GIRO DE LOMBARDIA 2017

Este sábado 7 de octubre se disputa la 111ª edición del Giro de Lombardía, también conocida como “la clásica de las hojas muertas” por su situación en el calendario, ya en otoño, y el último de los 5 Monumentos ciclistas de la temporada, disputados ya San RemoFlandesRoubaix y Lieja, teniendo este año un recorrido casi idéntico al de 2015, con salida desde Bérgamo y llegada en Como (a la inversa de 2016), concentrando su dureza en los últimos 75 km, con el encadenado de Madonna del Ghisallo + Muro di Sormano antes del bucle final con Civiglio + San Fermo, este último coronándose a sólo 5 km de meta.

La 1ª edición del Giro de Lombardía tuvo lugar en noviembre de 1905, en base a una idea del periodista Tullo Morgagni, consiguiendo la victoria Giovanni Gervi sobre un trazado de 230 km, con salida y llegada en la ciudad de Milán, capital de la Lombardía. Desde entonces la prueba se ha venido celebrando todos los años con la única excepción de 1943-1944, cuando debido a la II Guerra Mundial no pudo disputarse, siendo la gran clásica que ha sufrido un menor número de interrupciones a lo largo de su historia, De hecho, entre de los 5 Monumentos sólo el “infierno del norte” cuenta con más ediciones, 115.

El palmarés de la prueba está claramente dominado por los ciclistas italianos, con 68 victorias, destacando especialmente “Il Campionissimo” Fausto Coppi con 5 triunfos (1946, 47, 48, 49 y 54), además de otros 3 podios; y Alfredo Binda, con 4 victorias en la década de los 20 y principios de los 30 (1925, 26, 27 y 31). Ya más recientemente sobresale la figura de Damiano Cunego, que con sus 3 victorias (2004, 07 y 08) alcanzó en el palmarés a los también italianos Constante Girardengo, Gaetano Belloni y Gino Bartali, así como al francés Henri Pélissier y al irlandés Sean Kelly.

En cuanto a los ciclistas españoles, hasta hace menos de una década era una de las carreras más adversas del calendario, sin victorias y con únicamente Miguel Poblet (1958-59) y Marino Lejarreta (1998) habiendo pisado el podio final. Sin embargo, esto cambió a partir de la edición de 2006, año desde el cual casi siempre ha habido varios españoles en los primeros puestos, destacando sobre todo Joaquim Rodríguez, con 2 victorias y un tercer puesto; Samuel Sánchez, con 4 podios; y Alejandro Valverde, 2º en varias ediciones, la última 2014.

El año pasado, en una edición con un recorrido durísimo y que al igual que 2015 resultó espectacular, la victoria fue para el colombiano Johan Esteban Chaves, que tras seleccionar la carrera con un ataque al inicio de Selvino, a 35 km de meta, se impuso en el sprint final al italiano Diego Rosa y al también colombiano Rigoberto Urán, mientras que el francés Romain Bardet, tras haberse descolgado en la subida a Bergamo Alta, terminó 4º, completando el top-5 Davide Vilella, a 1’19” de Chaves, y con Alejandro Valverde encabezando el grupo perseguidor, a 1’24”.

Chaves batiendo en el sprint a Rosa y Urán. Foto Tim de Waele / TDWSport.com

Recorridos

El Giro de Lombardía es la gran clásica que ha variado más veces de trazado a lo largo de su historia, ya que al contrario que la mayoría de pruebas de este tipo no se basa en unir dos localidades concretas, sino en recorrer la región de Lombardía, especialmente la zona cercana al Lago di Como y sus diferentes “brazos”. No obstante, pese a los cambios, la carrera suele mantener una serie de características que la convierten en una de las clásicas más exigentes de cuantas se disputan íntegramente sobre asfalto: largo kilometraje y un duro trazado de media montaña, con varios puertos de dificultad media (e incluso alta), a lo que se une en no pocas ocasiones un tiempo lluvioso, complicando aún más la carrera, sobre todo los descensos.

El símbolo más reconocible de la prueba es la Madonna del Ghisallo -> historia, iglesia que hay en la cima del puerto del Ghisallo, proclamada en 1948 como la patrona universal de los ciclistas por el Papa Pío XII y lugar de peregrinación para los aficionados, existiendo un museo del ciclismo junto al santuario. Con menos inclusiones pero más duros destacan el Muro di Sormano, una variante para el tramo final de la Colma di Sormano que se reestrenó en 2012 y que con puntas del 27% está en el “Top 5″ de rampas máximas y de km más duros en carrera, con un km entero a más del 17%; y el Válico de Valcava, con 4 km finales al 10,5% y cercano a los 1000 m de desnivel, que se recuperó en 2011 tras haber sido un clásico a finales de los 80, aunque en esta edición no se subirá.

Teniendo en cuenta las localidades de salida y llegada, la historia de los recorridos del Giro de Lombardía se podría dividir en 3 épocas principales:

-De 1905 a 1960, repitiendo inicio y final en Milán pero con muchos cambios de trazado y kilometraje, variando de 184 km en la edición más corta a 266 km en la más larga (aunque siempre por encima de los 220 a partir de 1945), destacando la inclusión de Madonna del Ghisallo a partir de la década de los 20 y el estreno del Muro di Sormano en 1960, aunque este último sólo duraría hasta 1962, cuando las quejas por su dureza y la ayuda del público a ciertos corredores provocaron su eliminación.

-De 1961 a 1984, con salida en Milán y llegada en Como, manteniendo casi siempre recorridos muy similares (de hecho durante bastante años se repitió exactamente el mismo trazado), con los puertos de San Fedele IntelviSchignano y San Fermo en la parte final de la ruta y kilometrajes totales bastante regulares, entre 253 y 266 km.

La ruta de los 70: Sormano (por ctra normal), Ghisallo, Balisio, Intelvi, Schignano y San Fermo

-De 1985 en adelante, la época mas cambiante en los recorridos de la prueba: Como-Milán de 1985 a 1989; Milán-Monza de 1990 a 1994; Varese-Bérgamo de 1995 a 2001; final también en Bérgamo pero con salidas desde Cantú en 2002 y Como en 2003, 2014 y este año; llegadas en el propio Como pero con inicio desde Mendrisio (2004 a 2006), Varese (2007 a 2009) y Milán (2010) respectivamente; y Milán-Lecco en 2011, manteniendo esa llegada pero con salida desde Bérgamo en 2012 y 2013.

En esta última época los puertos usados y su protagonismo también han variado mucho dependiendo de las ciudades que han sido meta, con Esino Lario, Valcava y Valpiana camino de Milán, aunque a muchos km de la llegada; Madonna del Ghisallo, Brianza y la cota de Lissolo como los puertos finales en la mayoría de llegadas en Monza; el encadenado de Colle GalloSelvinoBerbenno y Colle Aperto en varios de los finales en Bérgamo -> perfil 2003; y Madonna del Ghisallo antes del encadenado de Civiglio + San Fermo en casi todas las llegadas a Como, si bien con Civiglio por una vertiente mucho más dura en 2015.

Perfil de 2007 a 2009, con un final Ghisallo-Civiglio-San Fermo también usado de 2004 a 2006

La excepción de los finales en Como estaría en el recorrido de 2010, cuando se recuperó la Colma di Sormano (por la ctra. normal) justo después del Ghisallo, formando un gran encadenado, para tras el peligroso descenso afrontar una zona llana, aunque revirada, junto al Lago di Como y la clásica subida a San Fermo antes del final. Un trazado interesante, aunque arriesgado por el llano entre Sormano y San Fermo, y que gracias a la actitud de los corredores, con un impresionante Gilbert, y la incesante lluvia, que añadó un toque épico, resultó espectacular -> clasificación / vídeo, con el pelotón roto a muchos km de meta y los corredores llegando prácticamente de uno en uno a Como.

El trazado de 2011 supuso otra “vuelta de tuerca”, con el cambio de meta de Como a Lecco y la sustitución de San Fermo por el muro de Villa Vergano, con rampas máximas de hasta el 15%, como última subida. Asimismo, se recuperó después de muchos años el duro Valico de Valcava, colocándolo como primer puerto, y se cambió el orden de Sormano y Ghisallo. La mayor pega estaba en el llano entre los 2 últimos puertos, de 17 km y por buena carretera, algo que en esta edición sí provocó reagrupamiento y perjudicó los ataques lejanos, sobre todo la escapada de Nibali, decidiéndose la carrera en Villa Vergano, con victoria para Oliver Zaugg tras marcharse en solitario en esta cota.

El recorrido de 2012, muy exigente pero con el problema del llano entre Ghisallo y Vergano

En 2012 se mantuvo la llegada en Lecco, con un trazado parecido pero incluyendo de salida el Colle dei Pasta y recuperando el Muro de Sormano, inédito desde 1962, aumentando además el kilometraje hasta los 251 km, provocando que fuera uno de los recorridos más duros en la historia de la prueba, aunque de nuevo con el problema del llano antes de la última subida. La carrera se resolvió de un modo muy similar, en este caso con triunfo para “Purito” Rodríguez, que repetió victoria en la edición de 2013, con un trazado casi idéntico (variando sólo un tramo de la parte inicial), llegando de nuevo en solitario a Lecco tras atacar en Villa Vergano.

En cambio, el trazado de 2014 fue muy distinto, con salida desde Como y llegada en Bérgamo cambiando casi todo el trazado intermedio, teniendo que superar más cotas pero en general de menor dureza, con el Passo di Ganda como puerto más exigente, aunque a más de 60 km de meta, y la Boccola / Colle Aperto como última subida, con la cima a poco más de 3 km de la llegada. A la hora de la verdad, la prueba resultó decepcionante, sin que la carrera se lanzara de verdad hasta la última cota, donde diversos ataques redujeron el grupo a 9 corredores, con Daniel Martin sorprendiendo a sus rivales justo antes de meta, llegando 2º Valverde.

El recorrido de 2015 supuso el retorno de la prueba a la localidad de Como, cambiando casi toda la ruta de ediciones anteriores (aunque repitiendo algunos puertos) y concentrando la dureza en los últimos 75 km, con los míticos Madonna del Ghisallo y Muro de Sormano antes del encadenado de Civiglio + San Fermo, que no se incluía en la prueba desde 2009, aunque en este caso vez subiendo Civiglio por su vertiente más dura, con 4,2 km al 9,7% de media. Y el resultado fue magnífico, con la edición más entretenida desde 2010, con batalla desde lejos e imponiéndose finalmente Nibali tras escaparse en la bajada de Civiglio.

El durísimo recorrido de 2016, con un gran encadenado y alrededor de 4500 m de desnivel

El trazado del año pasado siguió la ruta inversa al de 2015, saliendo desde Como y con la llegadaa en Bérgamo, al igual que en 2014 … pero con un recorrido intermedio muy distinto, siendo el más duro en la historia de la prueba al tener que superar 8 puertos, 6 de ellos en la 2ª mitad de la ruta, destacando el encadenado de Valcava, que se recuperaba tras 2 ediciones ausente, Berbenno, el inédito S.Antonio Abbandonato, con 6 km al 9,5%, Miragolo S.Salvatore, con 6 km finales a casi el 8%, y Selvino antes del llano previo a la cota de Bérgamo Alta, a sólo 3,5 km de meta, acumulándose en total unos 4500 m de desnivel. Y los corredores estuvieron a la altura, viéndose una carrera espectacular, con batalla desde lejos y el mencionado triunfo de Chaves tras superar a Rosa y Urán en el sprint final.

Recorrido Lombardía 2017

Dificultades montañosas:

  • Colle Gallo (km 55,9):  763 m – 7,4 km – 6 %
  • Colle Brianza (km 115,1): 533 m – 5,8 km – 3.9 %
  • Madonna del Ghisallo (km 183):  754 m – 8,6 km – 5,6 %
  • Colma di Sormano -por el Muro- (km 196,5):  1.124 m – 7 km – 9%
  • Civiglio (km 230,2):   522 m – 4,2 km – 9,7 %
  • San Fermo (km 241,6):   397 m – 2,7 km – 7,2 %

Como decíamos al inicio, el recorrido de este año es casi idéntico al de 2015, repitiendo las localidad de salida y llegada, Bérgamo y Como respectivamente, así como todos los puertos, subiéndose además por la misma vertiente, destacando los míticos Madonna del Ghisallo y Muro de Sormano antes del encadenado de Civiglio + San Fermo, variando sólo algunos pequeños tramos llanos que hacen que la distancia total sea ligeramente superior a la de hace 2 años, para un kilometraje total de 247 km.

Así pues, la carrera se iniciará en Bérgamo, realizando un largo bucle en torno a la ciudad durante los primeros 80 km, con el Colle Gallo, con 6 km a casi el 7% de media, como única dificultad orográfica. A partir de ahí la ruta se dirigirá hacia el oeste, con paso por San Sosimo, y luego hacia el norte, en busca del Colle Brianza, una de las subidas clave de la Coppa Agostoni, junto a Lissolo, pero que en esta carrera se subirá por una vertiente más blanda, con casi 6 km en torno al 4% de media.

El ascenso al Colle Gallo (los kilometrajes de inicio y final son de 2013)

Tras el descenso de Brianza, superado ya el ecuador de la prueba, habrá unos 20 km llanos antes de que la carretera vuelva a picar hacia arriba en busca de Valbonna y su posterior bajada hasta Onno, en las orillas del Lago di Lecco, donde después de un nuevo tramo llano comenzará la famosa subida a la Madonna del Ghisallo, con un inicio irregular, que no se suele incluir en los datos -> perfil completo, antes de afrontar la zona más exigente del puerto, con casi 4 km al 9% de media y puntas del 14%. Superado ese tramo hay una 3 km de falsos llanos, incluído un suave descenso, antes de encarar la parte final de la subida, donde regresa la dureza con 1,5 km al 9-10%.

Madonna del Ghisallo, irregular pero con tramos muy exigentes

Coronado el Ghisallo, a 64 km de meta, suave descenso (hasta el km 6,5) en busca del Maglio y el inicio de la Colma di Sormano, una subida que tal y como se hará en esta edición se puede dividir en 2 partes muy diferentes: un primer tramo muy regular al 6-7%, por una carretera plagada de “herraduras” aunque en buenas condiciones; y una parte final brutal, donde tras un desvío se afronta el famoso Muro de Sormano, con 1,8 km al 16,3% y puntas del 27% antes de regresar a la vía principal -> galería fotográfica, estando muy arriba en las listas tanto de rampas máximas como de km más duros superados en carrera. Y por su distancia a meta, a unos 50 km, pudiendo resultar clave en el desarrollo de la prueba, provocando una gran selección a poco que el ritmo sea elevado.

La Colma di Sormano por el Muro, con 1,9 km finales al 16%

Y además de la subida, ojo también al peligroso descenso -> perfil, sobre todo en caso de lluvia, por una carrera estrecha y plagada de curvas en su 2ª mitad, que ya en 2010 rompió por completo el grupo de favoritos, incluyendo varias caídas. El final de la bajada, en la localidad de Nesso, dará paso a un tramo de 15 km más o menos llano junto al Lago di Como, si bien no tan sencillo como el previo a Villa Vergano de las ediciones de 2011 a 2013, al contar con un trazado más revirado e incluso pequeños repechos, aunque de todos modos tampoco sería raro que hubiera reagrupamiento.

Será tras el primer paso por la localidad de Como, a 22 km de meta, cuando comience el ascenso a Civiglio, por la misma vertiente de 2015 (utilizada como descenso de 2004 a 2009), con 4,2 km a casi el 10% de media, sin rampas extremas pero tampoco descansillos, manteniéndose casi siempre constante entre el 9 y el 11%, con puntas del 14%. Una subida muy exigente, máxime a estas alturas de la prueba, y donde el grupo de favoritos debería “saltar en pedazos” (si no llega ya roto a su inicio), provocando la selección definitiva de la carrera.

Civiglio, por esta vertiente muy constante al 9-10%

El descenso de Civiglio, con casi 6 km al 7%, también cuenta con varios tramos complicados, atravesando zonas estrechas y reviradas, donde Nibali cimentó su victoria de hace 2 años, en busca de un nuevo paso por Como, donde tras un pequeño llano se afrontará la última cota de la jornada, San Fermo della Battaglia, recuperada al igual que Civiglio en 2015, después de varios años de ausencia, aunque en este caso sí subiendo por la vertiente tradicional, con 2,7 km al 7,2% de media, alcanzando máxima del 10% cerca de la cima. Una vez coronado, a 5,3 km de meta, rápido descenso, por buena carretera y con sólo 2 curvas complicadas, buscando de nuevo la parte baja de Como, con la llegada en la avenida de Lungo Lario Trento después de una recta de 800 m.

Los últimos 10 km, con la subida a San Fermo y el descenso hasta meta

En definitiva, un recorrido exigente y muy atractivo, que como decíamos en 2015 combina lo mejor de las anteriores llegadas a Como, como el encadenado de Civiglio + San Fermo (2004 a 2009) y la subida a la Colma previo paso por Ghisallo (2010), con la recuperación del Muro de Sormano, situado más cerca de meta que en 2012-13, teniendo a priori un papel más protagonista, y el cambio de vertiente en Civiglio, subiendo por una cara más rompedora, todo ello favoreciendo que pueda verse una carrera espectacular a poco que los ciclistas se muestren combativos, como ya sucedió en las ediciones de 2010 y 2015, viéndose muchos km de lucha entre los favoritos.

Plano de la parte final, con el encadenado de Civiglio + San Fermo

– – – – –

Participación

Como es habitual en esta carrera, la lista de participantes es magnifica, contando con gran parte de los mejores vueltómanos y clasicómanos del pelotón (a excepción de los “pedruscómanos”), varios de ellos llegando en plena forma, aunque también hay ausencias importantes, como la del vigente ganador de la prueba, Esteban Chaves, que sufrió una fuerte caída en el Giro de Emilia, y Romain Bardet, 4º en la última edición. En total, serán de la partida 25 equipos, los 18 World Tour y 7 Profesionales Continentales, completando un pelotón de 200 corredores.

Por estado de forma, antecedentes y tipo de recorrido, a priori los dos grandes candidatos a la victoria en esta edición son Vincenzo Nibali (Bahrain), ganador en 2015, con un trazado casi idéntico, además de 5º en 2010, y que llega tras haber sido podio en Vuelta a España, Giro de Emilia y Tre Valli Varesine; y Rigoberto Urán (Cannondale), podio en 3 ediciones, incluído el año pasado, así como en el último Tour, habiendo ganado recientemente la Milán-Turín y acabado 3º en el mencionado Giro de Emilia.

En el siguiente escalón de favoritos estarían Thibaut Pinot (FDJ), podio en 2015 y que viene de ser 2º en Tre Valli Varesine, destacando además este año su 4º puesto en el Giro, con etapa incluida; Fabio Aru (Astana), campeón de Italia, podio Milán-Turín y 5º en Tour y Dauphiné; Adam Yates (Orica), 2º en la Milán-Turín y top-10 en Giro de Italia y Lieja; Wout Poels, podio en Polonia y 6º tanto en Vuelta a España como en Milán-Turín, y Diego Rosa, que si bien no lleva un buen año en las últimas ediciones de esta carrera se ha mostrado fortísimo, siendo 2º en 2016 y 5º en 2015 (Team Sky); Daniel Martin, un especialista en esta carrera, ganador en 2014, 2º en 2011 y 4º en 2013, siendo este año podio en Dauphiné, Niza, Lieja y Flecha Valona, y Julian Alaphilippe, podio en la Milán-San Remo, 5º en la París-Niza y gran animador en el reciente Campeonato del Mundo, ambos del equipo Quick StepNairo Quintana (Movistar), ganador Tirreno-Adriático, 2º en el Giro y que tras un merecido descanso viene de sorprender positivamente en la Milán-Turín, acabando 4º.

Otros corredores con opciones: Warren Barguil, brillante en el Tour, Wilco Kerderman, 4º en Vuelta, y Sam Oomen (Sunweb); Sergio Henao, ganador París-Niza, Gianni Moscon, tan brillante como polémico, Mikel Nieve, top-7 dos ediciones, Mikel Landa y Michal Kwiatkowski (Sky); Rafal Majka, podio 2013, Emanuel Buchman, Patrick Konrad (Bora); el joven Egan Bernal, 9 triunfos este año, y Rodolfo Torres (Androni); Pierre Latour, top-ten Milán-Turín, Alexis Vuillermoz, Alexandre Geniez, Domenizo Pozzovivo, Mathias Frank, Jan Bakelandts (Ag2r); Steven Kruijswijk y Primoz Roglic, 6 triunfos este año y plata Mundial CRI (Lotto Jumbo); Rui Costa, Diego Ulissi, ganador Montreal, y Darwin Atapuma (UAE); Davide Vilella, 5º en 2016 y Tre Valli Varesine, Davide Formolo y Alberto Bettiol (Cannondale); Bauke Mollema y Peter Stetina (Trek Segafredo); Giovanni Visconti, ganador Giro de Emilia, y Franco Pellizotti (Bahrain); el prometedor David Gaudu (FDJ), 5º en la Milán Turín;  Roman Kreuziger, Jack Haig, Michael Albasini (Orica); Nicolas Roche y Ben Hermans (BMC); Pello Bilbao, Jakob Fuglsang y Luis L.Sánchez (Astana); Tim Wellens, Thomas de Gendt, Tony Gallopin y Tiesj Benoot (Lotto Soudal); Philippe Gilbert, doble ganador, Bob Jungels y Gianluca Brambilla (Quick Step); Lilian Calmejane y Romain Sicard (Direct Energie); Jesús Herrada, Winner Anacona y Marc soler (Movistar); Damiano Cunego (Vini Fantini); Nicolas Edet y Luis A.Maté (Cofidis); Omar Fraile, Serge Pauwels y Stephen Cummings (Dimension Data); Daniel Martínez y Cristian Rodríguez (Wilier).

– – – – –

En cuanto a la retransmisión televisiva, la carrera se emitirá en directo a través de La Rai y Eurosport, que conectarán a las 15.00 y 15.30 h respectivamente, estando la llegada prevista a las 17.00 h según el horario intermedio -> enlaces en steephill.tv.

– – – – –

Anuncios

Un comentario en “GIRO DE LOMBARDIA 2017

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s