DONOSTIA KLASIKOA – CLASICA DE SAN SEBASTIAN 2019

Este sábado 3 de agosto se disputa la 39ª edición de la Clásica de San Sebastián, la “Donostia Klasikoa”, la única carrera de un día de categoría World Tour que se celebra en España. Este año, junto a la habitual gran participación, hay importantes novedades, variando el recorrido de la prueba masculina, al añadirse Erlaitz y con un doble paso por Murgil (el 1º hasta Mendizorrotz), de nuevo la última subida, y celebrándose la 1ª edición de la prueba femenina, la “Women Klasikoa”, que tendrá lugar unas horas antes con la misma salida y llegada aunque diferente ruta intermedia.

Los orígenes de la Clásica de San Sebastián son relativamente recientes, con la edición inaugural edición celebrada en 1981, imponiéndose Marino Lejarreta, pero rápidamente fue ganando prestigio hasta ser considerada como una de las grandes clásicas del calendario, siendo una de las pruebas fijas de la desaparecida Copa del Mundo (1989-2004). Ya en los últimos años y a pesar de mantener la máxima categoría, ha pasado por grandes dificultades debido a la crisis económica, estando a punto de desaparecer en 2013, pero afortunadamente los organizadores consiguieron sacar la prueba adelante.

El corredor más laureado del palmarés es precisamente Marino Lejarreta, “el junco de Bérriz”, ya que a su triunfo en la edición inaugural hay que añadir las victorias de 1982 y 1987 (además de ser 2º en 1986), destacando también los dobletes de Francesco Casagrande (1998, 1999), Laurent Jalabert (2001, 2002) y ya más recientemente Luis León Sánchez (2010, 2012) y Alejandro Valverde (2008, 2014), este último acumulando además otros 4 podios, aunque no podrá repetir este año, al ser baja de última hora.

El año pasado, en una edición marcada por la caída masiva que hubo a 20 km de meta, con Bernal y Landa entre los más afectados, el triunfo fue para el francés Julian Alaphilippe (Quick Step), el único capaz de seguir el ataque de Bauke Mollema (Trek Segafredo) en la última subida, colaborando desde ahí hasta meta y batiéndole en el sprint final, con Anthony Roux 3º tras ser el más rápido del grupo perseguidor, completando el top-5 Van Avermaet y Julien Simon.

Alaphilippe celebrando su victoria en 2018, con Mollema 2º. Foto Getty Images, galería en Cyclingnews

Recorridos

A nivel de recorrido, el emblema histórico de la clásica es sin duda el Alto de Jaizkibel, un puerto de 2ª categoría (aunque marcado exageradamente como 1ª) que situado a unos 30 km de la llegada fue durante muchos años no sólo la subida más exigente de la prueba, sino también la última con cierta dureza, siendo el punto clave para romper el pelotón, aunque el posterior repecho de Miracruz también resultaba decisivo para la clasificación final.

Sin embargo, poco a poco la carrera fue resultando cada vez menos selectiva, lo que unido a las quejas de los aficionados por no hacer un recorrido más duro llevó a los organizadores a realizar cambios en el trazado. De este modo, en 2001 se añadió la cota de Gurutze antes de meta (alejando Jaizkibel unos 5 km), aunque esta novedad apenas afectó al desarrollo de la prueba, siendo sustituido por el cercano Alto de Arkale en la edición de 2008, con el primer triunfo de Valverde.

Perfil de 2008, con Orio, Garate, Azkarate, Udana, Jaizkibel y Arkale

Un cambio de mayor calado llegó en la edición de 2010, cuando los organizadores programaron un doble paso por Jaizkibel + Arkale en los últimos 80 km. Este aumento de dureza en el tercio final, aunque eliminando a cambio Azkarate y Udana en la 1ª mitad de la ruta, fue todo un éxito, ya que unido a una actitud valiente de los corredores dio como resultado una carrera bastante más entretenida y espectacular que las ediciones previas, favoreciendo además la presencia de público en las cunetas al poder ver varias veces el paso de los ciclistas.

Sin embargo, a pesar de la mejora a nivel deportivo, con las siguientes ediciones resultando también muy entretenidas, y de asistencia de publico, la parte final seguía siendo visualmente algo desangelada, con carreteras muy anchas y largas rectas en los últimos km, algo que los organizadores ya pensaron cambiar en 2013 con la inclusión de la subida al Monte Igeldo hasta el parque de atracciones -> noticia, aunque finalmente, y después de salvar la prueba “in extremis”, repitieron el trazado de ediciones anteriores.

El recorrido desde 2010 a 2013, con el doble paso por Jaizkibel y Arkale

En cambio al año siguiente, en 2014, si varió el recorrido y de un modo muy significativo, haciendo un doble paso por meta y afrontando un circuito final con una vertiente más dura de Igeldo que la rumoreada en 2013, Bordako Tontorra, una carretera estrecha con 2,3 km al 9,4% de media (a pesar de un descansillo central) y máximas que rondan el 20% -> perfil, con el efecto negativo de que debido a su dureza y el llano previo no hubo batalla previa entre los favoritos, quedando todo para los 10 km finales, algo que se repitió en 2015.

El perfil de 2017-18, manteniendo 2 pasos por Jaizkibel y Arkale pero con Murgil como subida final

En 2016 se sustituyó Bordako Tontorra por Murgil Bidea (oficialmente Tontorra), de similar dureza pero por una vía algo más ancha, aunque también muy secundaria, un cambio provocado por las exigencias de la UCI, que pedía vallar toda la subida tras el atropello a Van Avermaet en 2015, una medida que no gustó a los organizadores, optando en su lugar por otra subida distinta, si bien el resto del trazado permanecio idéntico. En 2017 se repitió la parte final, aunque aumentando la distancia al añadirse Alkiza en la 1ª mitad, para ya en 2018 realizar el mismo recorrido del año anterior.

Antes de analizar a fondo el trazado de esta edición, queremos felicitar y agradecer a Gregarios de Lujo por su estupendo trabajo con los perfiles oficiales, tanto los generales de ambas carreras como los específicos de los puertos, muy fiables y detallados, siendo por este motivo los que mostramos a continuación.

Recorrido San Sebastián 2019

Dificultades montañosas:

  • Alto de Orio/Zudugarai, np (km 19):  90 m – 2 km – 4 %
  • Alto de Meaga, 3ª (km 27):  140 m – 3,5 km – 3,4 %
  • Alto de Iturburu, 2ª (km 59,6):  553 m – 6,6 km – 5,3 %  *sin falso llano previo
  • Alto de Alkiza, 3ª (km 78,9):  336 m – 4,4 km – 6,2 %
  • Benta Perurena, np (km 107,6):  126 m – 2 km – 4 %
  • Alto de Gurutze, np (km 115,9):  163 m – 2,5 km – 4,5 %
  • Alto de Jaizkibel, 1ª (km 133,6):  446 m – 6,9 km – 6,2 %  *sin falso llano final
  • Erlaitz / Cast. del Inglés, 1ª (km 156,5):  443 m – 3,8 km – 10,6 % *sin cresteo final
  • Murgil / Mendizorrotz, 2ª (km 190,5):  345 m – 4,1 km – 7,3%
  • Murgil Tontorra, 2ª (km 219):  245 m – 2,1 km – 10,1 %

Después de 3 años con un recorrido muy similar, el trazado de este edición, aunque repite salida y llegada, tiene cambios importantes en la 2ª mitad de la ruta, recuperando Erlaitz (Castillo del Inglés), que no se afrontaba en el ciclismo profesional desde la etapa reina de la Itzulia 2007, y realizando un doble paso por Murgil Tontorra, el 1º hasta Mendizorrotz, aunque eliminando a cambio una de las subidas a Jaizkibel y las dos de Arkale, quedando un recorrido con similar desnivel pero a priori más selectivo, si bien con mucho llano entre los últimos puertos.

Así pues, tras el inicio en San Sebastián la carrera se dirigirá hacia el oeste, incluyendo las suaves cotas de Orio y Meaga antes de girar hacia el sur en busca de la localidad de Azpeitia y el ascenso a Iturburu, por esta vertiente con 6,6 km finales a más del 5% de media, con la cima dando paso a una zona de “cresteo” antes del auténtico descenso, que se hará por la vertiente sur del Puerto de Bidania, con mucha pendiente pero la carretera en perfectas condiciones.

El ascenso a Iturburu (Bidania) por Azpeitia-Errezil

Terminado el descenso y después de la travesía por Toloso será el turno para la mayor novedad de la pasada edición, el Alto de Alkiza, marcado de 3ª pero que se podría considerar un 2ª, incluyendo varios km al 7-8% aunque con un descansillo central que baja la pendiente, para unas cifras totales de 4,4 km a más del 6% de media, dando paso tras coronar a un corto pero fuerte descenso que llevará a los corredores hasta las cercanías de Villabona.

El puerto de Alkiza, con varios km al 7-8%

A partir de ahí, un largo tramo sin cotas puntuables pero con varios repechos, destacando el posterior a Astigarraga, donde estará el avituallamiento, y Gurutze, antes de afrontar Jaizkibel, subiéndose por la vertiente que comienza en los alrededores de Lezo, con 3,2 km iniciales al 7,5% seguidos por casi un km llano (e incluso con una pequeña bajada) y un tramo de nuevo exigente, con casi 2 km de similar pendiente, aunque suavizando en la parte final de la subia -> perfil detallado, con una zona prácticamente llana hasta alcanzar la cima.

Jaizkibel, con 2 tramos de subida separados por un descansillo

Coronado Jaizkibel, los corredores afrontarán un rápido descenso, aunque con repecho incluído, en busca de las localidades de Hondarribia e Irún, tras cuyo paso se abandonará la ruta de años anteriores, ya que en lugar de dirigirse hacia Arkale y un nuevo ascenso a Jaizkibel tendrán que superar uno de los puertos de paso más duros del País Vasco: Erlaitz, con un tramo de casi 4 km al 10,5% de media, sin rampas extremas pero muy constante, antes de una zona de cresteo en busca de la cota más alta, conocida como Castillo del Inglés -> perfil. No obstante, aunque puede seleccionar el grupo, sería un milagro que hubiera batalla entre los favoritos, restando aún 2 puertos y 70 km hasta meta.

El duro ascenso a Erlaitz, la gran novedad de esta edición

Tras su irregular y peligroso descenso, con varios repechos intercalados, y una zona llana, solo interrumpida por el repecho de Miracruz, se hará un primer paso por meta, circulando a continuación por el Paseo de La Concha, junto a la famosa playa, en dirección a Igara y el muro de Murgil Bidea, una subida tan irregular como exigente, con un primer tramo duro antes de un descansillo que da paso a un km a más del 13% de media y con puntas que superan el 20%, formando parte de las listas de km más duros y rampas máximas en competición.

El primer paso por Murgil, siguiendo hasta Mendizorrotz

Superada esa zona otros años se giraba hacia el este, regresando a San Sebastián, pero en esta edición se irá hacia el oeste, añadiendo otros 2 km de subida, aunque ya más tendidos, en busca de Mendizorrotz, para unas cifras totales de 4,1 km al 7,3% de media, pudiendo romper el grupo a poco que haya ritmo, si bien tras el descenso habrá un largo llano propicio para reagrupamientos, con 20 km hasta el inicio de la 2ª subida al muro de Murgil Bidea / Tontorra, en este caso ya sin el tramo desde el cruce a Mendizorrotz, con la zona más dura, 1,8 km al 11,3% de media, justo antes de coronar.

La parte final de la carrera, con Murgil Tontorra y el descenso hasta meta

Terminada esta 2ª ascensión, en el Monte Igeldo, restarán unos 8 km hasta la llegada, con un km de falso llano antes de comenzar el auténtico descenso, ya por una carretera más principal aunque con alguna curva complicada. Los últimos 3 km, con un nuevo paso por La Concha, son completamente llanos, pero ojo a la peligrosidad de la llegada, sobre todo si llueve, con un “zig-zag” a 1,5 km de meta y 2 curvas de 90º ya en el km final, acabando la prueba en el Boulevard de San Sebastián.

El plano de los últimos km, con la travesía por San Sebastián

En definitiva, un recorrido muy exigente, tanto por el elevado kilometraje, casi 230 km, como por los puertos a superar, con la buena noticia de la recuperación de Erlaitz y las 3 últimas subidas incluyendo tramos muy duros, pero con mal encadenado final, habiendo mucho llano intermedio y con una última subida tipo muro que perjudica la batalla desde lejos, provocando que tanto Jaizkibel como Erlaitz, e incluso puede que el primer paso por Murgil, queden solamente como desgaste, con los favoritos esperando a la última subida para moverse.

Una pena, ya que había opciones a priori más interesantes. De hecho, incluso manteniendo el doble paso por Murgil se podría haber diseñado un recorrido que diera más opciones a los movimientos lejanos: bastaba con haber hecho el bucle más corto, yendo hacia el este en lugar de hacia el oeste tras el primer paso por el muro, quedando menos de 10 km de llano intermedio en lugar de los 20 km de la ruta original.

No obstante, creemos que la mejor alternativa, tanto a nivel deportivo como respetando la historia de la prueba, sería suprimir ese muro y darle mayor protagonismo a Jaizkibel, realizando un encadenado de dureza decreciente con Erlaitz, Jaizkibel y Arkale, favoreciendo batalla desde lejos y que la clásica fuera más imprevisible, con 70 km finales donde la carrera podría romperse en cualquier momento. Ya en los últimos 10 km cabría la opción de varios repechos, que no condicionarían ataques anteriores y darían juego de cara a decidir la prueba.

De todos modos, como siempre la última palabra será de los corredores. Y aunque el diseño sea mejorable, hay dureza de sobra para que se vea una bonita carrera sí se muestran valientes y combativos en lugar de dejarlo todo para el muro final

– – – – –

Sobre el trazado de la prueba femenina, que se disputa unas horas antes que la masculina, comparte el inicio y final en la ciudad de San Sebastián, así como parte de la ruta intermedia, incluyendo también el puerto de Jaizkibel y el doble paso final por Murgil Tontorra (el 1º hasta Maddiola / Mendizorrotz), además de afrontar Arkale a mitad del trazado, si bien dejando fuera Iturburu, Alkiza y Erlaitz, para una distancia total de 127 km.

El perfil de la prueba femenina, destacando Jaizkibel y el doble paso por Murgil Tontorra

– – – – –

Participación

Como decíamos al inicio, la participación en la prueba masculina vuelve a ser fabulosa, contando con gran parte de los mejores vueltómanos y clasicómanos del pelotón, incluídos 5 de los 6 últimos ganadores de la prueba, y varios de ellos en un gran estado de forma al haber disputado el reciente Tour de Francia, contando de hecho con el vencedor de la ronda francesa, el colombiano Egan Bernal. En total, serán de la partida 22 equipos, incluídos los 18 World Tour y 4 Continentales Profesionales, para un pelotón de 154 corredores, cifra idéntica a la de 2018.

A priori, el favorito nº 1 es Julian Alaphilippe (Deceuninck), vigente ganador de la prueba y que en lo que va de año lleva ya 12 victorias, 2 de ellas en el propio Tour, donde fue líder durante 14 jornadas, aunque en Los Alpes no pudo mantener el mismo nivel, bajando al 5º puesto, siendo este (relativo) hundimiento final la mayor duda con la que afronta la Klasikoa. Intentarán ponérselo difícil Alejandro Valverde, doble vencedor de la prueba, además de podio otras 4 ocasiones, y Mikel Landa, entre los 6 primeros en las ediciones de 2013 y 2017, al igual que este año en el Giro de Italia y Tour de Francia (Movistar); los hermanos Adam y Simon Yates (Mitchelton), el 1º ganador en 2015, tras lo ocurrido con Van Avermaet, y el 2º con dos triunfos de etapa en el reciente Tour; Bauke Mollema (Trek Segafredo), al que esta prueba se le da especialmente bien, habiendo logrado una victoria y 3 podios en las últimas 5 ediciones; Egan Bernal (Ineos), reciente ganador del Tour, además de Niza y Suiza; y Greg Van Avermaet (CCC), 2º en 2011, además de múltiples top-10, y que sin el atropello de una moto habría ganado en la edición de 2015.

Otros corredores con opciones: Dan Martin, 2º en País Vasco, aunque decepcionó en el Tour, y Tadej Pogacar, vencedor en California y Algarve con apenas 20 años (UAE Emirates); Tony Gallopin (Ag2 la Mondiale), ganador en 2013 y 2º en otras 2 ediciones; Remco Evenepoel, con exhibición en Adriatica Ionica, y Enric Mas, podio en la última Vuelta (Deceuninck); David Gaudu (Groupama), que viene de brillar en el Tour, con un gran nivel escalador; Wout Poels, podio en Algarve y Down Under, rozándolo en Dauphiné, y el joven Ivan Sosa, 2º en Colombia y Ruta de Occitania (Ineos); Patrick Konrad (Bora Hansgrohe); Tim Wellens, siempre combativo, y Tiesj Benoot, 5º en Strade Bianche y Suiza (Lotto Soudal); Pello Bilbao, 2 etapas en el Giro, Gorka Izagirre y Omar Fraile (Astana); Roman Kreuziger (Dimension Data), ganador en la edición de 2009; Michael Woods (Education First); al que se le dan muy bien los muros; Ilnur Zakarin (Katusha) y Laurens de Plus (Jumbo Visma).

– – – – –

En cuanto a la retransmisión televisiva, ambas carreras podrán verse en Eurosport y EITB, incluyendo emisión online, conectando a las 15.30 h, con la llegada en torno a las 17.30 h, en el caso de la prueba masculina; y a las 12.30 h, con el final previsto para las 13.35 h, en la prueba femenina.

5 comentarios en “DONOSTIA KLASIKOA – CLASICA DE SAN SEBASTIAN 2019

  1. Gracias a todos por los comentarios.

    Arkaitz: esta sería la secuencia a la que nos referíamos, con Erlaitz por Irún, Jaizkibel por Lezo y Arkale, para ya en los últimos km afrontar los repechos de Sorgintxulo y Altza antes de Miracruz: https://ekibike.com/ruta.php?id=31113.

    No obstante, habría más posibilidades. La opción que enlazas, con Erlaitz por Oiartzun + Jaizikibel por Hondarribia tampoco está nada mal, aunque siendo el penúltimo puerto creo que mejor Erlaitz por Irún, para romper desde lejos.

    Diablobanquisa: ¿donde hay que firmar para que hagan ese recorrido? ;) Desde luego sería mejor que el trazado de los últimos años, exigente pero donde el muro final condiciona demasiado, con los favoritos esperando a los últimos 10 km para moverse.

    Jorge: efectivamente, tanto Bordako Tontorra (2014-15) como Murgil Tontorra (2016 a 2019) son en realidad vertientes de Igeldo. Lo que pasa es que al ser vías secundarias reciben esos nombres para diferenciarse de la carretera principal.

    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .