VOLTA A CATALUNYA 2013

Esta semana, entre el lunes 18 y el domingo 24 de marzo, se disputa la 93ª edición de la Volta Ciclista a Catalunya, repitiendo la salida en Calella y la tradicional llegada en Barcelona. Se trata de la prueba con mayor antigüedad del calendario nacional, siendo asimismo la 3ª carrera por etapas con más ediciones disputadas en todo el  mundo (la 4ª más antigua), sólo superada por el Tour de Francia y el Giro de Italia.

La edición inaugural se celebró en enero de 1911, organizada por el Club Deportivo Barcelona y con un recorrido que constaba de 3 etapas y un total de 363 km, obteniendo la victoria Sebastian Masdeu. En los primeros años la Volta pasó por momentos muy complicados, teniendo que suspenderse desde 1914 hasta 1920, para tras un nuevo parón resurgir con fuerza en 1923, disputándose ya de un modo ininterrumpido hasta nuestros días, con las únicas excepciones de 1937 y 1938 debido a la Guerra Civil Española.

Lo que si ha cambiado en muchas ocasiones son las fechas en que se ha celebrado la prueba, especialmente hasta 1941, cuando empezó a disputarse ya de un modo fijo en septiembre hasta mediados de la década de los 90, cuando la reestructuración del calendario por el paso de la Vuelta a España a ese mismo mes provocó un nuevo “baile” de fechas en la Volta: de 1995 a 2004 en junio, de 2005 a 2009 en mayo y a partir de 2010 a finales de marzo, este último cambio motivado para no coincidir con el Giro de Italia.

Los grandes dominadores del palmarés son los ciclistas españoles, con 57 triunfos, destacando sobremanera Mariaño Cañardo, con nada menos que 7 victorias y otros 4 podiums antes de 1940. Ya en tiempo más recientes sobresale Miguel Indurain, con triunfos en 1988,1991 y 1992. Con 2 victorias hay bastantes corredores: Miguel Mucio, Victor Fontan, Julian Berrendero, Emilio Rodríguez, Salvador Botella, Miguel Poblet, Sean Kelly y Marino Lejarreta, estos 2 últimos ya en la década de los 80.

El año pasado el triunfo en la general fue para el suizo Michael Albasini, que tras imponerse mediante una escapada en la 1ª jornada y repetir victoria el 2º día en un sprint reducido se vió favorecido por la suspensión de la etapa reina de Port Ainé, debido a una fuerte nevada, siendo no obstante un merecido ganador al estar en el grupo de los mejores en el resto de etapas. Le acompañaron en el podio Samuel Sánchez, ganador de la 6ª etapa, y el belga Jurgen Van Den Broeck.

El podio de 2012, con Albasini, Samuel Sanchez y Van den Broeck. Foto de Graham Watson

– – – – –

Centrándonos en los recorridos, la Volta se ha caracterizado históricamente por incluir duras etapas de alta montaña y una buena dosis de contrarreloj, asi como varias etapas llanas, asemejándose a una gran vuelta “en miniatura”. Como ejemplo la edición de 2007, que contaba con una durísima etapa reina con final en Arinsal y 33 km contra el crono (sumando la CRI inicial y una cronoescalada a Arcalís). Sin embargo, a partir de 2008 los organizadores cambiaron el modelo de recorrido aunque sin escoger uno más o menos fijo, variando mucho de una edición a otra, además de reducir bastante la dureza, si bien en los 2 últimos años se ha vuelto a recuperar.

De este modo, en la Volta 2008 había un apuesta clara por la media montaña, pero de un modo rebajado, con sólo una etapa exigente (La Seu d´Urgell) y apenas 3,7 km de crono. Un recorrido global muy pobre, sin un sólo puerto de 1ª categoría. En 2009 mejoró algo la situación, ya que ademas de una buena etapa de media montaña por la zona del Berguedá había una jornada de alta montaña con final en La Botella, pero la 2ª mitad de carrera volvió a ser muy floja, con 3 etapas finales llanas. El recorrido de 2010 era muy similar al de 2008 (incluso repetía etapa reina), pero con la ventaja de tener más días donde poder ver lucha entre los favoritos. Lo malo es que las jornadas finales eran de nuevo muy blandas, impidiendo que hubiera cambios en la general. Y la cantidad de CRI era ridícula (3,6 km).

En 2011 no solo no se mejoró … sino que se tocó fondo, con un recorrido incomprensible y a la postre aburridísimo: una sola etapa (2 siendo muy generosos) donde ver lucha por la general. Y no era algo “obligado”, ya que manteniendo salidas y llegadas podía haber sido mucho mas selectivo. Pero después de tocar fondo a nivel de recorrido en 2011, el pasado año llegó la “resurrección”, con un trazado muy interesante: buena media montaña, alicientes en todas las jornadas y una gran jornada reina con final en el inédito Port Ainé, con casi la única pega de la falta de crono individual. Desgraciadamente, esta etapa reina tuvo que suspenderse por el mal tiempo, dejando coja la carrera, pero en cualquier las demás jornadas fueron muy entretenidas.

Una muy buena noticia fue que se recuperó la retransmisión en directo de la prueba, a través de Teledeporte y canales autonómicos, algo que se echaba mucho de menos en anteriores ediciones. Este año también se podrá ver la carrera en directo, a partir de las 15.30 h. Por otro lado, aclarar que más allá de las críticas a los recorridos de algunas ediciones, queremos agradecer el enorme y desinteresado esfuerzo que han hecho los organizadores por mantener viva la carrera, máxime en estos tiempos de crisis económica y grandes dificultades para sacar adelante las pruebas ciclistas.

– – – – –

Recorrido Volta 2013

ListadoEtapas_Volta2013

El recorrido de la Volta 2013 sigue con la línea iniciada el año pasado de incluir una etapa de montaña dura, al programar de nuevo un final en Port Ainé, con los últimos 70 km de etapa idénticos a los programados en 2012. Una jornada que no fue disputada en su integridad debido a las malas condiciones meteorológicas, con una fuerte nevada que obligó a la organización a dejar la meta en Canturri, a media subida del Port de Cantó, y a no computar los tiempos para la clasificación general. Este año, además, se incluye otro final en alto muy duro, con la recuperación de Vallter 2000, una ascensión inédita desde bastante tiempo, e incluyendo la subida previa al túnel de Collabós.

Antes de estas 2 etapas, la Volta habrá comenzado en Calella con una etapa circular de casi 160 km, con un terreno de media montaña en su inicio y la vertiente blanda de Collsacreu a 18 km de meta como último escollo a superar, en un final idéntico al de la pasada edición, cuando ganó Michael Albassini, posterior vencedor de la clasificación general de la carrera. La 2ª etapa tendrá inicio en Girona y final en la localidad de Banyoles, en una etapa destinada en principio a un sprint masivo, con un circuito final cercano al famoso lago de Banyoles.

La etapa reina (4ª), con mucho desgaste y una dura subida final a Port Aine.

La etapa reina (4ª), con mucho desgaste y una dura subida final a Port Aine.

Después de las 2 etapas mencionadas de los Pirineos, que se disputarán en la 3ª y 4ª jornada, el pelotón partirá de Rialp, al pie de la estación de Port Ainé, y tras pasar por localidades como Balaguer o Alfarràs finalizará la 5ª etapa en Lleida, en donde probablemente triunfe un especialista en llegadas masivas. La 6ª etapa tendrá inicio en Almacelles, cerca de la frontera con Aragón, y final en Valls, la capital de la comarca del Alt Camp, en homenaje al ciclista Xavier Tondo, fallecido en 2011 tras un accidente doméstico en Sierra Nevada. Esta etapa será más complicada que la anterior, ya que contará con l’Alt de Lilla, marcado de 2ª categoría, a 14 km de meta.

La etapa final comenzará en El Vendrell, con un recorrido por la costa en su parte inicial, con escasas dificultades orográficas, hasta llegar a la ciudad de Barcelona, donde tras recorrer la avenida Reina Maria Cristina se llevarán a cabo 8 vueltas a un circuito de algo más de 6 km en la montaña de Montjuïc. La línea de meta, que los ciclistas cruzarán en 9 ocasiones, estará situada frente a la fuente mágica, en la base de la ascensión.

La jornada final, con múltiples pasos por la montaña de Montjuic.

En definitiva, un recorrido interesante y bastante variado, con terreno para diferentes tipos de corredores, y con una etapa de alta montaña muy dura para la época del año en la que nos encontramos, Port Ainé, que con sus más de 4500 m de desnivel se podría añadir a la lista de las etapas más duras de la historia (sobre todo en lo relativo a carreras de una semana). Esperemos que este año si se pueda disputar la jornada con normalidad, asi como la exigente llegada previa en Vallter 2000. La media montaña de la carrera, sin ser tan brillante como la del año anterior, también tiene etapas atractivas, con finales que pueden ser movidos como el de la etapa de Valls, con Lilla cerca de meta; o la propia jornada de Barcelona, con los 8 pasos por la montaña de Montjuïc.

De todos modos, el recorrido también tiene algunas sombras que pueden perjudicar bastante el desarrollo de la carrera, destacando por encima de todo la ausencia de contrarreloj, algo que se lleva repitiendo en las 3 últimas ediciones. Y precisamente este año es cuando más falta hacía para poder equilibrar la alta montaña y que los escaladores tuvieran que ser más ofensivos. También se echa de menos que una de las 2 etapas de montaña no tenga el final en bajada, o por lo menos en un puerto menos duro que el anterior, para así dar más posibilidades a movimientos lejanos. Por otro lado, la media montaña, aun teniendo algunas cosas salvables, es claramente inferior a la del año pasado.

La carrera corre el riesgo de quedar sentenciada en Port Ainé a poco que la renta del líder tenga una mínima solvencia, ya que en las etapas posteriores difícilmente se pueden llevar a cabo grandes movimientos de cara a la general, al contrario de lo que sucedía en 2012, donde habían etapas como la de Ascó y Manresa más propicias para ataques entre los favoritos (aunque finalmente llegaron juntos a meta). Y lo cierto es que sin cambiar salidas ni llegadas era factible haber programado etapas más selectivas. En cualquier caso, creemos que se trata de un recorrido duro y atractivo, en el que si hay ganas e intención por parte de los corredores se puede conseguir una gran carrera, o al menos varias etapas entretenidas.

Por otro lado, y tal y como decimos cada año respecto a esta carrera, creemos que las categorías de los puertos están muy infladas, hasta tal punto que no se ajustan en absoluto a la realidad y pueden crear confusión entre los espectadores. Además, en ocasiones las cifras dadas por la organización sobre algunos puertos son completamente falsas. Especialmente destacable es el caso de la subida al túnel de Collabós, en la 3ª etapa, con unas cifras oficiales de 4,5 km al 9% … cuando en realidad se trata de una subida de apenas 7 km al 5,6%. Asimismo, los perfiles elaborados por la organización siguen siendo muy pobres y poco fiables, por lo que hemos decidido sustituirlos por perfiles de elaboración propia.

También hay que hacer notar que este año la organización de la Volta ha incluído en las etapas un sprint intermedio especial, en homenaje a las 100 ediciones del Tour de Francia. Un bonito detalle hacia la carrera francesa.

Análisis etapa por etapa


1ª ETAPA (Lunes 18): CALELLA – CALELLA (159,3 km). Track / Perfil oficial / Mapa y rutómetro

Etapa1-Volta2013

Puertos:

  • Collsacreu, 3ª (km 15,9): 370 m – 3,2 km – 6%
  • Alt del Montseny, 1ª (km 42,8): 675 m – 6 km – 5,6%
  • Collsacreu, 3ª (km 64,7): 370 m – 9,3 km – 3%
  • Alt de Montsoriu, 3ª (km 117,5): 250 m – 1,9 km – 6%
  • Collsacreu, 3ª (km 141,4): 370 m – 9,3 km – 3%

Tal como ocurrió en la edición anterior de la Volta, la primera etapa de la carrera tiene inicio y final en la localidad de Calella, aunque el trazado es sensiblemente distinto y con mayor kilometraje (aún siendo corto).

La carrera se lanzará en las afueras del pueblo de Calella, dirigiéndose hacia la 1ª dificultad de la jornada, Collsacreu S (sólo los 3,2 km finales), el cual se subirá en 3 ocasiones durante la etapa, siendo esta la única por la vertiente sur, la más dura. Son algo más de 3 km de ascensión muy regulares al 5,5-6%, que a buen seguro ayudarán a formar la fuga. La subida se corona a casi 150 km de meta, dando paso a un corto descenso y a un falso llano favorable que llevará a los corredores a las afueras de la localidad de Sant Celoni, por la que circularán más tarde.

A continuación los ciclistas se dirigirán hacia al Collformic, puerto ascendido en la etapa del año anterior, pero al poco de comenzar la subida, a la altura del pueblo de Montseny, se desviarán hacia el núcleo urbano de La Costa de Montseny, coronando la ascensión poco antes del mismo. La subida, marcada de 1ª de un modo exagerado, consta de 6 km a algo menos del 6% (aunque viene precedida de varios km de falso llano ascendente), con lo más duro en la parte final -> perfil del puerto. Tras coronar, bajada de unos 8 km, que progresivamente se va convirtiendo en falso llano, hasta llegar a Sant Celoni. A partir de ahí la carretera vuelve a picar hacia arriba en dirección a un nuevo paso por Collsacreu, en este caso por la vertiente N. La organización ha marcado el inicio del puerto a la salida de Sant Celoni, pero lo cierto es que la verdadera ascensión son sólo los últimos 2 km, con algo más del 5% de media.

La subida a Collsacreu N se hará en 2 ocasiones, la última a 18 km de meta.

La subida a Collsacreu N se hará 2 veces, la última a 18 km de meta.

Coronado el puerto, a 95 km de meta, bajada por la vertiente Sur (subida al inicio de la etapa), para volver a circular por Calella, donde estará situado el 2º sprint intermedio de la jornada. A partir de ahí, quedarán algo más de 30 km llanos hasta la siguiente ascensión, pasando por Tordera, donde se llevará a cabo el sprint de las 100 ediciones del Tour. Se trata de la subida a l’Alt de Montsoriu, de 3ª categoría con 2 km al 6% de media.

Tras la pancarta del puerto, situada a 42 de meta, corto y tendido descenso hasta alcanzar la localidad de Breda. Tras esta localidad, quedarán otros 2 km de descenso antes de un nuevo tramo llano que les llevará hasta Sant Celoni, donde empezará la última subida del día, que de nuevo será Collsacreu por la vertiente Norte. Desde la cima del mismo restarán 18 km a meta: los 3-4 primeros de bajada, los 8 siguientes de falso llano favorable y los 5-6 km finales llanos, hasta alcanzar la meta de Calella.

La parte final de la etapa, con Collsacreu y el posterior descenso y llano hasta meta. Click para ver el mapa.

Una jornada donde pueden triunfar tanto los sprinters capaces de superar la cota final sin dificultades, como una escapada; que es lo que ocurrió en la etapa de 2012, cuando ganó Michael Albassini, a la postre también vencedor de la carrera, si bien el recorrido previo era algo más duro, incluyendo Viladrau y Collformic.

De todas formas, a pesar de ser una buena etapa para ser el inicio de la carrera, creemos que habría sido mejor aprovechar la circunstancia de que tanto la salida como la llegada son en Calella para hacer una contrarreloj individual, disciplina de la cual carece esta Volta a Catalunya 2013. De esta forma se concedería una oportunidad a los especialistas contra el crono, además de potenciar la batalla en la montaña, al alejar a los escaladores puros de los rodadores.

– – – – –

2ª ETAPA (Martes 19): GIRONA – BANYOLES (160,7 km). Track / Perfil oficial / Mapa y rutómetro

Puertos:

  • Alt de Santa Seclina, n.p. (km 22): 249 m – 1,8 km – 5%
  • Alt de Tossa de Mar, n.p. (km 36,2): 101 m – 1,7 km – 5,2%
  • Mirador de Sant Feliu, 3ª (km 48): 260 m – 5,6 km – 3,8%

Segunda etapa de la Volta a Catalunya, con un recorrido básicamente llano entre las localidades de Girona y Banyoles e incluyendo tan solo algunas pequeñas cotas en el inicio del recorrido.

Tras comenzar la etapa en Girona, inicialmente se tomará dirección sur, hasta llegar a la costa, justo en la localidad de Tossa de Mar. En esta 1ª parte de la etapa se circulará por una zona llena de repechos y cotas, de los cuales la organización tan solo ha puntuado la irregular subida al mirador de Sant Feliu, con unas cifras oficiales de 5,6 km a casi el 4 %. Coronada esta cota, el pelotón llegará a Sant Feliu de Guíxols, población del litoral de la comarca del Baix Empordà. A partir de ahí se circulará durante algo más de 10 km pegados a la costa, atravesando las localidades de Platja d’Aro y Palamós.

Al salir de Palamós el pelotón tomará la C-66, carretera muy ancha y en perfectas condiciones, por la cual circularán ininterrumpidamente durante más de 50 km hasta llegar a Banyoles, el municipio de meta. Tras un primer paso se darán 4 vueltas a un circuito de 9,2 km alrededor del conocido lago de Banyoles. El circuito no tiene grandes dificultades, si bien es cierto que a 1,5 km de meta hay un pequeño repecho de unos 700 m al 4% que finaliza a 800 m de la llegada, pero al ser tan corto y de poca pendiente no debería suponer grandes problemas.

El circuito final de 9,2 km en torno a Banyoles. Click para ver el mapa.

En definitiva, una etapa a priori muy sencilla y sin apenas dificultades orográficas, por lo que los sprinters tienen una oportunidad muy clara de conseguir la victoria, sin tanta opción a sorpresa como en la jornada anterior. Las 2 últimas llegadas a Banyoles, en 2010 y 2011 y también con este circuito final, se decidieron mediante un sprint masivo, obteniendo la victoria Mark Cavendish y Alessandro Petacchi respectivamente.

– – – – –

3ª ETAPA (Miércoles 20): VIDRERES – VALLTER 2000 (Setcases) (180,1 km). Track / Perfil oficial / Mapa y rutómetro

*La pendiente antes y después de Collabós no es correcta, al atravesar un túnel.

Puertos:

  • Alt de Sant Hilari, 1ª (km 65): 805 m – 10 km – 4,5%
  • Alt de Sant Feliu de Pallerols, n.p. (km 108): 460 m – 7,3 km – 3,7%
  • Túnel de Collabós, 1ª (km 156): 800 m – 7 km – 5,6%* (los datos oficiales, 4,5 km al 9%, son erróneos)
  • Vallter 2000, Especial (km 180,1): 2.200 m – 12 km – 7,2%*

A priori, la primera etapa realmente importante para la clasificación general de la carrera, con final en alto en la dura subida a la estación de esquí de Vallter 2000, en la comarca del Ripollès.

El banderazo de salida se dará en las afueras de Vidreres, con la carrera dirigiéndose hacia Llagostera, por donde también transita el inicio de la etapa anterior. Una vez en esa población se tomará la autovía C-35 hasta llegar nuevamente a Vidreres, en el km 30, completando un extraño bucle inicial. A partir de ahí la ruta se dirigirá hacia Santa Coloma de Farners, para después de esta localidad ir convirtiéndose en un falso llano ascendente en busca de la subida a Sant Hilari Sacalm -> perfil cada 500 m, una ascensión en general tendida, sin apenas superar el 7%, pero de una distancia considerable, lo que ayudará a aportar desgaste a la etapa, además de ser un buen punto para que se consolide la fuga del día.

La vertiente este de Sant Hilari Sacalm.

Después de coronar, bajada muy tendida (siendo su inicio prácticamente llano) hasta llegar a Anglès, donde los corredores disputarán el sprint 100 ediciones del Tour. Poco después de esta localidad se afrontará la suave ascensión a Sant Feliu de Pallerols, no puntuada pero que podría haber sido un 3ª. Tras esta subida y un pequeño repecho, los ciclistas llegarán a Sant Esteve d’en Bas, donde se disputará el último sprint intermedio, dando paso a un tramo de falso llano hasta llegar a pie de la siguiente ascensión, el Túnel de Collabós. Se trata de un puerto no muy largo y sin grandes pendientes (pese a que en las cifras oficiales le dan un 9 %), aunque debido a la proximidad de la subida final puede que provoque una selección en el pelotón.

La subida hasta el túnel de Collabós, con 7 km finales al 5,6 %. Click par ver el mapa

Poco después de superar el túnel y sin descenso alguno, los corredores llegarán a Camprodon, ya metidos de lleno en el falso llano de aproximación a la subida a Vallter 2000 -> perfil desde Camprodon, que comienza realmente en Setcases. La subida a esta estación de esquí consta de algo más de 12 km al 7,2 % de media (el dato oficial, 7,8%, resulta exagerado), siendo lo más duro el tramo central, con 4,5 km a casi el 9 % antes de un descansillo -> perfil cada 500 m. Pasado el descansillo, de poco más de un km al 4-5%, la parte final vuelve a endurecerse, con 3 km superando el 7% de media hasta alcanzar la cima, situada a más de 2140 m de altitud.

La dura subida a Vallter 2000, inédita desde hace bastante años. Perfil de APM, click para ver descripción detallada.

En resumidas cuentas, se trata de un puerto exigente, con tramos sostenidos bastante duros y que debería romper la carrera a poco que haya una actitud combativa y ambiciosa entre los favoritos. Además, la etapa incorpora algo de desgaste anterior, lo que podría acusarse en la subida final, sobre todo si el ritmo durante el falso llano previo a Setcases fuera elevado.

La última vez que la Volta terminó aquí una etapa fue en 1992, con victoria para Tony Rominger por delante del malogrado Antonio Martin y de Miguel Indurain, ambos a 5 segundos. Precisamente “Miguelón” fue el gran beneficiado de la jornada, arrebatándole el liderato a Alex Zulle, el cual se hundió durante la subida perdiendo más de 4 minutos. Al día siguiente Indurain certificaría su 3ª victoria en la general de la Volta, tras las de 1988 y 1991.

Volviendo a la etapa de este año, creemos que el recorrido previo es algo decepcionante, ya que la subida al túnel de Collabós es la más sencilla y menos rompedora de la zona. Y lo más sorprendente es que justo al lado queda la subida al Coll de Capsacosta, que sin ser un gran puerto sí tiene una carretera más secundaria y mejores vistas que un simple túnel, además de formar un mejor encadenado con la ascensión final. También quedaba muy cerca el Coll de Santigosa por Coubet, una subida paralela más exigente.

Y había opciones aún mejores, como la carretera que pasa por el Coll de la Boixeda, que con un constante sube y baja y algunos tramos muy duros, especialmente el Coll de Bucs, proporcionaría muy buen terreno para movimientos estratégicos, aunque teniendo en cuenta la etapa del día siguiente y la falta de una contrarreloj quizás sería un poco excesivo.

Alternativa con Camporiol, Bucs y Boixeda justo antes de la subida final.

En cualquier caso, la recuperación de Vallter 2000 supone una gran noticia, ya que aparte de la propia subida toda la zona cercana a Camprodon ofrece estupendas posibilidades para el ciclismo, pudiendo realizarse grandes etapas de montaña tanto en la Volta a Catalunya como en la Vuelta a España.

– – – –

4ª ETAPA (Jueves 21): LLANARS (Vall de Camprodon) – PORT AINÉ (Rialp) (217,7 km). Track / Perfil oficial / Mapa y rutómetro

final a Port Aine.

Puertos:

  • Coll de Merolla, 3ª (km 40,9): 1.127 m – 3,3 km – 4,5%
  • Alt de Pedraforca/Maçaners, 1ª (km 70,6): 1.310 m – 10,6 km – 5,6%
  • Coll de la Trapa, n.p. (km 78,5): 1.385 m – 3 km – 6,4%
  • Alt de la Josa del Cadí, 2ª (km 86,3): 1.620 m – 2,3 km – 5,5%
  • Coll de Banyeres, n.p. (km 124,1): 1.480 m – 17,3 km – 2,6%
  • Port de Cantó, Especial (km 172,3): 1.730 m – 24,6 km – 4,8%
  • Port Ainé, Especial (km 217,7): 1.947 m – 18,9 km – 6,5%

El jueves llega la etapa reina de la carrera, con alrededor de 4600 m de desnivel acumulado en casi 220 km. Los 70 km finales son calcados a los de la etapa programada en la edición anterior, que finalmente se tuvieron que anular debido a una gran nevada, dejando la meta en Canturri.

Este año la 1ª parte de la etapa es distinta. El pelotón arrancará en Camprodon, donde tendrá unos km iniciales con tendencia favorable hasta llegar a Ripoll, en el km 21. A partir de ahí la carretera comenzará a ascender en busca del Coll de Merolla, primero de un modo muy suave y superado Campdevànol con mayor pendiente, pero en cualquier caso sin rampas duras. Después de Gombrèn hay algunas zonas más exigentes, al 5-6%, siendo el tramo que la organización ha marcado como puerto, aunque podría haberse contado desde pasado Campdevànol: unos 12 km a casi el 3 % de media. Coronado Merolla, descenso irregular pero sin grandes pendientes hasta llegar a la Pobla de Lillet, donde la bajada se transformará en un falso llano favorable hasta Guardiola de Berguedà.

Pasada esta localidad, en el km 60 de etapa, comenzará la subida a l’Alt de Pedraforca, llamado así por la organización debido a su proximidad con la famosa montaña catalana, aunque sería más correcto llamarlo Alt de Maçaners, que es la localidad que se encuentra al coronar la subida. Es un puerto bastante regular al 5-6 %, sin descansillos pero tampoco grandes rampas, por lo que a priori su papel será “sólo” de desgaste. Últimamente este puerto, junto a su continuación Trapa-Josa, se ha convertido en un clásico de la carrera, pasándose sin ir más lejos en las etapas de 2008 y 2010 con final en la Seu d’Urgell.

El encadenado de Maçaners, Trapa y Josa, todo un clásico en las últimas ediciones de la Volta.

Una vez superada la pancarta del puerto, 2 km de llaneo hasta Maçaners y tras un breve descenso comenzará la subida al Coll de la Trapa, con 3 km al 6-7 % de media, a la que sucederá la ascensión el Coll de Josa -> perfil detallado. Esta última es una subida muy irregular (se podría considerar como un único puerto junto a la Trapa, e incluso junto a Pedraforca/Maçaners), con lo más exigente en los 3 km finales, rondando el 7 % de media y con puntas del 11 %. Tras coronar Josa hay un descenso de 14 kilómetros hasta el Río Lavansa, en las cercanías de Tuixent, donde arrancará la subida al irregular Coll de Banyeres, que si bien carece de grandes rampas y no ha sido marcado como puerto tiene varios km al 5-6%, por lo que dará continuidad al sube y baja constante de la etapa, siendo un terreno muy difícil de controlar.

La irregular subida al Coll de Banyeres

Terminada la subida arrancará un complicado y peligroso descenso de 16 km hasta la Seu d’ Urgell, muy revirado y donde se han producido caídas en años anteriores. Al dejar atrás la Seu d´Urgell los corredores dispondrán de 8 km de terreno llano hasta llegar a Adrall. Pero tras esta pequeña tregua y justo en esa localidad comenzará la dura e irregular subida al Port de Cantó. Los primeros 6 km son los más exigentes, con una media del 8% e incluyendo rampas sostenidas de 2 dígitos. Éste podría ser un buen sitio para romper la carrera si hay batalla, o al menos seleccionar el grupo, dejándolo en pocas unidades de cara a lo que resta de etapa. Los siguientes 9 km son muy suaves, incluso con tramos llanos, pero tras una corta bajada la pendiente vuelve a endurecerse, con 3 km al 7% . Pasada esta zona hay otros 3 km casi llanos antes de afrontar el final del puerto, de subida tendida, para un total de casi 1100 m de desnivel.

La larga e irregular subida al Port de Cantó. Click para ver imágenes.

Después de coronar, a 45 km del final de la etapa, larga bajada con varias curvas técnicas en busca de la localidad de Sort, que dejará a los corredores casi al pie de la subida final, con tan sólo 4-5 km llanos hasta Rialp. Apenas un km después de esta localidad está el desvío hacia Port Ainé, una subida que de nuevo tiene lo más duro justo al inicio, con 3 km al 8,4 % que pueden suponer una criba en el grupo de los favoritos. Tras este exigente inicio la pendiente suaviza en los siguientes km, en torno al 5-7 %, hasta llegar a la cota 1650 m, donde tras un pequeño descenso los corredores tendrán que afrontar el irregular tramo final, con km enteros al 8-9 % pero también varios descansillos, que terminará de resolver la etapa. En total, 19 km al 6,3 % de media y 1200 m de desnivel, siendo una de las ascensiones más duras que se han hecho en la historia de la Volta.

La exigente subida a Port Ainé, click para ver una descripción detallada.

La exigente subida a Port Ainé, con 19 km y 1200 m de desnivel. Click para ver una descripción detallada.

Como ya hemos comentado, se trata de una etapa de gran fondo muy exigente, sobre teniendo en cuenta las fechas tempranas de la temporada. Mucho desnivel y kilómetros que probablemente decidan la clasificación general. No obstante, ni la ascensión final ni el resto de puertos son subidas rompedoras por si solas, por lo que el espectáculo dependerá mucho de la actitud de los corredores, pudiendo haber grandes diferencias e incluso hundimientos en la parte final si el ritmo es elevado … pero resultar algo decepcionante si los favoritos dejan toda la batalla para los últimos km.

El último tercio de la etapa, con las ascensiones al Port de Canto y Port Ainé.

El último tercio de la etapa, con las ascensiones al Port de Canto y Port Ainé.

Sobre posibles alternativas, a pesar de que consideramos que es una gran etapa, en la que además los organizadores han mostrado valentía, quizás hubiera sido más acertado que, ya que la etapa anterior acaba en una subida dura como Vallter 2000, ésta terminase tras una bajada, por ejemplo en Sort tras añadir Enviny después del Cantó, sustituyendo además “Pedraforca” por el incomprensiblemente inédito Coll de Pradell, todo un coloso con magníficas posibilidades, de tal modo que la dureza fuera similar pero quedando una etapa más propicia para los movimientos lejanos.

Esperemos que en los próximos años también la Vuelta a España visite esta zona, por ejemplo utilizando el encadenado Canto + Aine pero con Enviny entremedias para eliminar el llano. En cualquier caso, no deja de resultar sorprendente que a día de hoy la mayoría de grandes ascensiones catalanas, como Port Ainé, Vallter 2000, Pradell, Collfred, Mont Caró, Turó de l´Home, Coll de Pal, etc sigan inéditas en la Vuelta a España … aunque siendo justos tampoco es que sean muy utilizadas en la propia Volta.

– – – – –

5ª ETAPA (Viernes 22): RIALP – LLEIDA (156,5 km). Track / Perfil oficial / Mapa y rutómetro

Etapa5_Volta2013

Puertos:

  • Port d’Àger, 2ª (km 78,6): 915 m – 9,6 km – 5%

Tras el exigente dúo de etapas pirenaicas, llega una jornada en principio más tranquila camino de la ciudad de Lleida, con tan sólo una ascensión reseñable, el Port d´Ager, y muy lejos de meta.

La etapa partirá de Rialp, justo al pie de la subida a Port Ainé, por lo que el traslado será mínimo. Los primeros 65 km son muy llanos, incluso con una ligera tendencia favorable, pasando por varias zonas de túneles, pero tras tomar un desvío hacia el oeste y dejar atrás el pantano de Camarasa empezará la ascensión al Port d’ Àger, de 2ª categoría. La organización sólo ha marcado como puerto los 9,6 km finales, si bien antes ya hay algunos repechos destacables. En cualquier caso, ese tramo es el que tiene mayor continuidad, con 4 km iniciales al 4% y tras 2 km falso llano otros 4 km al 6-7%.

La vertiente norte del Col d´Ager. Perfil de Rogercoll, click para ampliar y ver galería fotográfica.

Una vez coronado el puerto, se sucede un primer tramo de bajada hasta Vilamajor y luego algo más de 20 kilómetros con tendencia descendente aunque incluyendo varios repechos hasta llegar a Balaguer -> perfil completo del descenso. En esa localidad, donde estará situado el sprint de las 100 ediciones del Tour, se girará hacia la derecha buscando la población de Alfarràs, a la que se llegará cuando queden 26,5 km para la meta. Todo lo que resta es un terreno muy sencillo, por largas rectas y sin dificultades orográficas. De hecho, la mayor dificultad estará en las 8 rotondas que hay en los últimos 5 km, la última de ellas a 900 m de meta, y un giro a la derecha de 90º a falta de sólo 130 m para la llegada, distancia a la que normalmente el sprint ya está lanzado.

A priori, una etapa de transición para los favoritos a la general y donde los sprinters deben volver a brillar. Eso sí, deberán ser muy cuidadosos con la colocación debido a la peligrosidad de los km finales. La presencia de una curva de 90º tan cerca de meta puede provocar que algún lanzador tome unos m de ventaja, e incluso gane la etapa si el siguiente corredor no le coge bien la rueda. Aún así, a pesar de la incertidumbre que pueda provocar, creemos que poner un final de este tipo es demasiado peligroso, sobre todo cuando lo más probable es que el pelotón llegue compacto a las calles de Lleida.

En cuanto a opciones alternativas para el recorrido previo, cabía la posibilidad de haber incluído Montllobar más el duro Coll d´Ares antes del paso por Ager, yendo después de Balaguer a Lleida por el camino más directo para reducir la distancia de los puertos a meta. De todos modos, seguiría habiendo un largo llano final (30 km), quedando a priori como una etapa para escapadas consentidas … aunque tampoco podrían descartarse las sorpresas si se cortara algún favorito o se filtraran corredores peligrosos en la fuga.

Alternativa añadiendo los puertos de Montllobar y Ares antes de Ager.

.

– – – – –

6ª ETAPA (Sábado 23): ALMACELLES – VALLS (178,7 km). Track / Perfil oficial / Mapa y rutómetro

Etapa6_Volta2013

Puertos:

  • Alt de Prades, 1ª (km 112,3): 1.000 m – 11 km – 4%
  • Alt de Lilla. 2ª (km 164,2): 580 m – 6,1 km – 4,8%

Tras la jornada de Lleida, que en teoría debe ser para los sprinters aunque nunca se puede descartar al 100% una escapada, vuelve la media montaña en esta etapa con final en Valls, en la que se rendirá un merecido homenaje a Xavi Tondo, tristemente fallecido hace casi 2 años en Sierra Nevada cuando se disponía a salir a entrenar.

La 1ª parte de la etapa, con inicio en Almacelles, al oeste de Lleida, transcurrirá por terreno llano y con largas rectas, pasando por localidades como Alcarràs, nuevamente Lleida, Juneda o Les Borges blanques, capital de la comarca de Les Garrigues. Pasado este municipio se comenzará a ganar altitud hasta poco antes de Vinaixa, donde habrá un pequeño descenso hasta esa misma población. A continuación se llevará a cabo otra corta y tendida subida que coronará cerca de Tarrés, dando paso a una bajada muy suave hasta llegar a L’Espluga de Francolí. Ahí empezará la subida más exigente de la jornada, Alt de Prades (junto al pico Tossal de la Baltasana): una ascensión tendida pero bastante larga, con unos datos oficiales de 11 km al 4% si bien la subida empieza algo antes.

La tendida subida a Prades/Tossal de la Baltasana

Tras una zona de falsos llanos se iniciará la 1ª parte de la bajada (hasta el km 9), no muy técnica excepto un pequeño tramo antes de llegar a Capafonts. Pasada esta localidad habrá dos pequeños repechos hasta llegar a Mont-Ral, donde arrancará la 2ª mitad del descenso, que sin ser muy complicado sí que encierra alguna zona algo más técnica, con varias curvas de herradura.

La bajada terminará en Alcover, a 35 km de meta, con un tramo llano de 16 km hasta el inicio del último puerto del día, Alt de Lilla, con 6,1 km al 4,8 % según las cifras oficiales y que coronará a sólo 14,5 km de la llegada. A pesar de no tener grandes pendientes ni mucha longitud (de hecho, creemos que sería más realista catalogarlo de 3ª), al estar tan cerca de meta es probable que provoque numerosos movimientos en el pelotón y en la escapada del día si aún no hubiera sido atrapada.

La vertiente N de Lilla. Click para ver imágenes

Al término del descenso quedarán alrededor de 6 km para el final de la etapa, los 3,5 primeros con tendencia favorable y circulando por una recta muy larga y los 2,5 últimos llanos, hasta alcanzar la línea de meta en Valls, la cual estará situada frente al pabellón en memoria de Xavi Tondo.

La parte final de la etapa, con la cota de Lilla a 14 km de meta. Click para ver el mapa.

Una etapa con un final interesante, sin puertos de grandes rampas pero con la última ascensión muy cerca de meta. Lo más probable es que la victoria se la jueguen un grupo de escapados o se decida mediante un sprint reducido, con posibilidades también para que triunfe un ataque de corredores que salten del pelotón en la última cota. En cualquier caso, se antoja difícil ver batalla entre los favoritos debido a la poca dureza de los puertos, pero tampoco se pueden despistar.

De todos modos, creemos que la zona está algo desaprovechada, sobre todo el terreno anterior a l’Alt de Lilla. Una alternativa mucho más interesante y propicia para ver movimientos lejanos habría sido un doble paso por Lilla, intercalando entremedias la subida a Mont-Ral (por la vertiente que se baja en la etapa original), que cuenta con algunas rampas de cierta exigencia para un total de 11 km al 5,5 % de media.

Alternativa a partir de Juneda, con Vilanova de Prades, doble paso por Lilla y entremedias Mont-Ral. La distancia total sería de 208 km

.

– – – – –

7ª ETAPA (Domingo 24): EL VENDRELL – BARCELONA (Montjuïc) (122,2 km). Tracks del circuito / Perfil oficial / Mapa y rutómetro

Etapa7_Volta2013

Puertos:

  • Alt de la Maladona, 3ª (km 35,7): 90 m – 3,2 km – 3%
  • Alt de Montjuïc -8 pasos-, 3ª (km 75,6 / 81,7 / 87,9 / 94 / 100,2 / 106,2 / 112,4 / 118,5):  165 m – 2 km – 5,7%

La Volta a Catalunya 2013 toca a su fin, y por tercer año consecutivo lo hace con una etapa muy corta con llegada en Barcelona, pero en este casi incluyendo un exigente circuito final de 6,15 km, con la montaña de Montjuïc como protagonista, al que los corredores tendrán que dar 8 vueltas y media.

La etapa comenzará en el Vendrell, capital de la comarca del Baix Penedès. Los primeros 45 km transcurrirán pegados al mar, pasando en el kilómetro 36 de etapa por el modesto Alt de la Maladona. Al llegar a Castelldefels, ciudad que acogerá una etapa en la próxima Vuelta a España, el trazado se despegará ligeramente de la línea de la costa, pasando por Gavà, Viladecans, Sant Boi y El Prat antes de llegar a L’Hospitalet, desde donde se irá a Barcelona, pasando por la Zona Franca. Desde ahí la carrera se dirigirá a la Plaza España para encarar la Av. Reina Maria Cristina. Al final de la misma, giro a la izquierda y primer paso por la línea de meta, tras el cual se iniciará la 1ª de las ocho subidas a Montjuïc.

El perfil del circuito final, con el alto de Montjuic y el repecho del Estadio Olímpico.

La subida a Montjuic se realizará por la vertiente N, coincidiendo en la 1ª parte con el tramo inicial de subida que se hizo en la Vuelta a España 2012, en el que atacó Contador, aunque luego se seguirá por otra ruta más blanda que la de la Vuelta, para un total de 2 km al 5,7 % según cifras oficiales. En cualquier caso, atención a las duras rampas, con puntas que se acercan al 10 % y pueden romper el grupo si algún corredor importante va con intención. Tras coronar arrancará la bajada, que se verá interrumpida por un repecho al 6% a la altura del Estadio Olímpico Lluís Companys. Al finalizar el descenso se pasará por meta y arrancará la siguiente subida a Montjuïc, sin apenas terreno llano.

Un circuito interesante, para una etapa que puede ser muy entretenida si la general está apretada y los corredores tienen ganas de batalla, pudiendo haber múltiples ataques a lo largo de las 8 ascensiones a Montjuïc. Y aunque la general ya estuviera decidida, la propia lucha por la etapa podría dar como resultado un bonito espectáculo. Además, los circuitos de estas características son muy acertados de cara a atraer al público, ya que pueden ver a los corredores en varias ocasiones.

Cabe señalar que una de las vueltas al circuito será ligeramente distinta. Concretamente la 5ª, ya que en vez de circular por la derecha del estadio se pasará por la izquierda del mismo, para así pasar por el mismo sitio donde se hizo la llegada de la 6ª etapa del Tour de Francia 2009 -> perfil últimos km / clasificación, con victoria para Thor Hushovd, disputando ahí el sprint homenaje a las 100 ediciones de la carrera francesa. También la Volta 2010 terminó una etapa en los alrededores del estadio, aunque con un circuito muy blando, resolviéndose de nuevo al sprint y con triunfo para Samuel Dumoulin.

Barcelona es una ciudad con gran tradición en el ciclismo profesional, ya no sólo en la Volta a Catalunya, no habiendo faltado en las últimas 20 ediciones, sino también en la Vuelta a España, con 55 finales, si bien es cierto que hasta la mencionada etapa de 2012 estuvo 13 años fuera de la carrera, quizás motivado por la polémica etapa de 1999, cuando se produjo un plante de corredores aduciendo una peligrosidad excesiva en el circuito de Montjuic … pese a que los organizadores ya habían eliminado el tramo conflictivo -> circuito original y final.

De todos modos, en el caso concreto de Montjuic su gran fama no viene por los finales de etapa de estas pruebas, sino por la desaparecida Escalada a Montjuic, una carrera con un palmarés impresionante y que se celebró por última vez en 2007. Esta prueba, que solía cerrar la temporada ciclista, constaba de 2 sectores: una etapa en línea con 5 vueltas a un duro circuito que incluía la subida al Castell de Montjuic, para un total de casi 25 km; y una crono individual con 2 vueltas a ese mismo trazado -> perfil y mapa.

En ese sentido, aunque el circuito original es interesante, resulta un poco decepcionante que se haya dejado de lado la subida al Castillo, que no sólo es más dura que la subida que se hará finalmente, con 900 m al 10 %, sino que además supondría un bonito homenaje a la desaparecida Escalada. De este modo se conseguiría una etapa a priori muy rompedora, dando más opciones a grandes vuelcos en la general.

Circuito alternativo con la subida al Castillo de Montjuic. *El % del primer repecho es un error, siendo en realidad unos 900 m al 6 %.

Por otro lado, decir que en los alrededores de Barcelona hay un magnífico terreno para realizar etapas de media montaña, con las sierras de Ordal y sobre todo Collserola muy cerca de la ciudad. Este año, al hacer un circuito final con tantos pasos, no encajaba bien añadir mucha dureza previa (habría peligro de cruces), pero de cara a próximas llegadas ójala se empiecen a aprovechar de verdad las posibilidades de la zona. Como ejemplo, la etapa de Barcelona de la entrada “Castillos de Montjuic”, con 6 puertos en los últimos 80 km:

– – – – –

Participación

Al igual que ha sucedido en las últimas ediciones, la lista de participantes de la Volta a Catalunya 2013 es más que notable, con una importante nómina de corredores entre los que estan varios de los mejores vueltómanos de los últimos años, incluyendo de hecho a los vigentes ganadores del Tour de Francia y Giro de Italia, Bradley Wiggins  y Ryder Hesjedal respectivamente, y a 3 de los últimos 4 vencedores de la propia Volta a Catalunya.

A priori, los 2 máximos favoritos son el ídolo local Joaquim Rodríguez (Katusha), ganador ya de esta carrera en 2010; y el murciano Alejandro Valverde (Movistar), vencedor en 2009. “Purito”, vigente ganador del UCI World Ranking y podio de los pasados Giro y Vuelta, viene de ganar una etapa en el Tour de Omán y otra en la Tirreno-Adriático, y además cuenta con un recorrido muy favorable para sus características, con 2 finales en alto y sin contrarreloj individual. Valverde, por su lado, viene de ganar la Vuelta a Andalucía, donde fue el gran dominador al imponerse además en 2 etapas. Y el recorrido también es bueno para él, aunque tal vez la etapa de Port Ainé sea excesivamente dura para sus características.

Otros corredores con opciones para la victoria final son Bradley Wiggins (Sky), gran dominador de las vueltas por etapas en 2012 y que buscará afinar su estado de forma de cara al Giro, y su compañero de equipo Rigoberto Urán, especialista en esta prueba tras haber sido 2º en 2008, 4º en 2011 y 5º el año pasado -con victoria de etapa incluída-; Michele Scarponi (Lampre Merida), ganador en 2011 tras la descalificación de Contador, aunque lleva un inicio de año más flojo que entonces; Jurgen Van den Broeck (Lotto Belisol), 3º en la pasada edición y que viene de hacer podio en la Vuelta a Andalucia; Robert Gesink (Blanco), sin suerte en la París-Niza pero que aquí tiene un buen recorrido para sus características; Chris Horner (Radioshack Leopard), 3º en 2011 y que ha dado muy buena imagen en la reciente Tirreno-Adriático, acabando 6º; Ryder Hesjedal (Garmin Sharp), sin resultados este año pero que al igual que Wiggins tiene el próximo Giro en el punto de mira; Domenico Pozzovivo (Ag2r), gran escalador, como demostró con su victoria en el Giro del Trentino 2012; y el joven Nairo Quintana (Movistar), una de las revelaciones de la pasada temporada y que aquí puede ser el mejor gregario de Valverde … u optar a la victoria si le dejan libertad de movimientos.

También con posibilidades para la general o al menos de brillar en las etapas de montaña: Daniel Martin, ya 2 veces 2º, en 2009 y 2011, y 4º el año pasado, y Tom Danielson, ambos del equipo Garmin Sharp;Igor Anton, muy irregular pero fantástico escalador cuando está en forma, y Mikel Nieve, todo un fondista al que le viene muy bien la etapa de Port Aine, del equipo Euskaltel Euskadi; el joven Thibaut Pinot, una de los ciclistas más prometedores de los últimos años, y Arnold Jeanneson (FDJ);David López, con un gran rendimiento en la pasada París-Niza, y Dario Cataldo, 9º en la última edición y vencedor de la etapa reina en la Vuelta 2012, ambos del potente equipo Sky; Dani Moreno, Simon Spilak y el veterano Denis Menchov, todo un ganador de Giro y Vuelta aunque lejos de sus mejores momentos (Katusha); Steven Kruijswijk (Blanco), que busca volver al nivel que demostró en la temporada 2011; Nicolas Roche (Saxo Tinkoff), 5º en la edición de 2010; Jacob Fugslang (Astana), 6º en 2009 y en la pasada Vuelta a Andalucía; Dani Navarro, 5º en 2008 y reciente ganador de la Vuelta a Murcia, Christophe le Mevel y Luis Angel Maté (Cofidis); José Rujano (Vacansoleil); Robert Kiserlowski, Tiago Machado y Haimar Zubeldia, 6º en el pasado Tour (Radioshack Leopard); Przemyslaw Niemiec (Lampre-Merida), 9º en la Tirreno Adriático; Rinaldo Nocentini, podio en la Strade Bianche y GP Camaiore, y Carlos Betancur (Ag2r); Thomas de Gendt (Vacansoleil) …

En cambio la nómina de sprinters no es tan brillante, echándose de menos a los grandes nombres de esta especialidad, seguramente debido a la gran cercanía de la prueba con la Milán-San Remo. A priori, el velocista más destacado es el joven Andrea Guardini (Astana), reciente ganador de etapa en el Tour de Langkawi, pero no se lo pondrán fácil corredores como Julien Simon (Sojasun), ganador de 2 etapas en la pasada edición; Samuel Dumoulin (Ag2r la Mondiale), vencedor de 2 etapas en 2011; Koldo Fernández (Garmin Sharp), vigente subcampeón de España; Francesco Gavazzi, también de Astana; Gianni Meersman y Andrew Fenn (Omega Pharma-Quick Step); o Allan Davis (Orica GreenEdge).

Anuncios

4 comentarios en “VOLTA A CATALUNYA 2013

  1. Enhorabuena por el analisis de la prueba. Ojala que Walter2000 y pico Aine les veamos pronto en la Vuelta a España, aunque depende del interes de Unipublic y de los dueños de esos altos(ignoro si son parques naturales o estacion de Esqui). Recuerdo en una Semana Catalana (creo que fue 2003) Unipublic fue a inspeccionar el Coll de Pal para ponerlo en La Vuelta, pero no se por qué nunca se llego a poner.

    Un saludo.

  2. Estupendo análisis. Creo que es una gran noticia que se suban Valter 2000 y Port Ainé (ambos son estaciones de esquí). Sí que se echa de menos la contrarreloj, pero meter estos puertos (más Cantó) en una vuelta de una semana se puede considerar una gran noticia. Si la cosa sale bien, puede especializarse como la primera vuelta del año en la que se suban puertos HC. Si esto sale así, no descartemos para el futuro el estreno de Pradell o el retorno de Mont Caro (aunque aquí no haya estación de esquí dispuesta a pagar)

  3. Gracias Jessusr1982 y Cruziacha.

    Efectivamente, Vallter 2000 y Port Ainé son estaciones de esquí, por lo que en principio su inclusión en la Vuelta no debería ser problemática. Eso si, también hay que aclarar que son estaciones modestas, sin el poder económico que pueden tener Baqueira-Beret o las estaciones andorranas.

    Respecto a Pradell y Mont Caro, ojalá se vean en los próximos años, tanto en la Volta como en la Vuelta a España. Especialmente importante sería el estreno de Pradell, ya que es el puerto de paso clave para poder diseñar grandes etapas pirenaicas.

    Sobre el recorrido de este año, totalmente de acuerdo en que se echaba de menos una crono. Si se hubiera incluido (por ejemplo de unos 20 km y colocada el primer día), difícilmente se hubieran visto actitudes tan poco combativas en la subida a Vallter 2000.

    Hemos añadido a la entrada un perfil del circuito de Montjuic medido sobre mapa, ya que el tracks daba errores en la pendiente.

    Un saludo.

  4. ¿habrá una reordenación regional de los equipos UCI-Pro Tour o se consilodirara la deslocalización actual según los patrocinadores?

    estimación de como sería un pro-tour de 22 liciencias para equipos (8 corredores para las GT y 7 para el resto):

    + Canadá y EEUU
    + EEUU
    + Colombia, Venezuela (y resto de América del Sur y Cáribe)

    + Reino Unido
    + Flandes
    + Valonia y Luxemburgo
    + Paises Bajos
    + Paises Bajos (y centro europa)
    + Francia (Bretaña y Normandia)
    + Francia (Provenza)
    + España (Euskadi y Navarra)
    + España (corredor mediterráneo)
    + Portugal (y Galicia)
    + Italia (Norte)
    + Italia (Centro y Sur de Italia)
    + Balcanes (Eslovenia, Croacia, Serbia,…; y costa adriática de Italia)
    + Suiza, Austria, Chequia y Eslovaquia
    + Alemanía
    + Dinamarca (y Escandinavia)
    + Polonía y Ucranía (y Moldavia)
    + Rusía (y Paises Báticos)

    + Kazajistán (y Japón)
    + Australia y Nueva Zelanda

    Grandes Vueltas: [22 pt + 3 conti] x 8 ciclistas = 200 ciclistas
    Resto de pruebas: [22 pt + 6 conti] x 7 ciclistas = 196 ciclistas

    un proveedor de bicicletas distinto para cada equipo Pro Tour (a fin de mayor variedad), también se podría hacer con cascos, y otros elementos pero con el grupo de transmisión ahora es muy dificil debido al oligopolio campagnolo-shimano (FSA, Rotor son residuales)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s