GIRO DEL TRENTINO 2012

Del 17 al 20 de abril se disputa la 36ª edición del Giro del Trentino, una carrera que tiene lugar en la región del Trentino-Alto Adige, al norte de Italia. Actualmente se puede considerar como la tercera prueba por etapas más importante del país transalpino, solo superada  por el Giro de Italia y la Tirreno Adriático … y en proporción con el recorrido más montañoso de todo el calendario ciclista.

Los inicios de esta prueba fueron muy complicados, ya que tras dos ediciones tempranas como carrera de un día, en 1962, con victoria para Moser Enzo, y 1963, con triunfo para Rosso Guido, desapareció hasta 1979, año en que resurgió con fuerza convertida ya en una prueba por etapas. Desde entonces no ha sufrido mas parones (aunque en 1986 se disputó como una clásica por equipos) y se ha ido consolidando como la antesala del Giro de Italia, ya que además de disputarse solo unas semanas antes los recorridos han sido bastante parecidos según las épocas.

Los grandes dominadores del palmarés son los corredores italianos, con nada menos que 27 victorias en la general de la prueba. Destaca especialmente Damiano Cunego, con tres triunfos durante la pasada década: 2004,  2006 y 2007. Con 2 victorias están Francesco Moser (1980, 1983), Paolo Savoldelli (1998, 1999) y Francesco Casagrande (2001, 2002), aunque en el caso de Moser habría que añadir otros tres segundos puestos, siendo la figura más importante de la carrera en los años 80. El año pasado la victoria fue para Michele Scarponi, que se impuso con sólo 7 segundos de ventaja sobre Tiago Machado, finalizando en tercer lugar Luca Ascani.

El podio de la pasada edición, con Scarponi, Machado y Ascani.    Foto © Daniele Mosna.

A nivel de recorridos, la prueba ha ido variando mucho según los años. Durante  la década de los 80 el trazado solía ser muy favorable para los rodadores, con contrarreloj y escasa montaña. Pero a partir de 1988 los organizadores suprimieron la crono, a la vez que poco a poco fueron incluyendo cada vez más montaña en la carrera. Esta apuesta por los trazados montañosos se ha llevado casi hasta el extremo en las últimas ediciones. Y es que desde 2008 no ha habido ni una sola etapa llana en la prueba.

De todos modos esto no significa que hayan sido recorridos exagerados, ya que no todas las etapas eran de alta montaña, habiendo jornadas con puertos de escasa dureza o lejos de meta, propicias para las escapadas o para resolverse mediante sprints reducidos. Además los organizadores han vuelto a programar cada año una contrarreloj, un tipo de etapa que desde 1988 hasta 2007 parecía vetada en la prueba (siendo incluída sólo en el año 2000). Esto hizo que los recorridos fueran duros pero a la vez equilibrados, con alicientes en todas las etapas y dando posibilidades a corredores de diferentes características. La mayor pega: el orden de las etapas, que no siempre beneficiaba su aprovechamiento.

Sin embargo, ya el año pasado se les fue la mano a los organizadores abusando de los finales en alto, con todas las etapas en línea acabando de esta manera (si bien la primera tenía un falso llano de 5 km antes de meta). Eso si, hay que aclarar que no eran llegadas excesivamente duras y se mantenía la contrarreloj individual, de tal modo que, a pesar del desequilibrio en favor de los escaladores, los rodadores todavía tenían alguna oportunidad de cara a la general.

Participación

Debido a las fechas en que se celebra, la lista de participantes se verá de nuevo perjudicada por su coincidencia con la semana de las Árdenas (aunque en realidad sólo se superpone con la Flecha Valona, terminando 2 días antes de la disputa de Lieja). En cualquier caso, estarán presentes la mayoría de grandes escaladores italianos, a excepción de Nibali, y algunas figuras extranjeras, conformando una participación interesante aunque algo escasa de “clase media”, con a priori mucha diferencia entre los equipos de primer nivel y los más modestos.

Destaca especialmente el equipo Lampre, con 2 de los máximos favoritos en sus filas: Michele Scarponi, vigente ganador de la prueba y 2º en 2007, y Damiano Cunego, con 3 triunfos en la general aunque el último de ellos hace ya 5 años. En teoría Scarponi será el líder del equipo, llegando sin el desgaste (y caída) sufrido por Cunego en la pasada Amstel, que además participará en Lieja el próximo domingo, pero tampoco sería una sorpresa la victoria del “pequeño príncipe”. Como principales escuderos, Przemyslaw Niemec, 3º en 2009, y Morris Possoni.

También con un gran potencial se presentan Liquigas, Astaná y Androni Giocatolli. El primero de ellos tendrá como líder a Ivan Basso, vencedor de esta carrera en 2009 y que buscará ir afinando su punto de forma de cara al próximo Giro, acompañado por Eros Capecchi, ganador del GP di Lugano por delante de Cunego, y Silvester Szmyd, un gregario incombustible. En Astaná sobresalen Roman Kreuziger, 3º en la pasada Tirreno Adriático y ganador de etapa en Trentino 2011, Janez Brajkovic y Paolo Tiralongo. El equipo venezolano Androni llega con José Rujano, 3º en el Giro de Italia 2005 y gran animador en la pasada edición, acompañado por una pléyade de escaladores: Jose Serpa (ganador del reciente Tour de Langkawi), Emanuelle Sella, Miguel Angel Rubiano, Fabio Felline (vencedor el pasado fin de semana en el Giro de los Apeninos), Jackson Rodríguez …

Otros corredores a tener muy en cuenta: Domenico Pozzovivo, 3º en 2008 y 2010 y con un trazado muy bueno para sus características, Gianluca Brambilla y Stefano Pirazzi (Colnago); Pierre Rolland, gran revelación de la pasada temporada (Europcar); Danilo di Luca, todo un ganador de Giro de Italia si bien ya lejos de sus mejores momentos, y Carlos Alberto Betancour (Acqua & Sapone); John Gadret, 3º en el  Giro 2011 (tras la sanción a Contador) aunque lleva un flojo inicio de temporada, Nicolas Roche  y Hubert Dupont (Ag2r la Mondiale); Luca Ascani, 3º el pasado año (Farnese Vini); Marco Pinotti (BMC); Leopold Köning (NetApp); y los integrantes del equipo Colombia, sin un líder claro al no estar Duarte pero con opciones de brillar en la montaña, especialmente Darwin Atapuma.

Recorrido

El trazado de este año repite casi las mismas características del recorrido de la pasada edición, con una etapa inicial contrarreloj de distancia media-corta seguida por tres finales en alto de distinta dureza, siendo la 2ª etapa la jornada reina. Sin embargo, hay dos detalles que cambian bastante el resultado: la etapa inicial es una crono por equipos en lugar de una C.R.I., y el final de la segunda etapa llegará tras la inclusión de Punta Veleno, uno de los puertos más duros que se han afrontado jamás en una carrera ciclista, con 6,5 km centrales rondando el 15 % y un coeficiente APM superando los 500 puntos. Un auténtico muro, muy esperado por los aficionados aunque temido por los corredores.

Esto hace que sea un recorrido tan llamativo y espectacularcomo totalmente desequilibrado y repetitivo en sus planteamientos, volviendo a abusar de los finales en alto como si fueran el único tipo de jornada montañosa posible (aunque la etapa de Punta Veleno no acaba exactamente arriba, sino a 2,5 km de la cima) y prácticamente “echando” a los rodadores y velocistas de la carrera, sin darles una sola oportunidad de brillar más allá de su trabajo de equipo en la 1ª jornada.

Una pena, porque con este mismo recorrido pero simplemente haciendo 2 cambios, convirtiendo la CRE en una crono individual, a poder ser alargando un poco su distancia hasta dejarla en unos 20 km, y sustituyendo uno de los finales en alto por una llegada tras el descenso del último puerto, por ejemplo la jornada final del Passo Pordoi acabando en la localidad de Arabba, sería un trazado igual de atractivo pero mucho más completo y equilibrado, dando oportunidades a corredores de diferentes características y haciendo además que los escaladores tuvieran que ser más ofensivos en la montaña, saliendo a priori beneficiado tanto el desarrollo de la carrera como la propia participación.

De todos modos, a pesar de estos fallos (al menos en nuestra opinión), no cabe duda de que en el recorrido programado hay terreno para que se vea una carrera muy entretenida y espectacular, con el gran aliciente del estreno de Punta Veleno, que además demuestra un gran atrevimiento y valentía por parte de los organizadores ya que no es nada habitual que pruebas modestas incluyan puertos de este nivel. Ójala los corredores se muestren combativos durante toda la carrera, con batalla entre los favoritos en todas las etapas y no sólo durante esa ascensión.

Por otro lado y aunque sea algo secundario, no estaría mal que los organizadores se tomarán más en serio el tema de los perfiles de etapa, ya que al hacerlos con tan pocas referencias resultan demasiado esquemáticos, siendo imposible apreciar la orografía real de bastantes tramos. Igualmente, la catalogación de los puertos también deja mucho que desear … si bien, y al contrario que en muchas otras carreras, no parece hecho con mala intención: las categorías no están infladas de un modo sistemático sino simplemente adjudicadas de un modo extraño.

Análisis etapa por etapa


1ª ETAPA (Martes 17 Abril):  RIVA DEL GARDA – ARCO  (C.R.E.)  (14,3 km).  Rutómetro / Últimos km

La carrera empieza con una contrarreloj por equipos no demasiado larga entre Riva del Garda y Arco, que sustituye a la habitual crono individual que deparaba las primeras diferencias y daba una posibilidad a los rodadores antes de la montaña. Sin embargo en esta ocasión tendrá que ser la fuerza de los equipos la que decida. De todos modos, las diferencias no deberían ser excesivas en tan corta distancia, aunque los equipos más potentes como BMC, Liquigas, etc. tendrán una buena oportunidadad de brillar y colocar a sus figuras en las posiciones cabeceras de la clasificación.

Esta etapa, aunque por si sola puede resultar interesante, nos parece el error más grave de todo el recorrido, ya que en un trazado tan montañoso lo lógico hubiera sido hacer una contrarreloj individual, como en años anteriores, para que la carrera no estuviera tan desequilibrada en favor de los escaladores y les forzara a aprovechar la montaña al máximo.

– – – – –

2ª ETAPA (Miércoles 18 Abril):  MORI – SANT´ ORSOLA TERME   (152 km).  Rutómetro / Últimos km

Dificultades montañosas:

  • Vigolo Vattaro, np (km 37,5)
  • Palú del Fersina, 2ª (km 118,4)
  • Passo del Redebús, 1ª (km 121,5)
  • Sant´Orsola Terme, 2ª (Meta)

La primera etapa en línea unirá las localidades de Mori y Sant´Orsola Terme, con un trazado a mitad camino entre la media y la alta montaña que incluye en los últimos 50 km km el Passo del Redebús y la subida final a San´Orsola, con algo más de 8 km cercanos al 6 % de media.

De inicio un tramo llano seguido de un puerto, Vigolo Vattaro, no excesivamente duro pero muy continuo en sus rampas y que servirá para formar fugas. En cualquier caso, resulta extraño que no puntúe para la clasificación de la montaña, pudiéndose considerar perfectamente un 2ª.

La subida a Vigolo Vattaro, con 10 km al 5,1 %

Terminado el descenso hay 60 km más o menos llanos (aunque con algún repecho) hasta la localidad de Pergine Valsugana, donde se inicia la ascensión combinada a Palú del Fersina + Passo del Redebús. Si bien la organización los puntúa por separado, en realidad hay menos de 1 km de bajada intermedia, por lo que sería mucho más realista considerarlo como un único puerto. En cualquier caso, un buen 1ª, con unas cifras totales de casi 19 km al 5,3 % de media a pesar de los descansillos, y donde si hay un ritmo alto la carrera podría seleccionarse bastante,  aunque lo mas probable es que los favoritos esperen a la subida final para moverse.

Los 50 km finales de la etapa, con el Passo del Redebús y la subida a Sant´Orsola Terme.

Una vez coronado Redebús, largo descenso (en Baselga di Pinei se toma una carretera diferente a la del perfil) aunque con un tramo intermedio casi llano, en busca de Pergine y la ascensión final a Sant ´Orsola. El primer tramo es el mismo que se habrá realizado con anterioridad en la subida a Fersina, pero al llegar al cruce de Canezza se toma un desvío hacia la izquierda, restando desde ese punto 6 km al 6 % de media.

La ascensión final a Sant´Orsola Terme (desde el km 15,2 al 7 del perfil)

De todos modos es una pendiente media engañosa, ya que hay un tramo de falso llano a 2 km de la llegada que baja las cifras, habiendo antes de esa zona km enteros por encima del 7%. Superada la pancarta del último km la carretera vuelve a endurecerse considerablemente, con un tramo de 700 m al 7,5%, aunque los 200 m previos a la línea de meta son prácticamente llanos.

Los últimos 5 km de la etapa, con varias zonas por encima del 7 %.

Teniendo en cuenta las 2 jornadas siguientes, es probable que los favoritos no se muevan hasta la parte final de la etapa, pero si alguien busca crear diferencias atacando desde lejos tiene terreno para hacerlo. En cualquier caso, se comprobará quienes son los ciclistas en mejor forma y que van a disputar la carrera.

– – – – –

3ª ETAPA (Jueves 19 Abril):  PERGINE – BRENZONE (PUNTA VELENO)  (167,8 km).  Rutómetro / Últimos km

Dificultades montañosas:

  • Lumini -hasta el cruce del km 8-, 2ª (km 117,3)
  • Punta Veleno/Prada Alta, HC (km 165,3)

No es sencillo catalogar una etapa de sólo 2 puertos como Alta Montaña. Sin embargo, si uno de ellos es el 4º con mayor coeficiente en la historia de todas las carreras ciclistas (al menos de las que tenemos noticia), ya se explica mejor.

La etapa comienza con un falso llano descendente y la tendida subida a Lases, por debajo del 3%, para una vez finalizada su bajada recorrer todo el Trentino, de norte a sur, sin ninguna dificultad orográfica. De hecho a mitad de la ruta se abandona el Trentino para entrar en la región del Veneto, donde concluirá la etapa. Una vez en Caprino Veronese, a unos 50 km de la llegada, comienzan las dificultades con la ascensión a Lumini, con 6,8 km al 6,5 % según cifras oficiales (aunque después sigue subiendo ligeramente) y que supondrá un primer escollo que quizás se plantee para buscar fugas y lanzar corredores por delante del grupo. Su descenso (desde el km 8) dejará a los ciclistas en las puertas mismas de la localidad de Garda y su grandioso lago, una zona preciosa como se puede observar en las fotografías, aunque todavía restarán 20 km llanos por la orilla del lago hasta llegar a Brenzone.

Pasada esa localidad se entra en la zona clave de la etapa … y probablemente de toda la carrera, con la impresionate subida a Punta Veleno. Siguiendo la carretera principal, que parte de Assenza di Brenzone, tendría un primer repecho muy duro seguido por 1,5 km de falso llano hasta alcanzar la parte alta de Castello di Brenzone, donde ya se inicia la “pared” central de la subida, como se puede ver en los perfiles de Cyclingcols y Salite de la ascensión. Sin embargo, en este caso los organizadores han optado por tomar un atajo para el primer tramo, iniciando la subida en Macugnano, lo que da como resultado una ascensión de 9 km por encima del 12 %. En cualquier caso, lo más exigente es el muro central: 6,5 km al 15 % de media y con máximas del 20 %, sin que haya además descansillos para recuperar.

El perfil oficial de los últimos km, con la brutal ascensión a Punta Veleno y el corto tramo de descenso y llano hasta meta.

Uno de esos escasos puertos donde no sirve coger rueda y el ritmo de cada uno decide hasta dónde llega, al estilo del Angliru y Zoncolan. En la lista de los puertos más duros en carrera se sitúa justo entremedias, por delante del coloso asturiano y detrás del “Kaiser” Zoncolan, con el que comparte una estructura casi idéntica … aunque según los corredores y cicloturistas que han subido ambos puertos Punta Veleno es todavía más duro. En cualquier caso, ya sólo con ver las imágenes se aprecia que es una ascensión fuera de lo común -> galería fotográfica.

Las diferencias en meta pueden ser muy grandes, aunque como se ve en el perfil la etapa no acaba exactamente arriba sino que hay 2,5 km desde la cima de Punta Veleno hasta la línea de meta: 1,5 km de fuerte descenso, especialmente el primer tramo, y un km final picando hacia arriba ya en la localidad de Prada Alta, perteneciente a Brenzone.

Si el estreno de esta ascensión es un éxito no sería nada raro verlo en el Giro de Italia en próximas ediciones. En caso que eso suceda, ójala los organizadores lo aprovechen como puerto de paso y no sólo como llegada (casi) en alto, para que la carrera se rompa desde lejos y se puedan ver bonitas persecuciones hasta meta, al estilo del Mortirolo y los finales en Aprica.

– – – – –

4ª ETAPA (Viernes 20 Abril):  CASTELLETO DI BRENZONE – PASSO PORDOI  (177,5 km).  Rutómetro / Últimos km

Dificultades montañosas:

  • Vezzano-Vigolo Basselga, np (km 55,5)
  • Soraga, np (km 151,5)

.

El Giro del Trentino 2012 se despide con la etapa más larga de la carrera (aunque no pasa de tener un kilometraje medio), uniendo la localidad de Castelleto di Brenzone, a las orillas del Lago di Garda, y la cima del Passo Pordoi: uno de los puertos más transitados históricamente por el Giro de Italia, lo que le ha elevado a la categoría de mítico pese a no tener mucha dureza … aunque si altitud, superando los 2.200 metros.

Durante los primeros km se circulará por la orilla este del lago, con un trazado muy llano, pero una vez que se dejen atrás las localidades de Arco y Dro la carretera picará hacia arriba en busca de la población de Sarche, culminando con la ascensión a Vezzano-Vigolo Basselga, de 5 km al 4,7 %. A partir de ahí hay una zona de falsos llanos hasta llegar a Cadine, lugar donde comienza la bajada hacia la ciudad de Trento y la cercana población de Lavis. A la altura de esta última se girará hacia el este, iniciando la irregular subida a Lisignago-Cembra, con varios descansillos pero también zonas duras. Superado el falso llano de la cima, rápida bajada antes de afrontar la siguiente ascensión, Segonzano. Aunque la subida propiamente dicha acaba poco después de esa localidad, la carretera sigue picando hacia arriba hasta pasado Sover, restando desde ese punto 10 km hasta Molina di Fiemme, donde empieza otra de las subidas no puntuadas de la de la etapa, Castello di Fiemme: 3,7 km al 5,5 %.

Terminada la ascensión se entra en una zona más o menos llana, incluyendo el paso por la localidad de Cavalese, antes de que la carretera vuelva a picar hacia arriba en busca de Canazei, con un larguísimo falso llano ascendente remontando la “Val di Fassa” y pasando por todas sus localidades importantes: Moena, Soraga, Vigo y Pozza di Fassa, Mazzin, Campitello y el propio Canazei, en pleno corazón de los Dolomitas.

El último tercio de la etapa, con la subida a Castello di Fiemme, el largo falso llano ascendente hasta Canazei y la subida final al Pordoi.

Superado Canazei y tras un giro cerrado a la izquierda comienza la ascensión al Pordoi. Como curiosidad, indicar que si se siguiera de frente se llegaría hasta el Passo Fedaia (Marmolada), aunque por su vertiente más blanda y utilizada normalmente como descenso. Volviendo al Pordoi, se trata de una ascensión muy regular, por buena carretera y sin rampas duras pero muy constante al 7 %. En cualquier caso, su fama en el Giro de Italia viene dada más por la exigencia global de la etapas donde suele ser incluído, con colosos como el mencionado Passo Fedaia, que por su propia dureza, siendo un 1ª bastante normal … salvo por su gran altitud, que a estas alturas de temporada podría causar problemas si hace mal tiempo.

El Passo Pordoi por la vertiente oeste, final de la etapa y del Giro del Trentino 2012.

En resumen, una etapa exigente, con sólo un puerto puntuable pero incluyendo varias subidas “trampa” a lo largo de un trazado rompepiernas, que puede acabar haciendo daño y notarse en la subida final si el ritmo es elevado. Sin embargo, en caso de que el pelotón se tome la etapa con calma y los favoritos no se muevan hasta los km finales del Pordoi, lo más probable es que las diferencias en meta sean muy pequeñas ya que esta subida no es rompedora por si sola.

De todos modos, esta hubiera sido la jornada perfecta para hacer una etapa de montaña sin final en alto, dando variedad al recorrido y con posiblidades de ataques “a la desesperada”, pudiendose ver una bonita batalla tanto en la subida como en la bajada del puerto. En ese sentido, simplemente con continuar la ruta hasta Arabba, tras 9 km de descenso por la vertiente este, ya habría quedado una etapa a priori muy interesante. O para mantener el final en el Trentino-Alto Adige (Arabba está en el Veneto), subir el Passo Sella en lugar del Pordoi, terminando en Selva di Val Gardena después de 10 km de bajada. Además tendría la ventaja de que Sella es más rompedor que el Pordoi.

Más allá del lugar concreto de la llegada, cabía la posibilidad de haber incluído algún puerto de mayor dureza antes del Pordoi, para seleccionar más la carrera. Hay opciones muy diversas: Passo di Costalunga, con casi 1500 m de desnivel; Passo del Pramadiccio, que pese a estar muy lejos del Pordoi tendría la ventaja de mantener el paso por las mismas localidades de la etapa original; San Lugano, etc.

– – – – –

3 comentarios en “GIRO DEL TRENTINO 2012

  1. esta bien que incluyan Malga Palazzo pero condiciona mucho la carrera ya que se moverán ahi y quizas un poco al final de las otras. Además aprovecha poco las opciones de la zona. manteniendo las salidas y llegadas nos pueden salir etapas muy bonitas. En la de Santa Orsola Terme:http://tracks4bikers.com/tracks/show/90804. La etapa se iría a los 180 km. y tendría un final mas entretenido con la carrera rota desde Campet(253 APM) y un final muy entretenido con un puerto de segunda y un repechito antes de meta. La de Malga Palazzo se podría hacer llana desde Pergine a Avio y ahí incluir esto:http://tracks4bikers.com/tracks/show/90805. Un bicharraco como el Monte Baldo con preciosas vistas y un 2ª antes de empezar casi sin un metro llano Malga Palazzo. La distancia no variaría. Y luego en la última llegando por el camino mas sencillo a Canazei(150 km.) se podría hacer un precioso circuito a mas de 1500 metros con Pordoi,Campolpngo,Gardena,Sella y otra vez Pordoi:http://tracks4bikers.com/tracks/show/90807
    Por cierto,vuestra llegada en Arabba es inviable dado que esta en Veneto y dos llegadas fuera de Trentino son muchas en 4 días de carrera

  2. Gracias por los comentarios.

    Muy interesantes las alternativas de recorrido. La de Santa Orsola Terme es espectacular, con 35 km fantásticos para ver batalla entre los corredores. En cuanto a la de Punta Veleno (Malga Palazzo es una ascensión distinta, todavía más dura), para el Giro es una gran opción pero para esta carrera quizás fuera excesivo añadir el Monte Baldo, sobre todo teniendo en cuenta que el resto de las jornadas también son de montaña. La etapa del Pordoi haciendo el anillo del Sella es preciosa, con 65 km finales sin apenas llano. Lo único malo es que el kilometraje se va un poco largo, rondando los 220 km (en los últimos 10 años solo una etapa en esta carrera se ha acercado a esa distancia, aunque desde luego es 100 % factible) y que serían muchos km por encima de los 2000 m, lo que estas alturas de temporada puede resultar problemático. En cualquier caso, una ruta preciosa.

    Sobre la opción de acabar la última jornada en Arabba, es cierto que 2 llegadas fuera del Trentino seguramente sea algo inviable. Por este motivo en el analisis concreto de la etapa se mencionaba la posibilidad de terminar en Selva di Val Gardena, con el Passo Sella como ultimo puerto en lugar del Pordoi.

    Por otro lado, aprovechamos para enlazar los vídeos que han colgado en youtube sobre la etapa de Punta Veleno (el primero se ve un poco mejor, pero no está la subida completa):

    /

    Un saludo y perdón por el retraso en contestar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s