TOUR DE FRANCIA 2010 (2)

Anteriores entradas sobre el Tour 2010:

  • Previo (Análisis del recorrido y etapas más importantes, en octubre 2009)

– – – – –

Análisis etapa por etapa (hasta el primer descanso)


PRÓLOGO (Sábado 3 Julio):  ROTTERDAM – ROTTERDAM (8,9 km)  (C.R.I.).  Rutómetro

El Tour 2010, al igual que sucedió en la Vuelta a España 2009 y Giro de Italia 2010, inicia su recorrido con una contrarreloj individual en tierras holandesas, en este caso en la ciudad de Roterdam: el puerto más grande de Europa (y el 2º del mundo, sólo por detrás de Singapur). Situada a las orillas del Río Mosa, es a su vez la segunda localidad más importante de los Países Bajos y su corazón industrial.

La crono tiene un  recorrido de 8,9 km completamente urbano y sin grandes dificultades, con un trazado bastante llano y rectilíneo (aunque al ser de ida y vuelta tiene alguna curva complicada). Sólo hay 2 pequeños repechos, que coinciden con el paso por los puentes de Erasmusbrug y Willemsbrug. En principio, una contrarreloj muy favorable para corredores de mucha potencia, capaces de mover grandes desarrollos a un ritmo constante.  Los especialistas deberían intentar aprovecharla al máximo, ya que hasta la penúltima etapa no volverán a tener otra oportunidad contra el crono.

Para ser la primera jornada no está nada mal, de hecho de cara al público en las cunetas la C.R.I. será expecialmente atractiva al recorrer una misma avenida en los 2 sentidos, pero teniendo en cuenta la falta de cronos hasta el final de carrera no hubiera estado mal que fuera más larga, al estilo de la crono inicial del Tour 2005 (19 km).

Como curiosidad, la etapa técnicamente no debería ser un prólogo ya que supera la distancia máxima estipulada por la UCI (8 km), pero aun así la organización la ha catalogado como tal.

– – – – –

1ª ETAPA (Domingo 4 Julio):  ROTTERDAM – BRUXELLES (BRUSELAS)  (223,5 km).  Rutómetro / Últimos km

La primera etapa en línea será una de las más largas de toda la carrera: 225,5 km uniendo las localidades de Roterdam y Bruselas, ya en Bélgica.

El trazado es casi completamente llano … pero si sopla el viento puede ser una auténtica encerrona, ya que la primera mitad del recorrido transcurre por una zona muy abierta, especialmente del  km 30 al 80 (aproximadamente), al atravesar una zona de diques y muy expuesta al mar. Ese mismo tramo se pasó en el reciente Giro de Italia y la carrera se rompió por completo -> clasificación, aunque también es cierto que estaba situado cerca del final de la etapa y no al principio, con lo que seguramente los equipos se lo tomen con más calma.

Una jornada para que los sprinters impongan su ley. En cuanto a los favoritos a la general, teniendo en cuenta la posibilidad de abanicos no pueden despistarse ni un momento.

– – – – –

2ª ETAPA (Lunes 5 Julio):  BRUXELLES – SPA  (201 km).  Rutómetro / Últimos km

Dificultades montañosas:

  • Côte de France, 4ª (km 98):  244 m – 2.2 km – 6.2 %
  • Côte de Filot, 4ª (km 128,5):  297 m – 3.9 km – 4.5 %
  • Côte de Werbomont, 4ª (km 136):  368 m – 4.5 km – 3.5% (*sigue subiendo casi 2 km)
  • Côte de Bodeux -incluye los 2 puertos anteriores-, np (km 149):  485 m – 4.9 km – 4,4 %
  • Côte d’Aisomont, 3ª (km 161,5):  488 m – 4.5 km – 5.2 %
  • Col de Stockeu, 3ª (km 167,5):  509 m – 3.0 km – 5.9 %
  • Col du Rosier, 3ª (km 189):  557 m – 6.4 km – 4 %  (*tiene casi 3 km de subida previa)

La carrera sigue en territorio belga pero cambiando completamente de escenario, en una etapa rompepiernas en la que se afrontarán los primeros puertos del Tour 2010 y con llegada en la localidad de Spa, famosa por el mítico circuito de Spa-Francorchamps. Una jornada con aroma a clásica.

Los 90 km iniciales de la etapa son bastante sencillos pero pasado el avituallamiento de Amspin/Amay empiezan las dificultades, con la Côte de France, 2,2 km al 6,2%, Después de coronar no hay descenso propiamente dicho sino un terreno de falsos llanos hasta llegar a Ouffet (km 117). A partir de ahí, suave descenso y comienza la “fiesta”: 6 pequeños puertos en los últimos 75 km de la etapa.

Los últimos 80-85 km de la etapa son un sube y baja constante, con 6 cotas de cierta dificultad

Los 3 primeros están completamente seguidos, a modo de escalera, y son las cotas de Filot, Werbomont y Bodeux/Levee. Sorprendentemente la organización ha dejado de puntuar Bodeux pese a tener una dureza similar a las 2 anteriores.

Pasado este tríptico y la bajada de Bodeux hay 5 km de falso llano  descendente antes de afrontar 2 nuevas subidas encadenadas,  Aisomont/Wanne y Stockeu: 4,5 km al 5,2% y 3 km al 5,9% respectivamente. Ambas son bastante conocidas gracias a la Lieja-Bastoña-Lieja, aunque en esa carrera se hacen por  otras vertientes más duras (Stockeu se sube por donde se bajará en esta etapa, hasta un primer cruce) .

Las cotas de Aisomont/Wanne y Stockeu están completamente encadenadas.

Coronado Stockeu, vertiginoso descenso hacia Stavelot y 10 km más  menos llanos (aunque con un repecho inicial) antes de iniciar la última ascensión de la jornada: el Col du Rosier. Es una ascensión relativamente larga (9 km) pero con muchos descansillos y sin zonas demasiado duras. Lo más exigente, 2,5 km centrales en torno al 6-6,5%.

La última cota, el Col du Rosier, se corona a 12 km de la línea de meta.

Una vez en la cima de Rosier, bajada en busca de la línea de meta de Spa, pero la etapa no acabará directamente sino que se dará un pequeño rodeo por los alrededores de la localidad, quedando 5 km finales relativamente  llanos.

Una etapa muy atractiva. Salvando las distancias (mucha menor dureza y kilometraje), una Lieja-Bastoña-Lieja dentro del Tour. Esperemos que tanto los “clasicómanos” como los favoritos a la general lo aprovechen y den un buen espectáculo … como hizo el gran Miguel Indurain en una etapa parecida (aunque más dura) en 1995 -> perfil /clasificación.

Sin embargo, el recorrido resulta decepcionante teniendo en cuenta las posibilidades de la zona … algo que por desgracia es habitual cuando las grandes vueltas visitan Bélgica en los últimos años. Sir ir más lejos, la parte final de la 4ª etapa de la Vuelta a España 2009 fue toda una “lección” de como desaprovechar una zona estupenda.

En el caso concreto de la etapa del Tour, el llano antes y después de Rosier, que estropea bastante la continuidad de la dureza, era fácilmente evitable. Por ejemplo utilizando la cota de Malchamps y las diferentes vertientes de Rosier para hacer un doble paso por Spa, con la ventaja de que eso haría innecesario el rodeo final previsto por la organización.

Alternativa para la parte final, con Rosier sur, Malchamps y Rosier este. El kilometraje y dureza global sería similar a la etapa original pero con mejor continuidad en los últimos 40 km.

Y hay opciones mucho más duras, por ejemplo mantener las cotas de Aisomont y Stockeu e incluir  Haute Levee antes de Rosier este, un recorrido similar a un tramo de “La Decana” (hasta el cambio de recorrido de este año), pudiendo añadir también un doble paso por Spa como en la opción anterior.

La versión “bruta”, con el mismo recorrido original hasta Stavelot y a partir de ahí encadenar Haute Levee, Rosier, Malchamps y Rosier. 90 km finales sin casi respiro.

.

– – – – –

3ª ETAPA (Martes 6 Julio):  WANZE – ARENBERG PORTE DU HAINAUT  (213 km).  Rutómetro / Últimos km

Dificultades montañosas:

  • Côte de Bothey, 4ª (km 48):  148 m – 1.4 km –  3.4 %

Sectores de pavés:

  • Ormeignies (km 128):  350 m
  • Hollain (km 169):  1.200 m
  • Rongy (km 173):  700 m
  • Sars-et-Rosières (km 185,5):  2.400 m – * * * / foto
  • Tilloy-lez-Marchiennes/Warlaing (km 188,5):  2.500 m – * * * / foto 1, 2
  • Wandignies-Hamage (km 195):  3.700 m – * * * / foto_1, 2
  • Haveluy, “Pave Bernard Hinault” (km 203):  2.300 m – * * * * / foto  1, 2, 3, 4

Sin lugar a dudas, una de la etapas más esperadas de la carrera … y probablemente la más polémica en cuestión de recorrido, con el retorno del pavés al Tour: 13,2 km sobre esta superficie dividididos en 7 sectores, 4 de ellos en los últimos 30 km de la etapa. Si la anterior jornada era similar a las clásicas belgas ésta lo será a la París-Roubaix. De hecho, los últimos 4 sectores de pavés se pasan en el “Infierno del norte” aunque en sentido contrario.

La mayor parte de la etapa no tiene prácticamente dificultades, con sólo pequeños repechos y un primer tramo de pavés de apenas 350 m, Ormeignies (km 128). Es a partir del km 169 cuando la ruta se pone “seria”, con 2 tramos de pavés casi seguidos: Hollain – 1200 m y Rongy – 700 m, éste último en el km 173.

Después de esta zona complicada hay algo más de 10 km llanos antes del  siguiente sector de pavés, Sars-et-Rosières, ya dentro de los 30 km finales de la etapa: 2400 m de longitud y 3 estrellas de dificultad (sobre un máximo de 5). Cortísimo tramo de asfalto y enseguida llega Tilloy-lez-Marchiennes, más conocido como Warlaing en la París-Roubaix. Su longitud y dureza es casi calcada a Sars-et-Rosières: 2500 m y 3 estrellas. Después de estos 2 sectores encadenados hay un pequeño respiro de 4 km de asfalto … aunque lo normal es que la carrera ya vaya completamente rota en diversos grupos, tanto por la diferencia en experiencia y “calidad” de los corredores sobre el pavés como por caídas o pinchazos.

Los últimos 30 km de la etapa incluyen 4 largos tramos de pavé. *El kilometraje total de la etapa es de 213 y no 207, ya que ha cambiado desde la presentación

A 18 km de meta se entra en Wandignies-Hamage, 3.700 m y 3 estrellas, el sector de pavés más largo de toda la etapa … pero no el más complicado. Ese honor recae en Haveluy, que con 2300 m y 4 estrellas de dificultad será clave en la resolución de etapa. Desde el final de ese tramo hata meta habrá menos de 10 km.

Paso por el sector de Haveluy, el último de la etapa, en la París-Roubaix 2010. Foto de ASO/B Bade

Una jornada a priori espectacular. Y salvo que haya un “pacto de no agresión”, puede ser igualmente decisiva para la clasificación general.

Esta etapa ha generado polémica desde el día de la presentación, con varios favoritos insinuando que no debería incluirse una etapa de estas características … pero lo cierto es que el pavés fue un clásico del Tour hasta finales de los 80, provocando grandes etapas y batallas, en algunos casos tan decisivas como las etapas de alta montaña. Sin embargo, desde entonces sólo ha tenido apariciones muy esporádicas en esta carrera, la última en 2004,  quedando desterrado a las conocidas como “clásicas del norte”, con el Tour de Flandes y la ya mencionada París-Roubaix como máximos exponentes (habitualmente 2 de las mejores carreras del año).

En los tiempos que corren, recuperar esta superficie y de un modo tan protagonista es una decisión atrevida por parte de los organizadores y con la que sin duda intentan provocar un buen espéctaculo. Algo digno de alabanza. Y es que las carreras por etapas no son sólo sprints, cronos y finales en alto. Hay muchos otros terrenos que históricamente han sido importantes y pueden (y deben, en nuestra opinión) seguir siéndolo, ya sea sobre asfalto o superficies alternativas. Por ejemplo, la más que acertada apuesta del Giro por el “sterrato”, con la apoteósis de la etapa de Montalcino de este año, donde gracias a organizadores y corredores se vivió una jornada épica.

Es verdad que el pavés también tiene su parte negativa, como el peligro de caídas y montoneras (justo lo que sucedió en el Tour 2004, con Iban Mayo como gran damnificado). Incluso hay más riesgo en esta etapa que en las clásicas  de principio de temporada, ya que tanto los especialistas en este terreno como los favoritos a la general y sus equipos querrán entrar en cabeza del pelotón. Pero creemos que las ventajas de esta etapa son mayores a los inconvenientes.

– – – – –

4ª ETAPA (Miércoles 7 Julio):  CAMBRAI – REIMS  (153,5 km).  Rutómetro / Últimos km

Dificultades montañosas:

  • Côte de Vadencourt, 4ª (km 40,5):  158 m – 1.6 km – 3.9 %

Después de 4 jornadas previas bastante complicadas, primera etapa aparentemente tranquila del Tour 2010. El trazado unirá las localidades de Cambrai y Reims en 153,5 km (2ª etapa en línea más corta de toda la carrera) y sin apenas dificultades montañosas, con sólo algunos repechos salpicando el recorrido. La mayor complicación podría venir por parte del viento, ya que las carreteras atraviesan zonas muy abiertas, y por el trazado de los km finales, con muchas rotondas.

Una jornada muy favorable para resolverse al sprint, como sucedió la anterior ocasión en que Reims fue final de etapa: Tour 2002, con victoria para Robbie McEwen.

– – – – –

5ª ETAPA (Jueves 8 Julio):  ÉPERNAY – MONTARGIS  (187,5 km).  Rutómetro / Últimos km

Dificultades montañosas:

  • Côte d’Orbais-l’Abbaye, 4ª (km 18,5):  205 m – 1.6 km – 4.8 %
  • Côte de Mécringes, 4ª (km 36,5):  184 m – 1.3 km – 5.4 %

Una etapa similar a la del día anterior, con un trazado bastante llano y sin excesivas complicaciones. Hay 2 repechos catalogados de 4ª categoría en los 40 km iniciales pero tienen poca dureza y como mucho servirán para que se forme  la escapada del día, con corredores que ya lleven mucho tiempo perdido en la clasificación general.

A priori, otra jornada muy propicia para ver a los sprinters luchando por la victoria. En cuanto a los favoritos, tranquilidad absoluta salvo que se produzcan caídas o similares.

– – – – –

6ª ETAPA (Viernes 9 Julio):  MONTARGIS – GUEUGNON  (227,5 km).  Rutómetro / Últimos km

Dificultades montañosas:

  • Côte de Bouhy, 4ª (km 69,5):  349 m – 2.9 km – 4 %
  • Côte de La Chapelle-Saint-André, 4ª (km 91,5):   305 m – 2.1 – 4.3 %
  • Côte des Montarons, 4ª (km 179,5):  425 m – 3.6 km – 3.6 %
  • Côte de la Croix de l’Arbre, 4ª (km 204,5):  418 m – 2.3 km – 4.5 %

En vísperas del primer bloque montañoso, los corredores tendrán que afrontar la etapa más larga de toda la carrera: 227,5 km entre Montargis y Gueugnon, final de etapa inédito en el Tour.

No hay puertos de entidad pero el trazado es algo más complicado que en las 2 jornadas anteriores ya que incluye bastante repechos, 4 de ellos marcados de 4ª categoría y 2 dentro de los últimos 50 km: Montarons (3,6 km – 3,6%) y Croix d´l Arbre (2,3 km – 4,5%), a 23 km de la llegada.

Pese al terreno rompepiernas, lo más probable es que la etapa vuelva a dilucidarse al sprint … aunque los equipos con corredores rápidos harían bien en no confiarse, ya que en etapas con largo kilometraje aumentan las posibilidades de triunfo de una escapada. Para los favoritos, nueva jornada de transición.

– – – – –

7ª ETAPA (Sábado 10 Julio):  TOURNUS – STATION DES ROUSSES  (165,5 km).  Rutómetro / Últimos km

Dificultades montañosas:

  • Côte de l’Aubépin, 3ª (km km 51,5):  541 m – 4.9 – 5 %  (*hay 2,5 km de subida previa)
  • Côte des Granges (DESSIA), 4ª (km 69):  581 m – 5.9 – 3.5 %
  • Côte d’Arinthod, 3ª (km 84,5):  730 m – 8.5 km – 4.7 %
  • Col du Cerisier/Côte Barrage de Vouglans, 3ª (km 104):  710 m – 6.6 – 5.6 %
  • Col de la Croix de la Serra, 2ª (km 134,5):  1.049 m – 15.7 – 4.3 %
  • Côte de Lamoura, 2ª (km 161,5):  1.145 m – 14 km – 5 %

Después de 3 jornadas más o menos llanas el Tour 2010 cambia completamente el escenario, con una etapa de media montaña en el Jura que incluye 6 puertos y el últimos de ellos, Lamoura, a sólo a 4 km de la línea de meta en Station des Rousses.

Los primeros 44 km son casi completamente llanos, hasta llegar a Saint Amour. En esa localidad habrá un sprint intermedio … siendo también el inicio de la cota de L´Aubepin: 4,9 km al 5% según datos oficiales (aunque  los 2,5 km previos ya pican fuertemente hacia arriba). Una vez que empiece esta ascensión el recorrido se convertirá en un auténtico “carrusel”, con 120 km finales de constante sube y baja y muy poco terreno llano.

A partir del sprint de Saint Amour (km 44,5), no habrá casi respiro para los corredores.

Descenso de L´Aubepin, con repecho incluído, y después de un corto tramo de falso llano se afronta el siguiente puerto: Côte des Granges (Dessia). Son 5,9 km al 3,5% … pero muy engañosos, ya que a mitad de la cota hay un pequeño descenso que baja la media. Una vez coronado, bajada en busca de la localidad de Arinthod y el puerto del mismo nombre. No pasa de ser un 3ª duro, 8,5 km al 4,7%, pero está completamente encadenado con el puerto anterior … y el siguiente: el Col du Cerisier (llamado Côte du Barrage de Voulans por la organización), una ascensión de 6,6 km al 5,6%. Ninguna de estas subidas es demasiado exigente pero si la carrera va rápida podrían hacer bastante daño al no haber terreno de recuperación entremedias.

Terminado el descenso de Cerisier y un pequeño repecho se llega al avituallamiento, en la localidad de Jeurre, donde comienza un tramo llano de 5 km hasta Molinges, inicio del penúltimo puerto del día: el Col de la Croix de la Sierra,  15,7 km al 4,3 % pero muy irregulares, con tramos de cierta dureza pero también varios descansillos.

El Col de la Croix de la Serra por Molinges, una ascensión larga pero bastante irregular.

Una vez en la cima, a 31 km de la llegada, largo descenso hacia Rochefort y sin prácticamente llano comienza la ascensión definitiva del día, Lamoura: 14 km al 5 % y con una parte inicial relativamente dura (6 km al 6,3%). Ese es el punto para intentar romper la carrera ya que después suaviza mucho la pendiente.

Últimos 18 km de la etapa, con la ascensión a Lamoura y el falso llano final.

La pancarta del puerto estára colocada pasado el pueblo de Lamoura, a 4 km de la línea de meta, pero en realidad no es el punto más alto ya que después hay un repecho, suave descenso y falso llano hasta la llegada en Station des Rousses.

Una etapa muy interesante, con mucha continuidad entre los puertos y aprovechando una zona que habitualmente no tiene protagonismo en el Tour. Además el resultado es bastante impredecible, ya que la jornada se podría resolver tanto con una escapada de “segundos espadas”, corredores de mucho nivel pero no los líderes de sus equipos (atención a la posibilidad de fuga-bidón si ninguna escuadra quiere controlar), como directamente entre los favoritos a la general. Eso sí, a priori las diferencias que se puedan producir serán pequeñas.

De todos modos, dependerá mucho de la actitud de los ciclistas. Y es que los puertos no son rompedores por si mismos y si el ritmo es suave podrán aguantar muchos corredores en el pelotón. Además, tiene la pega de estar situada justo delante del primer contacto con la alta montaña, existiendo el riesgo de que los favoritos decidan “pasar” de esta etapa y concentrarse en la siguiente. Esperemos que eso no suceda, ya que terreno hay de sobra para que se vea una jornada muy entretenida.

Como curiosidad, la salida de la etapa está muy cerca de la localidad donde nació el gran  Bernard Thevenet, ganador de dos Tour (1975 y 1977) y uno de los máximos rivales del “caníbal” Eddie Merckx.

– – – – –

8ª ETAPA (Domingo 11 Julio):  STATION DES ROUSSES – MORZINE/AVORIAZ  (189 km).  Rutómetro / Últimos km

Dificultades montañosas:

Justo antes del día de descanso, primera etapa de alta montaña del Tour 2010. No tiene mucha dureza acumulada pero si 50 km finales bien diseñados y sin prácticamente un km llano, finalizando en la estación de esquí de Avoriaz.

La salida de la etapa es muy propicia para que se forme una escapada, con 30 km iniciales de falsos llanos y pequeños repechos que incluyen la suave ascensión a Lajoux (sólo los últimos 5 km), marcado como Cota de la Petite Joux a mitad de subida. A partir de ahí hay mucho terreno favorable, primero con un descenso constante hacia la localidad de Mijoux y luego ya bajada más irregular (km 8 a 29 del perfil) hasta llegar a Chezery Forens, empezando poco después la subida no puntuada a la Cota de la Mulaz. Una vez coronada, descenso de 12 km (con llano intermedio)  hasta Bellegarde Sur Valserine, donde comienza la siguiente cota, Gresin: 4,3 km rondando el 4% de media.

Después de la bajada y un nuevo repecho se llega a la localidad de Vulbens, donde estará situado un sprint bonificado. A partir de ahí (km 84 de la etapa) el recorrido se “tranquiliza”, con 55 km mas o menos llanos hasta la pequeña localidad de Mieussy, a 50 km de la llegada … e inicio del Col de la Ramaz: 14 km al 7% y con 3 km centrales a más del 9% de media (el perfil de salite.ch difiere en los % km a km pero las características de la subida son las mismas, con  lo más duro en la parte central). Es un buen punto para intentar romper la carrera o al menos marcar un fuerte ritmo, ya que desde ahí hasta meta todo será subir o bajar, sin prácticamente llano.

El Col de la Ramaz, el primer gran puerto del Tour 2010

Después de coronar, fuerte descenso (primeros 9 km) en busca del cruce con la carretera principal (D-902) y el pequeño puerto de Les Gets: 4,3 km al 4,8% de media pero con un km a más del 6%. La tendida bajada de Les Gets dejará a los corredores en Morzine, habitual final de etapa del Tour pero que en esta ocasión es el inicio de la última subida del día, Avoriaz: 13,6 km al 6,1% según datos oficiales. No tiene rampas muy duras pero si es bastante constante en torno al 7%, aunque el inicio y final, más suaves, bajan la media. *Perfil con % más detallados (aunque sólo hasta el cruce de Joux-Verte) -> click aquí.

Final de etapa en Avoriaz, una subida muy constante en torno al 6-8%

Un buen primer contacto con la alta montaña gracias al encadenado de la parte final: un puerto duro como Ramaz para romper o desgastar, terreno complicado con Les Gets y subida final a Avoriaz para que se vean ataques serios entre los favoritos. En el desarrollo de esta etapa serán claves las diferencias que haya en la clasificación general, ya que si los escaladores han perdido tiempo en las primeras jornadas estarán más “obligados” a aprovechar todas sus oportunidades en la montaña. Si no, es probable que esperen a los últimos 5 km.

Los últimos 50 km de la etapa, con el encadenado Ramaz + Les Gets + Avoriaz.

Resulta curioso que a pesar de ser zona una bastante transitada por el Tour, tanto Ramaz como sobre todo Avoriaz llevaban bastante años sin ser incluídos en la carrera: el primero desde 2003, con R.Virenke como protagonista (perfil / clasificación), y el segundo desde la brutal cronoescalada de 48 km de 1994, con victoria para P.Ugrumov  (perfil / clasificación).

De todos modos, a pesar de que la etapa prevista por la organización no está nada mal, había opciones más rompedoras, como incluir el mítico Joux Plane en lugar de La Ramaz … o mejor aún, utilizar ambos puertos.

Parte final alternativa, añadiendo el Joux Plane (HC) entre Ramaz (1) y Avoriaz (1).

El encadenado sería similar al de la espectacular etapa de 1981, si bien en aquella ocasión era todavía más duro al ascender previamente Saleve/Col de la Croisette. Aparte no se terminaba en Avoriaz,  sino que se subía el Col de la Joux Verte Npara bajar de nuevo hasta Morzine por la vertiente que se subirá este año.

– – – – –

JORNADA DE DESCANSO (Lunes 12 Julio).

– – – – –

.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s