GIRO DE LOMBARDIA 2011

El sábado 15 de octubre se celebra la edición nº 105 del Giro de Lombardía, el último de los 5 monumentos ciclistas, disputados ya Milán-San Remo, Tour de Flandes, París-Roubaix y Lieja-Bastoña-Lieja, y a su vez la carrera que tradicionalmente cierra la temporada ciclista, recibiendo el sobrenombre de “La clásica de las hojas muertas” por su situación en el calendario, en pleno mes de otoño.

La primera edición del Giro de Lombardía se celebró en noviembre de 1905, en base a una idea del periodista Tullo Morgagni, obteniendo la victoria Giovanni Gervi sobre un trazado de 230 km con salida y llegada en la ciudad de Milán, capital de la región lombarda. Desde entonces la prueba se ha venido celebrando todos los años a excepción de 1943 y 1944, cuando debido a la II Guerra Mundial no pudo disputarse, siendo la gran clásica que ha sufrido un menor número de interrupciones a lo largo de su historia.

El palmarés de la prueba está claramente dominado por los ciclistas italianos, con 67 victorias, destacando especialmente “Il Campionissimo” Fausto Coppi con 5 triunfos (1946-47-48-49-54), además de otros 3 podios; y Alfredo Binda, con 4 victorias en la década de los 20 y principios de los 30 (1925-26-27-31). Ya más recientemente sobresale la figura de Damiano Cunego, que con sus 3 victorias (2004-07-08) alcanzó en el palmarés a los también italianos Constante Girardengo, Gaetano Belloni y Gino Bartali, al francés Henri Pélissier y al irlandés Sean Kelly.

El año pasado la victoria correspondió al belga Philippe Gilbert (ganador también en 2010), que tras una magnífica carrera y un emocionante duelo final con Michele Scarponi consiguió imponerse en solitario, aventajando al corrredor italiano en 12 segundos. Tercero fue el veterano corredor del Movistar (entonces Caisse d´Epargne) Pablo Lastras, completando una gran actuacion del ciclismo español ya que Samuel Sánchez, Mikel Nieve y Carlos Barredo también acabaron entre los 10 primeros.

El podio de 2010, con Gilbert 1º, Scarponi 2º y Lastras 3º.

De todos modos, hay que señalar que, al igual que sucede en el Tour de Flandes y París-Roubaix, ningún corredor español ha conseguido vencer en esta carrera … si bien en los últimos 5 años si han pisado el podio con mucha asiduidad, destacando Samuel Sanchez (2º en 2006 y 2009 y 3º en 2007) y el mencionado tercer puesto de Pablo Lastras en la pasada edición. Anteriormente sólo Miguel Poblet (2º en 1958 y 3º en 1959) y Marino Lejarreta (3º en 1998) habían conseguido finalizar la carrera entre los 3 primeros.

.

Recorridos

El Giro de Lombardía es probablemente la clásica que ha variado más veces de trazado a lo largo de su historia, ya que al contrario que la mayoría de pruebas de este tipo no se basa en unir 2 localidades concretas, sino en recorrer la región de Lombardía y muy especialmente, sobre todo en los últimos años, la zona cercana al Lago di Como y sus diferentes “brazos”. De todos modos, pese a los cambios la carrera suele mantener una serie de constantes que la convierten en una de las clásicas más exigentes de cuantas se disputan íntegramente sobre carreteras asfaltadas: largo kilometraje y un duro trazado de media montaña (incluyendo puertos bastantes serios) … a los que se unen en no pocas ocasiones un tiempo lluvioso, complicando aún más la carrera.

El símbolo más reconocible de la prueba es la Madonna del Ghisallo -> historia, una ascensión mítica a la pequeña iglesia que hay en la cima del puerto del Ghisallo, proclamada en 1948 como la Patrona universal de los ciclistas por el Papa Pío XII. Hoy en día es un lugar de peregrinación para los aficionados a este deporte, habiendo incluso un museo del ciclismo junto al santuario. Con menos apariciones en la carrera pero más duros están el brutal Muro di Sormano, una variante de la Colma di Sormano con puntas del 25% y que está en el “Top 5” de rampas máximas y de km enteros más duros en competición; y La Valcava, un puerto con 4,1 km finales al 10,5 % y cercano a los 1000 m de desnivel, que se recupera en esta edición después de haber sido un clásico a finales de los 80, con el recordado hundimiento de Fignon en 1988 cuando tuvo que poner pie a tierra en la zona más dura.

Teniendo en cuenta las localidades de salida y meta, la historia de los recorridos del Giro de Lombardía se podría dividir en 3 épocas:

-De 1905 a 1960, repitiendo salida y llegada en Milán pero con muchos cambios de trazado y kilometraje, variando de 184 km en la edición más corta a 266 en la más larga, aunque siempre por encima de los 220 km a partir de 1945). En cuanto a los puertos, destaca la inclusión de Madonna del Ghisallo a partir de la década de los 20 y el estreno del ya mencionado brutal Muro di Sormano en 1960 … aunque este último sólo duraría hasta 1962, cuando las quejas por su dureza y la ayuda del público a ciertos corredores provocaron su supresión, evitando el paso desde entonces.

-De 1961 a 1984, con salida en Milán y llegada en Como y manteniendo casi siempre recorridos muy similares (de hecho durante bastante años se repitió exactamente el mismo trazado), con los puertos de San Fedele Intelvi, Schignano y San Fermo en la parte final de la ruta y kilometrajes totales entre 253 y 266 km.

El recorrido clásico de los años 70, con Sormano (por la carretera normal), Ghisallo, Balisio, Intelvi, Schignano y San Fermo.

-De 1985 a 2012. Sin lugar a dudas, la época mas cambiante en los recorridos de la prueba:  Como-Milán de 1985 a 1989;  Milán-Monza de 1990 a 1994;  Varese-Bérgamo de 1995 a 2001;  final en Bérgamo pero con salidas de Cantú en 2002 y Como en 2003;  Mendrisio-Como de 2004 a 2006;  Varese-Como de 2007 a 2009;  mismo final en Como pero con salida de Milán en 2010;  y Milán-Lecco en 2011 y 2012, estrenando Lecco como llegada.

En estos casi 30 años los puertos usados y su protagonismo también han variado mucho dependiendo de las ciudades donde ha terminado la carrera, con las exigentes ascensiones a Esino Lario (falta la parte final), Valcava y Valpiana camino de Milán, aunque a muchos km de meta; Madonna del Ghisallo, Brianza y la cota de Lissolo como los 3 últimos puertos en la mayoría de finales en Monza; el encadenado de Colle Gallo, Selvino, Berbenno y Colle Aperto en varios de los finales en Bérgamo -> perfil; y  Madonna del Ghisallo antes del encadenado de Civiglio + San Fermo en casi todas las llegadas a Como.

La ruta de 2007 a 2009, con un tríptico final también usado de 2004 a 2006.

La excepción de los finales en Como estaría en el recorrido del año pasado, donde se recuperó la Colma di Sormano (por una variante distinta al Muro) justo después de Madonna del Ghisallo, dando lugar a un encadenado muy interesante, para terminado el descenso afrontar una zona llana de 20 km (aunque con un trazado revirado) junto al Lago di Como y la clásica subida a San Fermo antes de meta.

El recorrido de 2010, con la Colma di Sormano en lugar de Civiglio.

Una ruta muy atractiva, aunque arriesgada por el llano entre Ghisallo-Sormano y San Fermo. A la hora de la verdad y gracias a la actitud de los corredores, destacando un impresionante Gilbert, y a unas condiciones metorológicas muy adversas, que añadieron el toque épico, la carrera resultó espectacular, con el pelotón roto a muchos km de meta y los corredores llegando prácticamente de uno en uno -> clasificación 2010.

Dificultades montañosas:

  • Valcava/Valico di Ca´Perrucchini  (km 78,4)
  • Colle Brianza  (km 122,8)
  • Colma di Sormano  (km 159,1)
  • Madonna del Ghisallo  (km 195,2)
  • Villa Vergano  (km 232)

Sobre el papel, el trazado de este año, con salida en Milán y llegada en Lecco, es uno de los recorridos más duros en la historia de la carrera, manteniendo Sormano y Ghisallo respecto a 2010 (aunque no en el mismo orden), sustituyendo San Fermo por la más exigente subida a Ello-Villa Vergano, y recuperando el duro Valcava, un clásico de finales de los 80, en lugar de Intelvi.

Los primeros 55 km, primero en dirección norte y más tarde hacia el este, son prácticamente llanos, con la única dificultad del suave repecho de Monticello in Brianza. Pero a partir de ahí la ruta se complica con una zona de falsos llanos y sobre todo la ascensión a Valcava/Valico di Ca´Perrucini: una subida con 10 km finales al 8,8 % y rampas de hasta el 17 %, formando parte de la lista de los km enteros más duros en competición al tener un tramo de 1000 m al 12,6 %. Un 1ª durísimo, rozando la categoría especial, y que podría provocar una gran selección en el pelotón a poco que el ritmo sea elevado, siendo un buen lugar para que se forme una escapada de corredores con mucho nivel. En este otro perfil se puede ver parte del tramo de subida previo, aunque los % de los km finales no parecen del todo correctos.

Una vez coronado, a más de 160 km de meta, largo descenso (primeros 4 km y se toma otra carretera) por la vertiente sureste antes de girar hacia el oeste y volver a pasar cerca del inicio del puerto, formando un bucle de unos 45 km, para a partir de ahí dirigirse hacia el norte en busca del Colle Brianza, con una bajada más reseñable que la propia subida. Terminado el descenso hay casi 15 km completamente llanos antes de que el terreno empiece a picar hacia arriba en busca de la Colma di Sormano, una ascensión de 9,5 km al 6,6 % sin tramos especialmente duros (a excepción de un km central al 8,2 %) pero muy regular en torno al 6-7 %. Este puerto se recuperó el año pasado después de muchas ediciones fuera de la carrera, aunque se subía justo después del Ghisallo y no antes.

El complicado descenso, con zonas muy reviradas, termina al llegar a la localidad de Anso, dando paso a casi 15 km relativamente llanos circulando por la orilla del Lago di Como … pero este tramo más sencillo finaliza al girar hacia el sur, cuando los corredores tengan que afrontar el puerto más icónico de la carrera: Madonna del Ghisallo. Las cifras totales de la ascensión son muy engañosas, ya que hay una zona intermedia de falsos llanos que disminuye la pendiente, pero tiene tramos realmente exigentes, destacando los casi 4 km al 9 % antes del descansillo y el tramo justo antes de coronar, con 1,6 km al 8,9 %. En este perfil más detallado se puede ver como el terreno previo, que no cuenta oficialmente como parte de la subida, ya pica con fuerza hacia arriba.

Superada la pancarta del puerto, a 46 km de meta, largo aunque suave e irregular descenso hasta alcanzar de nuevo una carretera paralela al Lago di Como, por donde se circulará durante unos 10 km (con 2 largos túneles incluídos) antes de desviarse hacia Valmadrera y Oggiono, donde tras un fuerte giro a la izquierda comenzará la última ascensión del recorrido: la cota de Villa Vergano, que se estrena en el Giro de Lombardía.

20 km finales, con la subida a Villa Vergano

Pese a su corta longitud se trata de una subida bastante dura, con unas cifras totales de 3,3 km al 7,4 %. Destaca sobre todo su segunda mitad, donde se encuentra un tramo de 800 m a casi el 12 % y que según el perfil de Salite alcanzaría puntas del 18 % cerca de la cima (aunque de acuerdo a la altimetria oficial se queda “sólo” en un 15 % de máxima). En ese tramo final la carretera se estrecha considerablemente, incluyendo alguna curva muy cerrada -> fotos de la subida  / vídeo

Después de coronar restarán sólo 9 km, los primeros 6 km de bajada regular al 4-6%, por una carretera con pocas curvas cerradas pero bastante estrecha; y los últimos 3 km casi completamente llanos, aunque con 3 giros bastante cerrados ya dentro del km final y las calles de Lecco, con una última recta de apenas 150 m hasta alcanzar la línea de meta, situada en Lungolario Isonzo.

Los últimos 6 km, con la parte final de la bajada de Villa Vergano y el llano antes de meta.

Plano de la llegada en la población de Lecco.

En definitiva, un recorrido muy exigente, con una ascensión que roza la categoría especial, dos 2ª duros/1ª blandos y una dura cota final … pero donde paradójicamente la distribución de los puertos hace que sea el de menor dureza en los 70 km finales de los ultimos 20 años, con sólo Ghisallo y Villa Vergano en ese tramo, habiendo además mucho llano entre ellos, por lo que el resultado dependerá en gran medida de la batalla previa: si el ritmo es elevado y los ciclistas son ofensivos la carrera podría romperse desde lejos, notándose al final el gran desgaste, pero si se reservan para las últimas subidas lo más probable es que haya reagrupamientos en las zonas llanas, llegando un grupo relativamente grande al inicio de Villa Vergano. En cualquier caso, el que corone esta cota final con cierta ventaja tendrá la victoria casi asegurada.

En ese sentido, aunque el trazado original no es “malo” y podría verse un buen espectáculo si los corredores son ambiciosos, pensamos que hay diversas alternativas que harían más selectivo el tercio final del recorrido, favoreciendo ataques lejanos al reducir los tramos llanos más propicios para el trabajo de equipo que para corredores en solitario. Lo más “sangrante” es la zona entre Madonna del Ghisallo y Villa Vergano, ya que los organizadores han programado un rodeo innecesario junto al lago (que además, debido a los túneles, tampoco va a lucir visualmente) cuando se podría haber ido de un modo más directo a esa cota.

Además, existía la opción de afrontar Sormano por el Muro, algo que no se hace desde 1962 y sería mucho más rompedor que la vertiente normal. La carretera está en perfectas condiciones (fue reasfaltada recientemente), aunque para evitar problemas derivados de su estrechez y fortísima pendiente quizás sería recomendable vallar el km y medio final. Aparte, se podría sustituir Villa Vergano por Galbiate, de menor dureza pero más cerca del Ghisallo, lo que reduciría a sólo 32 km la distancia de la mítica ascensión a meta, y añadir previamente el corto pero matón Civiglio oeste, con 3,6 km al 10,6 %. Otra posibilidad sería repetir el encadenado de Ghisallo y Sormano del pasado año, con la opción “heavy” de Super Ghisallo y Sormano por el Muro, para después afrontar Civiglio antes de Villa Vergano. La pega sería el llano entre los puertos … pero a cambio los 100 km finales serían muy selectivos, con 4 subidas con km por encima del 10 %.

  • Alternativa 1 -> Sormano por el muro y menos llano entre Ghisallo y Villa Vergano, añadiendo al final la cota de Galbiate.
  • Alternativa 2* -> Civiglio y Muro di Sormano antes del Ghisallo, con la cota de Galbiate en lugar de Villa Vergano. *Para que el kilometraje fuera “tipo clásica” bastaría con hacer un rodeo inicial.
  • Alternativa 3 -> Super Ghisallo + Muro de Sormano, añadiendo Civiglio antes de Villa Vergano.

De todos modos, hay opciones igual o más interesantes llegando a Lecco por el este en vez de por el norte u oeste, ya que los grandes puertos quedarían más cerca de meta, por ejemplo la subida a Valcava norte. Resulta comprensible que los organizadores quieran mantener Madonna del Ghisallo en la carrera, pero lo cierto es que no siempre ha sido uno de los puertos finales (incluso a veces quedó fuera del recorrido). Teniendo en cuenta el cambio de llegada, repetir ese inmovilismo de los últimos años respecto al Ghisallo nos parece como mínimo discutible.

  • Alternativa 4 -> Valcava y Carenno como puertos finales, precedidos por varias subidas de dificultad media y quedando 150 km sin apenas llano.

Y hay muchas otras posibilidades distintas, ya que la zona es una auténtica mina de puertos. Esperemos que los organizadores se den cuenta de ello en próximas ediciones (aunque para 2012 en teoría ya está confirmado el mismo recorrido de este año) y luego los corredores puedan aprovecharlo y ofrecer un buen espectáculo.

.

Participación

La lista de participantes de este año es de gran nivel … pero al igual que en ediciones anteriores habrá que ver su estado de forma, motivación e implicación real en la carrera, ya que a estas alturas de temporada hay muchos corredores que llegan “fundidos” física y mentalmente por el desgaste acumulado durante el año, lo que suele hacer que se produzcan muchos abandonos. En este sentido, nos parece una gran noticia el adelanto de fechas que han anunciado los organizadores para 2012, pasando a disputarse a finales de septiembre y sólo una semana después del Mundial.

El gran favorito vuelve a ser Philippe Gilbert (Lotto), ganador de las 2 últimas ediciones y que en 2011 ha completado una temporada espectacular, con nada menos que 18 victorias, entre las que destacan las clásicas de Lieja-Bastoña-Lieja, Amstel Gold Race, San Sebastián, Flecha Valona y Montepaschi Eroica. Su mayor hándicap es, precisamente, el gran esfuerzo que ha realizado durante todo el año, ya que si la carrera se lanza desde  lejos podría pasarle factura frente a corredores que llegan más frescos.

A priori no parece haber un rival claro para el valón … pero si una serie de corredores que, bien por sus resultados en ediciones anteriores o por su gran evolución durante esta temporada, parten con opciones de luchar por la victoria. En este sentido destacan Damiano Cunego (Lampre), triple ganador de la carrera y que si vence este año se colocaría en el palmarés a la altura de Binda; Vincenzo Nibali (Liquigas), al que una caída apartó de luchar por la victoria en 2010 (y aún así entro 5º), contando en su mismo equipo con otro potencial aspirante a la victoria: Ivan Basso, doble ganador del Giro de Italia y 3º en Lombardía 2004; Bauke Mollema (Rabobank), joven corredor holandés que viene de hacer 4º en la Vuelta y 2º en el Giro dell´Emilia, habiendo destacado ya en Lombardía 2o10 (aunque al final sólo pudo acabar 15º); Samuel Sánchez (Euskaltel), 3 veces podio de esta carrera y que contará en su equipo con el apoyo de 2 ciclistas de primer nivel: Mikel Nieve, un especialista en carreras de fondo (7º en 2010 y ganador de las etapas reinas de Giro 2011 y Vuelta 2010) e Igor Antón; y el dúo español del equipo Katusha, Joaquín Rodríguez, con 2 victorias de etapa en la pasada Vuelta y 6º en el reciente Giro dell´Emilia) y Dani Moreno, reciente vencedor del Giro del Piemonte, acompañados por Luca Paolini, 3º en esa misma carrera.

Otros corredores con posibilidades: Rigoberto Urán (Sky), 3º en 2008 y que viene de hacer 3º en el Giro dell´Emilia; Thomas Voeckler (Europcar), con un rendimiento impresionante en 2011, incluyendo un 4º puesto en la general del Tour; Jacob Fuglsang (Leopard), 4º en 2010; Greg Van Avermaet (BMC), en plena forma tras ganar Paris – Tours y quedar 2º en el Giro del Piemonte; Pablo Lastras (Movistar), 3º en la pasada edición; Carlos Betancourt (Acqua & Sapone), reciente gandor del Giro dell´Emilia; Daniel Martin (Garmin-Cervelo); Nicolas Roche (Ag2r), 5º en el Giro del Piemonte; Juanjo Cobo, ganador de la Vuelta 2011, y Fabio Duarte (Geox); Giovanni Visconti (Farnese-Vini); Janez Brajkovic (Radioshack), 2º en 2008; Sylvain Chavenel (Quick Step); Carlos Barredo (Rabobank), etc

Anuncios

2 comentarios en “GIRO DE LOMBARDIA 2011

  1. Hola Arkaitz.

    A nosotros también nos gusta mucho ese recorrido, con 55 km finales sin apenas llano, aunque al final se acabó echando en falta un poco más de desgaste previo. En ese sentido, quizás lo “ideal” sería una mezcla de las características de la ruta de 2010 y 2011, bastante dureza acumulada, con la de los recorridos de 2004 a 2009, que tenian mejor encadenado en la parte final y favorecían más los ataques. Por ejemplo, terminando en Como se podría hacer Sormano + Ghisallo (o Super Ghisallo) + Civiglio + San Fermo. Y si se mantiene la llegada en Lecco aprovechar Valcava y los puertos de la zona este.

    Otro recorrido histórico que tampoco estaba nada mal es el de principios de la pásada década http://autobus.cyclingnews.com/road/2003/worldcup03/lombardia03/?id=map, sin grandes puertos pero con 115 km finales de constante sube y baja.

    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s