al igual que sucedió en 2009 y 2010, se empeora el recorrido presentado originalmente. Es cierto que algunas de las variaciones tienen justificación por las obras, como sucede con las etapas de Cabeza de Manzaneda, cambiando la vertiente de la subida final (la única variación positiva junto con la mayor longitud de la CRI de Salamanca); y Peña Cabarga, donde se suprime La Sía y la posterior subida a Alisas (que sí está en buenas condiciones) por Lunada. Pero en otros casos resultan incomprensibles, como la sustitución del Mediano por Arrebatacapas (San Bartolomé de Pinares) camino de San Lorenzo del Escorial, donde además se “capa” la penúltima subida y se endurece la última -> etapa original; o los rodeos que se han añadido entre el último puerto y la llegada en las etapas de Ponferrada y Noja, de 6-7 km llanos en ambos casos.

La etapa original de Peña Cabarga y la que se hará finalmente, con menor dureza y más llano antes de la subida final.

Más allá de como se valoren estos cambios, algo que puede ser subjetivo, lo que no es de recibo es que la organización no de ni una sola explicación al respecto, como si quisieran “colarlos” de tapadillo. Pero es que además los perfiles de las etapas definitivas no se publicaron hasta apenas 12 días antes del inicio de la carrera!. Lógico que haya varias publicaciones sobre la carrera donde las etapas anunciadas no son las definitivas sino las presentadas inicialmente … y en este caso no es culpa suya sino de la organización.

Otro tema muy chapucero es la catalogación de los puertos. El año pasado se cambió la habitual puntuación, Es – 1ª – 2ª – 3ª, por algo más parecido al Giro, marcando los finales en alto como puertos de máxima categoría, fueran duros o no, y desapareciendo los Especiales. Una manera de catalogar discutible (nosotros pensamos que equivocada, al no valorar la exigencia de los puertos sino su colocación, haciendo que esta clasificación la gane uno de los primeros en la general sin ni siquiera disputarla), pero donde al menos las reglas estaban claras. Sin embargo este año el cachondeo ya es absoluto, dando la sensación de que las categoría están puestas en base al “marketing” que los organizadores quieran hacer de una etapa, magnificando algunas y haciendo de menos a otras, sin importar la dureza real.

Ahí está la catalogación de Peña Cabarga como Especial y La Covatilla, San Lorenzo y Ancares como 1ª, cuando lo lógico sería justo lo contrario; Ventana de 2ª en la etapa de La Farrapona y Vilaesteva (O´Pico da Peña) de 3ª en la de Ponferrada, cuando la parte final de Vilaesteva ya es más dura que todo Ventana: 6,5 km al 5,2% frente a 6 km al 4,8%; o el “olvido” de los 3 últimos puertos en la jornada de San Lorenzo del Escorial, claros 3ª sin marcar. Pero es que incluso dentro de una misma etapa hay auténticos disparates. Valga como ejemplo la mencionada etapa de Ponferrada, donde un coloso como Ancares está considerado al mismo nivel que Sierra Morela (Folgueiras de Aigas) y Ocero y Lumeras se han intercambiado su categoría desde la presentación, aparte de dejar otro 3ª como Restelo sin puntuar.

Eso si, también hay algunos aspectos que han mejorado mucho en los últimos años, como la web oficial, que incluye muy buena información histórica, mapas y rutómetros en general bien hechos, y perfiles de etapa más o menos realistas (aunque con algunos fallos “sospechosos”) … si bien no estaría mal que actualizaran los comentarios sobre las etapas y el perfil de los últimos km, para que se correspondieran con las etapas definitivas y no las presentadas originalmente, así como poner los datos de todos los puertos, no sólo de aquellos marcados como 1ª o Especial.

Participación


La participación de la Vuelta 2011 deja un sabor agridulce, ya que si bien es de gran calidad, con ciclistas de mucho nivel en todos los terrenos, se echan de menos varios corredores que destacaron en la pasada edición, así como algunas primeras figuras tanto nacionales como internacionales.

No estarán presentes Ezequiel Mosquera -> noticia de su ausencia, 2º en la Vuelta 2010 tras Vincenzo Nibali, ni Peter Velits, acompañante de ambos en el podium final. Tampoco participan Alberto Contador, Samuel Sánchez y el podio del pasado Tour al completo: Cadel Evans y los hermanos Andy y Frank Schleck … pese a que en todos los casos, excepto Contador, sólo han disputado una GV en 2011. Otra de las ausencias destacadas es Philippe Gilbert, el mejor clasicómano actual y que en la Vuelta 2010 ya consiguió 2 victorias de etapa y vestir el liderato.

Pero no todo es negativo ni mucho menos, ya que como decíamos previamente la lista de corredores participantes es de mucho nivel. Ahora sólo falta que se impliquen de verdad en carrera, algo que en anteriores ediciones no ha sucedido con todas las figuras que iniciaron la prueba.

El corredor del Liquigas Vincenzo Nibali, conocido como “el Tiburón” y ganador de la Vuelta 2010, además de podium en los 2 últimos Giros, vuelve a ser unos de los grandes favoritos a la victoria final, contando con un buen equipo (aunque no tan potente como en 2010) y un recorrido que se adapta bien a sus características al no tener etapas de mucho fondo, probablemente su punto más débil … si bien tampoco hay jornadas donde pueda exprimir al máximo sus dotes como bajador, su mejor cualidad aparte de su gran sentido táctico.

También parten como favoritos dos grandes escaladores españoles, Igor Antón, integrante del Euskaltel-Euskadi; y Joaquim Rodríguez, del equipo Katusha. Antón todavía no ha ganado ninguna carrera por etapas ni terminado entre los 5 primeros una GV, pero su calidad como escalador está fuera de duda. De hecho en la Vuelta 2010 fue el corredor más fuerte hasta que se tuvo que retirar por una caída, y en el pasado Giro venció en el Zoncolan. En la Vuelta de este año se encuentra con un recorrido casi perfecto para sus características, con finales en alto de grandes rampas y en etapas sin excesivo desgaste, siendo penalizado sólo por la crono de Salamanca y su corto estado de forma.

En cuanto a “Purito” Rodríguez, lleva varios años siendo muy regular en las GV, destacando su 4º puesto en la Vuelta 2010 y el 5º en el pasado Giro, siendo capaz de destacar tanto en jornadas “explosivas” como de gran fondo. Además, por lo visto en la reciente Vuelta a Burgos, llega en buena forma. Su mayor hándicap son sus pobres prestaciones contra el crono, así que para ganar la carrera debería conseguir mucha renta en la montaña o sorprender en la C.R.I. de Salamanca perdiendo poco tiempo respecto a sus rivales.

Otros corredor con opciones es Denis Menchov (Geox), ganador del Giro 2009 y las Vueltas de 2005 (tras la descalificación de Heras) y 2008, además de 2 veces 3º en el Tour, y que si bien tuvo una actuación algo decepcionante en el pasado Giro en esta Vuelta tendrá un recorrido mucho más favorable para sus características, con una larga crono y sin etapas de montaña de gran fondo. También destaca Michele Scarponi (Lampre), veterano corredor italiano que en los últimos años se ha mostrado como uno de los mejores escaladores del pelotón, terminando 4º y 2º en los dos últimos Giros y con una temporada 2011 fantástica, aunque en general no ha conseguido rendir al mismo nivel en carreras fuera del país transalpino.

Hay otros ciclistas que también han demostrado su gran nivel en carreras de 3 semanas … pero cuyo rendimiento en esta Vuelta es bastante impredecible, ya sea por haber sufrido graves caídas en la primera mitad de la temporada, como Andreas Kloden (Radioshack), dos veces 2º en el Tour; Jurgen Van den Broeck (Lotto), 5º en el Tour 2010; y Bradley Wiggins (Sky), 4º en el Tour 2010; o bien por estar ya en la cuesta abajo de su carrera, como Carlos Sastre (Geox), ganador del Tour 2008 y 3 veces podium de la Vuelta a España.

Otros corredores que podrían destacar en la general  o ser de gran ayuda para sus líderes en la montaña: Steven Kruijswijk, Bauke Mollema y Luis León Sánchez (Rabobank), Janez Brajkovic, Tiago Machado y Haimar Zubeldia (Radioshack),  Juanjo Cobo y Fabio Duarte (Geox), Vladimir Karpets y Dani Moreno (Katusha), Jakob Fuglsang y Maxime Monfort (Leopard Trek), Mikel Nieve (Euskaltel), Rein Taaramae y David Moncoutie (Cofidis), Beñat Intxausti, David López, Sergio Pardilla y Marzio Bruseghin (Movistar), Nicolas Roche y Cyril Dessel (Ag2r), Daniel Martin y Christophe Le Mevel (Garmin-Cervelo), Robert Kiserlowski (Astana), Przemyslaw Niemiec (Lampre), Thomas Lofkvist (Sky), Chris Sorensen (Saxo Bank), Kanstantsín Siutsou y Tony Martin (HTC), Damiano Caruso y Eros Capecchi (Liquigas), etc

En cuanto a los velocistas, pese a que a no tendrán muchas oportunidades durante la carrera la participación es espectacular, destacando la presencia de Mark Cavendish, el gran dominador de los sprints en los últimos años y que ya en la Vuelta 2010 obtuvo 3 victorias de etapa. Sus máximos rivales serán a priori el veterano Alessandro Petacchi (Lampre), con la friolera de 20 triunfos en anteriores ediciones de la vuelta; Oscar Freire (Rabobank), que aparte de las victorias de etapa buscará coger fondo de cara al próximo mundial;  Tyler Farrar y Heinrich Haussler, ambos del equipo Garmin-Cervelo; Daniele Bennati (Leopard Trek); Tom Boonen (Quick Step), que aunque parece haber perdido punta de velocidad todavía puede dar más de un susto; y Marcel Kittel (Skil-Shimano), la gran revelación de este año.

Respecto a los corredores todoterreno, aparte de algunos ya mencionados sobresalen la “bestia” Peter Sagan (Liquigas), capaz de vencer a los sprinters puros, sobre todo cuando la carretera pica hacia arriba, y a la vez ganar etapas de montaña; y Fabian Cancellara (Leopard-Trek), probablemente el mejor rodador actual y gran favorito para la crono de Salamanca junto con Tony Martin. Tambien destacan Greg Van Avermaet (BMC), Sylvain Chavannel (Quick Step), Matti Breschel (Rabobank) y Pablo Lastras (Movistar).

– – – – –

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s