PARIS-ROUBAIX 2015

cartel roubaix 2015

Este domingo 12 de abril se celebra la 113ª edición de la París-Roubaix, también conocida como “El Infierno del norte” y la “Reina de las Clásicas”, y el 3º de los Monumentos ciclistas, tras los ya celebrados Milán-San Remo y Tour de Flandes, y en vísperas de “La Decana”, la Lieja-Bastoña-Lieja, que se disputará justo dentro de 2 semanas.

La París-Roubaix es una de las carreras más antiguas del calendario, habiéndose celebrado por 1ª vez en 1896 gracias a una idea de 2 empresarios textiles de la localidad de Roubaix, Théodore Vienne y Maurice Perez, y con el impulso definitivo del director del diario Le Vélo, Paul Rousseau. Esta edición inaugural constó de 280 km, obteniendo la victoria el alemán Joseph Fischer tras más de 9 horas sobre la bicicleta. Desde entonces la prueba sólo ha dejado de disputarse en 7 ocasiones, con parones obligados durante la 1ª y 2ª Guerra Mundial.

Curiosamente, en los primeros años el adoquín no era el distintivo principal de la carrera. Sus interminables rectas de tierra eran suficientemente duras, en especial con lluvia, como para preocuparse de los tramos adoquinados, que no llegaban a los 60 km en total. Tras un parón debido a la “Gran Guerra”, la prueba se retoma en 1919, y es entonces cuando adquiere el sobrenombre de “El Infierno del Norte”, no por su dureza para el ciclista sino por el mal estado de las vías, causado por las bombas del conflicto. En los años sucesivos, el asfaltado de caminos casi hace desaparecer los tramos de pavé. En 1964 el holandés Peter Post ganó con una velocidad media de más de 45 km/h, con menos de 30 km de adoquines en el recorrido, una cifra que bajaría a sólo 22 km al año siguiente.

En 1966, buscando endurecer la ruta, se cambia la orientación de la prueba hacia el noreste, iniciándose la carrera en Chantilly en lugar de París e incluyendo 40 km adoquinados. Dos años más tarde se estrenaría Arenberg, en una edición con más de 55 km de pavé y victoria para el belga Eddy Merckx. La edad de oro de la Paris-Roubaix había llegado. Merckx vencería en otras 2 ediciones, en dura pugna con “el gitanoRoger de Vlaeminck, también belga y que durante mucho tiempo fue el único corredor con 4 victorias en Roubaix (además de otros 5 podios). Esa gesta fue igualada en 2012, cuando su compatriota Tom Boonen consiguió su 4ª triunfo, tras los de 2005, 08 y 09. Con 3 victorias figuran, además de Merckx, el francés Octave Lapize, el italiano Francesco Moser, el suizo Fabian Cancellara y los belgas Gaston Rebry, Rick Van Looy y Johan Museew.

En cuanto a los ciclistas españoles, al igual que en el Tour de Flandes no ha habido ninguna victoria, aunque si varios podios, a cargo de Miguel Poblet, 2º en 1958, en un apretado sprint con triunfo para el belga Leon Van Daele, y 3º en la edición de 1960; y más recientemente Juan Antonio Flecha, 2º en 2007, llegando a poco más de 50 segundos de un sorprendente Stuart O´Grady, y 3º en 2005 y 2010, siendo el corredor español con mejores resultados sobre pavé de la historia.

El año pasado el triunfo fue para el holandés Niki Terpstra, que aprovechando el marcaje entre los favoritos y la superioridad numérica de  Omega en el grupo de cabeza, lanzó un demarraje a 7 km de meta, llegando en solitario al velódromo de Roubaix. Le acompañaron en el podio John Degenkolb, que se impuso en el sprint del grupo, y Fabian Cancellara, con el suizo completando una impresionante racha de 13 monumentos consecutivos subiendo al “cajón” (a excepción de Flandes 2012, cuando se tuvo que retirar por una caída), con Vanmarcke y Stybar en 4º y 5º lugar respectivamente.

El podio de 2014, con Terpstra, Degenkolb y Cancellara. Foto de Tim de Waele / TDWSport.com

– – – – –

A nivel de recorrido, el máximo referente de la prueba es la Trinchera de Arenberg. Situada junto a una mina de carbón, este tramo de pavé es el lugar más escénico de la ruta, con una recta interminable que atraviesa el bosque mientras una gran fila de aficionados animan a ciclistas. Como anécdota, mencionar que Jean Stablinski, campeón del mundo en 1962, trabajó en la mina de Aremberg antes de sufrir el traqueteo del tubular sobre los adoquines, siendo de hecho el que propuso a los organizadores la inclusión de este tramo.

Los otros 2 sectores de máxima dificultad que se atraviesan actualmente son Mons-en-Pèvèle (estrenado en 1983), con 3 km de longitud e incluyendo 2 curvas de 90º; y el Carrefour de l´Arbre (estrenado en 1980), ya más cerca de meta que los anteriores, siendo la última zona de adoquines realmente complicada de la prueba. Por otro lado, también es muy icónica la llegada en el velódromo de Roubaix, final desde 1943 (salvo un pequeño intervalo de 1986 a 1988) y al que los corredores tienen que dar una vuelta y media antes de acabar la prueba.

Recorrido Paris-Roubaix 2015

CARTE ROUBAIX 2015

PROFIL ROUBAIX 2015

Tramos adoquinados y su nivel de dificultad:

27. Troisvilles à Inchy (km 98,5 – 2200 m)  +++
26. Viesly à Quiévy (km 105 – 1800 m)  +++
25. Quievy à Saint-Python (km 108 – 3700 m)  ++++
24. Saint-Python (km 112,5 – 1500 m)  ++
23. Vertain à Saint-Martin-sur-Écaillon (km 120,5 – 2300 m)  +++
22. Verchain-Maugré à Quérénaing (km 130,5 – 1600 m)  +++
21. Quérénaing à Maing (km 133,5 – 2500 m)  +++
20. Maing à Monchaux-sur-Écaillon (km 136,5 – 1600 m)  +++
19. Haveluy à Wallers (km 149,5 – 2500 m)  ++++
18. Trouée d’Arenberg (km 158 – 2400 m)  +++++
17. Wallers à Hélesmes, “Pont Gibus” (km 164 – 1600 m)  +++
16. Hornaing à Wandignies (km 170,5 – 3700 m)  ++++
15. Warlaing à Brillon (km 178 – 2400 m)  +++
14. Tilloy à Sars-et-Rosières (km 181,5 – 2400 m)  ++++
13. Beuvry-la-Forêt à Orchies (km 188 – 1400m)  +++
12. Orchies (km 193 – 1700 m)  +++
11. Auchy-lez-Orchies à Bersée (km 199 – 2700 m)  ++++
10. Mons-en-Pévèle (km 204,5 – 3000 m)  +++++
9. Mérignies à Avelin (km 210,5 – 700 m)  ++
8. Pont-Thibaut à Ennevelin (km 214 – 1400 m)  +++
7. Templeuve (Moulin-de-Vertain) (km 220 – 500 m)  ++
6. Cysoing à Bourghelles (km 226,5 – 1300 m)  +++
Bourghelles à Wannehain (km 229 – 1100 m)  +++
5. Camphin-en-Pévèle (km 233,5 – 1800 m)  ++++
4. Le Carrefour de l’Arbre (km 236,5 – 2100 m)  +++++
3. Gruson (km 238,5 – 1100 m)  ++
2. Willems à Hem (km 245,5 – 1400 m)  ++
1. Roubaix (km 252 – 300 m)  +

El trazado de este año repite los 120 km finales de la pasada edición, con 20 sectores adoquinados en ese tramo, pero sin embargo hay varios cambios en la primera mitad de la ruta, suprimiendo los sectores de Solesmes, Saulzoir y Quérénaing – Famars, de una dificultad relativamente baja, e incluyendo en su lugar Vertain à St.Martin sur Écaillon y Quérénaing à Maing, ambos de tres estrellas y rondando los 2,5 km, lo que hace que el recorrido sea casi idéntico al de 2013, con 27 sectores de pavé y un total de 52,7 km sobre esta superficie, 1,6 km más que en la pasada edición.

Así pues, y al igual que viene sucediendo desde 1977, la prueba se inicia en la localidad de Compiégne, en el departamento de Oise, dirigiéndose primero hacia el noreste, con Saint Quentin como la población de paso más importante, y sin dificultad reseñables durante los primeros 90 km, si bien la dirección y fuerza del viento pueden ser un factor clave para añadir desgaste o por el contrario hacer más llevadera la ruta. En cualquier caso, poco antes del km 100 y ya en el departamento de Nord, llegarán los primeros tramos de pavé, con 4 sectores bastante seguidos, y uno de ellos, Quievy, de gran dificultad, sobre todo por su longitud, 3,7 km, y tendencia ascendente, siendo catalogado de 4 estrellas. Más allá de su dificultad concreta, señalar que estos primeros sectores de adoquín son normalmente muy peligrosos debido al riesgo de montoneras, al haber todavía un pelotón muy numeroso.

Superada esta zona hay un pequeño respiro, pero enseguida se encadenan varios tramos de 3 estrellas, incluídos los dos que se recuperan en esta edición, Vertain y Queranaing á Famars. Después del sector de Monchaux-sur-Écaillon hay algo más de 10 km sobre asfalto hasta llegar a Haveluy, donde se podría decir que comienza la “auténtica” Roubaix. Y es que el tramo de pavé posterior a esta localidad ya es de 4 estrella, precediendo al más complicado de toda la carrera: Arenberg, con su famosa recta de 2,4 km atravesando el bosque. Debido a su distancia a meta, más de 90 km, no suele ser decisivo para determinar al ganador final, pero si que provoca una gran selección debido a la irregularidad de los adoquines, con habitualmente múltiples pinchazos y caídas. Señalar que desde 1999 se hace en sentido ascendente (aunque la pendiente es muy ligera), para evitar que la velocidad sea alta y se produzcan accidente tan graves como la caída de Museeuw en 1998.

arenberg

El mítico Arenberg. Foto de David Arthur, click para ver crónica

Los siguientes tramos de pavé, Wallers à Hélesmes, también llamado “Pont Gibus” en homenaje al doble ganador de la prueba Duclos Lasalle, y Hornaing, también son complicados, en el caso de Hornaing sobre todo por su longitud (3,7 km), siendo el más largo de la prueba junto a Quievy, aunque el pavé es más regular que en Arenberg. A partir de aquí, a pesar de la presencia de otro sector de 4 estrellas, Tilloy – Sars-et-Rosières, y de que en una carrera tan imprevisible como la Roubaix pueden pasar cosas importantes en cualquier momento (no hay más que ver como los ataques decisivos de Cancellara en 2010 y Boonen en 2012 se produjeron en zonas asfaltadas), lo más lógico es que haya unos km de relativo “impasse” hasta llegar al encadenado de Auchy-lez-Orchies – Bersée, de 4 estrellas, y Mons-en-Pevele -> plano e imágenes, un complicadísimo tramo marcado con 5 estrellas debido a su longitud, 3 km, mal estado del pavé y difícil trazado, incluyendo 2 curvas de 90º, especialmente complicadas en caso de lluvia.

Superado Mons-en-Pevele faltarán unos 45 km para meta, dando paso a una zona más sencilla de 20 km que sólo incluye 3 tramos cortos de pavé antes de que llegue la secuencia que suele resultar decisiva: Bourghelles, un sector de 2,4 km aunque partido en dos; Camphin-en-Pévèle, algo más corto pero de 4 estrellas; y sobre todo el Carrefour de l´Arbre -> plano e imágenes, uno de los tres sectores de la máxima categoría (junto a Arenberg y Mons en Pevele), con 2,1 km de longitud y un pavé muy irregular, contando además con varias curvas en su 1ª mitad. Terminado este tramo restarán sólo 16 km para meta, con 2 tramos de adoquines de 2 estrellas, Gruson y Hem, y en las calles de Roubaix el sector de “Espace Charles Crupelandt”, el único de una estrella. Ya en el velódromo los corredores tendrán que dar una vuelta y media, de homenaje para el ganador en caso de llegar con una clara ventaja … pero de nervios y sprint final en caso de que la victoria o el podio se juegue en un pequeño grupo.

PROFILKMS_ROUBAIX

Los km finales de la prueba

Por otro lado, señalar que en el próximo Tour de Francia habrá de nuevo una etapa con pavé, en concreto la 4ª jornada, con llegada en Cambrai, que incluirá 7 sectores adoquinados, 6 de ellos en los últimos 50 km, para un total de 13,3 km sobre esta superficie -> perfil 2ª mitad de la etapa, destacando por su longitud y dificultad el tramo de Viésly a Quievy, con 3,7 km y 4 estrellas, aunque realizado en sentido contrario a como se pasa en la París-Roubaix, coincidiendo también Saint Python y Verchain Maugre.

En la edición de 2014, la etapa con pavé, Ypres – Arenberg / Porte du Hainaut (aunque sin llegar a tocar el famoso tramo), ya resultó espectacular, con triunfo bajo la lluvia para Lars Boom y el “tiburón” Nibali siendo el gran beneficiado entre los favoritos -> clasificación / vídeo, mientras que por el contrario Froome tuvo un día totalmente aciago, teniendo que retirarse tras sufrir varias caídas (sobre asfalto, no en el pavé).

– – – – –

Participación

Al igual que el reciente Tour de Flandes, esta edición de la Roubaix llega muy marcada por las bajas de Tom Boonen y Fabian Cancellara, los grandes dominadores en los últimos años, con 4 victorias para “Tommeke” y 3 para “Spartacus”, además de otros 5 podio entre ambos, que han tenido que renunciar a la prueba debido a graves caídas en la París-Niza y la E3 Harelbeke respectivamente. No obstante, si estarán presentes casi todos los demás clasicómanos especialistas en las “piedras”, para un total de 199 corredores divididos en 25 equipos: los 18 de categoría World Tour y 7 Continentales.

Estas ausencias hacen que la carrera se presente muy abierta, aunque destacando a priori Alexander Kristoff (Katusha), que llega en un momento de forma espectacular, con victorias en las recientes “De Ronde”, Scheldeprijs y Tres Días de la Panne, donde arrasó con 3 victorias de etapas y la general, además de quedar 2º en la Milán-San Remo, sólo superado por John Degenkolb (Giant Alpecin). Precisamente el alemás es otro de los favoritos, sobre todo en caso de llegada al sprint, habiendo terminado ya 2º el año pasado, mientras que Kristoff hasta ahora sólo ha podido ser 9º, en la edición de 2013.

Como equipo con más posibilidades, está el Etixx Quick Step, que pese a la ausencia de Boonen tiene entre sus filas a varios de los favoritos: Zdenek Stybar, ganador de Strade Bianche y en esta carrera 5º en 2014 y 6º el año anterior, cuando sólo un enganchón con un aficionado le impidió luchar por la victoria; Niki Terpstra, vigente ganador de la prueba y podio en 2013, y que llega tras haber sido 2º en el Tour de Flandes, unicamente superado por el propio Kristoff; y Stijn Vandenbergh, que este año ha rozado el podio en Gante-Wevelgem y Omloop Het Nieuwsblad. Ojo también al equipo Sky, que aquí cuenta con un Bradley Wiggins especialmente motivado, 9º el año pasado y que se despedirá del ciclismo en ruta con esta carrera, centrándose en la pista; Geraint Thomas, 7º en 2014 y ganador esta temporada de la Vuelta al Algarve y E3 Harelbeke, además de podio en Gante-Wevelgem y 5º en Niza; e Ian Stannard, doble vencedor de la Omloop Het Nieuwsblad, aunque en la Roubaix aún no ha destacado.

También parten como favoritos Sep Vanmarcke (Lotto NL Jumbo), 2º en 2013 y que de nuevo rozó el podio el año pasado, aunque en las últimas semanas no ha dado buenas sensaciones, incluyendo un Flandes muy decepcionante; Peter Sagan (Tinkoff Saxo), 6º en 2014 y que intentará romper su “maldición” en los Monumentos, habiendo siendo esta temporada 4º en Flandes y Milán San Remo; Greg Van Avermaet (BMC), 4º en la edición de 2013 y que llega tras haber sido podio en Flandes, con un buen ataque en el Paterberg, y Strade Bianche; y Lars Boom (Astana), 6º en 2012, misma posición que en “De Ronde”, y ganador de la etapa con pavé del pasado Tour, al que gracias a su pasado en ciclocross, donde fue campeón del mundo (al igual que Stybar), le beneficiaría una Roubaix pasada por agua, algo que extrañamente no ha sucedido desde 2002.

Otro corredores importantes: Jurgen Roelandts, top-8 en De Ronde, Gante y Harelbeke, Jens Debusschere, campeón de Bélgica, André Greipel y Lars Ytting Bak (Lotto Soudal); Daniel Oss, top-10 en Harelbeke y Gante, el joven Stefan Küng, ganador en Limburg y 4º en la Panne, Marcus Burghardt y Manuel Quinziato, 8º en 2009 (BMC); Sebastien Langeveld (Cannondale Garmin), top-ten los últimos años; Bjorn Leukemans, entre los primeros en 2007 y 2010, y Marco Marcato (Wanty Goubert); Matteo Trentin, podio en Harelbeke, y Guillaume Van Keirsbulck, 5º en A Través de Flandes (Etixx); Filippo Pozzato (Lampre Merida); 2º en 2009 y 7º en 2010; Sebastien Turgot, podio en 2012, Damien Gaudin, 5º en 2013, y Vansummeren, ganador en 2011 (Ag2r la Mondiale); Jens Keukeleire y Mathew Hayman, top-ten en varias ediciones (Orica Green Edge); Stijn Devolder, Gregory Rast, 4º en 2011, Jasper Stuyven y Gert Steegmans (Trek Factory); Heinrich Haussler, 6º en 2009, y Sylvain Chavanel (IAM Cycling); Arnaud Demare y Mathie Ladagnous (FDJ); Matti Breschel (Tinkoff Saxo), 6º en Harelbeke; Luca Paolini (Katusha), vencedor de Gante; Bernhard Eissel (Sky), 5º en 2006 y 7º en 2011; Maarten Tjallingii, podio en 2011, Maarten Wynants, top-ten en 2012, y Van Asbroeck (Lotto Jumbo); Jelle Wallays, ganador en A Través de Flandes, y Edward Theuns, 2º en esa prueba y Scheldeprijs (Topsport).

– – – – –

En cuanto a la retransmisión televisiva, la carrera se podrá ver en directo a través de Teledeporte a partir de las 14.00 h, conectando cuando resten unos 110 km para la línea de meta (según el horario intermedio previsto), justo antes de que los corredores lleguen al tramo de Haveluy, el anterior a Arenberg, mientras que la llegada está prevista para las 16.50 h.

Anuncios

Un comentario en “PARIS-ROUBAIX 2015

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s